El TTIP y las contradicciones del orden económico mundial

10

Si sois habituales de la blogosfera económica, seguro que ya habéis leído algo sobre el TTIP y puede que hayáis visto cómo arden los foros sobre el tema. Los medios de comunicación convencionales, salvando a los incendiarios de costumbre, no parecen muy interesados en informar sobre ello y es razonable: no hay información cierta y contrastable sobre el TTIP de marras. Lo único que hay son rumores, especulaciones y vendas antes de la herida. Y no es para menos: por muy buena que sea una reforma, nadie puede pretender que la comunidad confíe en ella en medio de tanto secretismo.

Supongo que muchos habréis sentido la curiosidad, igual que yo, y os habéis lanzado como endemoniados a la Wikipedia, para conocer qué hay detrás de esas desconcertantes siglas. En efecto, se trata del Transatlantic Trade and Investment Partnership, que, en inglés medio-alto significa Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión. Osea, un nuevo ingrediente para la sopa de letras que caracteriza a las relaciones internacionales. Un punto y seguido en la historia de la globalización, vaya.

De entrada, mi postura es favorable a la libre circulación de capitales, bienes, personas e ideas. Otra cosa es que el objetivo de este nuevo acuerdo tenga algo que ver con el libre comercio, sobre todo teniendo en cuenta que (ab)USA no se va a convertir de su proteccionismo endémico de la noche a la mañana. Y con la poca información que se ha filtrado parece que el nuevo contubernio atlántico consiste en que empresas americanas podrán venir a vender e invertir aquí sin trabas legales y… ya veremos si los miembros de la UE pueden colocar algún jamón ibérico o vino francés adicional en el otro lado del charco. En particular, lo que me da más susto es la posibilidad de que empresas sedientas de gas pizarra vengan a buscarlo a nuestras montañas, cuando todavía no han sido capaces de armar un triste argumento creíble a favor de la famosa técnica de extracción. Ya veis: creo que la democracia no consiste en recopilar votos sino en convencer a una mayoría.

Otro aspecto que no me acaba de quedar claro es el refrendo del Acuerdo por los Parlamentos. Es evidente que Obama pedirá permiso a los suyos y el resultado será legítimo, en una democracia que parece tener buenos contrapesos. El problema lo tenemos en nuestra orilla. Se dice que el Parlamento Europeo –sí, ese que formamos el año pasado entre todos los ciudadanos y ciudadanos de la Unión- será consultado. Y puede que los parlamentos nacionales también tengan algo que decir, de modo que si Francia se niega tendremos un conflicto interplanetario pero si España pretende lo mismo no pasará absolutamente nada.

Es lo que tiene el orden económico mundial: no se negocia en posición de igualdad. Nuestras instituciones son débiles. Y lo que es peor, la suma de los beneficios que podría obtener cada nación no se distribuye equitativamente entre todos. Tenemos un solo Eurostat pero hay 28 mercados laborales. Por eso, porque no estamos preparados, no podemos estar a favor del TTIP.

No nos confundamos, esto no tiene nada que ver con el libre comercio, en el que creo profundamente. No tendremos un orden económico justo hasta que no derribemos todas las fronteras que impiden que un país del Sur pueda colocar sus productos en el Norte y salir por sí mismo de la miseria, sin depender de nuestra limosna. No tendremos un orden económico justo hasta que no entendamos que el hambre y el miedo son el efecto llamada. No, seguiremos soportando el desorden anti-económico si pretendemos combatir a los paraísos fiscales creando infiernos fiscales (no hay mejor modo de señalar el camino al capital). Y, desde luego, no veremos ningún cambio relevante en el planeta si las ideas y la información no se comparten de forma transparente. No hay nada malo en defender las libertades. Sí lo es ocultar los objetivos reales bajo la palabra Acuerdo.

Nos viene un fin de semana largo, que lo disfrutéis.

S2.

  1. #10
    03/05/15 20:40

    Buenas y si esto no es mas que una huida hacia adelante para seguir con el dólar como moneda del comercio mundial ..y el euro cono segunda ?
    Aplicamos las ideas de Tomas de Mercado sobre la utilidad de una moneda y cuadraría..
    Sobre todo tras la bronca monumental de Obama a Cameron por firmar como socio fundador del banco promovido por China ..
    Ojo que van admitir incluso a Taiwan ..y solo lo impide el nombre que use a Taiwan ..vamos una nimiedad ..frente al hecho de estar juntos ..y que no este USA

    Un abrazo

  2. en respuesta a Madoz
    #9
    30/04/15 11:12

    Gracias por la respuesta, Madoz.

    Argumentan algunos que el secretismo se debe a que hay que proteger la confidencialidad de las negociaciones, pero si la opinión pública siente que le están ocultando información esto no va a terminar bien. Vaya, ahora soy yo el "incendiario"...

    S2

  3. en respuesta a Julioverne
    #8
    30/04/15 11:05

    Me refiero a que si el refrendo va a ser Estado por Estado, las consecuencias del "no" serán diferentes dependiendo de quién rechaza el Tratado. Recuerda que el rechazo de Francia a la Constitución Europea bastó para tumbar el proyecto.

    Que el TTIP salga adelante dependerá de que lo acepten Francia y Alemania, por población y por peso político. Lo que opinemos el resto no va a ser decisivo.

    S2

  4. #7
    29/04/15 23:44

    Me parece claro pensar que Francia tiene más peso politico en la Union Europea y eso es una realidad y no un deseo y porque a más habitantes, más influencia.

    Hay tanta opacidad en la firma del Tratado que hasta los diputados europeos se les limita toda posibilidad de copia para que se haga publico y sepamos de verdad la opinión publica que se está negociando.

    Hay apartados tan delicados como prescindir de los juzgados y tribunales internos para que diriman discrepancias unos arbitros pasando por encima de toda la legislación y sobretodo con el poder de hacer que las multinacionales puedan poner a los gobiernos a pagar indemnizaciones inasumibles.

    Si se coincide desde puntos de vista diversos como los más liberales y los intereses que representa Attac por ejemplo a los que me siento más afin para proteger a consumidores y en general contra los abusos del poder, estamos ante un ejemplo de imposición de los lobbys de poder de multinacionales intolerable y ante la que solo cabe una unión para su rechazo y oposición firme ciudadana desde la responsabilidad de poder decidir sobre lo que nos afecta evitando el gran riesgo de la corporatocracia.

    Las Corporaciones. Instituciones o Psicopatas, las Patologías del Comercio.

    Hace 150 años, la corporación era una institución insignificante. Hoy es una presencia viva, dramática y persuasiva en todas nuestras vidas. Al igual que la Iglesia, la Monarquía y el Partido Comunista en otros tiempos o lugares, la corporación es hoy la institución dominante. Pero la historia hace caer a las instituciones dominantes. Todas han sido abatidas, reducidas o absorbidas en un nuevo orden. La corporación tiene pocas posibilidades de desafiar la historia." 'The Corporation' es una película dirigida por Mark Achbar y Jennifer Abbot que en tres capítulos de una hora se interna en el mundo empresarial psicopático. Está basado en el libro con el título 'La Corporación -- la persecución patológica del beneficio y el poder', de Joel Bakan.

    https://www.youtube.com/watch?v=Tn3e2fIdPlo

    Un saludo

  5. #6
    29/04/15 21:39

    "de modo que si Francia se niega tendremos un conflicto interplanetario pero si España pretende lo mismo no pasará absolutamente nada."

    ¿Puedes deshojar algo mas?

  6. en respuesta a Laura Moreno Anaya
    #5
    29/04/15 20:21

    "Democracia"

  7. en respuesta a Laura Moreno Anaya
    #4
    29/04/15 16:07

    Bueno, también el AVE iba a traer puestos de trabajo y aumentos de PIB y, sin embargo, hay voces muy autorizadas que lo consideran insostenible para una economía como la española.

    Un argumento a favor sería que las pymes realmente se pudieran beneficiar de la simplificación regulatoria. Hoy por hoy, para abrirte paso en Estados Unidos no basta con que tengas capacidad productiva, es que si no tienes un abogado especializado en temas de comercio internacional la puedes liar parda. Pero ya digo que no me creo que eso se vaya a conseguir. Estamos hablando de 50 Estados "Unidos de cara al exterior" pero muy dispares entre sí, con una industria alimentaria descomunal y unos lobbies que pueden influir en la letra pequeña del tratado.

    Por si fuera poco, acabo de ver un video de Juan Ramón Rallo en el que afirma que el TTIP le parece "fascista" (en el sentido de que se trata de un acuerdo cocinado entre Estados y no entre ciudadanos):

    https://www.youtube.com/watch?v=3TfZe6kxhLs

    Si un liberal puro como Rallo tiene estas reticencias, entonces es que algo falla con el TTIP...

    S2

  8. en respuesta a Macroymicroblogger
    #3
    29/04/15 13:43

    Yo creo que los argumentos "del otro lado" son básicamente vender la idea de que se crearán puestos de trabajo y de que los PIB´s de las economías de la UE aumentarán..A mi me parece una falta de respeto a la democracia..veremos si se puede parar.Un saludo!

  9. en respuesta a Laura Moreno Anaya
    #2
    29/04/15 12:15

    Hola, Laura, gracias por tu comentario. Lo que dices es lo que estoy leyendo continuamente en foros y prensa incendiaria, y echo de menos alguna aportación del "otro lado". Dicen que el que calla otorga...

    Puestos de trabajo no sé, pero me temo que los incentivos van a ir por otro lado, comprando a los ayuntamientos mediante participaciones en beneficios y otros ingresos. A partir de ahí, es fácil que los vecinos y demás beneficiarios hagan el trabajo de defender el TTIP.

    S2

  10. #1
    29/04/15 12:02

    Buenos dias!
    Para mi el TTIP no es más que un enigma que será negociado a espaldas de la sociedad. Negociaciones secretas que van muy lejos de representar una democracia. Se trata de una reunión opaca, que sin duda va muy lejos de querer lo mejor para la ciudadania. Es un tratado entre la Unión Europea y EEUU mediante el cual se vulneran derechos laborales y se imponen los intereses de las grandes multinacionales sobre los intereses de [email protected] [email protected] Se pretende implantar la ingeniería genética, prácticas que en EEUU están permitidas, pero no en la UE, como la terapia hormonal a los animales para su posterior consumo o el desarrollo del Fracking. Si una ley pone en peligro los beneficios de una corporación, ésta podría denunciar al estado por daños y la indemnización sería pagada por [email protected] los ciudadanos. No sirve la idea de que se crearán puestos de trabajo, ni de que las condiciones mejorarán puesto que podemos observar las consecuencias según los expertos que tuvo el tratado Nafta. Esa es la realidad del TTIP.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar