Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Las ofertas de recompra, conocidas en la terminología de los mercados como tender offer, son ofertas de recompra públicas que lanzan los emisores a los tenedores de determinados instrumentos de renta fija previamente emitidos.

Han sido realizados de forma bastante reiterada en los últimos años, sobre todo por parte de entidades financieras. El objetivo que persigue el emisor depende del tipo de inversor para el que se realizó la emisión:

1. En emisiones destinadas a minoristas, el objetivo suele ser “mitigar” un problema comercial con los clientes de la entidad que son tenedores de esos bonos. Ese problema ha acontecido recientemente en aquellas emisiones realizadas por las entidades financieras para reforzar sus ratios de capital (subordinadas y preferentes) colocadas entre sus clientes, muchos de ellos con baja formación financiera y que habían invertido en el producto pensando que era un instrumento similar a los depósitos a plazo fijo.

La crisis financiera ha provocado que en los medios de comunicación se informase de forma más precisa sobre las características de este tipo de instrumentos, lo que ha llevado a que muchos clientes acudiesen a su entidad para intentar “cancelar” su inversión. Al tratarse de un bono, no existe la opción de cancelación para el inversor, sino que debe proceder a su venta. Muchos de estos bonos solo se negocian en los mercados internos de las entidades. Mientras el escenario financiero era “normal”, había flujos de oferta y demanda razonables que permitían casar operaciones internamente al 100 por ciento del nominal o cerca de ese precio. Con la crisis y la avalancha de oferentes que intentan recuperar su dinero, se redujo también el número de demandantes, por lo que se bloqueó la posibilidad de hacer líquidas las posiciones de los clientes.

La alternativa sería que estos bonos pasasen a cotizar en un mercado con formación libre de precios para que aparezcan demandas, aunque sea a precios más bajos al 100 por ciento (rentabilidades más elevadas). Esta segunda alternativa también supone un problema comercial, ya que la mayor parte de los clientes no pensaban que podrían perder parte de la inversión realizada.

Algunas entidades financieras, ante esta situación, y para dar una solución a sus clientes y evitar una conflictividad comercial que les generase mala imagen, han optado por recomprar buena parte de esas emisiones, pagando a los clientes en algunos casos el 100 por ciento de lo invertido. En otros casos, se ha obligado a los clientes a reinvertir esos fondos percibidos por la venta en plazos fijos a un determinado vencimiento, de forma que, por lo menos, la liquidez que ha utilizado la entidad en recomprar sus emisiones no sale de su balance.

2. En emisiones destinadas a mercado institucional, el objetivo de las entidades es generar beneficios (resultado por operaciones financieras).

Lo analizamos a partir de un ejemplo:

Participaciones Preferentes de Banco Popular Código ISIN DE0009190702 con un nominal emitido de 93 millones de euros. Este bono cotiza en el mercado alrededor del 55% de su nominal. Banco Popular lanza una oferta de recompra al 60% a los tenedores de este bono. Aceptan la oferta del Banco Popular inversores por un nominal total de 30 millones de euros (el resto rehúsan aceptar la venta a ese precio).

¿Por qué si cotiza al 55% el emisor lanza la oferta de recompra al 60%? Porque paga una prima sobre el precio de mercado para intentar comprar una parte lo más relevante posible de la emisión.

¿Qué obtiene el emisor con la recompra? La emisión se realizó por importe de 93 millones de euros a un precio del 100 por ciento hace unos años. Ahora recompra 30 millones al 60%. Por tanto, ha cancelado 30 millones que tenía contabilizados en su pasivo mediante el desembolso 18 millones (30 millones x 60%). La diferencia, 12 millones de euros, podrá contabilizarlos
el emisor como beneficios en su cuenta de resultados. Es decir, ha destinado 18 millones de euros de liquidez para amortizar 30 millones de bonos que tenía emitidos y aflorar 12 millones de resultado por operaciones financieras.

¿Sobre qué tipos de bonos realizarán los emisores ofertas de recompra? Dado que el objetivo será generar resultados utilizando la mínima liquidez posible, las emisiones objetivo serán aquellas que coticen a precios lo más por debajo posible del precio de emisión, es decir, muy al descuento. Los bonos que cumplan estas condiciones serán habitualmente aquellos que presenten vencimientos a largo plazo y con preferencia baja en caso de insolvencia (subordinadas y preferentes normalmente).

Las ofertas de recompra permiten algunas veces evitar que las bajadas de precios de los bonos en el mercado sean más grandes, ya que los inversores saben que a partir de determinados precios los emisores tienen incentivos a recomprar “su propio papel”, aunque sea pagando una prima sobre el precio del mismo en el mercado.

  1. #1
    Ramon Rapaz

    muy bueno, gracias


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar