El cártel de las agencias de rating

Este contenido tiene alrededor de 1 año

Habéis leído bien, ¿He dicho cártel?. Si cártel.

 

Acompañadme para saber más de historia de uno de los mejores negocios del siglo XXI. Seguro que a todos os suena, se trata de las agencias de calificación.

 

Vayamos al grano, imaginemos que tenemos una empresa que necesita financiación, para expandirse o para simplemente sobrevivir. Los bancos deciden no darnos crédito, o lo hacen a unos tipos de interés de casi usura. Bien , nos queda emitir bonos.

La pregunta es: ¿como saber que hay garantías de que si yo compro ese bono dicha empresa o institución me abonara el importe mas el interés al cumplir el plazo?

Aquí es donde entran las agencias de calificación, asignando una puntuación a cada emisión de bonos, teniendo en cuenta ciertos parámetros de solidez financiera.

 

El sistema asigna tres letras por ejemplo AAA para máxima calidad y de ahí iría bajando.

 

 

A simple vista parece que esto funciona pero si lo examinamos más a fondo, empiezan a surgir los problemas.

Por ejemplo: El sistema es un casi monopolio en el que tres empresas dominan el mercado: Moodys , Standard and Poors y Fitch. Entre las tres, todas americanas por cierto, copan el mercado.

Tras la crisis de 2008 se vio que el sistema era perverso y que no funcionaba así que en la Unión Europea hubo un proyecto de crear su propia agencia de calificación.

Si sumamos Europa occidental más iniciativa gubernamental nos da fracaso, y así fué.

https://www.abc.es/economia/abci-europa-fracasa-intento-conseguir-agencia-calificacion-propia-201602130217_noticia.html

 

Así pues, sigamos, el verdadero problema con estas agencias es quien les paga. Y este es la empresa o institución emisora de los bonos. Esto supone un problema terrible, ya que nadie tira piedras contra su casa, y para que los bonos se emitan hay que ponerles buenas notas, si no la gente no compra, ergo las agencias no cobran. Digamoslo claro, para que el negocio funcione hay que poner buenas notas pase lo que pase.

¿ Queréis pruebas de su inutilidad-negligencia?

 

  • Se comieron de lleno/ obviaron la estafa que supuso Enron, un fraude de proporciones gigantescas, donde ya al final el avispero estaba increíblemente agitado, ya que no había manera de ocultar el agujero en las cuentas, ni siquiera manipulando el mercado energético a su favor.
  • Crisis deuda Griega, El presidente Papandreu anuncia que tienen un problema, y la deuda del país es mucho mas grande que lo que habían dicho. Para un país del tamaño de Grecia, impagable, siguieron poniéndole buena nota hasta que la situación fue insostenible.
  • Crack hipotecario de 2008 en EEUU: los vehículos financieros hipotecarios eran mezclas de cientos de hipotecas, que obviamente nadie bajaba a mirar en detalle, y que no se sabía a ciencia cierta si iban a pagar o no. Pero como en toda burbuja la fiesta debía seguir, y la percepción de que el mercado hipotecario era solido debía seguir. Algunos vehículos estaban llenos de auténtica basura, hipotecas de gente increíblemente endeudada, o apenas sin recursos. O no lo vieron o no lo quisieron ver. De esta situación se dio cuenta nuestro querido Michael Burry, pero eso es otra historia.

 

Pero a estas alturas, estarás preguntándote si puedes llevarles ante los tribunales si acudes a una emisión de letras/bonos y hay un impago, a pesar de las buenas calificaciones de por ejemplo Fitch.

La respuesta es un rotundo no, legalmente estas empresas tienen el estatus parecido al de por ejemplo un periodista financiero. Ni lo intentéis.

 

Nuestro abuelo favorito, Warren Buffett se dio cuenta del potencial de estas tres empresas, teniendo una buena posición en moodys, aunque en los últimos años ha ido reduciéndola.

La situación actual hace que Moodys vaya a tener menos ganancias según él, además las criticas de los reguladores le hacen ponerse en posición de prevengan.

Desde su entrada inicial se ha marcado un 11 bagger, nada mal.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar