Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Brokers

Un broker es un tipo de intermediario financiero. Esta persona física o jurídica ejecuta órdenes de compraventa en los mercados financieros en nombre de un tercero, al que, por ello, exige un porcentaje en concepto de comisión.

Para entender este concepto, al igual que "dealer", resulta necesario entender que en los mercados financieros, cuando queremos adquirir un activo financiero determinado, debemos hacerlo mediante un intermediario financiero. En otras palabras, la normativa establece que nosotros, como personas físicas o jurídicas, no podemos comprar y vender directamente en el mercado, sino que debemos hacerlo a través de un intermediario obligatoriamente.

Entre los tipos de intermediarios que encontramos en los mercados financieros, encontramos como figuras destacadas la figura del broker, que es un intermediario que realiza operaciones de compraventa en nombre de un tercero, y la figura del dealer, que es un intermediario que, además de comprar y vender activos en nombre de un tercero, también puede comprar y vender activos para sí mismo.

Por tanto, centrándonos en el broker, que es quien nos ocupa, hablamos de aquel tipo de intermediario financiero, pudiendo ser una persona o una empresa, que ejecuta órdenes de compraventa de títulos en los mercados financieros por orden de un tercero. Por esta intermediación, el broker cobra un porcentaje, una comisión, siendo este su beneficio y su principal método de generar ingresos.

Los brokers se encuentran regulados en los mercados y, por lo habitual, deben estar registrados y poseer las licencias pertinentes para operar. Si estos no tuvieran la autorización para operar, no podrían asesorar ni ejecutar órdenes en el mercado.

El broker financiero


Antes de seguir con la explicación, resulta preciso señalar que en este artículo hacemos referencia al broker financiero.

En otras palabras, al intermediario financiero que permite operar en los mercados financieros.

El hecho de que hagamos esta aclaración es para no confundir al lector con otros tipos de broker, como puede ser el broker hipotecario, el broker energético o el broker de seguros.

Con todo, alguno de estos lo veremos más adelante.

Diferencia entre broker y dealer


Para entender bien este concepto, no hay mejor manera de hacerlo que ligarlo al concepto "dealer", que es un perfil, de igual manera, muy conocido por los inversores y el público en general.

En esta línea, podemos comenzar diciendo que al hablar de operadores autorizados para operar directamente en los mercados financieros, resulta preciso destacar la figura del broker y del dealer. En resumidas cuentas, estas personas, físicas o jurídicas, son de los pocas figuras autorizadas para operar, de manera directa, en la bolsa de valores.

Dicho lo anterior, cuando hablamos de un broker, sencillamente, hablamos de un tipo de intermediario financiero. Este permite a los inversores entrar y participar en los mercados financieros. Para ello, el broker compra y vende activos financieros en el mercado por orden de este inversor particular. De esta gestión, el broker cobra un pequeño porcentaje en concepto de comisión, representando este su beneficio.

Por otro lado, cuando hablamos del dealer, hablamos de otro tipo de intermediario financiero, muy similar al broker. En este sentido, el dealer también se encuentra autorizado para comprar y vender activos en el mercado por orden de un tercero. No obstante, el dealer, a diferencia del broker, también puede comprar y vender títulos en el mercado en nombre propio, es decir, como si se tratase de un inversor particular.

De esta manera, el dealer puede, a diferencia del broker, comprar activos que, posteriormente, puede transferir a clientes sin necesidad de acudir al mercado. De la misma manera, este puede construir carteras propias, así como construir otras carteras para clientes.

En esencia, la diferencia la encontramos en que el broker actúa en nombre de un tercero, mientras que el dealer, además de poder actuar en nombre de un tercero, también puede hacerlo, en caso de querer hacerlo, en nombre propio, como si se tratase de un inversor.

En el caso del dealer, es preciso señalar que este, a diferencia del broker, corre con todo el riesgo. De la misma manera que, en lo que respecta a sus honorarios, suelen participar en el beneficio obtenido para el inversor, en lugar de hacerlo a través de comisiones directas, como lo haría el broker.

Por último, resulta relevante destacar que el dealer, a diferencia del broker, suele contar con una mayor experiencia en los mercados financieros. Dado que actúa en nombre propio y asume más riesgos, este cuenta con una mayor experiencia, la cual le lleva a actuar como dealer. Por esta razón, el dealer actúa como asesor y consultor en operaciones de otra índole, como podría ser una salida a bolsa o una ampliación de capital.

Diferencia entre broker y trader


Cuando hablamos de brokers y traders, hay quien confunde estos dos conceptos y los fusiona, creyendo que se trata de la misma persona. 

Sin embargo, déjame decirte que esto no es así.

Cuando hablamos de un broker, como señalamos al inicio, hablamos de un operador autorizado para comprar y vender activos en los mercados financieros. Este, en nombre de un tercero y haciendo uso de sus pertinentes licencias y registros, ejecuta órdenes de compra y de venta en los mercados por las que cobra una comisión.

Sin embargo, cuando hablamos del trader, hablamos de aquella persona que, a través de un broker, compra y vende activos en el mercado, pudiendo ser para sí mismo o para un tercero. Pero como señalamos, esto solo es posible si trabaja con un broker, pues es el único operador autorizado para intervenir directamente en los mercados.

Como hemos podido comprobar, hablamos de dos conceptos que se encuentran muy ligados, pero que, como vemos, son perfiles muy distintos.

Tipos de broker


Como comentábamos anteriormente, además del broker financiero, podemos encontrar otro tipo de brokers, con fines muy distintos.

Con todo, hemos de señalar que estos, en esencia, comparten una misma profesión: la de vender.

Dicho lo anterior, algunos de los tipos de brokers más comunes son los que se muestran a continuación:

  • Broker inmobiliario: Compra y vende inmuebles.
  • Broker de seguros: Vende seguros a clientes minoristas.
  • Broker energético: Compra la energía en el mercado mayorista y la vende en el minorista.
  • Broker agrícola o broker de fincas: Compra y vende producciones agrícolas.

En esencia, el broker es un corredor, como dice su traducción, por lo que hablamos de un perfil que, en la práctica, se dedica a vender. Unos venden acciones y otros inmuebles, pero venden.

Broker online


Debido a la digitalización, muchas de estas empresas y personas físicas han comenzado a prestar sus servicios en la red, mediante lo que conocemos como broker online.

El broker online es, en esencia, un broker.

La diferencia con otro tipo de brokers es que el broker online cuenta con una plataforma mediante la que el inversor ordena las órdenes al broker para que este, una vez las vea, las ejecute en el mercado.

Cada vez es más frecuente que la relación con nuestro broker sea online. La digitalización, como hemos mencionado al inicio, ha hecho del broker online una de las mejores opciones, y de las más cómodas, para operar en los mercados.

¿Cómo ser broker de bolsa?


Muchas son las personas que se han interesado por esta profesión desde que películas como "El lobo de Wall Street", "La Gran Apuesta", entre otras películas de Hollywood, pusieran en conocimiento de la sociedad la existencia de los brokers de bolsa y las supuestas excentricidades que se hacían en la famosa calle neoyorquina.

No obstante, déjame decirte que la realidad, a veces, no supera a la ficción, y este podríamos decir que es el caso. Pues déjame decirte que he visto salas de tesorería que podían hacerte sentir en un funeral. 

Pero este no es el asunto, sino los pasos a seguir para ser un broker.

En esta línea, es conveniente resaltar que para introducirse profesionalmente en el ámbito financiero como broker de bolsa es necesario, en primer lugar, tener una formación académica, principalmente relacionada con la economía, las finanzas o la ingeniería, para ocuparse de las funciones que este tiene. 

Además, un máster especializado, o una certificación financiera, como podría ser la certificación CFA, pueden ayudarte a posicionarte bien en un proceso de selección.

No obstante, siempre existirán excepciones, y una buena cabeza, aun no teniendo una formación reglada, podría ser de interés de un gran broker o banco de inversión.

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

DEGIRO

Comisiones más bajas

Ver más
XTB

Comisiones 0% en acciones y ETFs

Ver más
ETORO

Depósito mínimo 200€

Ver más
Interactive Brokers

Con más de 1.5M de clientes

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Brokers, Francisco Coll, 03 de octubre del '22, Rankia.com

Lecturas relacionadas

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar