Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Way2value

Renault y el ruido de mercado

En la última semana hemos visto cómo las acciones del fabricante francés de vehículos Renault se dejaba un 10% después de que saliera a los medios la noticia de que el CEO de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, el brasileño Carlos Ghosn, era acusado de fraude, evasión fiscal y malversación, tras una investigación abierta por Nissan y trasladada a la Fiscalía de Tokio. La investigación apunta a que, entre los años 2011 y 2015, tan sólo declaró 37 de los 80 millones de euros que en realidad percibió. Además, utilizó dinero de la compañía para temas personales (inversiones inmobiliarias). Su apodo de “cost killer” (cualquier trabajador de las factorías de Renault en Valladolid, Palencia o Sevilla puede certificar que convive cada día con el ahorro extremo en todos los sentidos) parece que, en realidad, sería más apropiado cambiarlo por “cost transfer”, viendo que una parte de ese ahorro terminaba en su bolsillo.

Pero lo interesante de esta noticia no es el hecho de que el CEO de una de las multinacionales francesas más importantes haya sido destituido por sus irregularidades, lo realmente relevante es, una vez más, la reacción del mercado ante este tipo de noticias. Simplemente debemos hacernos una sencilla pregunta:

¿La noticia va a tener algún tipo de repercusión real y significativa en las ventas o estrategia futura de Renault?

 

 Mi opinión es que no. Y no sólo eso, si no que cualquier empresa seria que mire por su futuro aprovecharía el suceso para implementar, o fortalecer si ya está implementado, los controles internos para que esto no se vuelva a repetir nunca más.

Muchos de los miedos vienen de la posibilidad de que la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi se rompa, de la que el propio Ghosn fue su principal impulsor y que tan beneficiosa ha sido para todas las partes. Los japoneses se podrán sentir traicionados por Ghosn, pero considero que, si las cuentas de la alianza les salen, no tendría mucho sentido romper un acuerdo beneficioso a largo plazo con Renault.  Según la entrevista a Francisco G. Paramés que ayer mismo publicaba “El Economista”, la integración entre las plataformas de Nissan y Renault ha pasado de un 30% a un 70%. Un divorcio a estas alturas supondría un sinfín de inconvenientes para ambos.

En este escenario de dudas, lo que está claro es que sus ventas de automóviles no tienen por qué verse influenciadas por ello. Si no se vieron perjudicadas las ventas de Volkswagen por una cuestión que afectaba directamente al funcionamiento de los vehículos, ¿por qué deberían verse afectadas por una cuestión interna que únicamente atañe a la propia empresa? En el caso Volkswagen se engañó al consumidor, aquí el único engañado ha sido la propia empresa.

La caída en la cotización es curiosa porque hace apenas unas semanas Renault ofrecía sus propias acciones a los empleados en España con un descuento sobre el precio de cotización en el mercado que, después del escándalo de su CEO, se ha disipado. ¿Tanto ha cambiado la situación para que Renault ahora valga lo mismo que sus acciones privilegiadas para empleados? Mi opinión es que no.

Si ahora miramos sus ratios, cotiza a un ridículo PER 3,54x y EV/EBITDA 8,89x. Estamos hablando de uno de los principales fabricantes de vehículos a nivel mundial, que se une a la actual desvalorización de casi todo el sector:

General Motors: PER (pérdidas), EV/EBITDA 6,65x

Volkswagen: PER 5,77x, EV/EBITDA 11,09x

Toyota: PER 7,32x, EV/EBITDA 7,9x

Fiat-Chrysler: PER 6,89x, EV/EBITDA 2,36x

Daimler: PER 5,98x, EV/EBITDA 11,07x

BMW: PER 6x, EV/EBITDA 10,65x

 

Y digo casi todo el sector, porque hay varios fabricantes que nos muestran la gran polarización existente:

Tesla (sobre todo): PER (en pérdidas), EV/EBITDA 118,11x

Ferrari (en menor medida): PER 23,78x, EV/EBITDA 19,27x

 

Lo que queda claro es que la gran mayoría de las empresas del sector se encuentran cotizando a precios anormalmente bajos, precios a los cuales estaríamos comprando las empresas prácticamente regaladas, y estamos hablando de los principales fabricantes de automóviles a nivel mundial. ¿Es que el futuro del automóvil pasa por la quiebra de todos estos fabricantes? Para nada. De hecho, la amenaza de nuevos competidores (Tesla) o competidores potenciales (Google, Facebook,…), ha hecho que todos ellos se pongan las pilas e incorporen las últimas tecnologías al futuro de la automoción.

¿Qué explica entonces que el sector se encuentre así de denostado? Existe mucho ruido de mercado por la regulación del diésel, por las baterías eléctricas, por el coche autónomo y, sobre todo, por la posibilidad de que estemos ante el fin del ciclo. Ésta es realmente la única preocupación que nos debería asaltar a la hora de evaluar las acciones, si las ventas pueden caer como consecuencia de una contracción de la economía a nivel mundial.  Sin embargo, las acciones de Renault acumulan un 35% de caída desde su máximo anual en Abril. Si decidimos que es una buena oportunidad de entrada en el valor, el hecho de que se deje un 10% por la crisis de su CEO no puede ser más que celebrada por cualquier persona interesada en sus acciones. Asimismo, si consideramos que las ventas van a mermar como consecuencia del final del ciclo (con los riesgos que entraña tratar de predecir la economía), también deberíamos celebrar que su cotización siga cayendo, pues más se acercará a su valor correcto.

En cualquier caso, comprar una empresa como Renault a PER 3,54x y EV/EBITDA 8,89x no es algo que ocurra todos los días, y con un 10% de descuento adicional por una noticia que no tiene pinta de que vaya a afectar ni a las ventas ni a la estrategia, mucho menos.

  1. #1

    antcvr

    Soy inversor en Renault y me parece una temeridad hablar de mútltiplos bajos en este sector y compararlos con Ferrari, que no tiene mucho que ver con el sector auto realmente.

  2. #2

    DavidR

    Aparte su dividendo ya es muy alto, un dato más a tener en cuenta

    Salu2

  3. #3

    Maiguel

    en respuesta a antcvr
    Ver mensaje de antcvr

    En ningún momento he comparado modelos de negocio, ni he dicho que estas marcas deban cotizar a precios de Ferrari, lo cual estaría fuera de cualquier lógica. Tan sólo he comentado la polarización existente en el sector automoción, con Tesla como principal ejemplo. Y al hilo de los múltiplos bajos, es un hecho que casi cualquier empresa seria y solvente a PER 3-6 y EV/EBITDA<10 se puede considerar barata, en este caso es lo que ocurre en casi todo el sector. Eso sí, estar barata puede tener su justificación, y así lo indico cuando hablo de la posibilidad de que se esté anticipando un cambio de ciclo.
    Saludos

Autor del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar