Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Entre la renta variable y la renta fija
Análisis e interpretación profesional sobre las últimas noticias que afectan a las bolsas y al mercado de bonos.

Ventajas e inconvenientes de los Fondos de Inversión

Ventajas de contratar Fondos de Inversión

  1. Permiten una mayor diversificación de las inversiones realizadas por el partícipe (persona que adquiere una participación o porcentaje del fondo). Si un inversor particular quisiera formar una cartera bien diversificada, necesitaría un volumen de capital medio-alto de probablemente varios cientos de miles de euros como mínimo. Sin embargo, un inversor particular que suscribe un fondo de inversión puede invertir en una cartera bien diversificada desde pocos cientos de euros (según la categoría del fondo, gestora...). 
  2. Están gestionados por profesionales y generalmente obtienen mejores resultados que inversores neófitos. 
  3. Transparencia, alta regulación y supervisión. Constituir un fondo de inversión no es tarea fácil, los requisitos son muy duros, desde tener un mínimo de partícipes (100), hasta un volumen mínimo de constitución de 3 millones de euros, auditorías, supervisión de la entidad depositaria por parte de la CNMV y Banco de España, máximo de costes (2.25% de gestión), según Inverco, y un sin fin de normas que suponen enormes "barreras de entrada" a esta actividad para que no cualquier persona pueda gestionar sumas importantes de dinero, si no que sea un profesional o un equipo de profesionales los que lo lleven a cabo.
     
  4. Fáciles de contratar. Por llamada telefónica, Internet o boleta tradicional. Hoy en día con Internet y el desarrollo de las plataformas de inversión se pueden contratar más de 4.000 fondos de inversión desde España. Algunas de las premisas básicas a tener en cuenta para valorar la calidad de gestión dentro de este enorme abanico de posibilidades son: las rentabilidades históricas, especialmente las de los últimos 3-5 años (pero si tenemos datos de 10 ó 20 años mejor, aunque ponderando en menor medida la importancia de las rentabilidades más antiguas), las volatilidades o desviaciones sobre dichas rentabilidades (cuanto más gane un fondo y de forma más estable, mejor gestionado estará), comprobar que es capaz de batir a su índice de referencia y/o a su segmento de inversión (fondos de la misma categoría), elegir bien según mi perfil y plazo de inversión la categoría en la que quiero y puedo invertir (renta variable, monetarios, renta fija, mixtos, de materias primas, inmobiliarios, con divisas cubiertas, expuestos a divisas locales, flexibles, alternativos, por regiones, etc.), medir que los resultados de otros fondos de la gestora que estoy a punto de elegir también sean consistentes y buenos en general... serían algunas de las premisas que desarrollaré en futuras publicaciones.
  5. Alta liquidez. Cualquier partícipe puede deshacer sus posiciones en un fondo en cualquier momento y de forma sencilla a través de su entidad financiera. Generalmente, el saldo estará disponible en cuenta tras 2-3 días laborables de darse la orden sin penalización alguna.
  6. Fiscalidad ventajosa. Traspasar un fondo a otro no conlleva el pago de impuestos, con lo que ello supone acumular los beneficios cada año que no reembolsamos y por tanto capitalizar los rendimientos que vamos obteniendo, incrementando los posibles beneficios que obtengamos dado que no tenemos que rendir cuentas a Hacienda. Si reembolsamos sí tiene las mismas implicaciones que otros instrumentos como las acciones, es decir, que hasta 2012 se tributa al 19% hasta 6.000€ de plusvalías y por encima al 21%.
  7. Canalizan el ahorro y la inversión hacia las empresas. Siempre había tenido claro que los fondos, al igual que los mercados, van más allá del aspecto financiero y hacen un bien para la llamada economía real, poniendo en contacto a los ahorradores-inversores que tienen exceso de capital con las empresas que tienen en marcha proyectos y que necesitan fondos para desarrollarlos. Pero en la actualidad, por mi profesión, he tenido la oportunidad de presenciarlo aún más de cerca, al recibir acercamientos directamente de fondos extranjeros interesados en empresas españolas, ya sea para participar en el accionariado o para prestarlas capital y suplir de alguna forma la inactividad de la banca. Lo cual es buen síntoma.

Desventajas de invertir a través de Fondos de Inversión

  1. La liquidez no es total si la comparamos con otros vehículos de inversión, como las acciones o los bonos. Quien vende acciones o bonos de Telefónica obtiene el importe de su inversión en el mismo momento de ejecutar la orden, teniendo el saldo totalmente disponible para acometer una nueva inversión si fuera preciso. Mientras que con un fondo de inversión habría que esperar unos dos-tres días laborables como hemos dicho.
  2. Desgraciadamente en España la gestión de fondos está muy desprestigiada y con razón. Salvo raras excepciones, las gestoras o gestores españoles no tienen gran prestigio internacional, los fondos españoles son en general peores que los extranjeros. O al menos, el universo de fondos internacionales es tan amplio que nos permite elegir fondos con resultados significativamente mejores que si sólo analizáramos el espectro nacional. Por contar una anécdota, el otro día escuchaba Radio Intereconomía y en directo un oyente preguntó por un fondo gestionado por un banco español que supuestamente invertía en China, digo supuestamente porque en tiempo real Luis Vicente Muñoz buscó el fondo y la posición más relevante de dicho fondo en términos porcentuales consistía en invertir en deuda española ¿¿en un fondo que invierte en China?? Esto es algo sencillo de comprobar y de obligación para todos para no meter la pata y no "sentirnos engañados". 
  3. Las comisiones reducen las rentabilidades. Debemos mirar las comisiones (por ley no pueden ser más altas del 2.25% y a medida que el fondo invierte en activos más conservadores pueden bajar casi hasta 0%), aunque por suerte las plataformas más conocidas que elaboran rankings, búsquedas y contratación de fondos ya incluyen en sus rentabilidades las comisiones, es decir, que los rendimientos son netos y no hemos de preocuparnos porque en el futuro podamos ganar menos por culpa de no haber contado con las comisiones. Si suponemos como alternativa por ejemplo la compra-venta de acciones, debemos tener en cuenta que si rotamos la cartera de acciones más de 4 veces al año y estimando unos costes aproximados del 0.25% por operación, ya nos sale más caro que si invertimos a través de un fondo. Llegados a este punto también es bueno examinar la política de inversión del fondo y su posible rotación, ya que cuanto más compra y vende más difícil es que mantenga una rentabilidad atractiva por las comisiones asumidas (si bien es verdad que un fondo suele tener mejores condiciones que un inversor particular, aunque la diferencia se ha ido difuminando en los últimos años, lo digo por experiencia propia, ya que he trabajado para inversores instituciones y particulares).
  4. Falta de flexibilidad o reacción más limitada a la hora de querer suscribir un fondo o venderlo. Normalmente (dependiendo del fondo y sobre todo de la región) si lo hacemos antes de las 12h del mediodía nuestra suscripción se ejecutará a precio de ese día al cierre (a eso de las 17:30h-18h), por lo que hay varias horas que suponen un factor aleatorio en mi inversión desde que doy la orden, sin saber si voy a comprar más caro o barato y confiando en que ningún imprevisto va a suceder en ese intervalo de tiempo que pueda desvirtuar mucho mi precio de entrada o de salida. Probablemente esta operativa para un inversor activo o trader sea implanteable, luego va más orientada a inversores más pacientes y con un horizonte de inversión mayor.

Estos son los pros y contras de operar con fondos de inversión, sin duda un vehículo interesante para un determinado perfil de inversor. Y vosotros ¿qué vehículos de inversión utilizáis? ¿cuál ha sido vuestra experiencia en fondos?

 

 

Pablo del Barrio

Agente de Inversis

www.pablodelbarrioquintana.es

  1. #1

    Vilarey

    El punto 6 (fiscalidad) habría que actualizarlo.
    ¡Estamos en 2013!

  2. #2

    Pablo del Barrio

    en respuesta a Vilarey
    Ver mensaje de Vilarey

    Cierto Vilarey! Como estamos en plena campaña de la Renta, me refería a lo que toca tributar ahora con respecto al ejercicio anterior. Pero este año 2013 los tipos son al 21% hasta 6.000€ de plusvalías, al 25% entre 6.000€ y 24.000€, y del 27% de 24.000€ en adelante.

    Saludos



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar