José María Ruiz-Mateos y Jiménez de Tejada ¿industrial, financiero o las dos cosas? 3ª parte *202*

 

Después de la expropiación inicio de nuevas actividades empresariales

 

Según consta, la expropiación de las empresas en 1982, asl principio no consiguió alcanzar la Rumasa exterior, al final algo se pudo hacer, pero no apunta a la totalidad,  que siendo una parte pequeña del conglomerado, no eran precisamente pequeñas empresas, se llegó a estimar en un 10% del total. Podemos hablar de Multinvest UK  y Multinvest NV http://elpais.com/diario/1983/07/16/economia/427154407_850215.html , la segunda domiciliada en La Antillas Holandesas, un paraíso fiscal en aquellos momentos (BV y NV son de alguna forma como sociedades anónimas en España, es la forma holandesa)

La principal actividad de Multinvest era vitivinícola, con la marca Dry Sac como bandera, solo esta parte tenía un volumen de ventas de 8.000 millones de pesetas, (48 millones de euros) que a valor de hoy serían unos 185 millones de euros, por tanto una cifra nada desdeñable, y esto era solo una parte de la Rumasa exterior, de todas formas acabó como todo parece llegar con esta familia, http://elpais.com/diario/1983/07/13/economia/426895213_850215.html no obstante por ahí había otra sociedad denominada Augustus Barnett, & Son, Ltd. http://elpais.com/diario/1983/07/12/economia/426808802_850215.html

http://elpais.com/diario/1983/03/25/economia/417394815_850215.html

25/03/1983

La situación económica de José María Ruiz-Mateos no le permitiría utilizar otro camino para hacerse con Augustus Barnett, que pagar al Banco de Jerez los seis millones de dólares que reclaman los administradores de Rumasa, así como unos dos millones de libras esterlinas que prestó el National Westminster Bank, de Londres, en concepto de hipotecas sobre tiendas de la cadena.

Ha sido precisamente este crédito del National Westminster Bank el que ha estado a punto de hacer quebrar a Augustus Barnett el pasado lunes, porque los representantes del banco inglés reclamaron su devolución. Augustus Barnett, que vale más que los créditos del Banco de Jerez y del Westminster Bank juntos, estuvo a punto de ser declarada insolvente, pero la intervención de los nuevos representantes de Rumasa logró parar la operación.

Sin embargo, parece que el caso podría solucionarse, al menos en parte, en las próximas horas, aunque los términos de esta operación no serán conocidos en cualquier caso hasta hoy. Una rápida solución supondría un alivio inmediato para los empleados de los dos principales grupos de Multinvest, Augustus Barnett y Sherry House Group, porque la sociedad no dispone de fondos para pagar los salarios ni para hacer frente a los acreedores.

El 2 de septiembre de 1983,  unos 18 meses después de la expropiación de los negocios en España, “Augustus Barnett” entró en liquidación voluntaria, no obstante de los supuestos 25.000 millones de pesetas (150 millones euros) presuntamente “distraídos”, poco o nada se supo, porque en las noticias anteriores y en lo que respecta a esta sociedad se habla de 6 millones de dólares y 2 millones de libras, sumado esto, no alcanza ni de lejos los 150 millones de euros de 1983.

A partir de aproximadamente 1988

 

Sin poder precisar la fecha, sería alrededor de 1987, que Dhul habría pasado a ser propiedad de Ruiz-Mateos, iniciando de alguna manera lo que iba a ser Nueva Rumasa http://elpais.com/diario/1988/08/13/economia/587426411_850215.html , aunque en esta ocasión se tomaron muchas precauciones, las participaciones societarias no se iban a adquirir directamente, sino con más sociedades interpuestas que para la primera Rumasa, e intentando que se perdiera el rastro en estados dónde la transparencia societaria deja mucho que desear, en este sentido, y pesar que de los paraísos fiscales han ido adaptando su legislación para que no sean considerados como tales, siguen existiendo unos pocos, en los cuales tú puedes ir a crear una sociedad, en el registro figurarás los fundadores de la misma, normalmente un despacho de abogados, que acto seguido y al ser las acciones “al portador”, firmarán el vendí al propietario real, y vete tú a saber quien es “el portador” en cada momento, no se registran los cambios, para algo son eso “al portador”, y para perjudicar más tal trasparencia, no sea que alguien se pueda ir de la lengua, en lugar de transmitir a los verdaderos propietarios, se pone ahí a testaferros, con lo cual, ni “las malas lenguas” consiguen que se pueda conocer tal titularidad real.

Sin embargo y si tal precaución fuera poca, los derechos de las empresas, se troceaban, evitando o intentando que una nueva expropiación pudiera tener el mismo resultado que la acontecida en 1983, no obstante parece que esto no se consiguió, me explico, la titularidad de las marcas no era de la propiedad de la sociedad fabricante de los productos, sino de otra, cuyo rastro de igual forma que la propiedad, se perdía en los “no-registros” de la república de Belice. Si bien podemos convenir que muchas empresas del “no-grupo Nueva Rumasa” fabricaban marcas blancas para grandes distribuidores de alimentación, y tales marcas un valor limitado o casi nulo, había otras como la propia Dhul, desde luego Cacaolat, Fruco, Apis, y alguna otra, que efectivamente tenían un valor, al ser muy conocidas en el mercado.

Por lo que he podido saber, Dhul cumplia sus compromisos de pago, y pocas habría que reseñar, era una empresa “normal”, pero idea de Ruiz-Mateos de fundar un nuevo emporio empresarial estaría ahí, de este modo:

  • 1986. La familia Ruiz Mateos se dedica a la producción y exportación de vinos a Alemania, Gran Bretaña y Holanda. Y en aquellas fechas contaba con Dhul o es posible que fuera adquirida en aquellas fechas.
  • 1991. Jose María Ruiz Mateos se convierte en el máximo accionista del club de fútbol Rayo Vallecano.
  • 1992. Nueva Rumasa adquiere Chocolates Trapa.
  • 1996. Nueva Rumasa adquiere Bodegas Garvey a United D. España por 10 millones de euros.
  • 30 de agosto de 1996. Nueva Rumasa adquiere el 72 por ciento de las acciones de la empresa vallisoletana de producción de huevos, Híbridos Americanos - Hibramer, por 1.000 millones (6 millones de euros).
  • 5 de febrero de 1997. Nueva Rumasa adquiere el 76 por ciento del capital de Cavas Montesquius.
  • 1999. Aldusa pasa a formar parte de la división de alimentos del grupo.
  • 30 de junio de 2004. Nueva Rumasa, a través de la sociedad Zoilo Ruiz-Mateos, formaliza la compra de los activos de la bodega jerezana Sandeman a la portuguesa Sogrape.
  • 15 de octubre de 2004. Formaliza la compra de la distribuidora madrileña de vinos y licores Abilio y Toribio Nieto Gutiérrez, también conocida como Distribuidora Los Conejos.
  • 22 de julio de 2005. El Grupo Dhul, perteneciente a Nueva Rumasa, adquiere la marca de Chocolates Elgorriaga al grupo francés Cantalou.
  • 12 de enero de 2007. Hotasa Hoteles adquiere dos hoteles en Baleares, el "Menorca Sea Club", ubicado en la localidad mallorquina de Cala'n Forcat, y el "Samoa", en Mallorca.
  • 4 de julio de 2007. El grupo alimentario italiano Parmalat concluye la venta de sus actividades en España a Nueva Rumasa por 188 millones de euros. – La antigua Clesa.
  • 13 de marzo de 2008. La multinacional Kraft Foods vende su división española de conservas Apis y su marca de zumos Fruco (pertenecientes a la empresa Carcesa) a Nueva Rumasa.
  • 22 octubre de 2008. La empresa Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), propietaria de la marca Central Lechera Asturiana (CLAS) y Larsa, traspasa su planta de Sevilla a Nueva Rumasa durante un periodo de cuatro años.
  • 16 de marzo de 2009. Hotasa Hoteles anuncia la adquisición de dos establecimientos de dos hoteles en la isla canaria de La Palma, el Hotel Taburiente Playa y el Apartahotel Costa Salinas.
  • 19 de mayo de 2009. Hotasa Hoteles anuncia la compra de dos hoteles en la localidad de mallorquina de Can Picafort, el Clumba Mar y el Sarah.
  • 30 de junio de 2009. Nueva Rumasa adquiere la planta de Kraft Foods en Mahón (Menorca) y las marcas Tranchettes, Santé y Quesilete.

Y de por medio compras menores, como una cárnica en Almendralejo, que al parecer nunca se puso en marcha, Cárnicas Oliventinas     http://www.diariodejerez.es/article/jerez/762143/nueva/rumasa/compra/la/empresa/carnicas/oliventinas.html muchos años antes Cavas Hill, una cooperativa el Reus, cuya adquisición ya coleaba en los juzgados mucho antes que el show de los pagarés http://www.diaridetarragona.com/reus/25091/absuelto-un-hijo-de-ruiz-mateos-por-el-caso-de-nueva-comarcal-de-reus , bodegas en La Rioja y en Toro, etc., etc. 


El principio del fin.

 

Es muy probable que esta vorágine de compras pudiera ser más o menos absorbida por el nuevo conglomerado, que nunca se constituyó como grupo empresarial, aunque de facto lo fuera, y así lo están determinando los jueces, en mi opinión el punto de inflexión fue en julio 2007, la compra de Clesa, fueron 188 millones de euros, una cifra que superaba con creces cualquier volumen del grupo, tal vez fue “un pez chico se come al grande”, ello sin la suficiencia de fondos propios para aportar, o una buena parte de ellos, y agravado por los problemas de la matriz vendedora, el grupo Parmalat, que acabó en quiebra https://casoparmalat.wordpress.com/2011/09/13/causas-de-la-crisis-de-parlamat/ , y no una cualquiera, sino que de momento pasará a la historia como una comparable con el caso Enron.

En los últimos 4 años hemos conocido que “su banquero” fue Banco Santander, no obstante todo se otorgó con garantías hipotecarias, a pesar de ello, en “las cartas” que publicó D. José María, había algunas de agradecimiento a una persona que consideró “un gran banquero”, D. Javier Peralta, Director General de Riesgos de Banco Santander http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/09/economia/1299668132.html , alguna de las misivas suena a ridículo, D. José María Ruiz-Mateos sabía perfectamente que un banco no hace favores, hace negocios, así de simple. 

Ni siquiera tendría que agradecer confianza, porque todo se hizo con garantías hipotecarias, si bien ciertamente, dar estas garantías no significar no asumir riesgo, una hipoteca es igualmente un riesgo financiero, con menos probabilidades de pérdida que uno con garantía personal, o al menos con posibilidad de recuperación de buena parte de lo prestado.  

Hasta que el Santander dejó de financiar el grupo, y con ello todo cayó como un castillo de naipes, ni siquiera las emisiones de pagarés les salvaron.

Más tarde y con lo que se publica en presa sobre los sumarios judiciales, hemos conocido que se adquirían empresas, con patrimonio no hipotecado o con poca cifra, se pagaban tales compras a plazos, como hizo siempre Ruiz-Mateos, pero en esta ocasión y acto seguido se hipotecaban los inmuebles para obtener liquidez y seguir con más y más compras.

¿Las compras eran para reflotar tales empresas? La teoría nos indica que si, la realidad no parece coincidir con ello, la cosa apunta a que estábamos antes “una huida hacia adelante”, y el objetivo de tales adquisiciones no era otra cosa que obtener liquidez a toda costa.

Todo ello y pesar de estar muy concentrado en la alimentación, algo básico, la parte del consumo que tiende a ser lo último que se resiente en una crisis, el inicio de esta tan larga que estamos viviendo, aceleró el proceso sin lugar a dudas.

La liquidez se obtenía mediante compras a plazos, y simulteamente hipotecar todos los activos susceptibles de ello, al menos esta parece la forma ideada en las compras de los últimos años, previos al desplome del no-grupo (*)

(*) Digo "no-grupo", porque a pesar de las promesas ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con los pagarés, nuco se pudo confeccionar un balance consolidado, juridicamente no había ninguna conexión, no obstante si parece haberse demostrado últimamdenta que la tesorería, estaría funcionando como una caja única, a traves de la social Bardajera, S.L., administrada por un sobrino del fallecido, D. Zoilo Pazos Rivero. 

Yo no sé si este señor Zolio, tiene muchas luces para ser el cajero de todo el conglomerado, probablemente las tenga, dudo que Ruiz-Mateos, pusiera ahí a un tipo que no tiene ni idea de nada, ahora bien, ante los jueces y declarando en los distintos sumarios abiertos, parece asumir, que no sabia ... yo cumplía órdenes de mi tío, etc., y ahora tales órdenes no habrá manera de contrastarlas. 

La idea de tener, de nuevo, banco propio estuvo ahí, con ello se hubieran eliminado los problemas de liquidez, lo que ocurre es que la concentración bancaria ya se había iniciado, ya no quedaban bancos de pueblo como en los años 60 y 70 del siglo pasado, salvo la Banca Pueyo y Banco Etcheverría, que al menos el primero no estuvo nunca a la venta, el segundo parece que si, porque una buna parte del mismo era propiedad de Nova Caixa Galicia, y con su propia crisis, es uno de los activos que vendió, y en todo caso no sin comparables con dichos “bancos de pueblo” de antaño, cuentan con una estructura igual que los grandes, un volumen de negocio muy respetable, etc.

Y lo intentó, tanto con la Caja Castilla La Mancha, después de ser intervenida http://www.europapress.es/nacional/noticia-nueva-rumasa-propone-banco-castilla-mancha-20090427120933.html, y con el británico Northern Rock http://www.elmundo.es/mundodinero/2007/09/25/economia/1190707061.html, sin embargo esto por llamarlo en plan basto “ya no cuela”, las autoridades de ambos estados, debieron pensar que el remedio iba a ser peor que la enfermedad.

En el siguiente post y creo que último de la serie, trataré sobre los pagarés, anécdotas, y contratos de compra que sorprenden, aunque el comprador sea considerarlo muy solvente, se toman ciertas precauciones en las ventas que no son al contado, y aquí algunas de tales cautelas, parecen brillar por su ausencia.

Y avanzo, si, pedí información como “potencial” suscriptor de pagarés, a mi nombre y algún miembro más de mi familia, y tengo anécdotas bastante curiosas, o al menos en mi formación contable, me lo parecen, lo cual desarrollaré en la cuarta parte de esta serie.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar