¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

El programa de Ciudadanos y otras urgencias (VIII)

Se nos echa la campaña electoral encima y creo que va siendo hora de concluir esta serie dedicada al proyecto de Ciudadanos. Desde mi última entrada, el equipo de Albert Rivera ha realizado dos nuevas presentaciones, una con treinta propuestas para la regeneración democrática e institucional y esta otra sobre conciliación de vida familiar y profesional. Vamos a ello.

La necesaria reforma constitucional

Lo primero, que nadie se me asuste. Que esta presentación se haya realizado en la cuna de La Pepa no convierte a Ciudadanos en el Partido Liberal. De hecho, cualquiera de nosotros firmaría ahora mismo casi todas las propuestas incluidas en el documento y nadie nos podría señalar con el dedo. ¿Quién no se ha sumado todavía al coro de los que exigen la supresión del Senado o las Diputaciones? ¿Alguien tiene algo en contra de la despolitización de la Justicia? ¿Y contra las listas abiertas? ¿Quién duda que nuestras instituciones necesiten algo más que una mano de pintura?

Pues bien, concediendo que este brainstorming está bastante bien centrado, creo que ya es hora de hilar un poco más fino. La próxima legislatura debería ser re-constituyente, si me permitís el término. Desde mi punto de vista debería concluir con un referéndum para validar una nueva Constitución y un nuevo modelo de Estado. Para ello es necesario que todas las fuerzas políticas se pongan de acuerdo pero también que haya debates con matices, con sana confrontación, con tiempo y con expertos. Y echo de menos una alternativa federalista fuerte en España. Veo que el PSOE de Pedro Sánchez se conforma con que el nombre de las comunidades autónomas figure, grabado a fuego, en la nueva Carta Magna. Y mucha solidaridad vaga entre territorios. Pero ni una palabra sobre autonomía y responsabilidad fiscal. Vende más una crítica rápida contra los privilegios vascos y navarros que una explicación neutral con argumentos sólidos. Por otro lado, ya me he pronunciado otras veces sobre la necesidad del Senado, aunque sea con la tercera parte de sus señorías, como cámara legislativa (la verdad es que no veo lo del Consejo de Presidentes que propone C’s). Otra cosa es que pongamos en duda la descentralización del Estado.

A vueltas con la igualdad y la conciliación

Y el último bloque de propuestas presta atención a dos grandes conflictos de nuestra vida cotidiana: la desigualdad efectiva entre hombres y mujeres y la dificultad para compatibilizar la vida familiar con la profesional. El equipo de Ciudadanos tira de sentido común y de buenas prácticas comparadas (Holanda, Finlandia, Reino Unido) pero me parece oportuno apuntar un par de cosas: en primer lugar, los gobiernos no pueden legislar y reglamentar todo, por muy sana y consensuada que parezca su intervención; y en segundo lugar, la sociedad no puede exigir a los gobiernos lo que no les compete.

Me explico. Me parece estupendo y defendible que el Estado impulse y dé ejemplo en materia de horarios (por ejemplo imponiendo la hora solar, igualando las bajas de paternidad/maternidad y flexibilizando los horarios de los empleados públicos) pero no tengo tan claro que se pueda obligar a las empresas a mantener un sistema determinado de compensación de horas extras o que haya que dar café y guardería gratis para todos. Creo que debemos confiar un poco más en la iniciativa privada, buscar alternativas en la economía social (asociaciones, cooperativas, RSC…) y, eso sí, pedirle a las administraciones competentes que el sistema educativo no se convierta en un problema para las familias (me refiero a temas como los deberes escolares, las vacaciones, los agrupamientos por edad y un largo etcétera).

 

Pues bien, con independencia de que las propuestas de Ciudadanos sean mejores o peores, creo que tenemos materia para más de una conversación sobre lo humano y lo divino. No os cortéis, lo importante de los blogs está en los comentarios.

Tengo prevista una última entrada sobre Ciudadanos, a modo de epílogo. Espero rematarla para el fin de semana.

Hasta entonces, que paséis una feliz semana, s2.

  1. #1

    Comstar

    Ya vimos a Zapatero metiendo a España en una deuda con el FMI que impuso recesión y paro.
    Vimos a Rajoy empeorando las cosas para los ciudadanos embargados, y tomando medidas que perjudicaban a los parados.
    Con ciudadanos existen tres posibilidades:
    * Que hagan las cosas mejor para los ciudadanos
    * Que hagan las cosas igual
    * Que hagan peor las cosas
    Si tratan de hacer mejor las cosas, tendrán obstáculos de los que se benefician cn el empeoramiento, de modo que eso es bastante dificil.
    Y si gana Ciudadanos, el PPSOE tratará de mostrar que lo hicieron peor, aunque lo hagan mejor.
    La otra cosa es que sean de los mismos con distinto nombre pero retórica pomposa, y todo siga igual que con Zapatero y Rajoy.
    Realmente si empieza a haber muchas críticas en prensa a Ciudadanos en caso de ganar, empezaría a ver quién critica y su sesgo politico, y también trataría de ir tras bastidores a ver si lo que dicen es cierto, porque no debes creer todo lo que lees en medios, especialmente si son internacionales.

    Si la crítica empieza a ser ácida en medios, estoy casi seguro de que algo estarán haciendo bien, porque lo que es hoy, el gobierno lo hace mal y no hay crítica.

    BBC tiene sesgo pro-británico, RT tiene sesgo pro-ruso, Reuters tiene sesgo pro-bancos, CNN tiene sesgo pro-oficialista y anticatólico, Business Insider tiene sesgo demócrata, El Clarin tiene sesgo anti-gobierno, Telam tiene sesgo pro-gobierno. ¿Cuales son los sesgos de medios españoles?

  2. #2

    Macroymicroblogger

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    Por suerte, C's está teniendo un apoyo mediático inédito en España, digo por suerte para ellos pero también para los votantes, que hoy contamos con una alternativa nacional creíble frente a los dos partidos tradicionales. Aunque suene cínico, los medios y las encuestas deciden qué voto es útil o inútil y por primera vez en democracia nos están permitiendo soñar con un cambio cualitativo. Algunas propuestas de C's se parecen a las de UPyD y otros extraparlamentarios pero es evidente que para gobernar hacen falta más cosas. La información es poder y hay que aceptarlo como parte del juego.

    Aquí en España funciona una especie de dualidad informativa: Prisa vs Planeta (grupos editoriales), A3media vs Mediaset (televisiones), El País vs El Mundo (prensa nacional)... No tengo etiquetados a todos los medios pero hay cierta unanimidad en torno a Albert Rivera, en unos casos con la boca pequeña y en otros casos con más descaro. Quizá La Sexta es la televisión más beligerante por su vinculación con Podemos, pero forma parte del mismo grupo mediático que Antena 3, descaradamente favorable al PP aunque muy amistosa con C's. Algún outsider queda por ahí (la 13 de la Conferencia Episcopal es una caricatura de sí misma, con su tono gritón y su apoyo incondicional al PP). Y hay que reconocer que los grupos reconocidos como progresistas (como El País, de Prisa) son muy sutiles con la información política y sostienen muy bien su rol de gran reserva moral. Aunque están frente al PP desde el origen de los tiempos, no tienen problemas en dejar en evidencia al PSOE y ponerle ojitos a Rivera. Por el contrario, el aliado tradicional del PP en otros tiempos es el diario El Mundo, pero en la última legislatura han sido su bestia negra destapando la corrupción y apoyando a C's.

    En fin, parece que los astros se han confabulado, por unos motivos o por otros, para tramar un gran consenso en torno al nuevo partido. Y eso no es malo en sí mismo, es lo que tiene la democracia en estos tiempos tan mediáticos. Ya veremos lo que ocurre a partir del 20D.

    S2

Autor del blog

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar