Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
3 recomendaciones

España emitió el martes 13 de mayo la primera emisión de bonos a 10 años ligados a la inflación, y todo ello debido a la necesidad del Estado por ampliar los inversores potenciales y facilitar de esta manera que cualquier inversor pueda comprar deuda pública. Después de sopesar la posibilidad de emitir bonos ligados a la inflación, el Tesoro emite la primera emisión de bonos ligados a la inflación europea por la necesidad de tener que captar más de 240.000 millones de € en 2014.

España emite bonos ligados a la inflación

El Tesoro ha colocado 5.000 millones de € en la primera emisión del bono a 10 años ligado a la inflación europea gracias a la gran acogida que ha tenido en los mercados, donde los inversores solicitaron 20.300 millones de €. La rentabilidad de la emisión fue del 1,83%.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha calificado como un éxito la subasta del bono a diez años y ha asegurado que el Tesoro seguirá realizará más emisiones en el futuro

 

¿Qué son los bonos ligados a la inflación?

Los bonos ligados a la inflación son un tipo de deuda cuya rentabilidad depende de la evolución de la inflación. El inversor recibirá el cupón del bono más el incremento del IPCA durante la duración del bono, en este caso 10 años.

¿Qué diferencia los bonos ligados a la inflación de los bonos nominales?

La principal diferencia radica en que los bonos ligados a la inflación al principio pagan cupones inferiores al bono nominal, al vencimiento, el principal se revaloriza teniendo en cuenta la inflación. En el caso de la emisión, como es a 10 años, en el 2024 se revalorizará en función de la inflación que haya en ese momento.

Un bono nominal paga cupones fijos y en la amortización del bono, se devuelve el principal junto con el último cupón.

¿A qué índice de precios están referenciados?

El índice de precios para los bonos ligados a la inflación es el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) ex tabaco, publicado por el Eurostat. Las revisiones que puedan producirse en los índices de precios no podrán afectar al cupón anual o al principal calculado en base el índice de referencia.

¿Este tipo de bonos interesa a todos los inversores?

La realidad es que aunque el Tesoro realiza la emisión para ampliar el tipo de inversor interesado en comprar deuda pública, este tipo de de emisiones van dirigidas a los grandes inversores que buscan un activo con perspectivas a largo plazo. Son inversiones atractivas para empresas aversas al riesgo como las aseguradoras y los fondos de pensiones.

El ministerio de Economía ha destacado que con los los bonos ligados a la inflación europea, el Tesoro pretende posicionarse como un emisor habitual

Debido a la gran demanda registrada, de más de 270 cuentas inversoras, el Tesoro ha podido diversificar la colocación de bonos entre inversores de calidad y zonas geográficas.

El bono es atractitvo si la inflación supera el 1% anual en los próximos 10 años y está dirigido a inversores que no tengan ningún inconveniente en quedarse con el activo hasta su vencimiento. El producto estaba dirigido a los inversores profesionales aunque los particulares podrán adquirir los bonos en el mercado secundario.

¿Quién ha demandado el bono español?

La mayor parte de la demanda del bono ligado a la inflación ha venido de inversores no residentes en España, casi 3/4 partes de la demanda.Los países que más interesen han mostado y han tenido mayor participación en la demanda de los bonos ligados a la inflación han sido:

  • Francia con un 21%.
  • Irlanda y Reino Unido con un 15%.
  • Finlandia, Noruega y Suecia con un 8%.
  • Italia con un 6%.

La participación más importante y destacada en la colocación de los bonos ha sido de las gestoras de fondos con un 41%, entidades financieras con un 21%, aseguradoras y fondos de pensiones con un 16% y bancos centrales con un 8%.

Es la primera vez que en España se realiza una emisión de bonos ligados a la inflación, pero es un mercado en el que los principales países europeos ya operan. Se trata de un mercado líquido en el captan financiación países como Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.

Si la inflación supera al 1,83% de la emisión, entonces interesa comprar los bonos ligados a la inflación.

En Estados Unidos, el Departamento para el Tesoro ofrece el Bono del Tesoro con Protección contra la Inflación (TIPS), donde el capital se ajusta al índice de precios al consumo y se incrementa con la inflación, así el inversor tiene la garantía de que el poder adquisitivo del capital se equipará con la tasa de inflación. 

Si el bono nominal está a 2,9% y los TIPS a 1,9%, como los TIPS suelen ser un anticipador de la inflación, en ese período la inflación debería rondar el 1%

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar