Una de finanzas cooperativas

13

Pillines. Que después de cuatro entradas mentando al cooperativismo ya os imagináis que tengo algo que decir sobre lo de las aportaciones subordinadas. Por si el foro sobre la cuestión no echaba ya bastante humo, ahora se nos ha presentado ADICAE para echar más leña al fuego. Pues bien, siento deciros que en este post no me voy a posicionar ni por los buenos, ni por los malos, ni por los malísimos. Aburrido que soy. Sólo pretendo introducir algún elemento informativo para el debate, un poco de culturilla financiera cooperativa, por si os sirve. Y agradeceré que en los comentarios no me saquéis la mitología vasca, porfa. Esto no va de simpatías ni de fobias.

Bien, lo primero que hay que entender es que la cooperativa es el único formato de nuestro ordenamiento jurídico que mira por la empresa en lugar de por el empresario. Lo que importa es que la organización sobreviva y no tanto el beneficio del que pone el dinero. Lo colectivo por encima de lo individual, ya sabéis. Además, al movimiento cooperativo lo que le mola de verdad es movilizar personas, cuantas más mejor, para ganar tamaño, bien incluyendo socios o bien tejiendo redes. Ejemplos hay por el mundo: Credit Agricole, Groupama o el Circo del Sol. Y también Mondragón. Las cosas se hacen a lo grande y con mayor razón en sectores como el industrial, el financiero o la distribución. No, no son manías de los vascos, va en los genes del cooperativismo.

Lo cierto es que a medida que crece el monstruo, más necesidades financieras hay, y los socios no dan para tanto. Hay que salir al mercado a buscar pasta. Lo que ocurre es que las cooperativas, al menos en España, tienen dos problemas: no se entienden con los bancos –salvo con los de su formato, claro- y no emiten acciones, luego no pueden captar capital en Bolsa. El problema que las cooperativas tienen con la banca convencional es de fondo y de forma. Por un lado, los socios aportan capital a la organización, pero al tener plena libertad para salirse, el dinero tiene que estar preparado para ser devuelto a su dueño, de modo que el patrimonio neto de la empresa es inestable. Por otro lado, y derivado de lo anterior, la contabilidad cooperativa tiene ciertas peculiaridades que los bancos no saben o no les interesa leer. Las autonomías con más tradición cooperativa se las han tenido que ingeniar para facilitar la captación de capital sin romper con las proporciones que mantienen la empresa en manos de los socios. Y en esto aparecen  las aportaciones financieras subordinadas, algo así como una emisión de deuda corporativa que pulula por el mercado de renta fija.

Sin saber nada de finanzas, sólo con la lengua castellana, las palabras “aportación” y “subordinada” ya nos deberían avisar de lo que NO es este producto. No parece que se trate de un depósito a plazo y lo de subordinado significará algo así como ponerse a la cola de alguien, como si hubiera otros acreedores primero… Y si alguien está algo más familiarizado con las finanzas, se dará cuenta de los riesgos que supone adquirir un producto de este tipo. En concreto dos: que la empresa en la que estás invirtiendo vaya mal y no pueda atender los vencimientos –esto ocurre en las mejores familias- y que, cuando te aburras de tener el dinero ahí, te encuentres con que no hay compradores suficientes para colocarles tus papelitos. ¿Nos suena de algo esta historia? Pues bien, a los de ADICAE el tema les recuerda a lo de los sellos. Y lo llaman estafa piramidal cuando en realidad es riesgo empresarial y estrechez de mercado secundario. Tiene delito la acusación porque estamos hablando de poner dinero en un balance y no en un producto financiero opaco.

He dicho que no me voy a posicionar y me limito a expresar mis dudas sobre la actuación de las partes: los que compraron, los que emitieron y los que vendieron. Da la impresión de que nadie está contando toda la verdad. Pero tengo una cosa muy clara respecto a invertir dinero en una cooperativa y os la cuento: el vínculo emocional importa mucho. Vamos, que el sexo sin amor lo dejamos para la Bolsa. En la economía social hay que identificarse muy bien con los objetivos y las formas de hacer las cosas en la empresa. Si no te gusta no te metas. Luego no sirve de nada decirle a la empresa el no te ajunto.

Nada más, espero haber aportado algo interesante al debate.

S2.

  1. en respuesta a W. Petersen
    #13
    15/04/13 20:58

    No, al contrario, me encantan los spin-off... Gracias por el enlace.

    Seguimos la conversación en tu blog, s2

  2. en respuesta a Macroymicroblogger
    #12
    15/04/13 00:00

    https://www.rankia.com/blog/economia-domestica/1760223-participaciones-capital-cajas-rurales

    me he tomado la libertad de enlazar tu artículo ahí, y es en relación a mi comentario, supongo que no importa que lo haya hecho.

  3. en respuesta a W. Petersen
    #11
    13/04/13 11:16

    De hecho yo no identifico los principios cooperativos en las cajas rurales, lo cual no quiere decir que no sea legítimo trabajarse al mercado. Si funcionaran como sociedades anónimas el mercado no ganaría ni perdería nada.

    Para encontrar cooperativas de crédito de "pata negra" hay que irse a la banca ética, gente como Coop57, Oikocredit y otras que andan en el entorno de la economía social.

    S2

  4. en respuesta a Bizkaitarra
    #10
    13/04/13 11:09

    Sí, la verdad es que ese foro da miedo, demasiados comentarios pretendiendo tener razón. Cierto es que el que no llora no mama...

    Un saludo desde la tierra vecina, gracias por tu aportación.

  5. en respuesta a Macroymicroblogger
    #9
    12/04/13 19:30

    Aquí hay otro asunto a considerar, concretamente en las cajas rurales, hay que remontarse a la historia, como en casi todo, porque muchas de ellas surgieron de las "secciones de crédito" de las cooperativas agrarias, por tanto la vinculación de los cooperativistas de la agraria con los de la caja rural, era clara, estaban implicados en ello, se sentirían supongo partícipes de la fundación de la caja, por conversión de la sección de "cuentas" de la propia agrupación del campo, y en consecuencia esto de las aportaciones al capital, los híbridos financieros, no tendría ningún problema, invertían los socios y su sentimiento personal era este, "soy socio". El problema empieza cuando estas cajas rurales se expanden, y empiezan a ser un banco como otro cualquiera, si bien dentro de una demarcación geográfica limitada, incluso ahí "la pertenencia" podría ayudar, no obstante como se van convirtiendo en entidades grandes, fruto de fusiones, absorciones ... esto se va al carajo, no cuadra una cosa con la otra. Pensemos en Caja Mar, un agricultor de El Ejido, puede entender y estar de acuerdo con la síntesis del producto financiero, es su caja, pues ahora vas y le cuentas la historia a un tipo que vive en l'Eixample de Barcelona que de vacas, invernaderos, bueyes ... ni sabe, ni quiere saber mas que en lineal del supermercado, y se le coloca esta inversión, eso ... la tormenta perfecta, por una configuración inicial, en mi opinión muy acertada, pero que por las circunstancias, estas cajas rurales ya no son lo de sus inicios, son un banco como otro cualquiera.

  6. en respuesta a Macroymicroblogger
    #8
    11/04/13 22:10

    no tienen nada que ver los post del 2007 con los del último año.
    Ahora algunos culpan a los que saben un poco sobre temas financieros, es como si la culpa de que no leyeran el folleto de emisión sea de los que sí leen el folleto.

  7. en respuesta a W. Petersen
    #7
    11/04/13 21:46

    En Francia hay muchos "bancos" así. Además del Banque Populaire, está Credit Mutuel y su filial CIC que es SA forma parte del grupo credit Mutuel y también están las ccooperativas que forman el grupo credit agricole, ah ycredirt lyoneais es del grupo credit agricole. Y credit maritimme también es una mutua creo. Y las caissas d epargne es medio cooperativo.
    Aquí en el País Vasco se han fusionado Caja Laboral e Ipar kutxa (la caja rural vasca) y ninguna de las dos pide comprar aportaciones de la caja para hacerse cliente, ez más ni siquiera ofrecen a sus clientes esa posiblidad.

  8. #6
    13/03/13 19:19
  9. #5
    28/02/13 22:30

    Por cierto, el foro sobre las aportaciones se abrió en 2007 y ya había gente que avisaba de algunos inconvenientes, no está de más que alguno revise los orígenes de esta historia:

    https://www.rankia.com/foros/bancos-cajas/temas/88235-aportaciones-eroski

  10. en respuesta a Eguzkialde
    #4
    28/02/13 22:27

    Gracias, Eguzkialde, no hacia falta la cuña publicitaria pero creo que queda claro que no estamos hablando de ningún chiringuito.

    Muy de acuerdo con lo de asumir las consecuencias sobre lo que decidimos. A veces nos justificamos en la falta de formación financiera, en la ética y demás, pero si falla la responsabilidad personal no sé que estamos pidiendo.

    S2

  11. en respuesta a W. Petersen
    #3
    28/02/13 22:18

    Bueno, yo en esto de las cooperativas todavía ando en proceso de descubrimiento pero no tengo inconveniente en compartir información e ideas en el blog...

    Decirte que las cooperativas de crédito pueden trabajar con clientes no socios, como cualquier entidad financiera, de la misma forma que no hace falta ser socio para comprar en Eroski o en Fagor.

    En este caso, la pretensión de estas empresas no era captar socios sino capital y por eso han recurrido a las posibilidades que les da la legislación vasca, con una emisión de deuda muy similar a la que pueden sacar las grandes empresas pero con el inconveniente de que falta un mercado en el que revender las participaciones, de ahí que haya trascendido lo de la "perpetuidad". En realidad, y esto ya es culturilla financiera, cuando una empresa convencional amplia capital, el dinero llega al balance para quedarse no para ser devuelto, para recuperarlo el inversor tiene que recurrir la Bolsa o los mercados secundarios. Mi duda respecto a las aportaciones subordinadas tiene que ver con los mecanismos de liquidez prometidos en el folleto, pero no creo que haya incumplimientos en cuanto a su remuneración (los intereses).

    S2

  12. #2
    28/02/13 10:12

    Un día más........hay que calentar la leche en un microondas , hay comer con comida elaborada en una inducción , hay que limpiar la vajilla ,la ropa , hay que secar y para terminar incluso mi camisa y los pantalones me lo planchan los de Fagor ; bueno mejor dicho la driron de Fagor.

    Yo estoy encantado y no se pueden ni imaginar mi mujer.
    Incluso hemos dejado la formación de nuestro hijo a la Mu(Universidad de Mondragón).

    Tambien tuve la oferta de oferta de dichos productos......pero simplemente no se ajustaban a mi perfil.No había que hacer gran esfuerzo para darte cuenta del producto(triptico y hoja de periodico).Pero la rentabilidad era golosa , acorde a las características del producto.Y ésto último lleva a la perdición a muchos.

    Es increible como algunas asociaciones pueden ningunear al 7º grupo industrial del país , al 1º grupo por empleados en Gipuzkoa , 1º grupo cooperativo mundial.
    Estos señores ya sabrán a qué se dedica el Grupo Mondragón?; bueno realmente sería más fácil saber que es , lo que no hacen.............porque están hasta en la sopa y lo más importante para la sociedad : que puedes comprar casi desde lo más barato a lo último que se lleva........

    Cada uno tiene sus legitimas posiciones , pero no estamos para minusvalorar a grupos empresariales que han empezado a recuperar el empleo perdido en éste largo periodo de crisis.

    Hay algo que deberíamos hacer constantemente , y es decidir ; y acto seguido asumir las consecuencias de las decisiones tomadas.

    Yo seguiré esperando que los ingenieros de éste gran grupo saquen algún robot personal a un precio razonable para las tareas domésticas......

  13. #1
    27/02/13 22:32

    el formato está claro, y desde luego como poco la calificación de ADICAE hay que considerarla "desafortunada" y mas la comparación filatelica, pero aquí falta una pata del taburete, al menos en mi opinión, porque una cosa es una cooperativa del campo, una agrupación de agricultores y ganaderos, incluso una grande como es la Cooperativa Agropecuaria de Guissona (supongo que te suena su caja rural), cuyos socios, los de la cooperativa no los clientes del banco, dónde están estos mismos cooperativistas junto a clientes con vocación bancaria simple y llana, porque comparten objetivos, intereses, etc. y una cosa muy distinta es una cooperativa que de alguna forma se ha ido de madre, y no lo digo en sentido peyorativo, entiendo que se puede haber "ido de madre" por cuestiones de volumen, pongamos un par de ejemplos:

    CajaMar es una cooperativa, pero intuyo que buena parte de los cooperativistas, y creo que para ser cliente, si esto no ha variado, hay que comprar una participación, aunque esta sea pequeña, dudo que en su mente esté el formar parte, ser socio, son clientes bancarios como los del BBVA o del Santander.

    Otra seria la francesa entidad financiera Banque Populaire, que para ser cliente tienes que comprar una participación de la mútua, bueno no en si una cooperativa, pero si un mútua, que para el caso, pues ....

    Y la mas significativa sería lo de Mondragón (Fagor, Caja Laboral Popular, creo que Eroski...) dónde ya muchos de sus suscriptores de deuda no tuvieron ya claro esto de que estaban metiéndose ahí como una especie de socios con la compra de estos títulos, con lo cual supongo que para colocar esta deuda intermediaron entidades financieras, aparte de su propia entidad financiera Caja Laboral Popular, todos a comisión por colocación y algunos como aseguradores de las emisiones, y entonces si bien en teoría esto era participar como socio, o similar, resulta que se vendió, en muchos casos como cualquier otra emisión de una sociedad anónima, entonces el problema no es el diseño de la cooperativa, ni siquiera el diseño de las emisiones, el asunto estaría en una defectuosa comercialización, o no explicando adecuadamente dónde coño se iba a invertir, olvidando el perfil de los potenciales compradores.

    En todo caso, de nuevo gracias por ilustrar un asunto del que muchos poco conocemos, y que nos sigue sorprendiendo porque esto funciona "adecuadamente" en la zona de Euskadi y Nafarroa, y lo poco "que anda" en otras latitules, con excepción de las cooperativas agrarias.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar