Lecciones económicas no aprendidas de la crisis

4

Parece que se va formando un consenso oficial respecto a la salida de la recesión económica y la gestación de una nueva normalidad. En ese consenso participa un amplio coro de políticos, académicos, agentes económicos y opinadores, cada uno en su papel, y ello no es contradictorio, necesariamente, con las dudas de la gente. Me explico: es muy probable que esa nueva normalidad consista en la aceptación de lo que tenemos ahora. Osea, que lo que se vivió en los buenos tiempos fue un espejismo irrepetible y que lo normal, la rutina económica, sea llevar la escasez y la incertidumbre en los huesos. Como siempre ha sucedido en la Historia, por otro lado.

Sea como sea, lo cierto es que vamos a cambiar de ciclo sin haber aprendido nada. Os propongo una breve lista de lecciones pendientes y, si os parece, discutimos sobre ellas.

1.Lo que pone en entredicho a una ciencia no son los errores, sino la falta de método. Esto vale para la Física y para la Economía, para las ciencias exactas y para las inexactas. Y es que me sienta como un tiro escuchar a colegas y a extraños decir que la Economía es poco menos que un fraude porque falla. Se puede discrepar de las recomendaciones de política económica que se derivan de ciertos estudios, pero no se puede equiparar una opinión tabernera con las conclusiones extraídas de buena fe bajo el método científico. Para que me entendáis: que el Ministro Montoro sea catedrático de Economía no quiere decir que sus decisiones políticas sigan recomendaciones de esta o aquella Escuela. Por cierto, que quede claro que las opiniones taberneras también son necesarias, pero asumiendo lo que son.

2.La economía consiste en elegir. Me sorprende que alguien se sorprenda de esto. Lo dice la Economía y el sentido común, pero cuando se trata de recursos públicos siempre aparece una mayoría ruidosa gritando que sí-se-puede tener todo. Ahí tenemos el caso de la tele valenciana. Que seguramente se podrá enfocar desde otros puntos de vista, pero no admite muchas vueltas desde la lógica y la ética económica.

3.En cualquier sistema económico, siempre hay alguien que paga la fiesta. Cuando no es el consumidor o el accionista es el contribuyente. También en los ecosistemas cooperativos, como el MCC, por citar una tercera vía en la que los daños se cubren primero con recursos endógenos. Y para que algo sea gratis, alguien tiene que pagar de alguna forma para seguir produciendo.

4.El mercado son personas. La oferta son personas. La demanda son personas. Vamos, que las decisiones, por muy intrascendentes que parezcan, las tomamos cada uno, no los entes, las estructuras o los sistemas. Podemos discutir si esas decisiones son más racionales o más emocionales, pero son personalísimas.

5.No es posible encontrar soluciones a un problema sin tener en cuenta la interdependencia entre los agentes económicos. Cualquier decisión económica individual acaba afectando a otros, directamente o por agregación. Si yo vendo un activo por motivos especulativos seguramente no seré el único (de lo contrario no valdré mucho como especulador). Y luego no vale echar la culpa del burbujón al vecino que ganó dos millones más. Si la especulación se convierte en un problema (no siempre lo es), cualquier solución de política económica tendrá que atacar a los argumentos que condicionan las decisiones de compra-venta: fiscalidad, falta de oferta, desinformación…

6.El debate público-privado es entretenido… pero estéril. No, la discusión público-privado no resuelve prácticamente ningún problema. El mejor ejemplo es el del sistema educativo: parece ser que la solución a un problema de diversidad (de rentas, de capacidades, de lenguas…) consiste en que todos seamos iguales. Ergo la educación debe ser pública. ¿Alguien pilla el silogismo? Yo no. Me lo expliquen.

7.El crédito no hace viable ningún proyecto: es el cliente, estúpido. Esta lección es válida para cualquier empresa capitalista (Panrico), concesionaria (Autopistas de España), cooperativa (Fagor) o para cualquier administración que pretenda endeudarse sin sumar contribuyentes que aseguren un flujo de ingresos. Y, sin embargo, vamos a cerrar el ciclo igual que lo abrimos: asegurando que hay un problema de crédito, cuando lo cierto es que lo que ha desaparecido son los clientes y, por tanto, los proyectos viables.

 

¿Os parece que podemos sacar algo en claro de estos últimos cinco años? ¿Qué esperáis de la postcrisis?

Saludos

  1. en respuesta a W. Petersen
    -
    #4
    03/02/14 18:18

    Tomo nota de esa lección nº 8, lo que ocurre es que la administración no entiende de gasto o inversión, sólo entiende de entrada y salida de caja. Si te fijas, la palabra "inversión" siempre se utiliza en términos políticos, nunca en el sentido económico-financiero. Y el I+D no trae votos, así que está claro: es un "gasto político".

    Lo de los clientes, más de lo mismo. No es correcto políticamente decirle a un empresario que lo que le falla son los clientes. Es mejor decir que hay problemas de financiación, que el crédito no llega, que hay problemas puntuales de tesorería...

    Lo que dices sobre la movilidad es preocupante pero últimamente me estoy dando cuenta de que tenemos otro problema más grave: la movilidad social, osea, la capacidad de las personas para mejorar económicamente y "ascender" en la escala de renta. Todo está montado para que vayamos siempre justitos a fin de mes y no podamos aspirar a más. Incluso la prestación por desempleo está pensada para que no puedas buscarte la vida por cuenta propia. Pero bueno, igual son elucubraciones mías...

    S2

  2. en respuesta a Borja Cañete
    -
    #3
    03/02/14 18:07

    Gracias, Borja! Veo que me voy dejando comentarios colgados...

    Sólo matizarte que igual hay que mirar más por las empresas (personas jurídicas) y menos por los caprichos de algunos de sus dueños. No se trata de una cuestión de tamaño, se trata de que las personas podamos acceder a productos y servicios con relaciones precio/calidad aceptables. Lo malo es que la crisis se ha llevado por delante empresas (y trabajadores) que lo estaban haciendo bien y están sobreviviendo otras que ya tendrían que estar fuera del mercado.

    S2

  3. #2
    20/01/14 16:47

    En el punto 7, yo en mas de una ocasión he indicado, incluso en mi blog, que el principal activo de una empresa es la base de clientes, y puede que no solo en principal, ya es con tendencia a ser "el único activo relevante" porque con ello se construye todo, sin embargo a menudo lo comentas a algunos y te mirar con cara de "que me estás contando" .... Y si me permites, yo pondría el punto 8, lo denominaría la teoría de la supina estupidez de practicamente toda la fauna política española !!!!!! ¿Es realmente un gasto la Investigación, Desarrollo e Innovación o es una inversión de futuro? Por lo que parece algunos siguen creyendo que es un gasto y como tal debe reducirse .... así nos va !!!!!! Lo comenté en la entrevista que me hizo Rankia hace unos días https://www.rankia.com/blog/opiniones/2102958-entrevista-forero-w-petersen

    A mí no me preocupa que nuestros jóvenes se vayan a trabajar al extranjero, de hecho a veces en lugar de personas, parecemos plantas, “enraizados en la tierra que nos vio nacer” lo que si me inquieta es que no tengan posibilidad de volver y aplicar la experiencia, la formación conseguida, etc., etc., porque nada podemos ofrecer a su nivel, si no se deja recortar en I+D+I, y no solo eso, sino que se destinen a ello, como poco, los importes de antes de la crisis. ¿A nadie de nuestros gobernantes se le ocurre cuestionarse porque nuestros jóvenes son requeridos como mano de obra cualificada en estados mas avanzados que el nuestro? ¿Alguien no ha pensado que tal vez es porque a pesar de nuestro desastroso sistema educativo, algunos de nuestros conciudadanos son capaces de aprovechar dicho desastre, y no los contratan por mera solidaridad sino por su capacidad?
    Y mira por dónde en La Vanguardia de hoy resulta que se indica http://www.lavanguardia.com/vida/20140120/54399318381/catalunya-exportar-maestras-educacion-infantil.html Catalunya empieza a exportar maestras de educación infantil Alumnas de la UAB van a trabajar a Alemania con un programa pionero | La falta de oportunidades laborales aquí obliga a buscar alternativas en otros países Entonces tal vez habría que añadir que incluso con un sistema educativo desastroso, con 7 u 8 planes en los años que llevamos de democracia, cada gobierno uno nuevo, somos capaces de sacar provecho, ni me imagino lo que podríamos ser con "acompañamiento" del "sector" político, es que joder que no son solo ingenieros, sino incluso en estudios que hasta hace poco eran diplomaturas se nos considera "buenos ejemplares" !!!!! no, no somos tan malos como algunos pretenden !!!! Eso si, nuestros jóvenes se tienen en consideración, y de nuestros políticos te las vez y las deseas para encontrar a unos cuantos que hablen inglés, lo cual no parece mucho pedir !!!!!
  4. #1
    11/12/13 09:54

    Un artículo muy interesante y que ofrece una breve explicación de ciertos "mitos" muy extendidos en la sociedad española.

    Es cierto que en Economía hay que elegir, pero para ello se debe tener una base(informes, estudios, estadísticas..), sobre la que sustentar las decisiones y en caso de que las decisiones se tomen al "tun-tun" y sin ningún tipo de base científica, los responsables deben responder de sus actos(cosa que no ocurre en España).

    Siempre hay alguien que tiene que pagar, el problema es cuando siempre pagan los mismos las fiestas de unos cuántos, no debemos consentir que nos sigan tomando " el pelo" de esa manera.

    Tienes toda la razón cuando afirmas que el mercado son personas y para que España salga de la recesión económica en la que está inmersa, se debe incentivar a las personas a que se pongan a ello y no promover medidas encaminadas a favorecer a las entidades y grandes empresas.

    Cuando una entidad rechaza un proyecto de un cliente bancario porque no quiere asumir riesgos, aún demostrándole esté con números las posibilidades del mismo, es debido a la facilidad para captar dinero "barato" que tienen las entidades y es lo que está acabando de hundir a este país.

    Estos cinco años han servido para "quitar" la venda a todos los españoles respecto a lo que hacen los políticos y muchos empresarios y como se aprovechan de todos y sólo buscan el beneficio personal.

    La postcrisis cuando se produzca será dura y larga, lo que tenemos que tener claro es que aún no estamos en ella.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar