El efecto de las elecciones italianas sobre los mercados

El efecto de las elecciones italianas sobre los mercados

Las elecciones generales italianas del domingo son, sin duda,  uno de los eventos más importantes del año  para los mercados. Pese a la clara mejoría observada desde el verano pasado,  los problemas de la Europa periférica  se siguen percibiendo como la principal amenaza para la economía mundial, teniendo un potencial de desestabilización incalculable.  Sin ir más lejos, tanto el programa LTRO del BCE, como el más reciente OMT, fueron diseñados ad hoc para calmar las preocupaciones del mercado respecto a Italia y España.

En estos comicios se elegirán representantes para  el Congreso y el Senado, a través de dos procedimientos distintos para establecer mayorías en ambas cámaras. Para la Cámara Baja existe una circunscripción electoral única, con un sistema proporcional de voto a nivel nacional. Mientras que para la elección de senadores, existen distritos electorales regionales,  con un número cerrado de representantes en cada territorio. A este respecto, cuatro regiones se consideran estratégicas por el elevado número de representantes que aportan a la Cámara Alta (Lombardía, Veneto, Campania y Sicilia), dándose la circunstancia de que, tradicionalmente, la coalición que encabeza  Berlusconi ha obtenido mejor resultado en tres de estas regiones (Lombardía, Veneto, y Sicilia) que en la media del país.

Los cinco partidos (o coaliciones) que se presentan a las elecciones  son el IBC (centro-izquierda), encabezados por Pier Luigi Bersani; el CDX (centro-derecha), encabezado por Berlusconi; el UDC-FLI, de corte liberal y democristiano, liderado por Monti;  el Movimiento Cinco Estrellas, de Beppe Grillo, con un programa revolucionario de corte antisistema; y el Partido Revolución Civil, a la izquierda del IBC. ´

Aparte de las evidentes diferencias en los programas electorales, existe también una marcada animadversión personal entre los distintos candidatos, que dificulta enormemente la formación de las alianzas que se antojan necesarias. El IBC es el partido al que los sondeos señalan como primera fuerza, seguido del CDX, en tendencia alcista desde hace semanas. La tercera fuerza está disputada entre la colación de Monti y el Movimiento Cinco Estrellas de Grillo.    

El posible resultado de las elecciones italianas abre cuatro escenarios principales:

A.      La coalición de Centro-Izquierda (IBC), se hace con la victoria en la Cámara Baja, pero no en el Senado. Para controlar esta segunda cámara, se alía con Monti. Es el escenario más probable. Para poder darse, la coalición de Centro-Izquierda debería ganar en al menos una de las cuatro regiones clave.

B.       La coalición de Centro-Izquierda (IBC), se hace con la victoria en la Cámara Baja, pero no en el Senado. Alianza con Monti, y Vendola (líder de la facción más izquierdista de IBC, que en los últimos días ha manifestado su oposición a pactar con Monti), abandona la coalición. Este es el escenario preferido por el mercado.

C.       La coalición de Centro-Izquierda (IBC), se hace con la victoria en la Cámara Baja, pero no en el Senado. Imposibilidad de pacto mayoritario con Monti, y necesidad de formación de una colación más amplia y menos estable, o, ante la inviabilidad de acuerdos, convocatoria de nuevas elecciones. Sería el peor escenario para el mercado; y se llegaría a él si la coalición IBC no consigue la victoria en ninguna de las cuatro regiones clave.

D.      La colación IBC se alza con la mayoría en las dos cámaras. Es el escenario menos probable, aunque sería bien considerado por el mercado. El IBC debería vencer en tres de las cuatro regiones clave.

La tercera posibilidad descrita, podría provocar una fuerte tensión en la cotización de la deuda italiana en el mercado secundario durante la próxima semana, que contagiaría a la muy vulnerable deuda española, y se extendería por la bolsa y el Euro. La mera dimisión anticipada de Mario Monti en diciembre ya ocasionó un capítulo de estrés aislado, que no tuvo continuidad por la poca probabilidad que se atribuía a un hipotético ascenso de Berlusconi. Pero la subida en intención de voto de Il Cavaliere se ha consumado (aun con un 30% de indecisos), y la bolsa de Milán ha sido la peor de Europa durante las últimas tres semanas, cotizando parte del peligro al que nos enfrentamos. Sea cual sea el resultado final, la volatilidad en los mercados está asegurada en los próximos días.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar