¿Cómo funciona un turbo?

Veamos un ejemplo real. Imaginemos que el Ibex-35 cotiza a niveles de 9.100 puntos y tenemos expectativas alcistas. Para aprovechar esa potencial subida, podríamos invertir en un Turbo Call de Precio de Ejercicio/Barrera 8.500 y vencimiento 3 meses desembolsando 0,69 euros. Este Turbo nos estaría posicionando alcistas sobre el Ibex y nos permitiría amplificar el movimiento del índice al alza (durante un tiempo máximo de 3 meses) siempre que en ningún momento el Ibex-35 cayera y tocara la Barrera situada en los 8.500 puntos.

Pocos días después de nuestra compra, el Ibex sube como habíamos estimado llegando hasta los 9.700 puntos sin haber llegado a caer en ningún momento hasta la Barrera de desactivación situada en los 8.500 puntos. En esas circunstancias el Turbo Call cotizaría en mercado a 1,24 euros. ¿Cuál sería el resultado de nuestra inversión en el Turbo Call si decidiésemos deshacernos de él vendiéndolo en mercado?

El Turbo Call ha subido como consecuencia de la subida del Ibex-35, pero mientras el índice se revalorizó un +6,59%, el Turbo Call lo hizo en un +79,71% (unas 12 veces más). Como vemos, los Turbos amplifican, y mucho, los movimientos del mercado eclipsando el efecto que el paso del tiempo o la volatilidad provocan sobre otros derivados.

¡Sé el primero en comentar!

Regístrate en Productos Cotizados

  • Si quieres recibir gratis novedades e información sobre warrants y turbos
  • o el Pack de Bienvenida con todo lo necesario para formarte en Warrants y Turbos y la revista Alalza
  • o recibir en tu e-mail el Boletín diario, “Aldía”.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar