Este contenido tiene alrededor de 14 años
Si uno tiene cinco amigos, les pregunta cuál es el principal problema de la economía española y consigue que no le manden a tomar viento, seguro que tres de ellos responderán que los salarios bajos, uno que el precio de la vivienda y otro -el más sesudo del grupo- la competitividad con el exterior. Es más, me la juego a que una encuesta con rigor científico y una muestra aceptable daría el mismo resultado.

Lo lógico es que, ante semejante cuestión, el preguntado se mire el bolsillo y lo vea lleno de telarañas. En mi círculo de amigos y conocidos es así, lo cual no impide que un importante número de ellos esté embarcado en aventuras hipotecarias. Además, estoy seguro de que el precio de la vivienda no lo ven como un problema sino como una ley de vida que se llevaría mejor con una nómina más presentable o, incluso, como el atractivo que justificó la "inversión". Posiblemente, el que dijo que el problema principal es el precio de la vivienda vive con sus padres. Y el que se refiere a la competitividad de las empresas tiene cierto conocimiento de la causa y no creo que muchos problemas para llegar a fin de mes.


Pues bien, el de la productividad soy yo y lo he explicado en algún artículo previo. Lo demás son consecuencias del problema o contradicciones del sistema. Asumo el riesgo del desacuerdo con casi toda la clase currante del país, pero si nuestra hora de trabajo rinde poco al empresario y al sistema productivo, el salario debe ir en consonancia. No entro a valorar aquí las razones de ese bajo rendimiento, lo relevante es que el listón español en cuanto a calidad de vida está demasiado alto, hasta tal punto que la necesidad básica de un techo se ha convertido en un lujo que no se puede alcanzar currando. Pues bien, a mi modo de entender, la combinación productividad baja-nivel de vida alto es el verdadero problema económico español, y no se resuelve aumentando salarios. A no ser que nos busquemos una hiperinflación galopante que acabe con lo poco que nos queda.


Todos aspiramos a vivir mejor que ahora pero hay que plantearse si nuestro modelo económico lo está permitiendo. Y puede que la clave esté en apoyar un poco más a los emprendedores. Pero esta opción no la ha marcado nadie en la encuesta. Será porque nadie lo ve como un problema de bolsillo.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar