¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos y préstamos
Créditos rápidos, préstamos rápidos y microcréditos

Quiero solicitar un préstamo: ¿qué tener en cuenta?

Cuando queremos solicitar un préstamo a una entidad financiera, son varios los aspectos que debemos tener en cuenta. Se trata de una financiación a la que muchos recurren a la hora de hacer frente a imprevistos, reformas, estudios, compra de vehículo... Pero debemos ser precavidos y observar las condiciones de contratación antes de solicitar el préstamo a la entidad. ¿Conoces tu perfil de crédito?

finscore fintonic

 
 

Aspectos a tener en cuenta para que me concedan un préstamo

Cuando queremos solicitar un préstamo, pueden surgir una serie de preguntas como ¿Cuánto pedir prestado? ¿En qué periodo de tiempo? ¿Es posible devolver el préstamo antes de tiempo? ¿Me lo van a conceder? A continuación, te dejamos con una serie de aspectos y consejos a la hora de solicitar un préstamo.

¿Qué cantidad de dinero solicito?

Respecto a la cantidad de dinero a solicitar, como es lógico ésta dependerá en gran parte del proyecto al que queramos hacer frente. Sin embargo, no debemos pedir más dinero del que realmente necesitamos, teniendo en cuenta que posteriormente deberemos devolverlo junto con los intereses que se hayan ido generando con el paso del tiempo; y a más cantidad solicitada más intereses se generarán. 

Conoce tu score de crédito

Saber cómo valoran los bancos tu perfil financiero puede resultar útil a la hora de contratar un producto con una entidad. Existen ciertas herramientas que pueden ayudarte a conocer esta información, como por ejemplo FinScore, el score de crédito de Fintonic. Se trata de un índice imparcial e independiente que sirve para valorar cómo gestionas tu dinero. Esto te permite: 

  • Poder lograr mejores condiciones en el préstamo que quieras solicitar. Cuanta más puntuación consigas, mayor será el poder de negociación. 
  • Negociar con las entidades de tú a tú. . 
  • ¿Qué puedo mejorar? Siguiendo una serie de consejos y recomendaciones, puedes conseguir mejorar tu índice, y acceder a mejores condiciones en la contratación del préstamo. 
  • Te dice cuánto gastas, cuál es tu nivel de deuda e incluso los días que podrías vivir sin ningún tipo de ingreso. 

El FinScore se obtiene a partir de la información de aquellas cuentas agregadas a Fintonic. El índice parte de 0 a 900 puntos, y utiliza multitud de variables tales como: nivel de ingresos, saldo netos de tus cuentas, historial de crédito, etc.

¿A qué voy a destinar el dinero?

Muchas veces, los préstamos ofrecidos por las entidades financieras se agrupan en diferentes categorías, de manera que encuentres el que mejor se adapta a tus necesidades, con unas condiciones específicas: reunificación de deudas, reforma, compra de coche... esta información es realmente útil para el banco, y deberás justificarla al solicitar el préstamo.

Comparar las distintas ofertas para obtener el mejor préstamo

Es importante buscar entre las distintas entidades con la finalidad de conseguir la mejor oferta. Puedes apoyarte en herramientas o apps/marketplaces que te ayuden a elegir las mejores condiciones en tus préstamos.

Ingresos estables y solvencia

Se trata de la manera que tenemos de demostrar que podremos devolver el dinero que nos van a prestar. Por este motivo, uno de los requisitos a la hora de solicitar el préstamo es tener unos ingresos estables que nos permitan hacer frente a las cuotas que aportaremos cada mes para la devolución del préstamo. Además, nuestro nivel de endeudamiento deberá ser bajo, y un buen indicador es la regla 50/20/30 de manera que la suma de los gastos básicos: hipoteca, alquiler, préstamos... no supere nunca el 50% de tus ingresos. 

Observar el tipo de interés

Analizar el tipo de interés al que se ofrece el préstamo es fundamental. Es conveniente tener claro si se prefiere un préstamo con un tipo de interés fijo o con un tipo de interés variable. Un préstamo con un tipo de interés fijo ofrece la seguridad que siempre se va a pagar la misma cantidad, mientras que un tipo de interés variable al ir referenciado a un indicador variará en función de lo que se modifique el mismo.

Cuantía de la cuota

Hay que tener en cuenta la cuantía de las cuotas a pagar, ya que una cuantía baja no es sinónimo de que se va a pagar menos, y es posible que se acaben pagando más intereses. En base a la situación financiera y la capacidad de pago personal, hay que analizar si interesa un periodo de duración del crédito más largo con las consecuentes cuotas más bajas, o un periodo más corto en el que las cuotas sean más altas.

Andarse con cuidado con las vinculaciones y las comisiones

Multitud de entidades ofrecen mejores condiciones para sus préstamos siempre que se contrate algún producto con la entidad. Este tipo de vinculaciones encarecen notablemente el préstamo por lo que lo ideal es intentar evitarlas.

Las entidades ofrecen préstamos con tipos de interés bajos, pero es posible que lleven aparejadas comisiones, como la comisión de apertura o la comisión de cancelación anticipada. Hay que tener cuidado con estas comisiones ya que encarecen el préstamo, en especial en los préstamos que sean solicitados a corto plazo.

Observar bien toda la letra pequeña

Leer y preguntar en caso de cualquier duda que se pueda generar para tener claro y comprender todos los conceptos del préstamo. Hay que ser cuidadoso y estar informado de cualquier cláusula o pequeño detalle para evitar futuras sorpresas.

 

 

Comparador de préstamos personales y créditos rápidos

El comparador de préstamos personales de Rankia estudia tus necesidades de financiación y te ofrece el préstamo que mejor se adapta a tu perfil. Si lo que buscas es financiación rápida, puedes usar el comparador de créditos rápidos de Rankia. Descubre la cuota final de tu préstamo.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar