Rankia España

¿Apple Bank o Depósito Google? Así es la oferta financiera de los gigantes tecnológicos

3 respuestas
¿Apple Bank o Depósito Google? Así es la oferta financiera de los gigantes tecnológicos
¿Apple Bank o Depósito Google? Así es la oferta financiera de los gigantes tecnológicos
#1

¿Apple Bank o Depósito Google? Así es la oferta financiera de los gigantes tecnológicos

carlosocean
Buenos días.

Son gigantes con millones de usuarios, nativos digitales, rápidos, innovadores y con una enorme capacidad inversora. Las BigTech se adentran en el mundo de los servicios financieros y, aunque los expertos tienen claro que aún no suponen una amenaza para los bancos, no descartan que en un futuro lo sean… si se atreven con la exigente regulación que implicaría entrar en segmentos como la captación de depósitos.
De momento, no parece que eso vaya a ocurrir en el corto plazo, pero la banca tradicionalya está en guardia. Según un informe elaborado por Funcas y KPMG, cuatro de cada 10 clientes bancarios contratarían los servicios financieros de estas compañías, que incluso han creado una alianza denominada Financial Innovation Now para promover estrategias de innovación en el sector financiero, sin descartar que en unos años aparezcan productos como la Hipotecas Facebook o el Depósito Google. 
En realidad, la tentación de los servicios financieros atrae también a otros sectores. Es el caso de las telecomunicaciones. La reciente irrupción de Orange en el sector bancario así lo evidencia. La ‘teleco’ acaba de presentar en España su Orange Bank, con cuentas de ahorro al 1% para saldos de hasta 20.000 euros, sin comisiones y transferencias gratuitas. La entidad también ofrece créditos con contratación digital 100 por cien, hasta 10.000 euros y en Francia ya distribuye hipotecas. ¿Qué servicios bancarios ofrecen, hoy por hoy, otros monstruos tecnológicos?
AMAZON
Amazon es sin duda la BigTech más avanzada en servicios financieros. Además de sus sistema de pagos Amazon Pay, que ya cuenta con 33 millones de usuarios, la compañía ofrece préstamos y créditos de hasta 750.000 dólares para pymes a través de Amazon Lending. En sus siete años de funcionamientos, ha emitido 3.000 millones de dólares en préstamos para 20.000 pymes, según datos de la compañía. 
En España, permite financiar las compras de entre 200 y 1.000 euros a través de Fintonic, mediante cheques regalo para los usuarios de la compañía. Además, mantiene un acuerdo con Cofidis en el que también ofrece dos sistemas de financiación: el ‘Paga en 4’, que permite aplazar los pagos de hasta 1.000 euros en cuatro cuotas durante 90 días, con una comisión de hasta el 2,5%, y una línea de crédito de hasta 3.000 euros a devolver en 24 meses con intereses que estable Cofidis. 
En EEUU también cuenta con Amazon Cash, que permite a los clientes depositar efectivo en una cuenta digital. Se sabe que la compañía también mantiene contactos con Citigroup y Capital One para ofrecer cuentas corrientes proximamente, además de ocntar con una alianza con JP Morgan y Berkshire Hathaway –el brazo inversor de Warren Buffett- para la comercialización de seguros médicos. 
GOOGLE
Dentro de su oferta financiera, el buscador de Internet destaca por su plataforma de pago Google Pay, lanzada en febrero de 2018 para unificar todos sus servicios de pago móvil, con una pestaña de tarjetas que permite guardar ‘plásticos’ de crédito, débito o tarjetas regalo de los usuarios. El gigante también ha dado pasos en el mundo de la inversión con el lanzamiento de Google Ventures, un fondo de capital riesgo para emprendedores, o Google Capital, destinado a las start ups. 
En EEUU, además, ya emite tarjetas de crédito, permite el envío de dinero por gmail y ofrece créditos a través de P2P Lending Club. De cara al futuro, los expertos anticipan alianzas con los bancos para ofrecer cuentas básicas contratables desde su plataforma, con el objetivo de obtener datos de ingresos y gastos de sus usuarios. 
FACEBOOK
La red social por excelencia cuenta entre sus servicios con una herramienta de envío de dinero a través de su aplicación de Messenger. Según explican desde KPMG, en España figura en el registro oficial de entidades de Banco de España aunque todavía no ha llevado a cabo ninguna actividad financiera. En principio, esto le permitiría emitir dinero electrónico o ejecutar transferencias.  
A mediados de año, Facebook anunció el lanzamiento de su propia criptomoneda, la Libra, un proyecto que de momento está paralizado por la oposición de los reguladores, pero que podría ver la luz más adelante. La empresa de Mark Zuckerberg también estaría negociando con algunos bancos como Citigroup, JP Morgan o Wells Fargo medidas para compartir la información de sus usuarios, para que estos puedan consultar sus saldos en cuentas y tarjetas a través de su aplicación. 
APPLE
La incursión en el mundo financiero español de Apple se limita a la aplicación Apple Pay para realizar pagos con el móvil, pero la compañía ya ha lanzado en EEUU la Apple Card, su propia tarjeta de crédito, emitida por MasterCard y gestionada por Goldman Sachs. ¿Su gran ventaja? Que los teléfonos iPhone se convertirán en una sucursal bancaria abierta los siete días de la semana.
Cuando llegue a España, los clientes podrán acceder a un plástico sin intereses por pagos en el extranjero ni comisiones de mantenimiento. Apple también vincula su tarjeta a un programa de recompensa que remunera a los usuarios con un interés del 2% por cada compra realizada. En caso de que las transacciones involucren un producto o servicio de Apple, la bonificación es del 3%, un porcentaje que también se aplicará en empresas con las que alcance acuerdos, como Uber.
ALIBABA Y TENCENT
Los gigantes tecnológicos chinos también tienen mucho que decir en la innovación de los servicios financieros. Alibaba, por ejemplo, cuenta con la mayor plataforma de pagos vía móvil en China, AliPay, con 520 millones de usuarios y que en España ya puede usarse en algunos comercios como El Corte Inglés. La aplicación permite, además, realizar algunas operaciones como los pagos de la luz o de la comunidad, solicitar un taxi o alquilar un medio de transporte como una bicicleta. 
Alibaba también tiene un 60% del capital de la aseguradora Cathay China, mientras que Ant Financial Services Group -filial de Alibaba Group- posee el 30% de MYBank, el banco online creado por su fundador Jack Ma, cuya actividad se centra en préstamos para pymes en zonas rurales. 
La misma operativa realiza Tencent a través de WeBank, esta vez con microcréditos personales y cuentas corrientes. La compañía cuenta, además, con licencia para ofrecer fondos de inversión y mediante un simple mensaje, con su aplicación WeChat, sus usuarios pueden enviar dinero
https://www.invertia.com/es/noticias/banca/20191201/apple-bank-o-deposito-google-asi-es-la-oferta-financiera-de-los-gigantes-tecnologicos-316599
Un saludo y buen Domingo!

Mañana sabré explicar lo que ocurrió hoy

#2

Más allá de los medios de pago... ¿de verdad Google y Apple quieren ser bancos?

carlosocean
Buenos días.
Transferencias a través de Facebook, solicitar un crédito en Alibaba o pagar con una tarjeta de Apple. Los gigantes tecnológicos aceleran su irrupción en el negocio de la banca tradicional. Y juegan con ventaja. Para empezar, cuentan con acceso a millones de usuarios en todo el mundo y con la suficiente flexibilidad para generar nuevos modelos de negocio a una velocidad de vértigo. 
Facebook fue una de las primeras en morder un pastel hasta hace poco reservado para los bancos, con un servicio de envío de dinero a través de Messenger. Amazon ya permite realizar pagos, préstamos o crear cuentas corrientes en su plataforma. Incluso Google consiguió a finales de 2018 licencia bancaria en Lituania. 
El último movimiento en este proceso ha sido el protagonizado por Apple esta misma semana, con la presentación de la Apple Card, una tarjeta de crédito que la compañía ha desarrollado junto a Goldman Sachs.
CRÍTICAS DESDE EL SECTOR BANCARIO
Los bancos asumieron hace tiempo que el proceso de digitalización es la única forma de sobrevivir a los cambios que ya se están produciendo. Así lo evidencia la creciente inversión en transformación tecnológica o la nueva política de contrataciones con fichajes estrella procedentes de gigantes como Google, Yahoo o Amazon. 
Pero sus movimientos son lentos, siempre pendientes de lo que haga la competencia. “La banca del futuro, esa que ganará dinero prestando todo tipo de servicios para compras, ocio, etc, todavía no existe”, advierte Javier Martín Carretero, director del comité de inversiones de Ursus3 Capital.
Por eso, los rápidos movimientos de compañías como las FAANG (Facebook, Amazon, Apple o Google) han sembrado cierto recelo en la banca española. El mensaje desde el sector es claro: ‘abiertos a la competencia, sí, pero bajo las mismas normas’. 
“No pagan una parte justa de impuestos”, criticaba el pasado noviembre la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, en referencia a la irrupción de los gigantes tecnológicos en el negocio bancario.  El sector coincide en que el interés de estas compañías no es desarrollar la actividad bancaria tal cual, sino aplicar su experiencia de datos para competir en las partes más rentables de la provisión de servicios financieros, como los medios de pago.
Por eso, aseguran no temer a la competencia. José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), insiste en que estas empresas son “monopolios en sus segmentos de actividad y están enfocados en el manejo de los datos” y asegura que en el momento en el que entran en el negocio bancario, deben jugar “en igualdad de condiciones de regulación y supervisión, que son mucho más estrictas para nuestras entidades”. 
En este sentido, Santiago Carbó, director ejecutivo del Observatorio de Digitalización Financiera (ODF) de Funcas, considera que si ninguna gran tecnológica ha comprado todavía un banco es precisamente porque no quieren afrontar esa regulación. “Desde un punto de vista financiero estas ‘BigTech’ tienen liquidez suficiente como para adquirir grandes entidades”, indica. “Lo que está por ver es si, sometidas a la misma regulación que los bancos y con las mismas restricciones de solvencia y de protección del consumidor, las ventajas competitivas de las tecnológicas en cuestión de datos son suficientemente potentes”, explica Carbó. 
El experto insiste en que “la regulación bancaria sometería a estas compañías a una circunscripción geográfica más limitada y a un mayor control sobre el manejo de la información de los clientes”. 
De momento, el juego se desarrolla en los medios de pago, “el escalón inherente al proceso comercial que contemplan compañías como Google o Amazon”, explican los expertos. Pero la banca tiene claro que estas empresas son excepcionalmente ágiles y capaces de adaptar sus modelos a lo que el cliente les demande. Al fin y al cabo, ya han avanzado mucho en su principal objetivo: buscar información de sus usuarios para saber qué, cómo y cuándo compran o a quién envían dinero y por qué. 
Carbó ve más lejana la posibilidad de que las tecnológicas puedan ofrecer depósitos y conceder créditos de forma masiva en el corto plazo, precisamente por los requisitos regulatorios que supondría esta actividad. Sin embargo, sí pueden acceder a otros negocios. Es el caso del segmento de la gestión de riesgo, “gracias a su amplio manejo del big data”, explican los analistas. 
UNA NUEVA FORMA DE HACER BANCA
Pese a las críticas, los bancos tienen claro que no hay vida más allá de la digitalización. “Las entidades tradicionales tienen que entender la nueva forma de hacer banca”, asegura Martín Carretero. “Para competir con las tecnológicas, tendrán que ‘regalar’ por lo que hasta ahora cobran”, añade.
Los analistas de Citi coinciden. En un reciente estudio sobre el sector, el banco estadounidense reconoce que las entidades sienten la amenaza de estos nuevos jugadores para sus ingresos y clientes. “La banca tradicional se tienen que asociar con las empresas tecnológicas para crear compañías conjuntas eficaces y así pasar a modelos de negocio más disruptivos”, indican. Solo así, aseguran, conseguirán “transformar en mariposas ágiles su lento movimiento de oruga para ofrecer una mejor experiencia de usuario a los clientes”. 
 “El proceso tiene que ser de aprendizaje mutuo”, insisten desde la AEB. Pero siempre manteniendo el principio de que “a igual actividad igual regulación y supervisión, para favorecer la protección del cliente y la estabilidad financiera”. 
https://www.invertia.com/es/noticias/banca/20190331/mas-alla-de-los-medios-de-pago-de-verdad-google-y-apple-quieren-ser-bancos-256710
Un saludo y buen Domnigo!

Mañana sabré explicar lo que ocurrió hoy

#3

Re: Más allá de los medios de pago... ¿de verdad Google y Apple quieren ser bancos?

Utilizador2016
Sumar, restar, multiplicar y a veces hasta dividir. 

No parece complicado ofrecer cuentas bancarias.
#4

Re: Más allá de los medios de pago... ¿de verdad Google y Apple quieren ser bancos?

carlosocean
Buenas tardes.

A mí no me parece tan fácil, pero sin duda para el caso del post que son grandes tecnológicas así es.
Ten en cuenta la enorme cartera de clientes y el respaldo que dan su implantación en el mercado, además crean economías de escala al financiar sus propias compras y tener su propio banco que las financie.
Para estas entidades la tecnología no es un problema ya que los clientes la demandan a diario.
El problema lo tiene la banca tradicional y también los Estados por la dificultad de regulación.

Un saludo y buen Domingo!

Mañana sabré explicar lo que ocurrió hoy

carlosocean
Rankiano desde hace casi 7 años
Publicaciones
Recomendaciones
Seguidores
Ir al perfil
carlosocean
Rankiano desde hace casi 7 años
Publicaciones
Recomendaciones
Seguidores
Ir al perfil
Utilizador2016
Rankiano desde hace alrededor de 4 años
Publicaciones
Recomendaciones
Seguidores
Ir al perfil
carlosocean
Rankiano desde hace casi 7 años
Publicaciones
Recomendaciones
Seguidores
Ir al perfil
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar