Rankia España
blog El Seguro de Julián Moreno

¿Y qué pasa cuando la aseguradora se equivoca?

¿Y qué pasa cuando la aseguradora se equivoca?

 

Hola a todos, primero disculparme, 12 meses sin escribir nada en el blog, pero como todos sabemos, de vez en cuando, después de mucho tiempo haciendo algo, es bueno una “desconexión” aclarar bien la cabeza, probar cosas nuevas.

En este periodo me han ido sucediendo una serie de situaciones, algunas indignantes, otras surrealistas, otras que sencillamente no te explicas como han podido pasar. Pues hoy vamos a una de ellas.

Un amigo, el cual tenía el seguro del hogar, con una aseguradora de un banco catalán (ya sabéis que no me gusta dar nombres), si ya sabemos que seguro, ese que te calzan con la hipoteca, ese que en teoría no es legal que te claven pero lo hacen…

Resulta, que un día llama el vecino de abajo, avisando a este amigo, que su baño, según parece, por alguna filtración, o tubería, le está dando humedad en el techo.

A este amigo, al que llamaremos Martín, decide llamar a su compañía de seguros, la cual le manda a la reparadora. En este punto, conviene avisar, que muchas compañías de estas, las reparadoras, me refiero, suelen ser subcontratas, es como el caso de la antigua Reparalia, esta es la reparadoras de las aseguradoras, y para llevar a cabo el trabajo, subcontrata a autónomos en todos los gremios.

 

Bueno, hecho el kit kat, este “reparador”, cuan súper hombre, con una visión extremadamente fina, y sin levantar una sola baldosa, le dice al bueno de Martín, que el problema es el plato de ducha, este, al hacer la obra de cambio de bañera a plato, se ha asilado mal, y provoca que filtre agua, seguramente (y cito textualmente) “Por la chapuza que te habrán hecho, no habrán puesto aislante”. Martín, que es muy educado, en exceso en mi opinión, le informa, de que hay tela asfáltica, y que la obra se hizo bien, pues la hizo el, pues Martín, hace 20 años que es fontanero, muchos de ellos, trabajando para grandes cadenas hoteleras, haciendo desde 0 los hoteles.

 

Ante la insistencia, mezclada con algo de vergüenza del reparador, se queda el tema en que es el plato de ducha.


Martín, recibe la carta de su aseguradora, la cual le insta a reparar él el plato de ducha, para indemnizar al vecino.

 

Se procede a la obra (documentada toda con fotos), pues Martín, decide contratar una empresa para hacerlo, y resulta que la zona está absolutamente SECA, no hay fugas, se realizan pruebas de estanqueidad y nada.  Pero el vecino, sigue con humedades y cayendo agua.
Se cierra el plato, y se llama al seguro.

Vuelve a venir el “reparador” y R que R con que es el plato.
Después de discutir en un 902 e intentarlo, intentar que el eco del otro lado no repita lo mismo una y otra vez, consigue que le manden un reparador.

Este segundo reparador, en menos que canta un gallo, abre, y descubre que es el desagüe del WC, cambia la pieza, vuelve a montar el WC y a correr. Problema resuelto.

 

Bueno, problema resuelto para el vecino de Martín, porque al pobre Martín, ahora le empieza la odisea.

¿os acordáis del plato de ducha? Pues por exigencia de la compañía, lo realizó una empresa, con su correspondiente factura. ¿Quién la paga? Porque no era el origen, la compañía ha obligado a esta “reparación” sin ser el origen.

1º Silencio, pero después de mucho insistir, respuesta, “no se queje que ha hecho una mejora”….

En fin, ahora toca denunciar, cosa que no entiendo, pues se supone, que las reparadoras, si, las subcontratas, tienen una RC…
Ya os contaré como acaba esto

  1. #1
    ernestmt

    Que casualidad. Yo he tenido un tema parecido con una compañia de un banco madrileño, que también me envió a un fontanero de pacotilla para arreglar unas humedades que fue incapaz de encontrar. El señor fontanero me queria hacer una reparación de algo que yo no veia correcto. Llamé a mi fontanero y los dos juntos tuvieron una discusión terrible, porque el que me envió el seguro del banco madrileño, pretendia hacer una reparación de algo que no estaba estropeado. Al final la conclusión es que me he dado de baja de todas las pólizas que tenía con ellos, y me he ido a una compañia de seguros que solo se dedica a los seguros.

    2 recomendaciones
  2. Ver mensaje
    #2
    Ecolorado1

    Cuando suceden estas cosas es preciso presentar un escrito al Defensor del Asegurado de la compañía aseguradora, y si no fuera favorable, con la carta del rechazo presentar una reclamación ante la Dirección General del Seguro, este es el procedimiento que debemos seguir siempre.

  3. #3
    Fernan2

    Mi hermana acaba de contratar la hipoteca con ING, y obviamente se ha sacado los seguros (vida y hogar) con ellos. Y digo "obviamente", porque el coste de dichos seguros era la mitad de lo que le costaría pagar de intereses adicionales si no les contrataba los seguros; así que, como le dije.... "aquí lo único racional es contratar los seguros de ING, y si luego quieres estar bien asegurada contratas otro seguro con un corredor competente".

    Aunque no sé cuál sería la mejor forma de combinar el seguro "obligatorio" y el "bueno"...

  4. #4
    serms81

    ¿Cómo va la cosa, @sossek? ¡Me tienes intrigado!

Autor del blog

contador de visitas
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar