Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Schroders

¿Son demasiado pesimistas los inversores con las acciones europeas?

Las acciones europeas tuvieron un duro 2018 con la caída del 10.6% del índice MSCI Europe durante el año. Las guerras comerciales, el reducido apoyo de los bancos centrales y un menor crecimiento económico estuvieron entre los factores que hicieron que los activos de mayor riesgo, como las acciones, cayeran en desgracia.

A pesar del complicado panorama global, la economía de la eurozona continuó expandiéndose en 2018, aunque lo hizo con crecimientos trimestrales que se deslizaron a tan solo un 0.2% en los dos últimos trimestres del año.

Sin embargo, algunas valoraciones de acciones europeas han caído hasta niveles que implican que ya estamos en una recesión. El gráfico de abajo compara el ratio de precio/beneficio actuales en el índice europeo, e índices estatales individuales, con sus ratios P/E en las dos últimas recesiones: la crisis financiera global y la crisis de deuda soberana. 

El ratio Precio/beneficio (P/E) constituye una forma común de valoración y se calcula mediante la división del valor o precio de mercado de las acciones por los beneficios obtenidos por acción de todas las compañías que lo integran. Un número pequeño representa mejor valor 

 

Fuente: Thomson DataStream, Schroders Economics Group. 18 de Febrero 2019.

 

Para la mayoría de los países, y el índice de referencia europeo, las valoraciones se encuentran ahora por encima de los niveles de las dos últimas recesiones, como era de esperar. Una excepción es Italia, donde la incertidumbre política y las preocupaciones siempre presentes sobre la salud del sector bancario implican que las valoraciones para FTSE MIB están por debajo de los niveles alcanzados durante la crisis de deuda soberana. La otra excepción es Alemania, donde las valoraciones actuales del DAX están por debajo de las alcanzadas en la crisis financiera mundial de 2008/09. 

 

Azad Zangana, Economista y Estratega Senior Europeo:

“La primera, la crisis financiera mundial, es probablemente un evento de una vez en un siglo. La segunda, la crisis de deuda soberana de la UE, es posible que suceda nuevamente, aunque los reguladores y el Banco Central Europeo han tomado medidas para mitigar una repetición. Si Europa se encuentra actualmente en recesión, es probable que sea una recesión menos profunda y más corta que las dos anteriores. A pesar de esto, el P/E del DAX alemán se encuentra actualmente en tan solo un 12.3, por debajo de la crisis financiera mundial. Esto sugiere que un escenario extremadamente negativo tiene un precio en las acciones alemanas".

¿A que se debe esto? La economía orientada a la exportación de Alemania la hace susceptible a las preocupaciones sobre las guerras comerciales. Mientras que los titulares de la guerra comercial se han centrado en Estados Unidos y China, el presidente Trump también ha amenazado con aranceles para los productos europeos. Además, las cadenas de suministro globales se encuentran tan interrelacionadas que la interrupción repercutiría mucho más allá de los dos antagonistas principales. Las guerras comerciales podrían afectar la demanda de China, así como el Brexit también podría perturbar Reino Unido, otro de los mercados de exportación importantes de Alemania.

El crecimiento alemán fue decepcionante en la segunda mitad de 2018, con una contracción de -0.2% trimestre a trimestre en el Q3 seguido por un crecimiento plano en el cuarto trimestre. Azad Zangana dice que esto se debió principalmente a factores temporales, que incluyen "interrupciones en el suministro en la industria automovilística debido a la introducción de pruebas de emisiones de automóviles nuevos, pero también a los bajos niveles de agua en el río Rin, que detuvieron el envío de materias primas a las fábricas. Estimamos que la interrupción en la industria automovilística costó solo 0.5 puntos porcentuales (pp) en el crecimiento trimestral ".

Podemos concluir que hay muchos riesgos, pero ¿justifica eso los niveles de valoración extremadamente bajos? Azad Zangana argumenta que no: "No estamos pronosticando una recesión ni para Alemania ni para la eurozona en 2019, lo que nos lleva a ser más positivos con los activos de riesgo europeos que el mercado".

Los economistas de Schroders prevén un crecimiento de 1.6% para la zona euro en 2019 y 1.7% en 2020. Para Alemania, la previsión es de 1.4% y 1.6%, respectivamente.

 

Martin Skanberg, gestor de fondos de renta variable europea: 

“No invertimos en un país, sino que buscamos oportunidades de acciones específicas infravaloradas. Lo que está claro es que algunas partes del mercado de valores europeo cayeron a lo que creemos que son niveles de venta inferiores a los reales a finales de 2018.

“Algunos sectores económicamente sensibles están operando a niveles de P/E muy bajos, mientras que muchas acciones defensivas están en niveles récord. Los precios de las acciones de muchas compañías en sectores como el automovilístico y el de sus componentes, o packaging, ahora parecen estar cotizando en un escenario extremadamente pesimista. Como tales, estas son las áreas que creemos que podrían funcionar mejor si el sentimiento mejora".

Como ejemplo, el sector de automóviles y componentes están operando actualmente en una relación precio-beneficios de 6.7x. Esto se compara con el 22.2x para el sector de bebidas, que a menudo se percibe como un refugio para los inversores cuando los tiempos económicos son difíciles (fuente: Thomson Reuters DataStream, 14 de febrero de 2019).

Skanberg agrega que un crecimiento económico más amplio no es el único motor de los precios de las acciones: “Otro motor puede ser la reestructuración, mediante la cual las empresas toman medidas de autoayuda para generar crecimiento y/o un aumento de los precios de las acciones, independientemente del entorno general del mercado. "Los efectos de reestructuración, como la reducción de costos, la mejora de los rendimientos para los accionistas y la simplificación de negocios pueden ser herramientas poderosas para crear valor para los accionistas".  

Como siempre, incluso cuando las acciones parecen estar muy baratas, es imposible predecir con certeza cuándo el mercado comenzará a valorarlas más. La atención inmediata ahora mismo está en el Brexit y las guerras comerciales. Estas y otras cuestiones podrían continuar resultando perjudiciales para los mercados de renta variable, pero puede que estos eventos ya estén reflejados en los precios actuales. 

 

Autor del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar