¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

Guía de promesas económicas para dummies e indecisos

El próximo domingo vamos a concluir el año electoral más denso que recuerdo desde que tengo uso de razón. Todavía queda algún que otro asunto pendiente para el 2016 pero está claro que el resultado del 20D, sea el que sea, va a ser recordado durante mucho tiempo. Como aportación a este momentazo histórico os propongo un breve resumen –sencillo pero de cosecha propia- de las propuestas económicas que nos venden los principales candidatos. Y me dejo para la jornada de reflexión el Parte de Crisis con las grandes cifras que cierran la legislatura.

Por si  tenéis tiempo y paciencia, aquí tenéis los documentos programáticos del PP, PSOE, C’s y Podemos. Me voy a centrar en cuatro grandes bloques: modelos productivos, empleo y mercado laboral, Estado del Bienestar y fiscalidad.

Modelos productivos

En los últimos tiempos todo el mundo habla de cambiar el modelo económico español, es decir, la manera de ganarnos la vida como país. Pero no parece fácil concretar qué actividades deben liderar el crecimiento de la economía.

  • El Partido Popular apuesta por la economía digital aplicada a todos los sectores y agentes económicos y por la mejora de nuestras telecomunicaciones (fibra óptica, telefonía 4G y 5G…).
  • El Partido Socialista Obrero Español propone un modelo basado en el conocimiento: educación, cultura, ciencia e investigación.
  • Ya conocemos las propuestas de Ciudadanos: inversión en I+D canalizada por medio de una red de Centros de Excelencia y la promoción de la Ciencia Aplicada (es decir, la que genera utilidad económica y empleo).
  • Podemos lo fía todo a la Transición energética (infraestructuras verdes, autoconsumo, energías renovables, fin del oligopolio eléctrico…).

Lo cierto es que, aunque los términos y los acentos sean diferentes, en este aspecto no hay diferencias irreconciliables, ¿no os parece?

Empleo y mercado laboral

Lo que ocurre es que una cosa es predicar modelos y otra cosa es dar  empleo.

  • El PSOE propone reformar el Sistema Público de Empleo, recuperar las políticas activas y la formación; elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores; poner a trabajar a los inspectores para garantizar el cumplimiento de los derechos laborales; promover un plan de empleo verde; y apoyar a sectores maduros como el turismo, la industria del conocimiento, la automoción, las infraestructuras de transporte, el sector primario, y las industrias aeroespacial, naval y de defensa.
  • La propuesta central de Ciudadanos es el contrato único con indemnización creciente y la mochila austríaca.
  • Podemos propone apuntalar los derechos laborales existentes y llevar el salario mínimo hasta los 800 € mensuales. Pero también incluye medidas de flexibilidad interna para que los ajustes se hagan reduciendo jornada en lugar de despidiendo o reduciendo salarios.
  • Por último, el PP propone bonificaciones a la contratación indefinida, modernización del Servicio Público de Empleo y apuesta por la Formación Profesional.

Estado del Bienestar: Educación, Sanidad y, sobre todo, Pensiones

Nadie discute ya que la principal política social es el empleo. Pero a la hora de posicionarse en relación con el Estado del Bienestar, el guión no admite demasiadas variantes: educación pública, sanidad pública y pensiones públicas.

  • C’s hace bandera de su Pacto Nacional por la Educación y, a falta de propuestas más originales en cuanto a sanidad y pensiones, se atreve a debatir sobre temas tabú como la maternidad subrogada, la legalización del cannabis o la regulación de la muerte digna.
  • Podemos propone un aumento de 8.800 millones de euros para la sanidad, entre otras cosas para garantizar una tarjeta sanitaria universal y la ampliación de medicamentos financiados.
  • El PP garantiza, de forma retórica, el futuro de las pensiones y del sistema sanitario público.
  • El PSOE defiende una educación laica, un sistema de formación profesional integrada y un refuerzo de las prestaciones sociales, entre las que destaca el ingreso mínimo vital.

Política fiscal

Pero, claro está, todo lo anterior habrá que pagarlo. Este es el punto en el que nadie puede esconderse detrás de los titulares o las grandes intenciones.

  • Podemos propone aumentar el número de tramos del IRPF y llevar el tipo marginal al 55% para rentas superiores a 300.000 euros; recuperar los impuestos sobre el patrimonio y sucesiones; reformar IVA y Sociedades; y crear otros nuevos (fiscalidad verde, impuesto para las entidades financieras).
  • El PP vuelve a prometer reducciones de impuestos, mejorar la fiscalidad del ahorro y la inversión y continuar luchando contra el fraude.
  • El PSOE apuesta por una reforma fiscal ecológica (impuesto al CO2) y desplazar la carga del trabajo hacia la riqueza y el uso de recursos naturales finitos, siempre sobre el principio de estabilidad presupuestaria.
  • Por último, C’s propone una reducción del IRPF, un complemento salarial para rentas bajas (liquidable como una cuota negativa en la declaración del IRPF), un tipo único de Sociedades al 20% y una reforma del IVA con dos tipos del 18% y del 7%, manteniendo las exenciones vigentes.

Concluyendo

Como decía en la entrada anterior, creo que, para ser una campaña tan trascendente, se está hablando y concretando muy poco sobre empleo. Si me permitís el posicionamiento, me parece mentira que un partido como el PP siga confiando en las bonificaciones a la contratación (incentivos de quita y pon). Igual va siendo hora de exigir un marco laboral más estable para todos (empresarios y trabajadores), debatiendo lo que haga falta pero limitando la discrecionalidad del Gobierno.

Por otro lado, es evidente que la reforma fiscal más clara (aunque puede que no la más favorable) es la de Ciudadanos, pero hay que reconocer a los socialistas el mérito de hacer campaña sin prometer bajar impuestos. Muy coherente: el programa electoral que defiende Pedro Sánchez no deja un solo sector económico sin ayudas de algún tipo.

En fin, cada uno tenemos unos criterios de selección diferentes y es posible que la economía haya perdido importancia a la hora de decidir el voto. Al fin y al cabo, Zapatero y Rajoy tuvieron que olvidarse de sus promesas y me temo que el 2016 va a estar lleno de incumplimientos.

Que terminéis bien la semana laboral, s2.

 

  • 0
  • 0
  • Recomendado por 1 usuario

    Autor del blog

    Envía tu consulta

    Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

    Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

    Cerrar