¿Por qué invertir en Warrants?

Apalancamiento de los Warrants

Los Warrants permiten al inversor participar en las potenciales subidas y bajadas de un subyacente pagando una pequeña parte de lo que costaría invertir directamente en el activo. La subida o bajada de los precios del Warrant amplifican los movimientos de la cotización del activo subyacente en términos porcentuales. 

Volviendo al ejemplo anterior, si llegado el vencimiento Telefónica cotiza a 15 euros, el tenedor de la acción recibirá 3 euros (15-12) por lo que habrá obtenido una rentabilidad del 25% [= (15-12) / 12]. Sin embargo el tenedor del Warrant recibirá esos mismos 3 euros obteniendo una rentabilidad del 150% [= (3-1.2) / 1.2].

El inversor de Warrants necesita sólo 1.20 euros para posicionarse sobre una acción de Telefónica que cuesta 12 euros. Al pagar menos, amplifica porcentualmente los movimientos de la acción, al tiempo que limita las pérdidas a la prima aportada. 

Si finalmente Telefónica no sólo no se revaloriza sino que cae a 10 euros, el inversor en acciones habría perdido 2 euros, mientras que el que adquirió el Warrant Call habría perdido 1.20 euros. 

Extracción de liquidez de mercado o cash extraction

Otra de las razones para invertir en Warrants es que permiten al inversor obtener liquidez del mercado deshaciendo una posición en acciones sin renunciar por ello a potenciales subidas. 

La formula del Cash Extraction o Extracción de Liquidez es la siguiente: 

nº de Warrants = nº de acciones x Paridad

Imaginemos que el inversor hubiera comprado una acción de Telefónica a 12 euros y una vez llegado a 15 euros quisiera realizar las plusvalías, pero a la vez considera que el valor puede seguir subiendo por lo que le gustaría seguir expuesto al valor. En este caso podría vender la acción de Telefónica en el mercado a 15 euros y adquirir un Warrant Call sobre Telefónica con strike 15 euros y vencimiento un año, pagando una prima de 1.15 euros. De esta manera obtendría 13.85 euros del mercado (= 15 - 1.15) y seguiría beneficiándose de las posibles subidas del valor durante el siguiente año.

Cobertura

Mediante la compra de un Warrant Put se puede cubrir una cartera ante las posibles bajadas del mercado. Esta estrategia se asemeja a la compra de un seguro. 

La formula de la cobertura es la siguiente: 

nº de Warrants = nº de acciones / Delta del Warrant

El inversor de nuestro ejemplo, al llegar la acción a 15 euros puede querer proteger su cartera ante una posible caída de la acción sin deshacer su posición. Para ello comprará un Warrant Put sobre Telefónica con strike 15 euros y vencimiento 1 año, de forma que en el caso de que la acción caiga, obtenga con el Warrant una plusvalía que compense la pérdida sufrida por su cartera.

Así pues, los Warrants Put pueden ser también vistos como instrumentos de protección a la baja. 

¡Sé el primero en comentar!

Regístrate en Productos Cotizados

  • Si quieres recibir gratis novedades e información sobre warrants y turbos
  • o el Pack de Bienvenida con todo lo necesario para formarte en Warrants y Turbos y la revista Alalza
  • o recibir en tu e-mail el Boletín diario, “Aldía”.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar