¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos y préstamos
Análisis de los préstamos personales y créditos rápidos más baratos del mercado

Reunificación de deudas: cómo funciona, ventajas e inconvenientes

La reunificación de deudas mediante un préstamo es una opción que abre una vía de financiación a aquellas familias con deudas acumuladas que afectan a su capacidad económica y capacidad de devolución de las propias deudas. En estas situaciones los préstamos para reunificación de deudas pueden aliviar la situación económica de la familia en el corto plazo.

reunificar deudas, una buena opción?
 

¿Cómo funciona la reunificación de deudas?

La reunificación de las deudas es una operación financiera que permite al solicitante unificar todas las deudas existentes en un solo préstamo con la finalidad de reducir la cuantía de las cuotas mensuales, facilitando así una mejora en las condiciones y permitiendo al solicitante contar con mayor liquidez. Así, la reunificación de deudas nos permite agrupar todos los compromisos que hemos ido adquiriendo y que están pendiente de pago, como pueden ser la hipoteca, un préstamo personal y deudas de la tarjeta de crédito, por ejemplo. De este modo, pasaríamos a tener una sola deuda equivalente a la suma de todas las anteriores y con una única cuota mensual.

El formato más habitual para realizar una reunificación de deudas es mediante un préstamo con garantía hipotecaria, en este tipo de préstamos se incluye una vivienda como aval de modo que la entidad tiene una garantía ante un posible impago del nuevo préstamo. Los mejores préstamos y créditos para reunificación de deudas tienen un tipo de interés entre el 5% y el 14%. Estos préstamos se pueden obtener acudiendo a una entidad bancaria, a un establecimiento financiero de crédito (EFC) o a intermediarios financieros privados. Un ejemplo de intermediario financiero privado es Supregrupo que ofrece préstamos con garantía hipotecaria para la reunificación de deuda, con la condición de que la vivienda esté libre de cargas, otra característica bastante común en este tipo de préstamos.

Otro formato que podemos encontrar sería el de un préstamo personal a un tipo de interés mayor, estos son ofrecidos por compañías como Cetelem, un establecimiento financiero de crédito cuyo préstamo para reunificación de deuda tiene un tipo de interés del 13,90% TIN.

Ventajas de la reunificación de deudas

  • Renegociar los términos de tus préstamos actuales en plazo, cuota, tipo de interés o todas ellas.
  • Conocimiento de la situación: al mantener una única deuda somos más conscientes de en qué situación financiera nos encontramos.
  • Una única cuota y tipo de interés.
  • Una única entidad con la que negociar.
  • Comodidad: no estamos pendientes de pagar varias deudas al mismo tiempo.

Como vemos, las ventajas de la reunificación están directamente ligadas con el hecho de agrupar nuestras deudas en una sola. Al unificar nuestras deudas, tenemos mayor conocimiento de la misma y es mucho más sencillo controlar su evolución. Un único préstamo implica una única cuota y tipo de interés y contraer un compromiso con una sola entidad con la cual podemos negociar sobre toda nuestra deuda y no sobre una parte de ella como haríamos en caso de tener varias deudas contraídas con entidades distintas. Además, la reunificación de deudas nos permitirá hacer frente a las cuotas en un plazo de tiempo mayor. Esto tiene sus ventajas y desventajas pues la cuota a pagar será menor que pagando diversos préstamos por separado, pero los intereses a abonar acabarán siendo mayores, suponiendo un tipo de interés similar. 

Inconvenientes de la reunificación de deudas

Como comentábamos, el formato más habitual de una reunificación de deudas es mediante un préstamo con garantía hipotecaria, esto supone que vamos a tener que en la mayoría de casos vamos a tener que incluir una vivienda como aval, la cuál podríamos llegar a perder en caso de que no podamos hacer frente a los pagos del préstamo. También hemos comentado la posibilidad de que los intereses que acabemos pagando sean mayores a los que pagaríamos sin realizar la reunificación.

Por último, hay que tener en cuenta que la reunificación de las deudas y préstamos conlleva una serie gastos que hay que analizar antes de tomar la decisión de solicitar dicha reunificación. Entre los gastos de la reunificación de deudas que se deben afrontar encontramos diversos costes de tramitación y formalización como:

  • Comisión por cancelación anticipada de la hipoteca y del resto de préstamos.
  • Gastos de notaría, registro e impuestos (en el caso de reunificar modificar un préstamo hipotecario).
  • Posible comisión de apertura del nuevo préstamo contraído.

Como vemos, realizar una reunificación de deudas puede no salir gratis, así que deberemos analizar nuestra situación específica para valorar si nos conviene o no esta opción y echarle un vistazo a las condiciones de los préstamos que queremos agrupar.

La reunificación de deudas se presenta por tanto como una forma de financiación, como una vía de escape para aquellas familias que pasan apuros a fin de mes. Se debe tener cuidado y analizar a fondo la operación, pero la posibilidad de reducir la cuantía de las cuotas y la posibilidad de contar con mayor liquidez a fin de mes, hacen de la reunificación de deudas y préstamos una opción a tener en cuenta.

 

Comparador de préstamos personales y créditos rápidos

El comparador de préstamos personales de Rankia estudia tus necesidades de financiación y te ofrece el préstamo que mejor se adapta a tu perfil. Si lo que buscas es financiación rápida, puedes usar el comparador de créditos rápidos de Rankia. Descubre la cuota final de tu préstamo.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar