Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

La INFLACIÓN traerá más caídas en los mercados de Renta Variable y Renta Fija!

Son muchas las preguntas que los inversores nos estamos haciendo tras las recientes caídas en las bolsas. ¿Estamos ante el fin del ciclo alcista bursátil? ¿Se trata sólo de un bache pero dentro del ciclo alcista? ¿Cuán fuerte podría ser este bache?. ¿Es buen momento para comprar ahora?.... 
 
Con el ánimo de aportar alguna respuesta a todas estas preguntas, primero sería necesario entender qué están haciendo las bolsas, y en este sentido podríamos decir que las bolsas están en pleno proceso de ajuste a la baja de las valoraciones de las cotizaciones ante un nuevo escenario de política monetaria: 

-       por una parte, están descontando un entorno de tipos de interés más elevados; 
-       Y por otra parte, están descontando la reducción de balance (QT) que la Fed va a implementar como medida adicional para frenar la inflación. 
 
Este proceso de ajuste o caídas en bolsa, será mayor conforme mayor sea la subida de tipos de interés y cuanto mayor sea el ritmo de reducción de balance que realice la Fed, lo cual estará muy determinado por la evolución de la variable clave: la inflación
 
Sabemos además que los datos de inflación son muy negativos, tanto por su cuantía ya que estamos en máximos de los últimos 30 años, como por su naturaleza, ya que no se trata de un problema coyuntural sino que se trata de una lacra estructural. 
 
Dicho esto, nos haríamos la siguiente pregunta: ¿pensamos que un problema estructural se va a solucionar en pocas semanas? ¿O incluso podríamos decir que ya está solucionado? Si pensamos que no, podríamos concluir que todavía no es un buen momento para comprar bolsa pues podríamos ver más ajustes en las cotizaciones ante un proceso de restricción monetaria que todavía no está descontado por completo en la medida que no se haya logrado el objetivo, que es controlar la inflación. 
 
Si queremos profundizar un poco más, hemos dicho que el timing y la velocidad y cuantía de las subidas de tipos de interés que realice la Fed será lo que marque el proceso de ajuste de valoraciones de las cotizaciones.  Pues bien, si vemos el comportamiento de los tipos de interés a 10 años en EEUU, podemos intuir una formación técnica de HCH invertido que haría pensar en una subida rápida y fuerte de los tipos de interés a 10 años en EEUU, y esto tendría su consecuencia negativa para las bolsas. 
 
 
Fuente: imagen copiada en publicación de Niko Garnier
Fuente: imagen copiada en publicación de Niko Garnier
 
 
También mostramos a continuación el gráfico del Bono a 30 años de EEUU desde 1980 y hacemos la siguiente reflexión: ante un escenario de elevada inflación, una subida fuerte y acelerada de tipos de interés podría hacer descarrilar la Renta Fija de EEUU, y posiblemente la RF global, pues una pérdida de la directriz por la que viene subiendo durante los últimos 30 años tendría unas consecuencias muy negativas tanto para el mercado de deuda como el de renta variable.
 
 
 
 
 
 Con esto queremos poner de manifiesto, que un gran problema como es la inflación elevada y descontrolada, solo se puede atajar con medidas restrictivas monetarias, pero esto a su vez puede generar una nueva crisis financiera. Así que ojo a estos posibles escenarios. 
 
Por otra parte, una subida fuerte de los tipos en EEUU haría que el Dólar siguiera subiendo respecto al euro. Y los gráficos parecen que apuntan a esta hipótesis. Si nos fijamos en el siguiente gráfico del Euro/dólar, este par de divisas se encuentra justo en la directriz alcista por la que viene subiendo durante los últimos 20 años. Por tanto, si la pierde, querrá decir que el euro caerá fuertemente respecto al dólar y viceversa, el dólar subirá fuertemente respecto al euro. 
 

 

Ojo por tanto a toda esta información pues los mercados de renta variable, renta fija y divisas se encuentran en zonas importantes de largo plazo y los movimientos que se producen en estas zonas suelen ser contundentes y significativos. 
 
Como resumen, la lacra de la inflación hay que combatirla, y hay que hacerlo de forma urgente y contundente. Qué duda cabe que esto traerá consecuencias, posiblemente negativas e inevitables, pues lo que toca hacer ahora es controlar la inflación sí o sí. 
 
Por todo esto, decíamos en el post publicado el pasado 23 enero que un escenario de caídas en las bolsas mínimas del 30-35% desde máximos no nos sorprendería en absoluto, y es el escenario que consideramos más probable para los próximos meses. 
 
Ahora posiblemente tengamos algunas semanas de rebotes tras las fuertes caídas vividas, pero para nosotros no van a significar una oportunidad de compra, sino que vamos a considerarlos como simples rebotes, tal y como ilustramos en la siguiente imagen: 
 
 
 
 
Sí es verdad que los índices europeos están aguantando muy bien las recientes turbulencias. Esto es así por dos razones principales: por una parte, el BCE no ha puesto encima de la mesa un programa de política monetaria restrictiva con subidas de tipos de interés; y por otra parte, una depreciación del euro frente al dólar favorecería las exportaciones europeas y esto sería favorable para el PIB europeo. 
 
Por ello, un escenario de mayores correcciones requiere que los índices europeos pierdan soportes que hasta ahora no han perdido, y si no lo hacen será un dato a tener muy en cuenta (en este caso positivo) para seguir la evolución del mercado. 
 
Un saludo a todos!
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar