Parte de Crisis: recopilando datos e impresiones

10

En mi entrada anterior, ya lejana, decía que andamos entre el final de la recesión económica y una nueva etapa de normalidad. Es cierto que la crisis que llevamos viviendo desde 2008 ha desbordado a todo el mundo por su intensidad y por la falta de coherencia y agilidad de las instituciones. Por eso, la salida de la recesión se está produciendo a pesar de la política, simplemente porque hay un componente cíclico que parece traer vientos de cambio. También es cierto que de esta etapa negra vamos a salir con lecciones no aprendidas, y veremos cómo se cae caemos en los mismos errores de otros tiempos. Y, en tercer lugar, sabemos que la salida no va a ser precisamente acolchada para lo más importante de la economía moderna: las personas. Muchos, entre los que me incluyo, no hemos conocido la estabilidad laboral y tenemos que permanecer en reciclaje continuo para poder mantener una cartera de clientes / proyectos, en el marco de un entorno más cooperativo pero también más difícil. Con esta nueva normalidad, está claro que el motor del crecimiento no puede ser el gran consumo, dependiente no tanto de la renta salarial como de la confianza y, por tanto de la estabilidad de ingresos. A mi juicio, sólo la inversión y el sector exterior nos pueden llevar al milagro de una economía más potable a medio y largo plazo.

Pues bien, hoy os propongo un ligero repaso de coyuntura y actualidad económica que espero dé para más de una conversación. Como de costumbre, voy por partes.

PIB: empezando a crecer

Venga, va. El dato del cuarto trimestre de 2013 según el INE, con un crecimiento del 0,2% (una décima más que el tercero) apunta maneras. En términos interanuales el PIB ha disminuido sólo un 0,2% y parece que, al menos, hay algo de brisa a favor. La Eurozona en conjunto ha crecido un 0,3% en el cuarto trimestre y economías importantes para nosotros como la alemana o la francesa también se apuntan crecimientos positivos en esa media. Por mucho que digan algunos, no hay política de empleo posible sin crecimiento, como mucho hay paliativos para ir tirando.

Lo que sí debemos coger con pinzas es la desagregación del dato por componentes de la demanda. Parece que el consumo ha crecido, en el cuarto trimestre, un 0,7% interanual como consecuencia de una ¿evolución positiva de la remuneración de los asalariados? Si es verdad que la devolución de la famosa paga extra, como se ha apuntado en algunos medios, ha provocado ese salto del -3,3% al 0,8%, que algún compañero de la Administración venga y me lo confirme. Y, en cualquier caso, no veo la relación de causalidad con el aumento del consumo porque, como decía arriba, es la confianza (expectativas de renta futura) y no la renta salarial actual la que tira del gasto de los hogares.

En cambio, sí me parece destacable la evolución de la inversión: la Formación Bruta de Capital Fijo en bienes de equipo creció un 9,5% en el cuarto trimestre, y un 6% en activos fijos inmateriales. En cuanto a la demanda exterior, su contribución al PIB se ha reducido debido a que las importaciones se han acelerado un 2,1% y las exportaciones sólo han crecido un par de décimas. El sector exterior sigue siendo un motor básico para una economía doméstica en ruinas pero, claro, no tira del PIB con la contundencia de la inversión. En cualquier caso, cuidado con engañarnos: la mayor parte del tirón inversor procede de la compra de activos de transporte. Así que muy bien para un sector que recupera actividad y empleo pero un país no vive sólo de vender camiones y vehículos comerciales.

Por el lado de la oferta, es el sector primario el que mejor se ha comportado en el último trimestre, con un crecimiento del 4,1% interanual. Me consta que hay muchos emprendedores que están apostando por el campo y la industria alimentaria, así que es probable que parte de la actividad y el empleo se recuperen por esta vía, al menos en una primera etapa de recuperación. También registran crecimientos interesantes la industria manufacturera (1,2%), comercio, transporte y hostelería (1,3%) y actividades profesionales (1,9%), todos ellos marcando una clara tendencia positiva.

 

Empleo: repartiendo la miseria

Por resumir, 2013 finalizó destruyendo 65.000 puestos de trabajo. Decir que el ritmo de destrucción sigue bajando no consuela a nadie. Se destruye incluso empleo no asalariado (51.500 trabajadores por cuenta propia menos). La explicación está bien clara: por mucha intervención pública que haya en materia de empleo y emprendimiento (sé de lo que hablo), este barco no se mueve si no es con el viento a favor. La última EPA escupe el dato de 5.896.300 personas, un 26,03% de la población activa. El último dato de paro registrado, de febrero, se coloca en 4.812.486 desempleados. No hace falta que explique la diferencia entre el dato EPA y el de las oficinas de empleo: ese millón de parados no registrados no indica nada bueno.

En línea con lo que decía en el apartado anterior, la agricultura lidera el dato de ocupación en el cuarto trimestre, con 85.200 trabajadores más. Por otro lado, se formalizaron 45.600 contratos indefinidos más y se destruyeron 56.000 temporales.

Con estos datos, está claro que la recuperación va a ser muy lenta y dolorosa para los de siempre. Hay actividad en el nivel más básico y menos productivo de la economía. Los platos rotos los siguen pagando los temporales. El poco empleo que se crea es indefinido de nombre y cerca de la mitad de los contratos son a tiempo parcial. Y, digan lo que digan los números, ya sabemos lo que está pasando con los salarios de los trabajadores que se reincorporan al mercado laboral. Los partidarios de las políticas de reparto del trabajo ya pueden darse por contentos, porque esto es lo que hay: un auténtico reparto de miseria y destrucción de expectativas.

¿Qué hacemos? Por un lado, a nuestros dirigentes habrá que pedirles más y mejores medidas a favor del crecimiento. Por otro lado, los que estamos en la base deberíamos reorientar nuestras estrategias de búsqueda de empleo, dado que hay alternativas a la esclavitud… aunque también es verdad que la libertad da un poco de vértigo. Dicho de otro modo, si las empresas del sector de turno no son capaces de garantizarnos un sueldo mínimo (el mínimo lo define uno mismo), sólo hay dos opciones: cambiar de profesión o reinventar el sector (normalmente reduciendo estructura o fulminando intermediarios sin piedad). Y no, quedarse en casa llorando no es una opción.

Precios: ¿quién teme a la deflación feroz?

El IPC, según publica el INE, no se ha movido durante el mes de febrero, según parece, por la bajada de precios en carburantes y la estabilidad de medicamentos, alimentos y bebidas no alcohólicas. Otra cosa es que el presupuesto familiar sigue dando para lo que da…

Formalmente nadie parece preocupado por este fenómeno estadístico pero, por si acaso, Mario Draghi ya amenaza con medidas monetarias no convencionales. En Nuevas Reglas, Tomás ya ha tocado el tema de la inflación como aspirina para la deuda y no tengo más que añadir al debate. Es evidente que la mera expectativa de que las cosas se revaloricen ya genera oportunidades de negocio para los amantes de las trampas al solitario. De momento, lo único que se ve en el horizonte son bajadas de salarios y más recortes en los presupuestos familiares. Malo para la demanda interna y malo también para la externa como sigamos por la vía low cost sin ofrecer valor añadido.

Déficit y deuda pública: hurgando en la herida fiscal

No hace falta que diga que me gustan algunas de las propuestas de reforma sobre nuestra fiscalidad. En particular me vale todo lo que signifique reducir impuestos al trabajo, una de las razones por las que nunca van a cuadrar las estadísticas salariales con la realidad. En efecto: las cotizaciones sociales forman parte del sueldo y siguen creciendo a pesar de que el trabajador no las sienta en el bolsillo. Por no hablar de las retenciones a cuenta del IRPF, otro clásico que debería ser erradicado de nuestro sistema o, en su defecto, cedido totalmente a las CC.AA para que sus dirigentes sepan lo que vale un peine y dejen de pedir limosna a Madrid.

El caso es que 2013, a pesar de toda la travesía del desierto, finalizó con un déficit del 3,96% del PIB y, según el dato de enero, debemos el 95,7% de nuestro PIB. Sí, con la prima de riesgo controlada (178 puntos mientras escribo), que todo podría ser peor.

 

Bien, esta entrada me ha quedado más larga de lo habitual, así que perdón por el ladrillo. Aunque parece que estamos atravesando un cambio de ciclo, la travesía del desierto todavía no ha finalizado. Parece que vamos a caminar con el viento a favor pero no sé si la gente estará ya demasiado cansada para aprovechar la nueva coyuntura. Lo que está claro es que todos tenemos que salir adelante, y ojalá sea más pronto que tarde.

S2

  1. en respuesta a Macroymicroblogger
    -
    #10
    22/03/14 13:56

    Tenemos que invertir pero no en ladrillo

    http://www.cfnavarra.es/estadistica/indicadores/icen_ien.pdf

    No se bajar el grafico pero es demoledor y ese es buena parte del problema, pasar de un modelo ladrillero a uno exportador

    Sobre puertos pues Algeciras esta en otra división y el resto se tienen que especializar los del norte incluido el de Santander están en ello

    Sobre todo si Inglaterra y los países del baltico va bien se va a notar mucho

    Es mas barato embarcar los camiones en Barco e incluso mas rápido

    Alicante ha crecido una burrada exportando a Argelia y luego ten en cuenta que en 2007 Portugal era casi el 10% de las exportaciones y ahora es el seis

    Ahora mismo Andalucia con Africa al lado tienen mas futuro seguramente que los del norte

    Un abrazo

  2. en respuesta a Txuska
    -
    #9
    22/03/14 11:55

    Estamos de acuerdo, es que no es contradictorio que el sector exterior siga contribuyendo al PIB con el descenso de la tasa de cobertura del déficit comercial, que ha disminuido como bien apuntas. La estrategia sigue estando clara, aunque veo que la localización de los tráficos y la competencia entre puertos seguirá dando que hablar.

    Desde luego no espero mucho de las "campeonas" nacionales. Prefiero un sector agroalimentario potente a un club de cuatro amiguetes que están repartiéndose la tarta con ayuda del Estado.

    Increíble el ejemplo de la refinería.

    S2

  3. en respuesta a Txuska
    -
    #8
    22/03/14 11:38

    http://refineering.files.wordpress.com/2013/01/clasificacion2.jpg

    Por el momento la refinería más grande se encuentra en la India, en la ciudad de Jamnagar. Tiene una capacidad de 1.240.000 barriles al día. Esto es 5 veces la capacidad de la refinería de Cepsa de Gibraltar-San Roque en la que trabajo que es la más grande de España con 240.000 barriles al día. Digamos que esa sóla refinería en la India es capaz de procesar casi todo el crudo que se procesa en España entre las 9 refinerías (5 de Repsol, 3 de Cepsa y una de BP). De hecho, según Discovery Channel, la refinería de Jamnagar es el mayor complejo industrial del mundo.

    La media mundial de capacidad en una refinería es de 133.000 barriles al día. Esto quiere decir que hay muchas refinerías pequeñas que deben ser muy eficientes, estar estrategicamente situadas o tener mucha conversión en sus unidades para poder hacer frente al futuro que se avecina. Porque la idea es que las megarefinerías de Asia y Oriente Medio sean las exportadoras a otros paises.

    NOTA: La conversión es la capacidad de transformar productos de poco valor en otros de mayor valor a través de reacciones químicas.

    ESTAMOS EN EL SITIO y los puertos ayudan y no un poco precisamente, sino mucho

  4. en respuesta a Macroymicroblogger
    -
    #7
    22/03/14 11:18

    Buenos días

    No te confundas lo puertos es el EJEMPLO de que lo que comentas da resultado

    http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/exportaciones/puertos-del-estado-gano-269-millones-de-euros-en-2013-un-22-mas_9nbVFsH5CgLWWtRmdVLgF3/

    Puertos del estado ganó 269 millones de euros en 2013, un 22% más

    POR CIERTO BAJANDO TASAS y son inversiones pero no dinero enterrado

    Puertos del estado es UNA EMPRESA PUBLICA con un monton de autoridades portuarias compitiendo entre si
    bajan tasas, aumentan actividad y aumentan beneficios

    un abrazo

    PD la cuestión es que vamos a salir por el sector exterior y por abrir el mercado a la competencia
    no por cerrarlo o eliminar competencia

    De los sectores Electrico , telecomunicaciones , no esperes mucho

    Si en cambio del sector del Refino que esta en competencia y también por eso pudo utilizar el excedente para exportar

    En la India tienen una refinería del tamaño de Valladolid y están cerrando refinerías en Europa

  5. en respuesta a Agvgestióninformátic
    -
    #6
    22/03/14 10:56

    Hola, Agv, ya ves que hay varias de cal y apenas una de arena, pero algo es algo. Tampoco ganamos nada asustando al personal y poniendo todo negro.

    A los que andamos en la base nos toca aprovechar la nueva coyuntura, con mucho trabajo, sobre todo, comercial.

    Mucha suerte, un saludo.

  6. en respuesta a Txuska
    -
    #5
    22/03/14 10:49

    Gracias por los datos, Txuska, la verdad es que no tienen buena pinta. Que mis primos de Gijón y Bilbao hayan crecido en tráfico tampoco me sorprende demasiado, teniendo en cuenta las inversiones públicas que se han realizado en ambos puertos.

    El INE ofrece datos demasiado gruesos como para sacar conclusiones sobre el comportamiento de la demanda, pero me repito en lo básico: la recuperación vendrá del sector exterior y de la inversión o no vendrá. Son dos grandes motores de actividad y empleo, pero me temo que el debate está en cómo resucitar a los otros dos (consumo doméstico y gasto público).

    Está bien invertir en puertos y en plataformas logísticas pero si no tocamos nuestra estructura fiscal y nuestras empresas no salen fuera no vamos a aprovechar ese viento a favor que señala la evolución del PIB. Desde mi punto de vista, creo que nos irá mejor con una devaluación fiscal que con una devaluación salarial. Pero claro, en lugar de explicar la estrategia completa, es mejor poner el acento en que sube el IVA para que la gente se asuste y nadie entienda nada.

    En fin, qué país...

    S2

  7. #4
    20/03/14 14:43

    Me agrado ver como se habla de ciertos temas cuanto menos delicados en este foro.
    De entrada, me gustaría indicar que parece que se empieza a respirar un poco mejor este año y eso es una mejora considerable. Aunque claro está, hay que seguir trabajando duro para salir adelante.
    2014 posiblemente será el año del repunte y espero que los pequeños y medianos salgamos adelante y que la economía familiar no se resienta hasta límites insostenibles para poder intentar aportar algo de más de valor añadido a la sociedad.

    Gracias por esta entrada.

  8. #3
    19/03/14 12:03

    Buenos días

    Sobre importaciones y exportaciones

    las importaciones energéticas bajaron mucho por el año hídrico tan fantástico

    primera vez en 50años que el delta del Ebro gana terreno al mar

    el año eólico fue también muy bueno

    parte deel excedente se exporto

    los granos lo mismo

    El puerto de Tarragona especializado en granos y carbón estaba en caída libre hasta agosto

    luego recupero mucho

    http://www.cadenadesuministro.es/noticias/el-puerto-de-tarragona-cierra-2013-con-43-millones-de-beneficio-y-28-millones-de-toneladas-manipuladas/

    http://www.cadenadesuministro.es/noticias/el-trafico-de-mercancias-en-los-puertos-espanoles-cae-un-35-hasta-octubre/

    Los tráficos de graneles líquidos se mantuvieron en niveles similares a los del acumulado hasta octubre de 2012 (+0,7%), sumando 127,9 Mt. Los cinco puertos más importantes en estos tráficos registraron evoluciones dispares. Mientras Bilbao creció un 13,0% seguido de Algeciras (+5,6%), descendieron Cartagena (-2,0%) y, de forma más acusada, Tarragona y Huelva (ambos un -5,8%).

    Los tráficos de graneles sólidos, descendieron un 11,7%, hasta 64,4 Mt. Los únicos puertos importantes que registraron crecimiento fueron Gijón (+3,3%) y Bilbao (+2,0%) mientras que descendieron Huelva (-9,7%), Barcelona (-9,9%), Cartagena (-13,4%), Ferrol (-19,0%), Almería (-20,7%) y muy notablemente Tarragona (-36,8%).

    El tema de granos y año hídrico no se va a repetir fácilmente

    Por eso en julio teníamos un 75% de cobertura del déficit comercial y ahora 50%

    un abrazo

  9. en respuesta a Kitty_kitty
    -
    #2
    18/03/14 19:42

    Kitty_kitty, por eso se habla de una nueva etapa de "normalidad", porque volvemos a trabajar con la escasez, con la realidad.

    Eso sí, nada de lloros.

    S2

  10. #1
    18/03/14 19:32

    Somos * siete mil millones* de personas compitiendo por los recursos en este planeta.

    Lo que siempre digo: nada de lloros y la cabeza muy fría.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar