Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Gestión del riesgo personal de COVID

EDITOR's CHOICE
La gestión del riesgo es necesaria en todos los aspectos de la vida, y eso incluye la salud personal. La irrupción de la pandemia disparó nuestro riesgo sanitario y el riesgo continúa siendo alto para muchos. Creo que a estas alturas la mayoría estará de acuerdo en que poner nuestras vidas en manos del gobierno o de la Organización Mundial de la Salud puede no ser muy buena idea.

1. Mis credenciales

Comencé mi carrera científica investigando un virus a principios de los años 80. Era un interesante bacteriófago llamado phi29. Después obtuve mi doctorado en Bioquímica y Biología Molecular y procedí a adquirir, a lo largo de las siguientes décadas, un buen conocimiento de microbiología, genética, inmunología, cáncer y neurobiología, realizando investigaciones sobre esos temas en tres países.

Fue con ese conocimiento que di la alerta sobre una nueva epidemia susceptible de convertirse en pandemia el 31 de enero de 2020 con el artículo: "Escenarios y consecuencias de la pandemia de coronavirus de Wuhan". El artículo describe tres posibles escenarios, y cómo protegerse de la pandemia, un mes entero antes de que la mayoría de los gobiernos hicieran algo al respecto. El resultado final ha estado entre el escenario intermedio y el peor que consideré. Muchos de mis lectores pensaron que estaba siendo muy alarmista. Si yo hubiera estado al mando, o fuera el principal asesor de los responsables, habría manejado la pandemia de forma muy diferente, quizá salvando decenas de miles de vidas y reduciendo los daños económicos. Hablamos mucho de resiliencia, pero en la primera prueba seria en décadas hemos demostrado mucha más fragilidad de la que esperábamos.

El 25 de febrero de 2020, dos semanas antes de que nuestro gobierno hiciera algo sobre la pandemia que se avecinaba, y antes de que se descubriera el virus en España (ya estaba aquí), publiqué mi última advertencia: "Coronavirus Escenario 2: Enemigo a las puertas". En ella advertía que el virus se transmitía por el aire (aerosoles), cinco meses antes de que nuestro gobierno lo reconociera, y 14 meses antes de que lo hiciera la OMS. También dije que la erradicación de la enfermedad era ya casi imposible, por lo que era probable que la enfermedad se hiciera endémica. Algo que fue reconocido por España en enero de 2022.

El 20 de abril de 2020, antes de que el tema fuera ampliamente discutido por los medios de comunicación, analicé las pruebas que apuntaban a una liberación accidental desde el Instituto de Virología de Wuhan: "Posible liberación del coronavirus de un laboratorio chino". Esa fue mi opinión en su momento, cuando era impropio decirlo, y es mi opinión hoy.

Esas son mis credenciales. Lo vi venir. Sabía lo que iba a pasar. Entendía la naturaleza de la enfermedad. No podía hacer mucho más que advertir a mis lectores, familiares y amigos. No ha habido víctimas del COVID entre mis allegados y me gusta pensar que escucharme les ayudó a mantenerse a salvo. Observé con horror cómo la pandemia se desarrollaba como un choque de trenes a cámara lenta. Vamos a sufrir las consecuencias sociales y económicas durante años.

2. La naturaleza de la enfermedad

Existen dos tipos de inmunidad: la inmunidad innata y la inmunidad adquirida (adaptativa). Cuando nos enfrentamos a una nueva enfermedad infecciosa que no está relacionada con ninguna enfermedad o vacuna que hayamos tenido antes, sólo la inmunidad innata puede ayudarnos. La inmunidad innata es fuerte en los niños muy pequeños y prácticamente inexistente en las personas muy mayores, ya que decae con la edad y la inmunosenescencia. Esto nos lleva a la naturaleza del problema.

El SARS-CoV-2 no es la causa de la COVID. La causa de la COVID es una reacción inadecuada del sistema inmunitario a la infección por el SARS-CoV-2. Esto se demuestra por la enorme cantidad de personas infectadas asintomáticas, y por la infección crónica sin efecto deletéreo de las personas inmunodeprimidas. Véase, por ejemplo: "Long-Term Evolution of SARS-CoV-2 in an Immunocompromised Patient with Non-Hodgkin Lymphoma", sobre un paciente infectado durante más de 6 meses.

No es el virus lo que te llevará al hospital, sino la incapacidad de tu sistema inmunológico para manejar adecuadamente la infección. La reacción inadecuada a la infección se debe a que es una enfermedad nueva, por lo que debe ser tratada por la inmunidad innata. El cuerpo puede soportar una enorme carga viral sin desarrollar síntomas. Esto se sabe gracias a la existencia de supercontagiadores asintomáticos. Sin embargo, la falta de una reacción adecuada de la inmunidad innata puede dar lugar a fuertes respuestas inflamatorias y de citoquinas que pueden matar al paciente. Por eso los pacientes con COVID en el hospital son tratados con corticoesteroides que son inmunosupresores, además de ser antiinflamatorios.

El Omicron es unas 10 veces menos peligroso que las variantes anteriores porque es  predominantemente un residente del tracto respiratorio superior, con menos probabilidades de desencadenar una fuerte reacción inmunológica inadecuada. A cambio, hay menos personas asintomáticas, ya que la mayoría de los infectados desarrollan síntomas similares a los del resfriado. Esta es la primera ola que podemos cabalgar con un nivel de riesgo aceptable. Pero esa es una decisión personal.

En cuanto a la naturaleza de la enfermedad, he tenido que enfrentarme a tres mitos sucesivos sobre los virus respiratorios. El primero fue la idea de que la llegada de la estación cálida ayudaría con la enfermedad al evitar las olas durante el verano. Aunque no se sabe exactamente por qué algunos virus muestran una fuerte estacionalidad, parece ser una combinación de factores ambientales, comportamiento humano e inmunidad de grupo temporal ligada al ciclo anual. Con una población mayoritariamente sin defensas no había nada que pudiera evitar una ola de verano, y así lo dije en mayo de 2020 antes de que tuviera lugar durante ese verano en España, para consternación de nuestra industria turística. Es posible que el SARS-CoV-2 tarde unos años en desarrollar una estacionalidad similar a la de la gripe. La fuerte ola navideña de Omicron en Europa es un paso en esa dirección.

Otro mito era la inmunidad de grupo. Nunca me creí la idea de que esto se aplicara a un virus de ARN que muta rápidamente. Además, la experiencia con los otros cuatro coronavirus humanos es que la gente puede infectarse cada año. Estos virus no inducen una inmunidad duradera. No pude entender cómo países enteros desarrollaron su estrategia en torno a ese falso concepto. En España era claramente otra mentira del gobierno para convencer a la gente de que se vacunara, porque esto es bien conocido por los expertos. Nuestro gobierno dijo que el problema se acabaría si llegábamos al 60% de vacunación. Ningún "experto" se atrevió a contradecirles en público. Pasamos del 80% de vacunación y luego tuvimos la mayor oleada de la pandemia.

El tercer mito es que los virus evolucionan para causar menos daño al huésped. Cualquiera que haya leído el excelente y profético libro de 2014 "Spillover", de David Quammen (muy recomendable), sabe que a los virus no les importa el bienestar de su alimento:

"La primera regla de un parásito de éxito... [no es] 'No mates a tu huésped'. Es: 'No quemes tus puentes hasta después de haberlos cruzado'".

El VIH lleva con nosotros más de 60 años, y sigue siendo casi 100% letal, porque el tiempo medio de supervivencia sin tratamiento es de 11 años, lo que proporciona al virus amplias oportunidades para cruzar sus puentes. Nada garantiza que las futuras variantes del SARS-CoV-2 sean menos dañinas. Dicho esto, la evolución probable del SARS-CoV-2 es la de causar menos daño porque para superar a otras variantes el camino lógico es migrar al tracto respiratorio superior, como ha hecho Omicron, para ser más contagioso. Las infecciones del tracto respiratorio superior suelen ser menos peligrosas que las del tracto respiratorio inferior.

3. Mi experiencia personal

Me vacuné completamente con Pfizer en junio de 2021, mi estrategia fue tener mis niveles de vitamina D muy altos e infectarme de Omicron mediante una relajación de las medidas preventivas en medio de la fuerte ola de las pasadas navidades. No podía infectarme a propósito porque no vivo solo y no es una decisión que se pueda tomar por otras personas, ya que hay riesgos importantes. Pero si dejas que los jóvenes hagan lo que quieran, lo traerán a casa. Desarrollé mis primeros síntomas el 5 de enero. Estaba tomando vitamina A, C y D, y empecé a tomar Polaramine (antihistamínico) para reducir mi respuesta inmunitaria. Como he dicho, el principal problema es el sistema inmunitario, no el virus. También estuve haciendo gárgaras con Listerine y también con agua oxigenada diluida cada pocas horas para reducir la carga viral cerca de su centro de acción. Cuanto menor sea la carga viral, menor será el riesgo. A pesar de ello, cuando la infección estaba remitiendo, tuve la tensión arterial elevada durante unos días, junto con fatiga. Creo que la presión arterial elevada se debía a una disminución de los niveles de oxígeno en la sangre, pero no me lo hice revisar porque el sistema de salud estaba bajo mucha presión y yo ya sé cómo reducir mi presión arterial mediante el ayuno intermitente y el ejercicio. Mis síntomas desaparecieron por completo en dos semanas y ahora estoy completamente recuperado e inmunizado de forma natural.

En ningún caso debe interpretarse esto como una recomendación para contagiarse voluntariamente de COVID. Es una enfermedad peligrosa. Todo adulto responsable debe gestionar su riesgo para su salud como cualquier otro aspecto de su vida. Esto se discute en la sección 5 más adelante. Y es muy importante que, si te contagias de COVID, te asegures de que no infectas a nadie, siguiendo las instrucciones de cuarentena recomendadas por las autoridades sanitarias.

Para mí la historia del COVID se ha terminado. Mantendré mis niveles de vitamina D altos entre los equinocios y el solsticio de invierno y no me pondré más dosis de vacuna, independientemente de lo que digan los "expertos", nuestro gobierno o la OMS.

4. Las vacunas de ARN

Las vacunas de ARN tienen un nivel de riesgo que sería inaceptable en otras circunstancias. Tienen un nivel de toxicidad importante. La plataforma de nanopartículas lipídicas que utilizan es muy inflamatoria, lo que podría estar relacionado con los efectos secundarios de la vacuna, pero es necesaria para su acción inmunológica. Las personas que mueren a causa de la vacuna pueden hacerlo muy rápido. Un amigo mío es farmacéutico, y tuvo una persona de 35 años que llegó a su farmacia el mismo día de su vacunación sintiéndose muy mal, muriendo al día siguiente. Algunas de las muertes se han relacionado con la trombocitopenia, un bajo recuento de plaquetas en la sangre. En la mayoría de los casos, las muertes tras la vacunación afectan a personas ancianas y frágiles, a menudo con patologías previas. El patólogo jefe de la Universidad de Heidelberg, Peter Schirmacher, instó a que se realizaran más autopsias a las personas recientemente vacunadas que fallecieron y fue duramente criticado por una sugerencia tan razonable. Está claro que las autoridades quieren restar importancia a los riesgos de la vacunación.

El número de muertes por la vacuna es muy bajo, alrededor de 8 por millón, mucho menos que el número de muertes por COVID, e incluso mucho menos que las muertes naturales esperables. Sin embargo, el pequeño riesgo de morir no es el único riesgo de las nuevas vacunas.

No me gusta la naturaleza ARN de estas vacunas. El número de nanopartículas lipídicas que contienen ARN modificado en una sola inyección es enorme, del mismo orden de magnitud que el número de células de nuestro cuerpo. En lugar de llegar a la mucosa, como el virus, se distribuyen de forma desigual por todo el cuerpo a través de los sistemas linfático y circulatorio (el hígado parece ser un objetivo preferente), donde se introducen en las células equivocadas y las marcan para su destrucción por los linfocitos T citotóxicos. La cuestión del tropismo tisular inadecuado de la vacuna COVID y sus problemas de seguridad rara vez se plantea. Desde el principio temí que con el tiempo muchas personas pudieran desarrollar enfermedades autoinmunes a causa de ella, y ya está ocurriendo: "New-onset autoimmune phenomena post-COVID-19 vaccination".

Contraer una enfermedad autoinmune por la vacuna es para toda la vida y mucho peor que el COVID para la mayoría de las personas. Uno puede desarrollar una enfermedad autoinmune por la vacuna años después de recibir la inyección. Cada inyección adicional aumenta el riesgo. Existe una falsa sensación de seguridad en las personas que acuden a recibir dosis adicionales.

No tiene sentido vacunar a los niños (con algunas excepciones) porque no les ayuda y no ayuda a la sociedad. El riesgo de desarrollar efectos futuros es inaceptable a esa edad. Las vacunaciones repetidas con vacunas de ARN probablemente tengan más efectos negativos que positivos. Los ancianos podrían necesitar vacunas anuales para controlar su mucho mayor riesgo. Esperemos que en el futuro se desarrollen vacunas mejores y más seguras.

5. Gestión del riesgo personal de COVID

La gestión del riesgo es el proceso de identificación y evaluación de los riesgos, y el desarrollo de estrategias para reducir y gestionar los riesgos identificados. Las estrategias para gestionar el riesgo incluyen evitar el riesgo, reducir su efecto negativo y aceptar algunas o todas sus consecuencias. La aversión al riesgo puede no ser la estrategia óptima si supone un gran coste de oportunidad. Ser un adulto responsable significa aceptar la responsabilidad de gestionar los riesgos de la vida. Transferir esa responsabilidad a un gobierno o a una organización puede no ser una buena manera de gestionar algunos riesgos.

En el caso del COVID, la gestión del riesgo indica que la mejor estrategia para cualquier adulto es vacunarse para tener cierta inmunidad adquirida cuando contraiga la enfermedad. El riesgo de la vacuna es miles de veces menor que el riesgo de infección para cualquier persona mayor de 45 años. Sólo las personas mayores estúpidas se enfrentan a la infección sin haberse vacunado con las dos dosis. Una cierta inmunidad adquirida gracias a la vacuna es mucho mejor que ninguna. Una verdadera diferencia de vida o muerte para muchos.

A no ser que uno esté dispuesto a vivir como un ermitaño, todos debemos aceptar que tarde o temprano nos infectaremos por el SARS-CoV-2, de la misma manera que todos nos resfriamos y pasamos gripes. Las personas muy ancianas y frágiles, así como las que padecen patologías serias, podrían querer retrasar ese momento todo lo posible y seguir vacunándose cada invierno si perciben que hay que evitar a toda costa el riesgo de contraer el COVID.

Para el resto, sobre todo para los menores de 65 años sin condiciones previas, hay muchas opciones para gestionar el riesgo de COVID:

A) Antes de contagiarse

  • Mantened siempre altos vuestros niveles de vitamina D. Es un regulador muy importante del sistema inmunológico. Tomar el sol durante un tiempo limitado 3-4 veces a la semana es la mejor manera. Tomad suplementos y/o incluidla en la dieta (pescado azul, hígado de bacalao) cuando no se pueda tomar el sol.
  • Llevad un estilo de vida saludable. Reducid vuestro peso, haced ejercicio regularmente, seguid una dieta saludable y dormid lo suficiente. La privación del sueño perjudica al sistema inmunitario, al igual que la nutrición insuficiente.
  • Considerad la posibilidad de resetear vuestro sistema inmunológico mediante 2-3 días de ayuno una o dos veces al año, pero no os infectéis durante el ayuno. Muchas células inmunológicas inútiles se eliminan durante el ayuno profundo, lo que agudiza nuestra respuesta inmunológica.
  • Elegid cuándo infectaros. El efecto máximo de la inyección de la vacuna se obtiene a las 2-3 semanas, y luego empieza a decaer y en sólo dos meses se reduce mucho. Algunos padres solían exponer a sus hijos a la varicela para asegurarse de que estaban protegidos pasando la forma leve de la enfermedad durante la infancia.

B) Una vez que os contagiáis

Si presentáis síntomas y sospecháis que tenéis COVID, o dais positivo, hay muchas cosas que podéis hacer para reducir el riesgo.

  • Tomad mucha vitamina D, C y A, y bebed mucho líquido. También son útiles los suplementos que contienen zinc y selenio.
  • Aclaraos la garganta (gárgaras) con un antiséptico cada pocas horas para reducir la carga viral. Una solución de agua oxigenada al 1-1,5% también funciona bien, ya que ataca las proteínas de la membrana viral.
  • Tomad Polaramine (2 mg dos veces al día) o algún otro antihistamínico para reducir el riesgo de una respuesta inmunológica inadecuada. Leed el prospecto para saber si podéis tomarlo con seguridad o seguid las instrucciones de vuestro médico.

Hay varias otras recomendaciones que se pueden seguir, pero estas son medidas inocuas que pueden ayudaros.

Como ya he dicho, esto no es una recomendación para infectarse voluntariamente con COVID. Es una enfermedad grave con consecuencias potencialmente letales. Cada uno tendrá que gestionar su propio riesgo. El comportamiento de vuestro sistema inmunológico en el pasado os da una pista importante. Las personas que suelen pasar las enfermedades respiratorias infecciosas con poco problema tienen muchas mejores perspectivas. Mi respuesta a dichas enfermedades es mediocre. De las cuatro personas en casa que se infectaron, mi caso fue el peor. Pero no necesité de ningún tratamiento médico.

Responsabilízate de tu propia salud y deja de escuchar al gobierno para que te diga lo que tienes que hacer. El gobierno no es tu amigo. Nunca lo ha sido y nunca lo será.

120
¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

  • gestión del riesgo
  • Coronavirus (COVID-19)
  1. en respuesta a Comstar
    -
    #120
    28/05/22 23:07
    Fue todo una paja mental de ordenador, algo ya planificado varios meses antes. Todavía no se ha encontrado la secuencia completa del virus en la realidad.
  2. en respuesta a Miguel_n
    -
    Top 100
    #119
    28/05/22 23:00
    Mira este video y verás refrito del 2020.  Otra vez desde el mismo laboratorio.
    https://www.youtube.com/watch?v=6H54UdzHhic
  3. en respuesta a Knownuthing
    -
    #118
    28/05/22 22:54
    El informe definitivo está hecho con microscopía electrónica usando técnica micro-Raman. Pero sólo con lo que los fabricantes dicen que contienen las vacunas ya es motivo para tirarlas a la basura. Y Campra además de profesor universitario, es licenciado en biología y doctor en ciencias químicas.
  4. en respuesta a Paaskinnen
    -
    #117
    28/05/22 22:49
  5. en respuesta a Ignatiuso
    -
    #116
    28/05/22 22:46
    Hidroxicloroquina, dióxido de cloro, ejercicio físico, n-acetilcisteína, alimentación rica en vitamina C y zinc, tomar el sol por el aporte de vitamina D... cualquier cosa menos vacunas autorizadas en fase experimental.
  6. en respuesta a Paaskinnen
    -
    #115
    28/05/22 22:39
    No es posible el salto de virus de animales a humanos (barrera inter-especie).
  7. en respuesta a Comstar
    -
    #114
    28/05/22 22:36
    ¿Y habría que analizar que son los virus? Muchos dicen que no son organismos vivos, sino exosomas, o sea restos de células y tejidos dañados. Que no son causa, sino consecuencia de la enfermedad.
    https://biologosporlaverdad.es/lecturas-obligatorias-e-informacion-de-interes/
  8. #113
    28/05/22 22:35
    A día de hoy no se ha encontrado la secuencia completa del SARS-COV-2 en autopsias de cadáveres, ni en cultivos virales hechos a enfermos de la supuesta enfermedad. Es todo una creación de ordenador y hay biólogos que así lo aseguran. También lo asegura el sentido común, algo que se perdió en el mundo en Marzo/2020   https://biologosporlaverdad.es/desclasificamos-un-informe-de-214-paginas-con-documentos-del-portal-de-transparencia-donde-se-evidencia-la-estafa-que-ha-sufrido-el-pueblo-espanol-estos-ultimos-2-anos-bajo-la-excusa-de-un-virus-al/

  9. en respuesta a Paaskinnen
    -
    Top 100
    #112
    21/04/22 03:18
    Otra teoría que mando a la basura, como cuando de niño pensaba que los bebés estaban en la panza de la madre y recibían una ducha de comida masticada cuando la madre comía.
  10. en respuesta a Comstar
    -
    #111
    21/04/22 00:57
    Al aire libre los aerosoles conteniendo al virus se diluyen y dispersan, minimizando el riesgo de transmisión. Eso ya explicaría el menor riesgo de infectarse en exteriores. Lo de la desecación y el efecto de la radiación solar pueden ayudar en ese mismo sentido. Tu hipótesis final de que el RNA degradado del virus pueda servir de vacuna al volverlo a inhalar carece, a mi juicio, de sentido, dado que si la cadena del acido nucleico está desestructurada o fragmentada, no puede actuar como un antígeno adecuado para generar una respuesta inmune apropiada. Aparte de que regresaría a la atmósfera respirable -en caso de hacerlo- en cantidades ínfimas. En síntesis, no, no veo que tu teoría sea plausible.
  11. Top 100
    #110
    18/04/22 18:06

    Tengo una hipótesis de por qué COVID no se contagia cuando se está al aire libre.
    Cuando alguien con el virus tose al aire libre, el fino rocío se dispersa rápidamente y se desinfecta con la luz solar y el secado. El virus muere y el rna se degrada. El virus degradado luego actúa como una vacuna cuando se inhala.
    ¿Plausible?

  12. en respuesta a Knownuthing
    -
    #109
    12/03/22 14:30
    Aunque no puede descartarse nada, en mi opinión la hipótesis del laboratorio tiene la dificultad de que hay que encajar los nuevos virus del sublinaje del SarsCoV2 encontrados en el sudeste asiático después de iniciada la pandemia en Wuhan. Los únicos virus de este sublinaje que se conocían antes eran el RatG13 y el del pangolín, pero carecen de las características necesarias para ser verdaderos ancestros del virus pandémico.
    Y es que, en efecto, se han hallado recientemente nuevos virus muy emparentados con el del SarsCoV2 en diversas regiones al sur de China, de los que los encontrados en murciélagos de algunas cuevas de Laos alcanzan tasas de identidad verdaderamente notables. Uno de ellos, conocido como BANAL-52, es idéntico en casi un 97% de su RNA, y tanto su RBD como los aminoácidos críticos para la unión al receptor ACE2 son virtualmente los mismos que los del virus pandémico.
    Es probable que virus de este sublinaje hayan estado circulando durante décadas entre la  población humana de Laos, dado que hay un estudio en el que se detectan anticuerpos anti SarsCoV2 en sueros humanos recogidos en 2018, si bien con tasas de seroprevalencia muy bajas.
    El único punto de duda es el sitio de furina (PRRA) del que carecen todos estos nuevos virus y cuyas argininas parecen estar codificadas por codones muy "humanizados" (cgg) en SarsCoV2. Este detalle podría sugerir el paso de alguno de estos virus por células humanas hasta que emergió el ancestro del virus pandémico.
    Los 12 nucleótidos que codifican para el motivo PRRA con codones idénticos al del virus de Wuhan son muy frecuentes en el transcriptoma humano, por lo que este coronavirus podría haber adquirido esa secuencia con relativa facilidad (tanto "in vivo" como, lo que es más preocupante pero más improbable, "in vitro"). 
    En fin, que el coronavirus pandémico parece que podría venir de murciélagos de Laos (o alrededores), y debió saltar, sin huéspedes intermedios, a los humanos, posiblemente a través de los trabajadores que recogen guano en las cuevas y que por allí se usa como fertilizante. El añadido del sitio de furina parece que podría proceder de una recombinación en humanos "in vivo", pero sin poderse descartar completamente que se haya producido en cultivos celulares en laboratorio (no necesariamente en China) utilizando material humano. Pero esta posibilidad implicaría que alguien conocía de la existencia de virus similares a BANAL-52 en Laos y alrededores antes de 2019, y no hay ningún indicio de que ello haya sido así. Y si fue así, lógicamente no lo vamos a saber.
    Yo creo que alguna de las instalaciones del mercado de Wuhan se contaminó con el virus por algo procedente del sudeste asiático, bien personas o mercancías, y actuó a través de eventos de super-contagio en el otoño de 2019. Los animales vendidos allí, de los que se analizaron muchos miles con resultado negativo, no tuvieron nada que ver, en mi opinión.

  13. en respuesta a Soynylo
    -
    Top 100
    #108
    11/03/22 12:47
    Nylo, gracias. Estoy de acuerdo en que estar vacunado reduce la carga viral y te hace menos contagioso si la vacuna es de hace poco tiempo. Pero los niños ya se demostró que eran menos contagiosos (no originan supercontagios) y vacunarles puede violar el principio hipocrático de que lo primero en la medicina es no dañar. Muy grande tiene que ser el beneficio para la sociedad para inocularles algo que para ellos tiene mayor riesgo que beneficio, y ese beneficio social nadie lo ha demostrado.
  14. en respuesta a Paaskinnen
    -
    Top 100
    #107
    11/03/22 12:43
    Para mí la liberación accidental es la explicación más razonable de acuerdo a los principios de Occam, y cuando lo dije mostrando la evidencia se te acusaba de cospiranoico. Con el tiempo se ha ido imponiendo hasta que ya no requiere valentía defenderla. El problema es que jamás habrá evidencia para demostrarlo porque ya no existe. China se habrá ocupado de ello. Nos tendremos que contentar con pensarlo y creerlo.
  15. en respuesta a Knownuthing
    -
    #106
    03/03/22 07:00
    Sobre las vacunas de los niños: ¿Estás de acuerdo con la creencia de que estar vacunado, si bien no impide que contagies, probablemente sí reduzca la carga viral que tienes y con la que contagias a los demás? Entiendo que no, porque de lo contrario sería un argumento a favor de vacunar a los niños (protege más a sus mayores). Pero ese no, ¿es una opinión personal tuya o lo puedes argumentar con datos?

    Un abrazo.
  16. en respuesta a Knownuthing
    -
    #105
    03/03/22 06:55
    ¡Encantado de volver a leerte y cuéntame entre los interesados para ese libro! Qué tarde he llegado a tu reincorporación al bloguerismo, pero después de tanto sin escribir ya prácticamente no lo esperaba.

    Un gran saludo.
  17. en respuesta a Knownuthing
    -
    #104
    22/02/22 18:07
    Buenas tardes Knownuthing: lo primero unirme al resto de mensajes que celebran tu vuelta (se ha hecho muy largo..) y lo segundo agradecerte tus indicaciones "profilácticas" (vitamina d) que nos diste antes de que te fueras temporalmente (personalmente creo que esta sencilla medida ha marcado una gran diferencia para bien en el devenir de los acontecimientos de mi entorno inmediato, aunque me pesará siempre que no he podido salvar y convencer a un familiar muy cercano...).

    En lo que respecta a la experiencia personal que comentas, me gustaría por favor que me pudieras aclarar la duda que me surge acerca de si tomar Polaramine reduce el riesgo de una respuesta inmunológica inadecuada o si reduce la respuesta inmunológica (es decir si mantiene intacta la acción inmunológica y lo único que hace es vigilar que no se desboque esta y sino lo hace no actúa o no tiene influencia negativa alguna sobre la misma...).

    Por último también comentarte que no veo del todo clara tu opinión sobre la no vacunación y el booster en menores de 45 años (peligros potenciales a largo plazo de la vacuna ARM) sobre todo ante la evidencia científica de la prevalencia de los efectos del long-covid despues de un contagio en todas las cohortes de edad: Nature Medicine (2022)  https://doi.org/10.1038/s41591-022-01689 "Long-term cardiovascular outcomes of COVID-19" (https://www.nature.com/articles/d41586-022-00403-0?utm_term=Autofeed&utm_campaign=nature&utm_medium=Social&utm_source=Twitter&error=cookies_not_supported&code=cbe9b36e-eb4f-4651-aa5b-b95a51c16c19#Echobox=1644609732). Ante este panorama, las probabilidades de "algo por suceder" (prevalencia de los posibles efectos de las vacunas ARM con respecto a la autoinmunidad en todas las cohortes de edad) frente a lo que "ya está sucediendo" (prevalencia y efectos de long-covid en todas las cohortes de edad) son casi despreciables...¿o acaso me estoy perdiendo en algo?.

    En cualquier caso gracias de corazón por tu tiempo y tus conocimientos, que tan generosamente vienes poniendo a disposición de la comunidad.

    Un saludo afectuoso.
  18. #103
    20/02/22 17:26
    El 29 de mayo del año pasado, escribí: "Apreciado  Knownuthing:  ¡Qué excelente oportunidad de retomar ahora una interesante discusión sobre el tema de este post!. Un año después de su redacción (se refiere al post https://www.rankia.com/blog/game-over/4579028-posible-liberacion-coronavirus-laboratorio-chino) vuelve a ponerse sobre el tapete el tema del escape vírico del laboratorio de Wuhan, y esta vez con unos apoyos muy fuertes, tanto desde el lado científico -carta a Science del pasado 14 de mayo- como periodístico -artículo de Nicholas Wade, "Origin of Covid — Following the Clues", del 30 de abril y otros- y hasta político -solicitud expresa de investigar el tema por parte de la Casa Blanca esta misma semana-".

    En este tiempo han aparecido varios libros especulando sobre un origen "sospechoso" del virus pandémico. Unos ejemplos: "Viral: The Search for the Origin of COVID-19", de Matt Ridley y Alina Chan, " What Really Happened in Wuhan", de Sharri Markson, y "The Origin of the Virus: The hidden truths behind the microbe that killed millions of people", de  Paolo Barnard, Steven Quay y Angus Dalgleish, entre muchos otros. Confieso que no he leído ninguno de ellos, pero su publicación me sirve como una excusa para abrir una discusión en este blog, que se enunciaría así:

    ¿Es el SARS-CoV-2 un virus natural o se generó artificialmente en un laboratorio, del que se escapó (o lo liberaron)?.

    El hallazgo reciente de virus muy similares al actual virus pandémico en murciélagos en cuevas de Laos, abre una interesante nueva perspectiva a este respecto.

    ¿Qué opináis? ¿Nos ponemos a ello o el tema está ya quemado?

     
     
     
     
     
  19. en respuesta a Knownuthing
    -
    #102
    17/02/22 20:17
    Ok Know cada cual es libre de ver el mundo del color que quiera, aunque la verdad solo será una y por suerte, eso dicen y deseo, la verdad siempre sale a la luz. 
  20. en respuesta a Benitrox
    -
    Top 100
    #101
    17/02/22 19:33
    Benitrox, tengo amplia experiencia en microscopía óptica, confocal y electrónica. El video que muestra ese graduado en estadística no muestra nada. En serio, meterse en esa madriguera de conejo (como dicen los anglosajones), no conduce a nada. Hay todo tipo de locuras en internet. Es más para un estudio de psicología social que para uno científico. El escepticismo es nuestro mejor aliado, porque como dijo el famoso físico Richard Feynman, la persona más fácil de engañar del mundo es uno mismo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar