Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
3 recomendaciones

Sabemos que las agencias crediticias no sirven para nada.  ¿Servirá el uso de CDS para medir riesgos de deuda soberana de un país?  ¿O acaso existe algún riesgo a la hora de usar los CDS para evaluar los riesgos?  Primero debemos comprender cómo funcionan los CDS y su papel en la crisis, que no ha sido nada pasivo. Veremos el rol de los CDS en la crisis americana y griega, y trataré el tema de riesgo de deuda soberana.

Sabemos que las agencias crediticias/opinadoras le dieron rating de AAA a los bancos islandeses y a los créditos subprime, y cuando tuvieron que comparecer ante el gobierno de los EUA para responder por ello, dijeron lo siguiente:

  • Deven Sharma (Standard & Poor, S&P): "Las calificaciones expresan nuestra opinión.  (...)  No se refieren al valor de mercado, la volatilidad de su precio o su calidad como inversión."
  • Stephen Joynt (Fitch ratings): "Nuestras calificaciones son nuestras opiniones. (...) Estamos enfatizando el hecho de que las calificaciones son opiniones."
  • Raymond Mc Daniel (Moody's): "Opiniones, sólo son opiniones."

Está claro que una inversión que tome como base las opiniones de las calificadoras, termina siendo una apuesta riesgosa, porque la calificación no te habla de valor de mercado, volatilidad o calidad de inversión.  En otras palabras, el pulpo Paul puede ser más confiable como asesor a la hora de invertir.  ¿Qué hacer entonces?

Nadie que se precie de ser un analista serio usaría ya los ratings de las calificadoras.  Entonces alguien podría pensar que el riesgo crediticio de los países puede analizarse a partir de los CDS (Credit Default Swaps).  Los CDS son derivados financieros, y tienen cierto parecido y varias diferencias respecto de los seguros.  Si no tienes ni idea de lo que es un CDS y sabes leer inglés, puedes consultar este par de lecturas que explican su funcionamiento de manera sencilla:

¿Qué cuidados debemos tener a la hora de usar a los CDS como instrumento para medir riesgos soberanos?   ¿Existe un riesgo a la hora de usar los CDS como medida de riesgo?  Para comprender el riesgo de usar los CDS como medida de riesgo hay que comprender la naturaleza de los derivados financieros.

Apuestas y derivados

Los derivados son esencialmente apuestas, aunque te lo venden como si fuera un seguro.  Si compraras un seguro contra accidente, te pagan dinero si tienes un accidente.  No querrías que te pagaran, porque aunque te dan dinero, vas a tener un perjuicio en tu integridad física.  En cambio, si compras un seguro contra accidente que te paga si tu vecino se accidenta, entonces te verías tentado a venderle al vecino un automóvil con los frenos defectuosos, y de esa manera te ganas un poco de dinero con la venta del carro, y encima te pagan el seguro.  Dicho de otra forma, apostaste a que el vecino se accidenta, y le vendes el carro en mal estado para ganar la apuesta. 

La crisis de 2008, CDS y CDO sintéticos

Esto es lo que hicieron los bancos americanos al vender unos derivados llamados "CDO sintéticos" que apostaban a que los créditos subprime que tenían calificación AAA serían cobrados por el banco.  Los CDO sintéticos eran derivados que eran una apuesta a que los créditos serían cobrados.  Eran una gran olla donde muchas personas metían el dinero, como en un fondo de inversión, pero en lugar de tener un activo físico como respaldo, tenían un bono respaldado con la deuda subprime.  Si el apostador ganaba, entonces le pagarían un beneficio, como si se tratara de un fondo de inversión.  Pero si el préstamo se volvía incobrable, el banco que manejaba la apuesta (el que vendía los CDOs) se cobraría el dinero no cobrado por morosidad, y la pérdida se reparte entre los inversionistas, porque ni siquiera había un activo físico para vender, sino sólo un bono respaldado en un préstamo incobrable.  Resulta lógico pensar que si le prestas dinero a alguien que no puede pagar, y apuestas a que paga, y respaldas tu dinero con ese incobrable, puedes llevarte una sorpresa muy esperable.  Pero como tenían rating AAA de las calificadoras, los inversionistas se confiaron y perdieron.

¿Por qué nadie vio venir la crisis?  Es que las casas venían subiendo de precio.  Subían de precio porque la gente compraba, y la gente compraba porque subían de precio, la señal típica de una burbuja.  Entonces, aunque una persona no pudiera pagar, pedía un préstamo y compraba una casa, esperaba a que el precio subiera, y luego vendía y con la diferencia pagaba el préstamo y los intereses y se dejaba una ganancia.  Entonces los créditos subprime parecían ser poco riesgosos porque no terminaban morosos.  La crisis vino cuando las casas dejaron de subir de precio, y muchos no pudieron pagar.  En el mercado de apuestas (derivados) sobrevino el pánico, porque ahora los apostadores iban a perder.  Afortunadamente, los bancos que quedaron morosos habían apostado ante AIG a que los créditos subprime no iban a funcionar, pero los que compraron CDO sintéticos no tenían una red de seguridad.  De esta forma, los bancos no perdieron, sino que toda la pérdida se trasladó a AIG y a los que compraron CDO sintéticos. Y como se había vendido varios CDOs sintéticos respaldados en un mismo bono subprime, la pérdida se multiplicó.

Los bancos se aseguraron contra morosidad al comprarle derivados a AIG, y mientras tanto seguían prestando dinero a personas que no podían pagar (por eso se llaman subprime).  Y la sorpresa fue para muchos que la gente que no podía pagar, al final no pudo pagar.  Como por cada crédito moroso e incobrable había muchos CDO colateralizados, muchos apostadores que se habían confiado por las opiniones de las agencias calificadoras, tuvieron pérdidas.  Esas pérdidas fueron lo que propagó una crisis hipotecaria relativamente pequeña para convertir la crisis en algo mundial.  Los derivados habían servido como mecanismo de propagación de crisis a otros sistemas financieros.  Los bancos habían apostado ante AIG a que los créditos subprime no podrían cobrarse, y ganaron dinero, y AIG lo perdió, y de allí viene el famoso escándalo de AIG.

En finanzas existe el concepto de "riesgo moral" que apunta a un cambio de conducta cuando alguien no recibe las consecuencias de sus actos.  Los bancos que prestaron a deudores subprime no recibieron la pérdida, sino que trasladaron las pérdidas a AIG y a los que invirtieron en CDOs sintéticos.  Hubo un riesgo moral.  Lo que sucedió fue que AIG no pudo pagar los CDS en una apuesta ganada por los bancos, en una crisis causada por los bancos.  ¿Los ganadores con el rescate de AIG?

Goldman Sachs
Deutsche Bank
Merrill Lynch
Société Générale
Calyon
Barclays
Rabobank
Danske
HSBC
Royal Bank of Scotland
Banco Santander
Morgan Stanley
Wachovia
Bank of America
Lloyds Banking Group
The Real Winners From The AIG Bailout

Por supuesto, aunque los bancos se habían cobrado varias veces el dinero no cobrado a los morosos, contablemente registraban una morosidad, porque las cuentas de operaciones de derivados y de préstamos no caen en una sola olla.  Entonces los bancos dejaron de prestar, alegando que se volverían contablemente insolventes (aunque no fuera cierto) y presentaron el panorama de manera apocalíptica. Y entonces vienen a pedir que se rescate a los bancos con el programa TARP.  La idea de TARP era que el gobierno le diera dinero de un rescate a los bancos para que ese dinero se prestara a empresas y personas, y no para cubrir faltantes por incobrables.

Pero los bancos no hicieron eso, sino que desviaron el dinero para cubrir faltantes.  Habría sido mejor que el gobierno de EUA creara un banco estatal y usara el dinero del TARP para prestar el dinero a empresas y personas, pero no lo hicieron.  Lo que hicieron los bancos fue usar ese dinero fresco para cubrir los faltantes por deuda incobrable, y gracias a ello reportaron ganancias enormes, como si el dinero de los contribuyentes fuera dinero cobrado a los deudores. 

Y eso dio pie a bonificaciones y compensaciones astronómicas que sólo en 3 bancos americanos alcanzó 35 veces el monto de la ayuda internacional a Haití, que sucede por esa misma época.  Lo más indignante es que aunque el TARP era un préstamo de dinero, la tasa anualizada era inferior a la tasa de los bonos, por lo que bastaría que el banco usara el dinero del rescate para comprar bonos, y así los contribuyentes le pagarían una tasa de interés al banco, en lugar del banco pagar intereses al gobierno.

Después del TARP, parece que los banqueros asumieron como natural que los contribuyentes de muchos países regalaran dinero a los bancos con tasas de interés ruinosas para los contribuyentes, para solventar los faltantes por créditos morosos.  La reforma financiera que Obama pretendía no logró prohibir los créditos subprime, no logró separar la banca de depósitos de la banca de inversión (cuando operan juntos hay un conflicto de interés que perjudica a depositantes e inversionistas). 

Los banqueros hicieron lobby (¿compraron funcionarios?) para que no pasara.  Y no hubo propuestas para prohibir o regular los derivados que causaron la crisis.  De este modo los faltantes seguían adelante, y las morosidades iban en aumento, y con los rescates se tapaban los problemas mientras se generaban ganancias asombrosas en los bancos.  De hecho, la deuda que Zapatero contrajo con el FMI, gracias a la cual la prima de riesgo española está donde está hoy, se usó para hacer rescates ruinosos para los contribuyentes también.  Si esto es salir de la crisis o evitarla, yo me llamo Jilipondio.

Posteriormente, como el TARP era muy evidente, al final los rescates se produjeron por otras vías, tales como los QE (Quantitative Easing, que es imprimir dinero) y dárselo a los bancos para que se deposite en cuentas estatales, de modo que el dinero lo recibe el banco, pero el gobierno es el que en las anotaciones bancarias aparece como aquel al que se le deposita el dinero, aunque sean los bancos los que lo usan.  Luego, con la excusa de cobrar el dinero para pagar el TARP, quisieron cobrarle a los americanos por usar su propio dinero depositado, y eso les enojó tanto que arrancó el movimiento Occupy Wall Street.  De este modo, AIG, los inversionistas y los americanos terminaron pagando los platos rotos de los bancos, y las agencias calificadoras y los bancos terminaron saliéndose con la suya.  Fue una gran estafa, pero como el concepto de estafa no está legalmente estipulado en las apuestas, entonces los bancos encontraron la brecha legal para estafar a sus clientes inversionistas, alegando que aunque supieran que iba a fallar, no es su deber proteger a los inversionustas que corren riesgos por su propia cuenta.

CDS y la crisis griega

Ahora bien, cuando hablamos de los CDS, sabemos que Grecia cayó en crisis de deuda debido a que hizo transacciones con CDS, que terminaron siendo como un préstamo impagable a Grecia que luego empujó a la crisis.  ¿Cómo fue exactamente que funcionó el asunto de la crisis griega?  Sabemos que en la crisis ameericana AIG no pudo pagar los CDS que los bancos compraron.

En el caso griego, las compañías que compraban los CDS no tendrían que perder dinero si el valor de los bonos griegos se venía abajo. Los que vendían los CDS fueron los que compraron los CDS: Goldman Sachs, JPMorgan Chase, Citibank y UBS. Esto es como si el banco se vende a si mismo un CDS donde el banco se asegura contra la bajada de los bonos griegos (apuesta a que bajan).  Las decisiones y evaluaciones estaban en manos de un comité de bancos con poca transparencia y que no rendía cuentas a nadie, no había ente gubernamental como árbitro o regulador.  Estos dos artículos explican muy bien el enredo de CDS de la crisis griega.

CDS y las carreras de caballos 

El concepto de CDS se parece mucho a una apuesta en una carrera de caballos.   La gente cree que un caballo va a ganar y apuesta a ese caballo.  Como la apuesta es un seguro, en realidad no apuesta a la victoria, sino al fracaso del caballo, "se protege" contra el fracaso del caballo.

En la apuesta de caballos, las condiciones de la apuesta son fijadas por el manejador de apuestas que quiere dejarse tanto dinero de los apostadores como sea posible, y para que ello ocurra, lo que el apostador espera no debe suceder.  Una manera de hacer esto es usando el poder e influencia (poder político o económico) del manejador de apuestas para empujar a que no se cumpla la apuesta del apostador para no pagarle, o la otra es engañarlo (con poder mediático) para que apueste a algo que no va a pasar.

Al manejador de apuestas (banco) no le conviene que el apostador (inversionista) acierte en su apuesta y gane dinero. Y los bancos por su parte también apuestan y buscan que su apuesta sí se cumpla para ganar dinero.  Las crisis de derivados terminan siendo entonces una crisis donde los apostadores ganan y dejan al manejador de apuestas con problemas para pagar.  Esto fue lo que sucedió con la crisis asiática en el caso de Long Term Capital Management (ver descripción de dicha crisis en Wikipedia y de Investopedia).

Está claro que los problemas con los bonos griegos no fueron obra de la casualidad, pues todos los medios de comunicación empezaron a gritar a coro que la crisis griega era algo para tener miedo, y mientras tanto había ataques especulativos sobre los bonos griegos.

El Centro Nacional de Inteligencia (EYP) de Grecia ha descubierto presiones de inversores internacionales sobre la economía griega, en su mayoría procedentes de compañías financieras estadonidenses, según informa el diario To Vima. Cuatro grandes compañías de servicios financieros que actúan en Europa y en EE UU vendieron el pasado diciembre "de forma masiva bonos (estatales) y los volvían a comprar a precios reducidos al final de la jornada", según el diario. El periódico nombra a las gestoras estadounidenses de fondos de alto riesgo Moore Capital, Fidelity International y Paulson & Co, así como a Brevan Howard, con sede en Reino Unido, como los inversores que estuvieron detrás de estas operaciones especulativas. Además, asegura que en sus investigaciones, los servicios secretos griegos están en contacto con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España, que también están investigando las presiones especulativas contra la deuda española, según ha revelado EL PAÍS, y los servicios de inteligencia de Francia y Reino Unido. - La inteligencia griega identifica a los autores del ataque a su deuda

En el caso de los CDS, el basis point (bp) indica la medida entre lo que pagas como prima y lo que te pagan si apostaste al caballo correcto. Por ejemplo, si España tiene 384 bp significa que si compraste un CDS y anualmente pagas $38,400 por el CDS y España entra en default (impago de deuda) entonces te pagan $1 millon.    El monto que pagas por el CDS se llama "prima" (premium) y esa prima recibe el nombre de "CDS spread". 

Cabe añadir que no es lo mismo prima de bonos de deuda y prima de CDS, y el "CDS spread" es diferente del "yield spread". Yield spread es la diferencia de spread de algún bono y los bonos del tesoro de los EUA.

Los CDS están sujetos a un plazo.  A un plazo dado, el CPD y los bp no suelen coincidir de manera lineal, debido a que los criterios de cálculo de ambos indicadores siguen distintas rutas.  CPD se refiere a "probabilidad acumulada de default" (cumulative probability of default).  De esta manera la observación de los bp y el CPD termina siendo un par que podría manejarse de manera conjunta en un análisis.  La gestión de los gobiernos ha ido disminuyendo la posibilidad de un default, pero lo ha hecho a expensas de los ciudadanos.  A la hora de analizar, no sólo importa el nivel de bp, sino que importa también la tendencia a encoger o agrandar el CDS spread.

Si miras este ejemplo que ya está bastante viejo porque es de 2011 (Chart of the Day: Greatest Credit Deterioration Focus – Belgium, Spanish Banking), verás cómo se ve un análisis con bp y CPD.  Cuando se habla de "tightener" y "widener" se refiere a los que reducen o amplian los niveles de variación de bp respectivamente.  Es decir, tightener y widener se refiere a una tasa de cambio en los bp a lo largo de un periodo de tiempo determinado.

Se considera que ocurre un "credit event" cuando ocurre alguno de los siguientes eventos:

  • Bancarrota
  • Aceleración de obligaciones
  • Default
  • Problemas para pagar
  • Moratorias
  • Reestructuraciones

En el caso de Grecia, el evento de "credit event" era determinado por el comité de bancos poco transparentes, de modo que esencialmente Grecia ya estaba gobernado por los bancos mucho antes de que se hablara de crisis griega en la prensa.

El riesgo y la percepción del riesgo

De esta forma, hay quienes analizan los riesgos a partir de los análisis de bp y CPD.  Sin embargo es preciso comprender que al ponerle un precio al seguro contra fracaso de caballos, eso no significa que los más caros sean los que necesariamente van a fracasar.  Es que la fijación de precios obedece a percepción del riesgo, y no el riesgo real.

Por ejemplo, puedes pensar que un caballo es malo porque su CDS tiene muchos bp, pero el caballo en la realidad puede estar sujeto a condiciones que no fueron consideradas en la definición de bp y que pueden cambiar el panorama.  Es que para calcular bp o el CPD se toman elementos del pasado y del presente, y pronosticar el futuro con ello es como conducir un coche mientras observamos con el espejo retrovisor.  Por ejemplo, si obtuviste una calificación de 70% en un examen, luego 80%, y luego no estudiaste, aunque la tendencia diga que ibas a obtener 90%, puedes obtener un 40% porque no estudiaste.  Hay aspectos cualitativos que afectan los números del futuro.

En el caso de los CDS una mala prensa tiene un efecto en la percepción del riesgo de los inversionistas, y las intervenciones y ataques especulativos tienen un efecto de modificación artificial de precios (como en el caso de los bonos griegos), que hace que se distorsione la evaluación del pasado y del presente, y por lo tanto del futuro.  Es que el futuro sólo Dios lo conoce.

Y debes recordar también que el que vende el CDS (el manejador de apuestas) no querrá que el que compra el CDS gane.  Y por eso pensar que los bp y CPD son una medida confiable de riesgo es ser un poco ingenuo.  Recordemos lo que pasó con los CDO sintéticos, donde los bancos sostuvieron todo dentro de la normalidad y en un momento dado sacaron su tajada y dejaron sin avisar a los inversionistas desnudos como Adán y Eva.  En la crisis de 1929 la gente tomaba los precios de las acciones como referencia de la probabilidad de éxito de una empresa, en 2008 usaba el precio de las casas, y hoy sería ingenuo usar los bp o los CPD de los CDS, porque sería algo muy similar.  Hay quienes prefieren usar el precio del oro, pensando que el oro es seguro.  Estan seguro que en la crisis española de 1575 el oro era seguro, en 1929 las acciones eran seguras y en 2008 las casas eran seguras.  ¿Será el oro seguro otra vez?  ¿O tal vez los bp y CPD como lo fue el oro en 1575?

La modificación artificial de precios a partir de movimientos emocionales de mercado causados por mala prensa y ataques especulativos, es una mera burbuja, y la mala prensa agrega sesgo psicológico a la evaluación de riesgo, pues hace ver grande lo que es pequeño y pequeño lo que es grande.  Grecia tiene una economía que es apenas 1/4 de la economía española.  Eso no va a hundir a Europa, y si se sale de la zona Euro, al final la economía europea gana en fortaleza al perder a su miembro pequeño más débil.

Los medios y los bancos han mentido mucho, porque han hecho parecer que la crisis griega se debió a que los griegos se han gastado el dinero estatal en estado de bienestar, por "vivir más allá de sus medios", cuando en realidad los grandes beneficiados fueron los empresarios armamentistas de Francia y Alemania con el uso de la deuda para comprar armas que estaban más allá de sus medios.  Están sacrificando a los ciudadanos griegos y sus pensiones, salarios, ahorros, todo, para honrar el pago de la venta de armas, no para "vivir los ciudadanos por encima de sus medios".

When it came to his turn to address the leader, he instinctively popped the question that many in Greece have wanted to ask. "After running through all the reasons why austerity wasn't working in my country I brought up the issue of defence expenditure. Was it right, I asked, that our government makes so many weapons purchases from Germany when it obviously couldn't afford such deals and was slashing wages and pensions?" - German 'hypocrisy' over Greek military spending has critics up in arms

New official figures show that bailouts and an EU austerity programme aimed at reducing Greek living standards by 30 per cent have not dented lucrative arms sales to Greece. In 2010, as Greece was plunged into crisis and the EU began a scheduled £200 billion in aid payments, European countries continued to sell aircraft, tanks, artillery and submarines to the Greek military. In the same year, France concluded a £662 million military aircraft deal with Greece, a lucrative deal for the French arms industry that will be underwritten by EU bail-out funds. Official German trade figures showed that in 2010 Germany, which has demanded draconian cuts to Greek social welfare spending, sold weaponry, including a submarine, worth £336 million to the impoverished southern Mediterranean country. - EU accused of hypocrisy for £1 billion in arms sales to Greece

Es que cuando los gastos ocurren en sanidad los efectos son visibles, pero cuando ocurren en lo militar, el gobierno se da el lujo de ser poco transparente bajo la excusa de que ser transparente sería inconveniente en presencia de los enemigos.  Y además, lo que se compra en lo militar es para las guerras del futuro, y la eficiencia es imposible de evaluar, mientras que la eficiencia del gasto en sanidad puede verse de inmediato.  No es de extrañar el hecho de que en Grecia y España recorten la sanidad pues tienen que pagar los ejercitos y sus juguetes (El gasto militar de España en cifras sencillas).  Decía el estratega americano James Cuningan que el gasto militar es consumo, pues no es productivo, no estimula ni produce nada, sólo consume suministros.  Es que lo militar se trata de convertir dinero en cenizas, es tener un montón de empleados públicos haciendo nada, cuando la mejor manera de no tener guerra es no hacerse de enemigos.  ¿Cual es la necesidad del gasto militar español? ¿Es que España espera una invasión de Francia?

Los medios han querido pintar todo como si en España fueran los españoles quienes con su estado de bienestar, educación, sanidad y pensiones, vivieran por encima de sus posibilidades.  Lo cierto es que lo militar es lo que vive por encima de las posibilidades, y los bancos hacen lo posible para hundir a los españoles y griegos.  No es lo mismo que haya déficit de gobierno (culpa de los políticos) a que los ciudadanos vivan más allá de los medios.  Mira lo que dicen los medios.

Why is Greece in trouble? Greece was living beyond its means even before it joined the euro. After it adopted the single currency, public spending soared. Public sector wages, for example, rose 50% between 1999 and 2007 - far faster than in other eurozone countries.  And while money flowed out of the government's coffers, its income was hit by widespread tax evasion. So, after years of overspending, its budget deficit - the difference between spending and income - spiralled out of control.  - BBC. Eurozone crisis explained

The Greeks have been living beyond their means for decades, with some of the most absurd rules allowing for people to get handouts (like the unmarried daughter pension). The Germans expect the Greeks to make sacrafices in exchange for German money, so the Greeks are pissed off because they want to keep getting things shoved up their butts without doing anything for it. I say we should simply let the economy collapse and let them see what it is like without any help. - Comentario de un lector en Fight brewing over time for Greek austerity

Si el CDS es un reflejo de la percepción del futuro económico de un país, y no tanto del futuro real, entonces más que para evaluar el riesgo de un país en realidad puede ser mejor como encuesta de opinión internacional para los políticos.  Así como a nivel nacional se hace encuestas de popularidad, así el CDS puede servir como encuesta de popularidad internacional en el mundo financiero.  Lo que pasa es que las encuestas a veces ejercen una influencia en las personas, y pasan de ser efecto a ser causa en un proceso con retroalimentación.  El CDS tiene el mismo efecto de retroalimentación, pues si la gente cree que mide riesgo, reaccionará ante los vaivenes de percepción y la fijación de precios de CDS puede terminar siendo un ataque especulativo en sí mismo.

No es de extrañar ni es accidente que en la encuesta de opinión de los bp de CDS, los países mediáticamente impopulares como Grecia, Argentina, Venezuela y España tengan mayores primas que países más populares como EUA.  Sabemos que Japón tenía un peor ratio de deuda vs PIB que Grecia, y que EUA tenía un peor ratio que España en 2011.  Habría que ver si ahora en 2012 hubo vencimientos de bonos de deuda para ver si ello podría modificar la posición española.  Resulta que las primas de los CDS no coinciden con los ranking de deuda vs PIB.

De acuerdo con UBS los dos países con mayor riesgo de hiperinflación son EUA y Reino Unido (UBS: The Risk Of Hyperinflation Is Largest In The US And The UK). Y sin embargo las primas de los CDS reflejan lo que aparenta ser un bajo riesgo.  En realidad lo que se vende como riesgo tiene mucho componente ideológico, porque en la construcción de indicadores de riesgo las metodologías contemplan aspectos cualitativos como regulación, y favorecen la desregulación, a pesar de que sabemos que una economía estable o una sociedad ocupa leyes que regulen la conducta de sus miembros para evitar la anarquía y la ley de la jungla.

De esta manera, la prima del CDS no refleja necesariamente el riesgo, en tanto no se puede demostrar que el precio a pagar corresponda con el riesgo real, no se puede demostrar que la prima del CDS del caballo describa realmente el estado del caballo en las carreras de caballos.  Y al tener el cálculo un aspecto de sesgo por ideología y tomar en cuenta eventos cualitativos moldeados por el aspecto mediático, está claro que la prima termina siendo una medida de percepción de riesgo y no de riesgo real. 

Y esto es muy importante, porque los seres humanos tendemos a hacer evaluaciones subjetivas del riesgo, porque confundimos la familiaridad con el riesgo.  Bajo el concepto de familiaridad, de la extrapolación del pasado, que es lo que hacen los cálculos de riesgo al mirar atrás para estimar el futuro, la mujer virgen no podría ser madre jamás, porque nunca antes estuvo embarazada ni fue madre.

De esta manera, existe un riesgo a la hora de usar los CDS para medir el riesgo.  El CDS ha servido para causarle una crisis a Grecia, y Warren Buffet le ha llamado "arma de destrucción masiva" que sirve para atacar bonos de deuda que los mismos CDS pretenden medir.

CDS resemble insurance. Buyers receive pay-outs from sellers on a credit event of a particular entity, and in return pay premiums to sellers. CDS are useful for hedging insurable interests. Unlike insurance, however, buyers do not have to have an interest in the entity, and such “naked” CDS have become an efficient way of shorting sovereign bonds.  Last year academics and commentators pointed to speculators using CDS to attack European sovereign bonds (eg Time to outlaw naked credit default swaps, Wolfgang Munchau, FT, February 28 2010). An EU Commission task force was set up to investigate, and its released but unpublished report sought to play down the issue.  They found that, prior to the crisis, spreads of bond yields determined CDS spreads, but during the crisis CDS spreads led bond yields. For Ireland, Greece, Portugal and Spain, the transmission effect from the CDS market to bond spreads was large and significant. The authors also found “explosive trends” emanating from the CDS market that, without official intervention, would have resulted in complete market failure for the sovereign debt instruments for several European countries. - CDS: modern day weapons of mass destruction

Podemos pensar que más bien los CDS pueden terminar siendo la causa de los riesgos de deuda soberana de muchos países.  Es como construir bombas nucleares para medir con explosiones atómicas, el peligro nuclear en el lugar en que se detonan.

¡Sé el primero en comentar!
3 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar