Parte de crisis: malos datos y peores previsiones

2
Esta semana ha venido cargada de indicadores económicos, algunos de ellos son claramente negativos y otros pueden resultar ser caramelos envenenados. Repasemos.
  • La OCDE ha sacado sus datos de desempleo del mes de noviembre de 2008 y España ya ocupa el puesto de cabeza con una tasa del 13,4%, muy por encima de la que ha soportado el conjunto de los 30 países (un 6,5%), EE.UU (7,2% ya en diciembre) y la zona euro (un 7,8%). Intuyo que esta diferencia se debe a que nuestro desempleo tiene un fuerte componente estructural (rigideces propias de nuestra economía), añadido al coyuntural (la crisis en sí misma). No creo que esto sea nada nuevo. Démonos cuenta de que la peor cifra de paro en Estados Unidos (histórica desde el punto de vista estadístico y dramática desde lo humano) es mejor que cualquier cifra alcanzada en épocas de Aznar. De acuerdo con El País en su análisis del tema (facilitar el empleo, no el despido) pero no es cuestión de ahogar el debate sobre posibles reformas en estos momentos.
  • La agencia Standard & Poors pone nuestra deuda pública en vigilancia negativa, lo que nos deja sin nuestra flamante triple A, mientras que la mantiene para varios de nuestros socios europeos. Curiosamente la otra agencia, Fitch, aún sostiene nuestra calificación. El caso es que Solbes asume el riesgo y reconoce el problema de financiar el déficit -que ya está en el 5% del PIB- con deuda de mala calidad. Personalmente, he de decir que ya hace tiempo que las agencias de rating dejaron de hacerme gracia (Bruselas acaba de expedientar a S&P por cobrar comisiones abusivas a los bancos europeos). Pero la amenaza del sobreendeudamiento público ya se ha convertido en un hecho. Esto va muy rápido. Más sobre el tema en el blog de Jaime.
  • El INE nos cuenta que los impagados de familias y empresas han crecido un 79,2% interanual entre noviembre de 2007 y noviembre de 2008. Los pufos han crecido más en las cajas que en los bancos, y encima su importe medio es mayor en aquellas (más de 4.000 euros) que en estos (por debajo de los 3.000 euros). Y, de acuerdo con el Banco de España, la morosidad de las cajas está en el 3,63% frente a un 2,61% en el caso de los bancos.
  • Los dos caramelos envenenados de la semana han sido los indicadores de precios y el euribor. Este año los inquilinos le subiremos a nuestros caseros el 1,4% que se ha incrementado el IPC, pero no cobraremos atrasos, como apunta Jordi Ros. ¿Será el momento de proponer la vinculación de salarios a la productividad? De momento, aceptamos desinflación como desahogo: la inflación subyacente ronda el 2%, los precios de exportación suben un 1,8% y los de importación crecieron un respetable 5,2% interanual en noviembre de 2008. Todo ello es efecto de la crisis pero también excusa para que Trichet deje los tipos en el 2%, prometa nuevas bajadas y estimule al interbancario para que el euribor siga cediendo. Con todo, no está de más recordar, como apunta Cinco Días, que los alimentos, siguen siendo 5 veces más caros que en el campo. Y que los hipotecados todavía no están notando la bajada de su indicador favorito.
  • Por último, por fin el Ministerio de Vivienda publica una bajada de precios del 3% en la ídem. Ya lo decían Tinsa, Idealista, todas las empresas del sector y yo, como todo el mundo en la Red.

Todas las instancias, incluído el propio Gobierno -que está de una sinceridad subida en los últimos tiempos- admiten que la cosa va a peor. Los EREs continúan, los bancos -como es de sentido común- no prestan ni prestarán como antaño, algunos proyectos públicos no salen adelante bien por falta de pagos o bien por falta, propiamente, de proyectos. No tengo más remedio que rendirme: ¡Obama, we need you!

  1. #2
    21/01/09 13:15

    Hombre, derechos divinos no pero sí tenemos reconocido el constitucional. Otra cosa es que lo garanticemos contratando barrenderos para las autovías (como los norcoreanos), justificando puestos públicos incoherentes con criterios empresariales (y de sentido común) o buscando alternativas a sectores que sólo fueron viables mientras duró la barra libre.

    Detrás del ERE seguro que hay realidades dramáticas. Pero el ejemplo que pones demuestra que las decisiones económicas individuales nos afectan al conjunto. Tenemos que reconocer que, en el fondo, nos encantan los clásicos: indios vs vaqueros, empresarios vs trabajadores, inquilinos vs propietarios buenos vs malos. Todavía no nos hemos dado cuenta de que estamos en el mismo barco.
    Saludos.

  2. #1
    Anonimo
    19/01/09 23:05

    Que graciosos los del Pais. Facilitar el empleo. ¿Y eso lo van a hacer los sindicatos? Con por ejemplo la extorsión en Pirelli de la que han conseguido 55 días de indenmización para los empleados despedidos con el ERE? Está claro, si yo formase parte del ERE me frotaría las manos pero, que ganas va a tener pirelli de volver a contratar? Como es posible que acepte un trato cuando el máximo exigido por ley son 45 dias?

    Aquí nos creemos que tenemos el derecho divino de tener un trabajo. Que pocas empresas extrangeras van a tener ganas de quedarse aquí después de esta.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar