Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Empresa

Una empresa es una organización o institución fundada con el fin de gestionar recursos para generar beneficios económicos. Es decir, se trata de una entidad con ánimo de lucro que busca aportar valor a sus propietarios.

En otras palabras, una empresa es una unidad económica que tiene como objetivo principal producir bienes o servicios para satisfacer las necesidades de los consumidores y obtener una ganancia económica a cambio.

Las empresas harán uso de los factores de producción (tierra, capital, trabajo, tecnología y capacidad empresarial) para conseguir sus fines y conseguir utilidades.

Si la empresa no logra ser rentable, se verá obligada a cerrar, generando pérdidas para quienes aportaron al negocio. 

Tipos de empresa


Las empresas pueden ser de diferentes tipos y tamaños, desde pequeñas empresas familiares hasta grandes corporaciones multinacionales. La mayoría de las empresas se organizan como entidades legales independientes, lo que les permite tener su propia estructura de gestión, propiedad y operación.

Entre las funciones principales de una empresa se encuentran la producción, la comercialización, la gestión de recursos humanos, la contabilidad y la financiación. 

Para lograr sus objetivos, las empresas necesitan recursos como capital, mano de obra, materiales y tecnología, y deben tomar decisiones estratégicas y tácticas para administrar estos recursos de manera efectiva. 

Existen diferentes formas de clasificar las empresas:

Según su estructura legal


  • Empresas individuales o unipersonales: Son aquellas que pertenecen a una sola persona.
  • Empresas societarias: Son aquellas que están formadas por dos o más personas que comparten el capital y los riesgos.  A continuación, los tipos de empresas societarias según su régimen de responsabilidad:

    1. Sociedad Anónima (S.A.): Es una empresa en la que el capital está dividido en acciones, las cuales pueden ser adquiridas por cualquier persona. Los accionistas tienen responsabilidad limitada, es decir, solo responden por las deudas de la empresa hasta el monto de su inversión. La gestión de la empresa está en manos de un consejo de administración, elegido por los accionistas.
    2. Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.): Es una empresa en la que los socios tienen responsabilidad limitada, es decir, solo responden por las deudas de la empresa hasta el monto de su aporte de capital. La gestión de la firma está en manos de uno o varios gerentes, designados por los socios.
    3. Sociedad en comandita: Es una empresa en la que hay dos tipos de socios: los comanditados, que tienen responsabilidad ilimitada y gestionan la empresa, y los comanditarios, que tienen responsabilidad limitada y solo aportan capital. Los comanditados responden por las deudas de la empresa con su patrimonio personal, mientras que los comanditarios solo responden hasta el monto de su inversión.
    4. Sociedad colectiva: Es una empresa en la que los socios tienen responsabilidad ilimitada y responden por las deudas de la compañía con su patrimonio personal. La gestión de la firma está en manos de todos los socios, quienes poseen los mismos derechos y responsabilidades. 
    5. Sociedad cooperativa: Es una agrupación voluntaria de personas físicas que se juntan para satisfacer determinadas necesidades económicas, sociales o incluso culturales. Estas sociedades caracterizan por funcionar de forma democrática, de manera que todos los socios cuentan con derecho a voto, independientemente del capital que hayan aportado. La responsabilidad de los socios está limitada a la correspondiente aportación efectuada al capital social.

Tanto en las sociedades anónimas como en las sociedades de responsabilidad limitada los accionistas o socios responden por las deudas de la compañía hasta por el monto de lo que aportaron a la firma. 

Sin embargo, una de las principales diferencias es que las acciones de las SA pueden transmitirse a terceros libremente, por ejemplo, mediante una compraventa. En cambio, en una SRL la transmisión es restringida, debiendo seguir los estatutos de la compañía. Además, se debe comunicar a los otros socios sobre la operación.

Debemos puntualizar también que el capital de las SRL se divide en participaciones sociales (indivisibles y acumulables.), mientras que el capital de las SA se divide en acciones.

Otra distinción que debemos señalar es que la sociedad anónima puede salir a bolsa, mientras que la SRL no. Así, el modelo de SA está más pensado para grandes empresas, mientras que las SRL calzan mejor para pequeños negocios, incluso empresas familiares.

Según su tamaño


  • Microempresas: Tienen un máximo de 9 empleados, con un volumen anual de facturación o un balance general igual o menor a los 2 millones de euros 
  • Pequeñas empresas: Cuentan con entre 9 y 49 empleados. Su volumen de negocio o balance general debe ser menor o igual a los 10 millones de euros.
  • Medianas empresas: Son aquellas que tienen menos de 250 y más de 49 empleados, y una facturación anual menor a 50 millones de euros.
  • Grandes empresas: son aquellas que tienen más de 250 empleados y una facturación anual mayor a 50 millones de euros.

Vale mencionar que cada país clasifica de manera distinta a las empresas por su tamaño. En este caso, hemos mostrado la tipificación en España.

Según su actividad económica


  • Empresas del sector primario: Son aquellas que se dedican a la extracción de recursos naturales, como la agricultura, la pesca o la minería.
  • Empresas del sector secundario: Son aquellas que se dedican a la transformación de materias primas en productos acabados, como la industria manufacturera o la construcción.
  • Empresas del sector terciario: Son aquellas que se dedican a la prestación de servicios, como el turismo, la banca o el transporte.

Según su propiedad


  • Empresas públicas: Son aquellas que pertenecen al Estado y tienen como objetivo proporcionar servicios públicos o estratégicos.
  • Empresas privadas: Son aquellas que pertenecen a particulares o empresas privadas y tienen como objetivo obtener beneficios económicos.
  • Empresas mixtas: Son aquellas que poseen participación tanto del sector público como del sector privado en su accionariado. Un ejemplo es Enel, compañía eléctrica que tiene como principal accionista al Estado italiano, mediante el Ministerio de Economía y Finanzas, con el 23,6% de la participación.

*También se les denomina empresas públicas a aquellas que cotizan en la bolsa de valores, en el sentido de que están obligadas a hacer pública su información financiera.

Según su forma de gestión


  • Empresas centralizadas: Son aquellas que toman todas las decisiones importantes en la sede central y las transmiten a las filiales o sucursales.
  • Empresas descentralizadas: Son aquellas que delegan ciertas decisiones en las filiales o sucursales.

*Artículo escrito en colaboración con @miguel-arias.

¿Buscas un broker para hacer trading? Mira nuestras recomendaciones:

OANDA

Más 25 años de trayectoria

Ver más
XTB

Comisiones 0% en acciones y ETFs

Ver más
ETORO

Depósito mínimo 200€

Ver más
INTERACTIVE BROKERS

Plataforma propia y cuenta demo

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Empresa, GuillermoWestreicher, 24 de marzo del '24, Rankia.com

Lecturas relacionadas

Definiciones de por letra