Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Bursátil

El término "bursátil" hace referencia a todo aquello que está relacionado con la bolsas de valores y el comercio de valores en los mercados financieros. Está vinculado a la compra y venta de acciones, bonos, derivados u otros instrumentos financieros que se negocian en una bolsa de valores.

Cuando escuchamos la palabra "bursátil", inmediatamente pensamos en acciones, en Wall Street y en la bolsa de valores, y no andamos desencaminados. Este término se refiere a todo aquello que tiene que ver con la bolsa de valores y los mercados financieros. Para entenderlo mejor, vamos a desgranarlo un poco.

La bolsa de valores es como un mercado, pero en lugar de vender frutas y verduras, se venden acciones de empresas, bonos del gobierno, derivados financieros y otros tipos de inversiones. Es un lugar donde las empresas pueden obtener financiación vendiendo parte de su propiedad en forma de acciones, y los inversores pueden adquirir esas acciones esperando obtener un rendimiento de su inversión.

Entonces, ¿qué quiere decir "bursátil"? Pues bien, todo aquello que está relacionado con la bolsa de valores se considera bursátil. Por ejemplo, si hablamos de "índice bursátil", nos referimos a un indicador que nos muestra cómo se está comportando un conjunto de acciones en la bolsa. Los índices más conocidos son el Dow Jones, el Nasdaq y el S&P 500, pero cada bolsa tiene los suyos propios.

Los "agentes bursátiles" son los intermediarios que compran y venden acciones en la bolsa en nombre de sus clientes. Estos agentes deben tener una licencia y cumplir con una serie de normativas para poder operar. Entre sus funciones se encuentra el asesoramiento a los inversores, que pueden ser tanto personas como empresas.

Un dato curioso es que el término "bursátil" proviene del latín "bursa", que significa "bolsa". Este término fue adoptado por los mercaderes de la antigüedad para referirse al lugar donde realizaban sus intercambios comerciales. Con el tiempo, este término pasó a usarse para designar el lugar donde se intercambian acciones y bonos.

Una de las cuestiones principales a conocer sobre el mundo bursátil es que se rige por la ley de la oferta y la demanda, como cualquier mercado. Si muchas personas quieren comprar acciones de una empresa, su precio subirá. Si, por el contrario, muchos inversores quieren vender sus acciones, el precio bajará.

Otra característica importante es que los mercados bursátiles son volátiles, es decir, los precios de las acciones pueden subir y bajar rápidamente en cortos períodos de tiempo. Esta volatilidad puede generar tanto grandes ganancias como grandes pérdidas, por lo que invertir en la bolsa de valores no está exento de riesgo.

En definitiva, el término "bursátil" abarca todo un universo de conceptos, operaciones e instrumentos que giran en torno a la bolsa de valores.

El sector bursátil


Como íbamos diciendo, todo aquello que está relacionado con la bolsa de valores se encuentra relacionado con el término "bursátil". Y el sector que aglutina todo aquello que va acompañado por el término bursátil, como no podía ser de otra manera, es lo que los economistas conocemos como "sector bursátil".

Con todo, es importante destacar que, en bolsa, también se utiliza el término sector bursátil para clasificar las empresas que cotizan en la bolsa de valores.

Si visualizamos el mercado bursátil como una gran ciudad, el sector bursátil sería uno de los barrios que la componen. Y en este barrio, todas las empresas que viven allí comparten características similares y desarrollan actividades económicas de la misma naturaleza. Es decir, el sector bursátil hace referencia a un conjunto de empresas que operan en la misma industria y que, por tanto, tienen desafíos, oportunidades y amenazas similares.

Por ejemplo, podríamos hablar del sector tecnológico en la bolsa, donde encontraríamos a empresas como Apple, Google o Microsoft, todas ellas dedicadas a la innovación y el desarrollo tecnológico. O el sector energético, con compañías centradas en la producción y distribución de energía, como Repsol o Iberdrola. Cada uno de estos sectores tiene su propio comportamiento y sus propios factores de riesgo y rentabilidad, lo que es de gran relevancia para los inversores a la hora de diversificar su cartera de inversiones y gestionar el riesgo.

Al analizar el rendimiento de un sector bursátil, los inversores pueden tener una idea más clara de cómo se está comportando una industria específica en el mercado, lo que les ayuda a tomar decisiones más informadas sobre dónde invertir su dinero. Por tanto, entender qué es y cómo funciona el sector bursátil es un componente esencial en el fascinante mundo de la inversión bursátil.

El mercado bursátil


Siguiendo con los distintos usos que tiene el término "bursátil", nos adentramos ahora en el mercado bursátil, un término que probablemente hayas escuchado alguna vez y que se encuentra estrechamente ligado al concepto que acabamos de desgranar.

El mercado bursátil es ese espacio virtual, esa plaza financiera global, donde se encuentran compradores y vendedores para realizar transacciones de activos financieros. Imagínatelo como un gigantesco mercado online, pero en lugar de adquirir zapatos o libros, aquí se negocian acciones, bonos, derivados financieros y otros instrumentos de inversión.

En este mercado, las empresas pueden obtener financiación a través de la emisión y venta de acciones o bonos. A cambio, los inversores adquieren una pequeña parte de la empresa con la esperanza de obtener un rendimiento económico. El precio de cada acción fluctúa constantemente a lo largo del día debido al juego de la oferta y la demanda: si hay muchos compradores interesados en una acción, su precio subirá; si por el contrario, hay más gente queriendo vender que comprar, su precio bajará.

Aunque el mercado bursátil es global, cada país tiene su propia bolsa de valores. Así, en España contamos con la Bolsa de Madrid, pero también existen otros centros financieros de gran relevancia como la Bolsa de Nueva York o la de Tokio, por mencionar solo algunos ejemplos.

Pero no todo el mundo puede acudir a la bolsa y empezar a comprar o vender acciones. Para eso están los intermediarios bursátiles, conocidos también como brokers. Son como los dependientes de una tienda, solo que en este caso su labor es la de comprar y vender activos financieros en nombre de sus clientes.

La capitalización bursátil


Otro concepto muy ligado al término bursátil es la capitalización. Por lo habitual, el término bursátil siempre acompaña a este termino, dando lugar a que, en numerosas ocasiones, escuchemos el concepto "capitalización bursátil".

Ahora bien, ¿qué es eso de la capitalización bursátil?

Imagina que eres el dueño de una casa que quieres vender. La manera más común de determinar su valor sería calcular el precio que podrías conseguir si la vendieras en el mercado. En el mundo de las finanzas, la capitalización bursátil hace algo parecido, pero con las empresas cotizadas.

La capitalización bursátil es simplemente el valor de mercado de todas las acciones de una compañía en un momento dado. Se calcula multiplicando el número total de acciones en circulación de la empresa por el precio actual de una sola acción. Esta cifra te da una idea del valor que el mercado le asigna a una empresa en su conjunto, y puede ayudarte a comparar la talla de una empresa con otras.

Por ejemplo, si una empresa tiene 10 millones de acciones en circulación y cada acción se vende a 20 euros, la capitalización bursátil de esa empresa sería de 200 millones de euros. Esto nos ayuda a entender cuán valiosa es una empresa para los inversores.

La capitalización bursátil es una herramienta crucial en el mundo financiero. Además, esta nos os permite clasificar las empresas en función de su tamaño, como pequeñas (small-cap), medianas (mid-cap) o grandes (large-cap), lo que a su vez nos ayuda a entender el nivel de riesgo y el potencial de crecimiento de estas compañías. Por lo general, las empresas de gran capitalización son consideradas más estables y seguras, pero con un crecimiento más lento, mientras que las empresas de pequeña capitalización suelen ser más volátiles, pero con un mayor potencial de crecimiento.

El índice bursátil


Siguiendo con nuestro recorrido por el mundo bursátil, llega la hora de hablar del índice bursátil. Otro concepto muy relevante que debemos conocer si estamos interesados en el mundo de la bolsa de valores.

Un índice bursátil es, esencialmente, un termómetro que mide cómo está el clima en una sección del mercado de valores. No es algo tangible, no es algo que puedas tocar, sino que es un indicador numérico que refleja las fluctuaciones de un conjunto de acciones representativas de un mercado concreto. Puedes imaginarlo como una instantánea que captura la salud económica de un sector de empresas, o incluso de un país completo.

Toma por ejemplo el IBEX 35 en España. Este es un índice bursátil que recoge las 35 empresas españolas con mayor liquidez en la Bolsa de Madrid. Cuando oyes decir que "el IBEX ha subido" o "el IBEX ha bajado", se está haciendo referencia a cómo ha evolucionado la media de las cotizaciones de estas empresas. Un incremento en el IBEX 35 sugiere que la mayoría de estas empresas están prosperando, mientras que una caída indica lo contrario.

Los índices bursátiles no solo nos dan una idea de cómo les está yendo a las empresas que los componen, sino que también nos proporcionan una imagen general del estado de la economía. Por ejemplo, si la mayoría de las empresas del IBEX 35 están perdiendo valor, esto podría ser un indicativo de que la economía española no está pasando por su mejor momento.

Además, estos índices se utilizan como referencia para numerosos productos financieros y de inversión, como los fondos indexados o los ETFs, que replican el comportamiento del índice para ofrecer a los inversores una exposición diversificada al mercado.

En conclusión, y para hacernos una idea, en la película del mercado bursátil, si las acciones son los actores, los índices bursátiles son los críticos que nos indican cómo se desarrolla la trama y nos ayudan a prever cómo podría ser el final.

El análisis bursátil


Cerrando con este interesante artículo, y habiendo visto los principales conceptos que acompañan al concepto "bursátil", llega el momento de ver qué es eso del análisis bursátil. Pues hemos de señalar que no podemos irnos sin que, antes, sepas a qué nos referimos cuando utilizamos este importante concepto.

Explicado de manera sencilla, el análisis bursátil es el faro que guía a los inversores a través de las aguas a veces turbulentas del mercado de valores.

El análisis bursátil es, en esencia, el estudio que se realiza para determinar el mejor camino a seguir en nuestras inversiones. Es como hacer de detectives financieros, analizando una serie de pistas y datos que nos ayudan a tomar una decisión sobre dónde poner nuestro dinero.

Este estudio puede basarse en dos tipos de análisis principales: el análisis técnico y el análisis fundamental. El análisis técnico se basa en el estudio de gráficas, estadísticas y patrones del pasado para predecir el comportamiento futuro de las acciones. Por otro lado, el análisis fundamental se enfoca más en la salud financiera de la empresa en cuestión, estudiando sus balances, su posición en el mercado, la competencia, entre otros factores.

Imagina que eres un entrenador de fútbol y quieres fichar a un nuevo jugador. El análisis técnico sería como mirar las estadísticas del jugador, cuántos goles ha metido, cuántos pases ha dado, su rendimiento en partidos anteriores. En cambio, el análisis fundamental sería conocer más sobre el jugador en sí, su salud, su moral, su relación con el equipo, su potencial de crecimiento.

La finalidad del análisis bursátil es intentar prever cómo se moverán las acciones en el futuro para tomar decisiones de compra o venta. Sin embargo, como cualquier estudio de predicción, no es una ciencia exacta y siempre existirá un margen de error. 
Aquí te dejo 3 brokers más baratos que el tuyo:
Scalable Capital

Sin comisiones

Ver más
Interactive Brokers

+1,5M cuentas de clientes

Ver más
ETORO

Acciones y ETFs sin comisión de compra-venta

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Bursátil, Francisco Coll, 30 de mayo del '23, Rankia.com

Lecturas relacionadas

El gráfico semanal: El Ibex sube un 10% en marzo y supera los 11.000 puntos

El gráfico semanal: El Ibex sube un 10% en marzo y supera los 11.000 puntos

El pavo de Russell y el Cisne Negro de Nassim Taleb

El pavo de Russell y el Cisne Negro de Nassim Taleb

La Información Asimétrica en el Mercado

La Información Asimétrica en el Mercado

Definiciones de por letra