IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

8 respuestas
IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento
IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento
#1

IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

Buenas tardes me surge la siguiente duda:

1º Se disuelve la sociedad de ganacianles por causa de fallecimiento año 2012 al conyuge viudo se le dan en pago a su mitad de ganaciales dos plazas garaje que se valoran respectivamente a 10.000 y

y 20.000 respectivamente y lo unico que va a la herencia es una casa que se valora por 30.000 euros

Ahora el conyuge viudo va a vender la plaza de garaje, cuyo precio al que se valoro en 2012 fue 10.000 euros.

Mi pregunta es la siguiente originariamente le costo 3.000 euros en el año 1989 y la vende por 12.000 euros, cual es la fecha de adquisicion y el valor de adquisición son los de la disolucion de ganaciales por causa de fallecimiento entiendo que si( aunque estos vienes no hayan ido a la herencia)o hay que mantener los valores originales.

Pienso que no es lo mismo una disolucion de ganaciales por causa de fallecimiento que una disolucion de ganacilaes por divorcio( en este caso si entiendo que deben prevalecer los valores originales

¿ que opinas?

Gracias un saludo.

#2

Re: IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

Entiendo que se mantienen los valores y fechas de adquisición originales puesto que es la condición para que la disolución de la sociedad de gananciales no suponga una variación patrimonial que tribute en el IRPF. A la hora de disolver, se concreta su parte en esas plazas de garaje, que se entienden suyas al 100%, pero con el valor y fecha de adquisición original. Si se adjudica sólo la mitad de cada cosa, tendría dos partes, una adquirida en el momento original de la compra y otra ahora al recibir la herencia, esta sí, con valor actual.

No veo que haya diferencia en el motivo de la disolución para que sea tratada de distinta manera.
Por tanto, valor adq: 3.000. Valor venta: 12.000. Salvo mejor opinión

Te adjunto una consulta que trata de un caso muy parecido y del cual extraigo la conclusión que te pongo antes.

Consulta Vinculante D.G.T. de 27 de julio de 2012

RESUMEN:

Impuestos: Liquidación de sociedad de gananciales y partición hereditaria. Tributación de la operación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana y el Impuesto sobre la Renta.

Órgano:

SG de Impuestos Patrimoniales, Tasas y Precios Públicos

Normativa:

Ley 29/1987 art. 3, Ley 35/2006 arts 33, 34, 35, 36 y 37,

RITPAJD RD 828/1995 art. 23,TRLITPAJD RDLeg 1/1993 art. 7

Descripción de los hechos:

Se va a proceder a otorgar la escritura de partición hereditaria de la esposa del consultante. El régimen económico del matrimonio era el de gananciales.

Como paso previo a la partición de la herencia se va a proceder a liquidar la sociedad de gananciales. Como pago de la mitad de gananciales del consultante se va a proceder a adjudicar una parte de los bienes gananciales y un porcentaje de la vivienda habitual, privativa de la causante, en pleno dominio.

Cuestión planteada:

Tributación de la operación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana y el Impuesto sobre la Renta.

Contestación completa:

- Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

La adquisición hereditaria del patrimonio del causante por sus herederos legítimos está sujeta al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, en concepto de "adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio", según prevé el artículo 3.1.a) de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (BOE de 19 de diciembre). Ahora bien, como la causante estaba casada en régimen de sociedad de gananciales, dado que la sociedad conyugal se extingue por el fallecimiento de uno de los cónyuges, será necesario, con carácter previo a las actuaciones relativas a la sucesión de la causante, proceder a la liquidación de la sociedad de gananciales disuelta, a fin de dividir el patrimonio ganancial y adjudicar sus bienes y derechos al cónyuge sobreviviente y al fallecido, cuya porción integrará el llamado caudal hereditario o caudal relicto, junto con los demás bienes y derechos que pertenecieran al causante con carácter privativo.

A este respecto, no existen normas en el impuesto sobre el modo de realizar la liquidación de la sociedad de gananciales. Por tanto, será válida dicha liquidación, cualesquiera que sean las adjudicaciones de bienes y derechos, siempre que se realice de acuerdo con las normas civiles que resulten aplicables. En este sentido, el artículo 1.404 del Código Civil dispone que "Hechas las deducciones en el caudal inventariado que prefijan los artículos anteriores, el remanente constituirá el haber de la sociedad de gananciales, que se dividirá por mitad, entre marido y mujer o sus respectivos herederos.".

Es decir, el patrimonio final de la sociedad de gananciales debe dividirse en dos partes equivalentes, una de las cuales será para el cónyuge sobreviviente y la otra, para los herederos. Esta última formará parte de la masa hereditaria, junto con los bienes privativos del causante, y su adquisición por los herederos constituye el hecho imponible del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, como se ha indicado anteriormente. Por el contrario, la porción que corresponde al cónyuge sobreviviente no está sujeta ni al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones ni al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, ya que no se produce ninguna transmisión de los bienes que la integran, pues éstos ya pertenecían a dicho cónyuge. En otras palabras, la división de los bienes integrantes de la sociedad de gananciales y la consiguiente adjudicación de las partes resultantes a los cónyuges en proporción a su interés en dicha sociedad no es una transmisión patrimonial propiamente dicha -ni a efectos civiles ni a efectos fiscales- sino una mera especificación o concreción de un derecho abstracto preexistente.

Una vez liquidada la sociedad de gananciales, se procede a la apertura de la sucesión del cónyuge fallecido, con la transmisión mortis causa de los bienes, derechos y obligaciones del causante que no se extingan por su muerte, a la que resultará aplicable lo previsto en el artículo 27.1 de la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, en cuanto a la tributación de cada causahabiente según la proporción que resulte de las disposiciones testamentarias y con independencia de la adjudicación efectiva de bienes, derechos y obligaciones entre ellos.

El artículo 1068 del Código Civil establece que "la partición legalmente hecha confiere a cada heredero la propiedad exclusiva de los bienes que le hayan sido adjudicados.". Además, dicho texto legal, en su libro IV, relativo a obligaciones y contratos, define la permuta en su artículo 1.538, en el que se dice que "la permuta es un contrato por el cual cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa para recibir otra".

En el caso planteado, en la extinción de la sociedad de gananciales se adjudican bienes que no forman parte de la misma, sino que son privativos de la causante, por lo que se está produciendo una permuta. A este respecto el artículo 23 del reglamento de Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aprobado por el Real Decreto 828/1995, de 29 de mayo (BOE de 22 de junio de 1995), dispone lo siguiente: "En las permutas de bienes o derechos, tributará cada permutante por el valor comprobado de los que adquiera, salvo que el declarado sea mayor o resulte de aplicación lo dispuesto en el artículo 21 anterior, y aplicando el tipo de gravamen que corresponda a la naturaleza mueble o inmueble de los bienes o derechos adquiridos.".

Por otra parte, el artículo 7 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD), aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre (BOE de 20 de octubre) (TRLITP) dispone que:

"1. Son transmisiones patrimoniales sujetas:

A) Las transmisiones onerosas por actos inter vivos de toda clase de bienes y derechos que integren el patrimonio de las personas físicas o jurídicas.

....".

Por lo tanto, al tratarse de una permuta cada permutante deberá tributar en el ITPAJD por el valor de los bienes adquiridos.

- Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Del escrito de consulta se desprende que son los hijos del consultante los únicos herederos de los bienes del cónyuge fallecido, una vivienda privativa y otros bienes gananciales.

El artículo 33.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE de 29 de noviembre), establece que "son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta Ley se califiquen como rendimientos.".

De acuerdo con el artículo 34 de la citada Ley, el importe de las ganancias y pérdidas patrimoniales, en las transmisiones onerosas o lucrativas, vendrá determinado por la diferencia entre los valores de adquisición y de transmisión de los elementos patrimoniales, valores que vienen definidos en los artículos 35 y siguientes de la citada Ley.

El artículo 35 establece lo siguiente:

"1. El valor de adquisición estará formado por la suma de:

a) El importe real por el que dicha adquisición se hubiera efectuado.

b) El coste de las inversiones y mejoras efectuadas en los bienes adquiridos y los gastos y tributos inherentes a la adquisición, excluidos los intereses, que hubieran sido satisfechos por el adquirente.

En las condiciones que reglamentariamente se determinen, este valor se minorará en el importe de las amortizaciones.

2. El valor de adquisición a que se refiere el apartado anterior se actualizará, exclusivamente en el caso de bienes inmuebles, mediante la aplicación de los coeficientes que se establezcan en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado. Los coeficientes se aplicarán de la siguiente manera:

a) Sobre los importes a que se refieren los párrafos a) y b) del apartado anterior, atendiendo al año en que se hayan satisfecho.

b) Sobre las amortizaciones, atendiendo al año al que correspondan.

3. El valor de transmisión será el importe real por el que la enajenación se hubiese efectuado. De este valor se deducirán los gastos y tributos a que se refiere el párrafo b) del apartado 1 en cuanto resulten satisfechos por el transmitente.

Por importe real del valor de enajenación se tomará el efectivamente satisfecho, siempre que no resulte inferior al normal de mercado, en cuyo caso prevalecerá éste.".

El artículo 36 dispone que:

"Cuando la adquisición o la transmisión hubiera sido a título lucrativo se aplicarán las reglas del artículo anterior, tomando por importe real de los valores respectivos aquéllos que resulten de la aplicación de las normas del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, sin que puedan exceder del valor de mercado.".

Y el artículo 37.1, que recoge determinadas normas específicas de valoración de las ganancias y pérdidas patrimoniales, en su letra h) establece que, cuando la alteración patrimonial proceda "de la permuta de bienes o derechos, incluido el canje de valores, la ganancia o pérdida patrimonial se determinará por la diferencia entre el valor de adquisición del bien o derecho que se cede y el mayor de los dos siguientes:

- El valor de mercado del bien o derecho entregado.

- El valor de mercado del bien o derecho que se recibe a cambio.".

No obstante, el apartado 2 del artículo 33 establece que "Se estimará que no existe alteración en la composición del patrimonio:

En los supuestos de división de la cosa común.

En la disolución de la sociedad de gananciales o en la extinción del régimen económico matrimonial de participación.

En la disolución de comunidades de bienes o en los casos de separación de comuneros.

Los supuestos a los que se refiere este apartado no podrán dar lugar, en ningún caso, a la actualización de los valores de los bienes o derechos recibidos.".

Conforme con lo dispuesto en el citado precepto, la disolución de la sociedad de gananciales no constituye ninguna alteración patrimonial, siempre y cuando la adjudicación se corresponda con la respectiva cuota de titularidad. En estos supuestos no se podrán actualizar los valores de los bienes o derechos recibidos, que conservarán los valores de adquisición originarios, y, a efectos de futuras transmisiones, las fechas de adquisición originarias.

Ahora bien, la adjudicación de una parte de la vivienda, privativa del cónyuge fallecido, en pago de parte del haber ganancial del cónyuge supérstite, el consultante, constituye una alteración patrimonial para éste, así como para sus hijos, y, en consecuencia, una ganancia o pérdida patrimonial que se calculará aplicando la regla especial para las permutas recogida en el artículo 37.1.h) anteriormente mencionado, es decir, tomando como valor de transmisión, en el caso del consultante, el mayor del valor de mercado de los bienes entregados o el valor de mercado de la parte de la vivienda recibida.

El valor de transmisión que prevalezca constituirá el valor de adquisición de la parte de la vivienda adquirida a efectos de futuras transmisiones. La fecha de adquisición será la fecha del otorgamiento de la escritura pública de partición y adjudicación de la herencia.

- Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) se regula en los artículos 104 a 110 del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (TRLRHL), aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo.

El apartado 1 del artículo 104 del TRLRHL dispone que:

"1. El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es un tributo directo que grava el incremento de valor que experimenten dichos terrenos y se ponga de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos.".

Los apartados 2 y 3 del artículo 104 del TRLRHL regulan los supuestos de no sujeción al IIVTNU, estableciendo que:

"2. No está sujeto a este impuesto el incremento de valor que experimenten los terrenos que tengan la consideración de rústicos a efectos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. En consecuencia con ello, está sujeto el incremento de valor que experimenten los terrenos que deban tener la consideración de urbanos, a efectos de dicho Impuesto sobre Bienes Inmuebles, con independencia de que estén o no contemplados como tales en el Catastro o en el padrón de aquél. A los efectos de este impuesto, estará asimismo sujeto a éste el incremento de valor que experimenten los terrenos integrados en los bienes inmuebles clasificados como de características especiales a efectos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

3. No se producirá la sujeción al impuesto en los supuestos de aportaciones de bienes y derechos realizadas por los cónyuges a la sociedad conyugal, adjudicaciones que a su favor y en pago de ellas se verifiquen y transmisiones que se hagan a los cónyuges en pago de sus haberes comunes.

Tampoco se producirá la sujeción al impuesto en los supuestos de transmisiones de bienes inmuebles entre cónyuges o a favor de los hijos, como consecuencia del cumplimiento de sentencias en los casos de nulidad, separación o divorcio matrimonial, sea cual sea el régimen económico matrimonial.".

De acuerdo con lo anterior y atendiendo a la información procedente del escrito, en el presente caso, al fallecer uno de los cónyuges, se disuelve la sociedad conyugal de gananciales y se adjudica un porcentaje del inmueble descrito anteriormente al cónyuge superviviente como pago de su mitad de gananciales. Esta adjudicación no está sujeta al IIVTNU, en virtud de lo dispuesto en el artículo 104.3 del TRLRHL.

No obstante, a efectos de futuras transmisiones del inmueble, para el cálculo de la base imponible del IIVTNU, habrá que tener en cuenta que el período de generación del incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana puesto de manifiesto en esa transmisión, será el comprendido entre la fecha del devengo del Impuesto que se liquide y la del devengo de la anterior transmisión de la propiedad del terreno que haya estado sujeta al IIVTNU. Es decir, la fecha de inicio de dicho período de generación será la fecha en la que la esposa fallecida adquirió el citado inmueble.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Un saludo

#3

Re: IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

Gracias por la respuesta Leopol72,

Si bien es cierto que en la consulta dice "Conforme con lo dispuesto en el citado precepto, la disolución de la sociedad de gananciales no constituye ninguna alteración patrimonial, siempre y cuando la adjudicación se corresponda con la respectiva cuota de titularidad. En estos supuestos no se podrán actualizar los valores de los bienes o derechos recibidos, que conservarán los valores de adquisición originarios, y, a efectos de futuras transmisiones, las fechas de adquisición originarias."

Si la plaza entonces vale 3.000 euros que es por lo que se compro en el año 1989. Entonces a la hora de valorar la plaza de garaje en el año 2012 como consecuencia de la disolucion de la sociedad de gananciales por causa de fallecimiento al conyuge viudo no se le estaría atribuyendo el 50% de sus bienes ganaciales( sino mas de lo que le corresponde al valorarla por 10.000)..... pero el ISD dice que los bienes se han de valorar a valor real....

Es decir la sociedad de ganaciales son:

1º plaza de garaje 10.000 valorada en en año 2012( muerte de un conyuge) entiendo que se ha de valorar ala fecha de fallecimiento por su valor real aunque no entre en la herencia.¿ o hay que dejarla obligatoriamente por su valor de adquisicon original 3.000€)

2º Plaza de garaje 20.000 valorada en el año 2012 ( muerte de un conyuge). idem para esta plaza tb

3º vivienda 30.000 valorada en el año 2012 (que es lo unico que entre en la herencia)

Total= 60.000 al conyuge viudo le corresponde por disolucion de ganaciales 10.000 + 20.000 ( las dos plazas de garaje) y el 50% restante( la vivienda que son 30.000) a la herencia. éste es el único bien que va a la herecia y seguro se valora por su valor real es decir que hay que actualizarlo.Pero sino actualizas los otros tb entiendo que la comunidad autonoma puede exigir que las dos plazas de garaje se valoren por el valor real y no el de adquisición pues al hacer los "lotes" estas dos plazas de garaje necesariamente se verian implicadas...

Esto quiere decir que a la hora de disolver la sociedad de ganaciales por causa de fallecimiento los bienes segun ISD se han de valorar al valor real si pones 3.000 euros a la plaza de garaje aunque ese bien no entre la herencia se le estaria dando al conyuge 3.000 + 20.000

No se si me he explicado bien...

Saludos

#4

Re: IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

Para el impuesto de sucesiones, los valores son del momento del fallecimiento, eso seguro, y no hay ninguna duda y está bien hecho así.
Para lo de la disolución de gananciales ya no lo veo tan claro. Lo estoy investigando.

Un saludo

#5

Re: IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

@leopol72  , voy a rescatar este hilo porque me tengo que enfrentar en la familia a un caso similar al que se discutió en este hilo.
Fallecimiento de un cónyuge casado en gananciales, hay que hacer primero la liquidación de gananciales y luego la partición entre herederos (el cónyuge sobreviviente e hijos), con inmuebles, acciones, fondos, dinero....
Nada más verlo, tengo claro que hay que hacerlo con cuidado para optimizarlo fiscalmente y dejarlo lo mejor preparado para el futuro (potencial fallecimiento del superviviente, que este tenga sus rentas mientras viva...).
Tengo la duda de si se puede valorar de distinta manera los inmuebles (y de añadido, acciones y fondos) en la liquidación de gananciales, tomando los valores de adquisición para evitar IRPF, de la valoración para Sucesiones, tomando el valor de mercado más alto posible para los inmuebles, ya que Sucesiones está bonificado y así se reduce un futuro IRPF si se venden los inmuebles. ¿o hay que tomar en la liquidación de gananciales los mismos valores que en Sucesiones?

Yo creo que sí se pueden tomar valores distintos, ya que son normativas diferentes, e incluso se pueden realizar como 2 actos distintos (podría irse al notario para la liquidación de la sociedad de gananciales y luego hacer la partición en contrato privado, aunque en la práctica no tenga mucho sentido).
¿qué opinas? agradecería la respuesta, a ti o a los que controláis de Sucesiones, como , @cachilipox @batiscafo @juan-lackland 

#6

Re: IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

Buenas tardes.

Entiendo, sin tener la solvencia de los invocados, que aquí se está tratando del "plusvalía del muerto" y no hay ganancia ni pérdida patrimonial. Así aparece regulado en el artículo 33.3.b de la LIRPF.

Cuando hago declaraciones del ISD comparables a la de @bacalo, liquido gananciales asignando bienes en estricta igualdad a cada cónyuge que considero más conveniente;  eso sí, con el acuerdo de los herederos. 

Los valores que integro en Sucesiones (respetando los valores mínimos fiscalmente hablando  y con cierta amplitud ante una futura venta y amortiguar el IRPF de los causahabientes) son los mismos que asigno a la liquidación de gananciales.

Nunca me he planteado "volver" a los valores iniciales y nunca he tenido problemas con la exigencia de ganancia patrimonial por IRPF.

Un saludo.



 


#7

Re: IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

sí, he estado investigando un poco más el tema y he encontrado algunos ejemplos;
https://www.grupobelmar.es/news/Year_2014/News_20140307.html
http://impuestos-av.blogspot.com/2018/02/liquidacion-de-gananciales-con-exceso.html

efectivamente lo suyo parece que es asignar un valor a los inmuebles para la liquidación de la sociedad de gananciales que no le cruja a la administración pública (esto es, que esté por encima de los valores mínimos que te marca la Comunidad Autónoma, por ejemplo) y tenga en cuenta una futura venta y minimice la cuota del IRPF. Y va en la línea de lo que hay que tomar luego para el impuesto de Sucesiones.
Y es lo lógico, si un matrimonio tenía una vivienda comprada por 50.000 pero que ahora vale 200.000, y digamos 200.000 en una cuenta bancaria, no parece lo correcto asignar en la liquidación  de la sociedad a uno la vivienda  a precio de adquisición más 75.000 euros, y al otro 125.000 euros porque ganaría el primero; debería ser a uno la vivienda y a otro el dinero. 
Ello no obsta para que, se conserve el valor y fecha de adquisiciones iniciales de cara a una futura venta del IRPF al acabar el proceso de liquidación de la sociedad de gananciales; pero en este caso, como es mortis causa, luego por Sucesiones quedan con el valor de mercado actualizado de cara al futuro.
Gracias por la ayuda.
#8

Re: IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

Yo también lo he visto siempre de esa manera.

Gracias a ti por tus múltiples intervenciones.

Un saludo.
#9

Re: IRPF duda valor y fecha adquisicion de garaje una vez liquidada sociedad ganaciales por fallecimiento

Independientemente de que se pueda o no, no creo que sea lo procedente. Aunque sean dos actos diferentes, se realizan de forma casi simultánea aunque sucesiva, y los valores no pueden haber cambiado de un minuto a otro. Puesto que para la sucesión se toman los valores actuales sin duda, igual debe hacerse para la liquidación de gananciales, que es previa, y afecta al caudal que quede para repartir. No parece lógico valorar unos bienes según coste de adquisición y otros (cuentas o inversiones financieras por ejemplo), a valor actual.

Otra cosa es que a efectos fiscales del IRPF para el viudo, se considere que la adjudicación por ejemplo de la otra mitad de la vivienda habitual a su favor no es una variación patrimonial sino el mero reconocimiento de su derecho, de manera que a la hora de la futura venta, venderá el 100% como si lo hubiera tenido desde el minuto 1, y a valor de compra original.
No sé, es lo primero que se me ocurre

Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar