¿Cuánto le queda a este modelo económico?

3
A lo largo de la historia, nuestro modelo económico a ha ido evolucionando y perfeccionándose. 

En sus orígenes, el modelo clásico y neoclásico buscaban la mínima intervención del Estado. La crisis del 29 obligó a modificar el modelo económico. Las nuevas reglas del juego, se basaban en el modelo Keynesiano, que hacía énfasis en la demanda agregada a través de una mayor intervención del estado.
 
A partir de este momento, el sector público comienza a crecer de forma muy acelerada. En algunas sociedades el sector público superó el 60% del producto interior bruto y se comenzó a cuestionar este modelo. Las cargas imposisitivas para mantener este modelos son demasiado elevadas y desincentivan al sector privado. 
 
Así, en los años 70, surge un movimiento que critica el excesivo crecimiento del tamaño del sector público. A este grupo se les apodó “los economistas de la oferta” y su mayor exponente es Arthur Laffer, quien defendía que se podían aumentar los ingresos públicos a través de la bajada de impuestos.
 
Este grupo de economistas, son contrarios a las políticas pro-gasto público. Aceptan que existen ciertos bienes/servicios que deben garantizarse por el Estado, como: la educación, la sanidad, o el transporte público. 
Sin embargo, esta corriente critica que deba ser el sector público quien deba proveerlos. Considera que el sector público debe de ser el ente regulador que garantice que estos bienes/servicios lleguen a toda la ciudadanía y el sector privado, serán los responsables de proveerlos y gestionarlos. Esta fue la tendencia que se siguió desde finales de los 70 hasta la llegada al siglo XXI, donde cada vez se escuchaba más la palabra privatización. Este movimiento conseguió frenar el imparable avance del sector público.
 
Sin embargo, la tendencia en el siglo XXI es opuesta. El aumento de la deuda pública y los programas de gasto publico han sido la tendencia habitual para paliar las diferentes crisis económicas globales que hemos vivido cada 6-8 años en este siglo XXI. Comenzando con la “crisis de las .com” en el año 2000, “la gran recesión”de 2007-2009, la “crisis del euro” del 2012-2014 y actualmente la crisis del coronavirus 2020.
 
La solución a estas crisis ha sido siempre el aumento de los programas de gasto público, financiados a través del aumento de deuda pública la cual es adquirida por los bancos centrales.
 
Análisis 
A través de la página tradingeconomics.com he elaborado tablas comparativas de 4 de las principales economías desarrolladas del mundo, con cifras aproximadas recogidas cada 5 años. Con ello he analizado el impacto del modelo económico según 3 indicadores: la cantidad de dinero en circulación, la renta per cápita y la deuda pública.
 
Para analizar la oferta monetaria he utilizado los datos de la M2. La M2 es un indicador monetario para medir la oferta monetaria que incluye entre otros: monedas y billetes en manos del publico y depósitos a menos de dos años
 
Comparativa año 2000
Pais
M2
Renta per cápita
% Deuda pública/PIB
Eurozona
4 billones de euros
34.913 USD
66,3%
Estados Unidos
5 billones de dólares
43.434 USD
55,6%
Japón
610 billones de yenes
35.518 USD
135,4%
Reino Unido
750 billones de libras
35.672 USD
31,3%
 
 Comparativa año 2005
Pais
M2
Renta per cápita
% Deuda pública/PIB
Eurozona
6 billones de euros
36.393 USD
67%
Estados Unidos
6 billones de dólares
47.287 USD
61,6%
Japón
700 billones de yenes
37.391 USD
176,8%
Reino Unido
1100 billones de libras
39.984 USD
31,8%
 
 Comparativa año 2010
Pais
M2
Renta per cápita
% Deuda pública/PIB
Eurozona
8 billones de euros
37.567 USD
80,5%
Estados Unidos
8 billones de dólares
48.467 USD
91,2%
Japón
790 billones de yenes
37.487 USD
207,9%
Reino Unido
2100 billones de libras
39.440 USD
62,9%
 
 Comparativa año 2015
Pais
M2
Renta per cápita
% Deuda pública/PIB
Eurozona
10 billones de euros
38.718 USD
84,8%
Estados Unidos
12 billones de dólares
51.028 USD
100,6%
Japón
900 billones de yenes
39.672 USD
231,3%
Reino Unido
2100 billones de libras
42.017 USD
80,5%
 
 Comparativa año 2019
Pais
M2
Renta per cápita
% Deuda pública/PIB
Eurozona
11,75 billones de euros
41.387 USD
77,6%
Estados Unidos
15 billones de dólares
55. 809 USD
118,9%
Japón
1025 billones de yenes
41.429 USD
236,6%
Reino Unido
2400 billones de libras
43.688 USD
80,7%
 
Todavía no se han publicados todos los datos de 2020 para poder hacer una comparación completa entre las distintas economías. Lo que si que conocemos es el fuerte aumento de la oferta monetaria que han seguido durante 2020 los principales Bancos Centrales.
 
Pais
M2 en 2019
M2 en 2020
Variación
Eurozona
11.75
13.75
17%
Estados Unidos
15
19
27%
Japón
1025
1125
10%
Reino Unido
2400
2700
13%
 
Conclusiones
 
Se puede afirmar que el modelo económico que se esta siguiendo durante el siglo XXI y la forma de solucionar las crisis a través del aumento de dinero, no está logrando su objetivo. 
 
Los Bancos Centrales aumentan anualmente, un 10% la cantidad de dinero en circulación. Considerando que la base monetaria no varía esto significa que el dinero vale un 10% menos cada año. 
 
La ratio deuda pública/Producto Interior Bruto (PIB), crece a un ritmo inferior al que lo hace la cantidad de dinero en circulación. Esto equivale a afirmar que la deuda pública/PIB cada vez tiene menos valor y hace que el modelo sea sostenible. 
 
Los salarios crecen al 1%, es decir, la capacidad adquisitva de los ciudadanos se reduce de media un 9%  anual. 
 
Pais
Variación M2
Variación Renta per cápita
Variación % Deuda pública/PIB
Eurozona
194%
19%
17%
Estados Unidos
200%
28%
114%
Japón
68%
17%
75%
Reino Unido
220%
22%
158%
 
 
 
Si quieres interactuar conmigo o tienes interés en algún mercado/activo en particular por favor, escríbeme a mi Twitter.
 
Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Antes de comenzar a operar con CFD debe considerar si comprende cómo funciona y si está dispuesto a asumir este riesgo.
Le recomiendo que antes de comenzar a operar con CFD, abra y practique con una cuenta demo de su proveedor.
  1. #3
    05/01/21 22:40
    MUY buen artículo. Gracias!
  2. en respuesta a Ramongv
    #2
    03/01/21 12:52
    Correcto Ramon, da miedo.

    La busqueda prosigue con el objetivo de encontrar activos que nos permitan mantener o aumentar nuestra riqueza . Es decir buscar activos que den una rentabilidad superior a este 10%.

    Siendo conservadores, podemos analizar la evolución del activo refugio por excelencia del mundo, el oro. "El patron oro fijaba la cantidad necesaria de una divisa a intercambiar por una onza de oro". Si tu banco central decide aumentar la oferta monetaria, esta ratio variará en la misma proporción.
    Aproximadamente, la onza de oro troy ha subido de 285 dólares en el año 2000 a casi 1.900 dólares en la actualidad.

    Nota: la gracia de nuestro modelo económico globalizado radica en que todos los bancos centrales coordinan sus politicas económicas y con ello se consigue que pese a que el dinero valga cada vez menos, el ciudadano es feliz ya que su nómina crece (Ilusión monetaria).
    Si quieres más información al respecto, te aconsejo que leas acerca de la nueva economía keynesiana de segunda generación y las estrategias de los bancos centrales para fijar su politica monetaria.

    De cara a la inversión, te recomiendo que eches un vistazo a la rentabilidad de activos más riesgosos que el oro pero con oferta finita: criptomonedas, acciones de empresa, commodities, un piso ....

    Captura de pantalla de investing.com
    Captura de pantalla de investing.com
  3. #1
    02/01/21 23:31
    Hola,
    Un buen análisis, dan miedo esos números.
    Con una perdida de un 9% anual de capacidad adquisitiva de los salarios, nada es sostenible. El gasto de las familias acabará limitándose cada vez más a sectores de primera necesidad, y será cada vez menor.
    Y la burbuja de deuda, ¿como puede mantenerse será financiable perdidas? 



    ¿

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar