Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Facilidad Marginal de Depósito

La Facilidad Marginal de Depósito es la tasa de interés que los bancos reciben por depositar fondos en el Banco Central Europeo (BCE) de un día para otro. Es como una pequeña recompensa que el BCE les da por confiarle su dinero por un período corto de tiempo. Esta tasa puede cambiar y afecta cómo los bancos gestionan sus fondos.

Imagina que eres un banco y al final del día te sobra dinero que no has prestado a nadie. Tienes una opción segura para guardarlo: depositarlo en el Banco Central Europeo (BCE) hasta el día siguiente. Por hacer esto, el BCE te pagará un interés, o te cobrará, dependiendo de la situación y de lo que conocemos como "Facilidad Marginal de Depósito". La facilidad marginal de depósito es, básicamente, la tasa de interés que el BCE ofrece a los bancos por guardar su dinero de un día para otro. Es como si tú me dieras 10 euros para que los guarde durante la noche y, dependiendo de la tasa, al día siguiente te devuelvo esos 10 euros con algo extra, o quizás un poco menos, si la tasa es negativa.

Esta tasa se utiliza como una herramienta de política monetaria. Si el BCE quiere estimular a los bancos a que presten más dinero en lugar de guardarlo, puede reducir la tasa de la facilidad marginal de depósito, incluso llevarla hasta terreno negativo. Esto significa que los bancos tendrían que pagar al BCE por guardar su dinero, lo cual los incentiva a businflacar otras opciones más rentables, como prestarlo a empresas y consumidores.

Por otro lado, si el BCE quiere controlar la inflación y reducir la cantidad de dinero disponible, puede aumentar esta tasa, haciendo que guardar el dinero en el BCE sea más atractivo para los bancos. De esta manera, la facilidad marginal de depósito refleja la salud económica de una región.

El Banco Central Europeo (por sus siglas, BCE) es la autoridad monetaria europea, encargada de dirigir la política económica de la Zona Euro
El Banco Central Europeo (por sus siglas, BCE) es la autoridad monetaria europea, encargada de dirigir la política económica de la Zona Euro


Es importante entender que el BCE no solo controla la facilidad marginal de depósito, sino que también controla otras tasas de interés, como la facilidad marginal de crédito y el Tipo de Refinanciación Principal; herramientas que, junto a la que en este artículo nos ocupa, son clave a la hora de aplicar y controlar la política económica. La facilidad marginal de crédito es la tasa a la que los bancos pueden obtener préstamos de un día para otro del BCE, ofreciendo un mecanismo para inyectar liquidez de forma rápida. El Tipo de Refinanciación Principal, por su parte, es la tasa de interés principal del BCE, a la que presta a los bancos en operaciones de refinanciación regulares, siendo un indicador clave de la política monetaria.

El BCE revisa y, si es necesario, ajusta estas tasas en sus reuniones de política económica. Por esta razón, cada próxima reunión del BCE es un evento muy esperado por los mercados financieros, ya que se publican estas tasas y cualquier cambio en ellas, como hemos señalado, puede tener un impacto significativo en la economía.

Por último, a modo de curiosidad, es preciso señalar que este mecanismo puede afectar no solo a la economía en general, sino también al ciudadano medio. Aunque la facilidad marginal de depósito es una operación entre bancos y el BCE, sus efectos se filtran a la economía más amplia, influyendo en las tasas de interés que los bancos ofrecen a sus clientes tanto para ahorros como para préstamos. Esto significa que, de manera indirecta, la tasa de la facilidad marginal de depósito puede afectar cuánto pagas por un préstamo o cuánto ganas por tus ahorros.

Los tipos de interés que maneja el BCE


Antes de nada, es preciso señalar que, a la hora de aplicar, ejecutar y controlar la política monetaria, los bancos centrales no solo evalúan y ajustan un único tipo de interés, sino que, como vamos a ver a continuación, existen más tipos de interés adicionales que, conjuntamente, permiten a estas instituciones financieras intervenir en la economía de un territorio.

En el caso de la Unión Europea, es preciso señalar que el Banco Central Europeo (BCE), que es la autoridad monetaria en este importante continente, maneja tres tipos de interés principales que son esenciales para entender cómo influye en la economía de la zona euro. Imagina que el BCE es como un gran director de orquesta, y estos tres tipos de interés son los instrumentos que utiliza para mantener la música de la economía sonando armoniosamente.

En la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) maneja tres tipos de interés principales que son esenciales para entender cómo influye en la economía de la zona euro
En la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) maneja tres tipos de interés principales que son esenciales para entender cómo influye en la economía de la zona euro


En primer lugar, tenemos la Facilidad Marginal de Depósito. Como decíamos al inicio, la Facilidad Marginal de Depósito es como una hucha en el BCE donde los bancos pueden guardar su dinero sobrante por un día. El BCE les paga un interés por el dinero depositado, aunque este interés puede ser muy bajo e incluso negativo. Esto es para motivar a los bancos a que no guarden su dinero, sino que lo prestan a personas y empresas.

Luego, como otra de las facilidades permanentes –el nombre con el que los economistas conocen estos dos conceptos–, tenemos la Facilidad Marginal de Crédito, conocida por sus siglas en inglés como MLF. Esta es prácticamente lo opuesto a la hucha; es una ventanilla del BCE donde los bancos pueden pedir dinero prestado por un día. Los bancos usan esta opción cuando necesitan liquidez de forma rápida. El interés que el BCE cobra por este préstamo es, generalmente, más alto que el tipo principal de refinanciación, ya que se considera una opción de emergencia.

Por último, el Tipo de Refinanciación Principal, o MRO por sus siglas en inglés, es el interés base del BCE. Se puede ver como el precio principal por el cual el dinero fluye en la economía. Cuando el BCE presta dinero a los bancos a través de operaciones de mercado abierto, este es el tipo de interés que aplica. Es una tasa crucial porque influye directamente en los intereses que los bancos cobran por los préstamos a empresas y consumidores, afectando así a la inversión, el gasto y el crecimiento económico en general.

El BCE va ajustando estos tipos cuidadosamente para estimular la economía, controlar la inflación o enfriar el crecimiento si se calienta demasiado
El BCE va ajustando estos tipos cuidadosamente para estimular la economía, controlar la inflación o enfriar el crecimiento si se calienta demasiado


Entender estos tres tipos de interés es como conocer las reglas básicas del juego económico en la zona euro. El BCE los va ajustando cuidadosamente para estimular la economía, controlar la inflación o enfriar el crecimiento si se calienta demasiado, buscando siempre un equilibrio que promueva una economía saludable para todos.

¿Cuándo se publica la Facilidad Marginal de Depósito?


La Facilidad Marginal de Depósito, junto con las otras tasas clave del Banco Central Europeo (BCE), se revisa y actualiza regularmente para responder a las cambiantes condiciones económicas. La entidad encargada de hacer públicos estos ajustes es el propio BCE, que actúa como el gran gestor de la política monetaria en la zona euro.

Este tipo de anuncios se realiza ocho veces al año, durante las reuniones programadas del Consejo de Gobierno del BCE. Estas reuniones son eventos muy esperados por analistas, inversores y otros actores del mercado, ya que cualquier cambio en las tasas puede tener un impacto significativo en la economía. La decisión sobre si mantener, aumentar o disminuir las tasas se basa en un análisis detallado de la situación económica actual, incluidos factores como la inflación, el crecimiento económico y el desempleo en la zona euro.

Después de cada reunión, el BCE realiza una conferencia de prensa donde se anuncian las decisiones tomadas sobre las tasas de interés
Después de cada reunión, el BCE realiza una conferencia de prensa donde se anuncian las decisiones tomadas sobre las tasas de interés


Después de cada reunión, el BCE realiza una conferencia de prensa donde se anuncian las decisiones tomadas sobre las tasas de interés. Además de la conferencia de prensa, el BCE también publica un comunicado en su sitio web, proporcionando detalles sobre las decisiones de política monetaria y las razones detrás de estas. Esto asegura transparencia y permite a los mercados financieros y al público en general comprender las intenciones del banco central y cómo espera que sus acciones influyan en la economía.

Es importante destacar que la frecuencia y las fechas de estas reuniones están preestablecidas y disponibles tanto en nuestra web, como en el sitio web del BCE, permitiendo a todos los interesados seguir de cerca estas importantes decisiones económicas. Además, la publicación de las tasas de interés, incluida la Facilidad Marginal de Depósito, es un momento crucial que los inversores utilizan para tomar decisiones informadas, ya que afecta directamente a los costes de préstamo y a la rentabilidad de los ahorros en toda la zona euro.

¿Qué es la tasa de interés de facilidad de depósito? ¿Cómo se mide la facilidad de depósito?


La tasa de la Facilidad de Depósito es el indicador que el Banco Central Europeo (BCE) utiliza para determinar el interés que se aplica a los depósitos que los bancos mantienen en el banco central de un día para otro. Imagina que este interés actúa como un termómetro que mide la voluntad del BCE de pagar a los bancos por el dinero que deciden dejar en sus arcas temporalmente.

Este indicador se expresa en porcentaje y sirve para calcular el interés que los bancos ganarán o, en ciertos contextos, el costo que deberán asumir por almacenar su dinero en el BCE
Este indicador se expresa en porcentaje y sirve para calcular el interés que los bancos ganarán o, en ciertos contextos, el costo que deberán asumir por almacenar su dinero en el BCE


Este indicador se expresa en porcentaje y sirve para calcular el interés que los bancos ganarán o, en ciertos contextos, el costo que deberán asumir por almacenar su dinero en el BCE durante la noche. Por ejemplo, una tasa de la Facilidad de Depósito de -0,5% significa que, en lugar de recibir intereses, los bancos deben pagar al BCE esa proporción del dinero depositado, incentivándolos a no acumular excesos de liquidez sino a utilizar esos fondos de manera más productiva, como otorgar préstamos.

El valor concreto de esta tasa, teniendo en cuenta que hablamos del nivel de facilidad de depósito establecido por el BCE, tiene un profundo significado económico. Cuando el BCE decide establecer una tasa negativa para la Facilidad de Depósito, su objetivo es estimular la economía al desincentivar a los bancos de simplemente guardar su dinero. La idea es empujar a esos bancos hacia la concesión de créditos a empresas y consumidores, fomentando así el gasto y la inversión, componentes clave para el crecimiento económico.

¿Para qué sirve la Facilidad Marginal de Depósito?


La Facilidad Marginal de Depósito es una herramienta que los bancos centrales, como el Banco Central Europeo (BCE), utilizan con un propósito muy claro: influir en el comportamiento de los bancos comerciales para alcanzar objetivos económicos más amplios. Imagina que el BCE tiene un mando a distancia con diferentes botones para controlar la economía; la Facilidad Marginal de Depósito sería uno de esos botones, especialmente útil para ajustar la cantidad de dinero que circula en la economía.

Cuando el BCE ajusta esta tasa, está enviando una señal a los bancos sobre qué deberían hacer con su dinero. Si la tasa es baja o incluso negativa, es como decirles "no os vamos a pagar mucho (o incluso os vamos a cobrar) por guardar vuestro dinero aquí, mejor buscad otra manera de usarlo". Esto incentiva a los bancos a prestar más dinero a empresas y consumidores porque prestar se convierte en una opción más atractiva que dejar el dinero parado, ganando poco o nada.

Esta táctica se emplea, por ejemplo, cuando la economía necesita un empujón, o cuando se calienta demasiado rápido
Esta táctica se emplea, por ejemplo, cuando la economía necesita un empujón, o cuando se calienta demasiado rápido


Esta táctica se emplea, por ejemplo, cuando la economía necesita un empujón. Si hay poca inversión o consumo, reducir la tasa de Facilidad Marginal de Depósito puede animar a los bancos a facilitar más créditos, lo que a su vez fomenta a las empresas a invertir y a las personas a gastar. Esto puede ayudar a estimular la economía, incrementando el empleo y el crecimiento.

Por otro lado, si el BCE quisiera enfriar una economía que se calienta demasiado rápido, podría aumentar la tasa, haciendo que guardar el dinero en el BCE sea más atractivo para los bancos. Esto podría ayudar a prevenir el sobrecalentamiento de la economía y mantener la inflación bajo control.

¿Qué factores influyen en la Facilidad Marginal de Depósito?


La Facilidad Marginal de Depósito, como cualquier otra tasa de interés manejada por el Banco Central Europeo (BCE), no se establece al azar. Hay varios factores que influyen en su ajuste, como un complejo puzle que el BCE debe resolver para mantener la economía en equilibrio. 

Uno de los principales factores es la inflación. El BCE tiene como uno de sus objetivos mantener la inflación bajo control, idealmente cerca pero por debajo del 2%. Si la inflación sube demasiado rápido, indica que hay demasiado dinero circulando en la economía, lo que puede llevar al BCE a aumentar la tasa de la Facilidad Marginal de Depósito para hacer menos atractivo que los bancos dejen su dinero en el BCE y, por ende, reducir la cantidad de dinero disponible para préstamos. Por el contrario, si la inflación es demasiado baja, puede ser una señal de que la economía necesita estímulo, lo que podría llevar al BCE a reducir esta tasa para incentivar a los bancos a prestar más.

Otro factor importante es el crecimiento económico. El BCE monitoriza indicadores como el Producto Interior Bruto (PIB) para evaluar la salud de la economía. Si el crecimiento es lento, reducir la tasa de la Facilidad Marginal de Depósito puede ser una forma de incentivar la inversión y el consumo para impulsar la economía. Si el crecimiento es fuerte, puede que no sea necesario estimular tanto la economía, o incluso puede ser prudente enfriarla un poco para evitar el sobrecalentamiento.

Las condiciones del mercado financiero también juegan un papel crucial. El BCE tiene en cuenta la estabilidad de los mercados financieros, incluyendo el comportamiento del crédito bancario y las condiciones de liquidez. Si hay señales de tensión en el mercado que podrían amenazar la estabilidad financiera, el BCE podría ajustar esta tasa para asegurar que los bancos tienen acceso a la liquidez necesaria o para controlar el exceso de liquidez.

Por último, el contexto internacional también influye en la decisión. El BCE observa las políticas monetarias de otros bancos centrales importantes y la situación económica global. En un mundo interconectado, las decisiones de política monetaria en una gran economía pueden tener efectos en otras, por lo que el BCE debe considerar estos factores externos al ajustar sus tasas.

¿Qué información nos aporta la Facilidad Marginal de Depósito como indicador económico?


La Facilidad Marginal de Depósito no solo es una herramienta de política monetaria, sino que también actúa como un termómetro económico. A través de esta tasa, el Banco Central Europeo (BCE) nos proporciona pistas valiosas sobre el estado de la economía y hacia dónde se dirige.

Cuando el BCE ajusta esta tasa hacia abajo, incluso hasta hacerla negativa, está enviando una señal clara de que quiere estimular la actividad económica. Una tasa baja o negativa indica que el BCE está tratando de incentivar a los bancos para que no acumulen dinero, sino que lo presten a empresas y consumidores. Esto, en teoría, debería fomentar la inversión y el gasto, impulsando así el crecimiento económico. Si ves que esta tasa se reduce, puedes interpretarlo como una señal de que el BCE está preocupado por la lentitud de la economía y está tomando medidas para estimularla.

La Facilidad Marginal de Depósito nos ofrece información sobre la dirección en la que el BCE quiere llevar la economía
La Facilidad Marginal de Depósito nos ofrece información sobre la dirección en la que el BCE quiere llevar la economía


Por otro lado, si el BCE aumenta la tasa de Facilidad Marginal de Depósito, puede ser una indicación de que está tratando de enfriar una economía que se está calentando demasiado rápido. Una tasa más alta hace que sea más atractivo para los bancos guardar su dinero en el BCE, reduciendo así la cantidad de dinero disponible para préstamos. Esto puede ayudar a ralentizar el crecimiento económico y controlar la inflación, previniendo que los precios suban demasiado rápido.

A modo de conclusión, la Facilidad Marginal de Depósito nos ofrece información sobre la dirección en la que el BCE quiere llevar la economía. Para cualquier persona interesada en la economía, esta tasa es un indicador clave para entender las políticas del BCE y sus efectos potenciales en el mercado laboral, los precios, y en general, en la vida cotidiana de las personas.

¿Cómo influye la Facilidad Marginal de Depósito en la economía y en los agentes económicos?


La Facilidad Marginal de Depósito es como una palanca que el Banco Central Europeo (BCE) puede mover para influir en la economía. Aunque esta herramienta actúa de forma indirecta, tiene un efecto potente en los agentes económicos, es decir, en las empresas, los consumidores, y los bancos, que son los actores principales de nuestra economía.

Aunque esta herramienta actúa de forma indirecta, tiene un efecto potente en los agentes económicos, es decir, en las empresas, los consumidores, y los bancos
Aunque esta herramienta actúa de forma indirecta, tiene un efecto potente en los agentes económicos, es decir, en las empresas, los consumidores, y los bancos


Cuando el BCE decide bajar la tasa de la Facilidad Marginal de Depósito, hace menos atractivo para los bancos dejar su dinero parado en el BCE. Imagina que eres un banco y de repente te pagan menos, o incluso te cobran, por guardar tu dinero en el banco central. Naturalmente, buscarás otras opciones para hacer que ese dinero trabaje, como otorgar más préstamos a empresas y consumidores. Esto significa que habrá más dinero circulando en la economía, lo que puede estimular la inversión y el consumo. Para las empresas, esto se traduce en más financiación disponible para expandirse o emprender nuevos proyectos. Para los consumidores, significa un acceso más fácil a créditos para comprar casas, coches o simplemente consumir más.

Por otro lado, si el BCE aumenta la tasa, guardar dinero en el banco central se vuelve más atractivo para los bancos. En este caso, podrían preferir la seguridad de obtener algún retorno por su dinero depositado en el BCE, en lugar de arriesgarse a prestarlo. Esto puede llevar a una reducción en la cantidad de dinero disponible para préstamos, lo que a su vez podría enfriar el gasto y la inversión. Para las empresas, esto puede significar menos oportunidades para financiar su crecimiento, y para los consumidores, podría traducirse en condiciones más estrictas para obtener créditos.
Aquí te dejo 3 brokers más baratos que el tuyo:
Scalable Capital

Sin comisiones

Ver más
Interactive Brokers

+1,5M cuentas de clientes

Ver más
ETORO

Acciones y ETFs sin comisión de compra-venta

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Facilidad Marginal de Depósito, Francisco Coll, 18 de marzo del '24, Rankia.com
Definiciones de por letra