¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

El programa de Ciudadanos y otras urgencias (I)

Qué queréis que os diga, yo me lo estoy pasando en grande con el vuelco que se ha producido en la política española. Hace apenas un año desconecté del blog y, desde entonces, el panorama resulta extra-planetario. Hay que reconocer su parte del mérito a los chicos de Podemos (y, por qué no, a los que están detrás de ellos). Y es que no basta con tener una presencia impecable y dar con las soluciones adecuadas a los problemas. También hay que aprender a comunicar. Gobernar consiste en colocar mensajes. Instituciones como el Banco Central Europeo ni siquiera necesitan actuar, a la vista está que alcanzan objetivos a golpe de declaraciones creíbles para los mercados. Por el contrario, formaciones como el PP o el PSOE ya no cuentan con crédito y ahí andan, descubriendo sus últimas cartas en pleno año electoral.

Los que me seguís desde hace tiempo ya os imagináis que poco más tengo que decir sobre Podemos. Están ahí porque todo tiene un límite. Son a la política lo que la prima de riesgo para la economía: nos recuerdan que siempre hay un contrapeso donde menos te lo esperas. Y si el sistema no proporciona mecanismos de ajuste, tiene que ser alguien de fuera el que rompa la baraja.

Lo cierto es que a Podemos le ha salido un competidor por la derecha ¿por arriba? Ciudadanos no es una formación nueva en política ni proponen nada que no esté en la agenda del sentido común. Seguro que ya tienen algún trapillo sucio que esconder (el zumo de naranja mancha igual que la salsa de tomate y la tinta azul). De momento ya han demostrado dos cosas: que saben rodearse de personal competente y que dominan la comunicación política sin necesidad de prometer cosas raras ni alzar el tono de voz. No escondo que me está gustando la música, la letra y hasta los arreglos que propone esta gente.

Hasta aquí no he dicho nada que no hayáis oído al coro mediático. En esta entrada me gustaría aportar algún comentario sobre sus propuestas económicas en torno al mercado laboral. Desde mi punto de vista, representan lo mínimo que se le puede pedir a un gobierno que apuesta por el empleo. Hay que decir que estas medidas no beneficiarán a todo el mundo y que, desde luego, están muy lejos de la coherencia liberal y de la coherencia socialdemócrata. Y es que un gobierno no tiene por qué contentar a todo el mundo ni responder a unas etiquetas ideológicas puras. Sí deben trabajar por el bien general y decidir conforme a unos criterios claros y transparentes. Veamos.

El contrato único: un marco estable de relaciones laborales

Esta idea ya estaba en el programa de UPyD, junto con otras varias, y es justo reconocerlo. Sigo manteniendo buena opinión sobre el tema. Que hay que acabar con las relaciones laborales basadas en modelos impuestos por árbitros que pueden tener muy buena voluntad pero que no entienden cómo funcionan las empresas. Posiblemente no estemos preparados para el contrato libre que propone la Escuela Austríaca pero sí para consolidar un modelo estable que acabe con el fraude de ley, el método LIFO (Last Input, First Output = el último trabajador en plantilla es el primero que sale) y los calculitos de la asesoría manolo: ahora toca despedir, ahora toca meter a uno en prácticas, más tarde le cambias el tipo de contrato por si acaso…

La caverna mediática anda muy nerviosa con esta propuesta y dice que, en la práctica, el contrato único nos convierte a todos en temporales. Y que deja a los bares muy mal parados porque los camareros son eventuales. La casta política y social se ha puesto de acuerdo en que no interesa y por supuesto que no interesa: el Gobierno pierde una herramienta de control económico, las empresas que necesitan personal acojonado ven cómo su modelo de negocio hace aguas y los sindicatos tendrían que defender los derechos de los nuevos indefinidos.

El contrato único no va a solucionar todos los males del país pero sí contribuye a un mercado laboral más predecible. Para muchos trabajadores –sé de lo que hablo- el problema no es cobrar un mal sueldo. Lo peor es no saber si el mes que viene vas a cobrar algo y que tu permanencia en el puesto no depende de si trabajas bien o mal, sino de que el árbitro decida que toca cambiar el sistema de incentivos.

Bien por el contrato único. Con urgencia.

La mochila austríaca: cerrando el debate sobre las indemnizaciones

Pero el problema del mercado laboral no es, principalmente, un asunto de modelos e incentivos. Hay que hablar del coste de la contratación y, en particular, del despido. Las empresas normales –la mayoría- no despiden porque haya salido un modelo de contrato más bonito sino porque no hay más remedio. En la práctica, los empresarios recurren al despido como último recurso –y hasta la última reforma laboral, como único recurso, ya que no se podían tocar los salarios ni la jornada-. Es nuestro sistema de indemnizaciones el que divide en dos el mercado laboral: por encima y por debajo de 33 días de salario por año trabajado.

Ciudadanos no propone romper de raíz este sistema porque no puede enfrentarse con la mayoría de la población ocupada pero sí parece razonable ofrecer a los nuevos indefinidos una cuenta individualizada que el empresario iría llenando a cuentagotas, para poder cubrir esa futura indemnización sin arruinar su tesorería ante un despido objetivo inevitable. Si el trabajador se va al paro puede disponer del dinero o llevarse la cuenta, como una mochila, a su próxima empresa, hasta que se jubile. La medida no es interesante sólo por facilitar las cosas al empresario: los trabajadores quemados que soportan su vida laboral como una condena bíblica ya no tendrían que provocar su despido para cambiar de trabajo y ayudaría a la movilidad laboral y al desbloqueo de las plantillas.

Los del No-Se-Puede también se han pronunciado en contra de esta medida por no querer entenderla. No, una cuenta individualizada no implica una cotización adicional, simplemente es un reparto del coste laboral en el tiempo. Sí, el despido libre y gratuito saldría más barato (de hecho ya existe en alguno de esos modelitos contractuales que salieron de la última contrarreforma). Y no: si respetamos la propuesta original, el Estado no tiene que subvencionar nada ni cubrir ninguna diferencia, como pidieron algunos cuando la idea estuvo en la mesa del ministro Valeriano Gómez.

Bien, hay mucha tela que cortar en estas propuestas de Ciudadanos. Si el tema interesa llegarán segundas y terceras partes (y si no interesa también).

Saludos y feliz semana.

  1. #1

    echtelionn

    Son medidas interesantes, pero cualquier medida viene con "letra pequeña" que es lo que interesa, además de como se va a aplicar.

    Si se aplican en los términos que comentas, no solucionarán todos los problemas, pero el alivio de la situación iría en la dirección adecuada, desde luego el contrato único lo que haría sería fomentar la simplificación y eliminar burocracia, bien aplicada tendría que hacer más eficiente a la SS, en teoría.

    La famosa "mochila austríaca" también serviría para simplificar las relaciones laborales, y desatascar la justicia, ya que estaría mejor definida la casuística del despido y los conflictos que de ella se deriven.

    Ciudadanos también tiene una propuesta interesante en materia de formación, "cheques formativos" para que el trabajador lo gaste EXCLUSIVAMENTE en formación de su elección, creo que bien supervisada y regulada, se acabaría con casos de mal uso público de la formación, a la par que se favorecería la formación continua del trabajador.

    Un saludo.

  2. #2

    Laura Moreno Anaya

    A mi no me convencen. Cuentan con un equipo que incluye a Alfonso Rojo, "periodista" que recordemos que llamó pardilla a aquella joven de Barcelona que fue engañada por su novio y llevada a Rumania para la realización de trabajos de semiesclavitud y sometida a todo tipo de vejaciones, ah! y gorda a Ada Colau. Para mí, incluir a este tipo de personas cuya ética y moral es despreciable, deja mucho que desear. Comentan también que incluye al ya famoso "yoyas" expulsado de un programa de televisión por violento. Sabiendo esto, menudo equipazo. Pero al margen de ello, creo que la idea de querer abolir los contratos temporales es peligrosa. Vivimos en un país que recibe una gran cantidad de turistas al año, y por ello, muchos estudiantes consiguen un trabajito durante los meses de verano, semana santa o fechas puntuales. Una cosa es no querer premiar la contratación temporal frente a la indefinida y otra querer abolir este tipo de contratos, abolición que sin duda puede significar un suicidio en nuestra economía.
    ¡Un saludo!

  3. #3

    Think tank

    en respuesta a Laura Moreno Anaya
    Ver mensaje de Laura Moreno Anaya

    Si piensas que suprimiendo los contratos temporales no se va a poder contratar en nuestro país a personal para hostelería durante periodos de treso cuatro meses es que realmente no has entendido absolutamente nada. ¿Qué lo impide?

    De todas formas, si ya dices que no te convence Ciudadanos con el argumento de contar con el apoyo del Yoyas o a Rojo "en su equipo" ¿qué cargo ocupa en el partido? pues ya me dirás. Si es que algunos tienen la piel muy fina, según qué casos, ¡claro!

  4. #4

    Laura Moreno Anaya

    en respuesta a Think tank
    Ver mensaje de Think tank

    No me convence ciudadanos desde el momento uno en el que su fundador mantenía una estrecha relación con el Partido Popular y ahora trata de hacer ver que ni se conocen. Si quieren abolir el contrato temporal y constituir un contrato único,¿bajo que medida se contratará personal para dos meses? Si no entender nada significa tener una opinión dispar,estaré encantada de no entender nada. A pesar de las diferencias,gracias por la aportación! Un saludo!

  5. #5

    Macroymicroblogger

    en respuesta a echtelionn
    Ver mensaje de echtelionn

    Para mí que la letra pequeña habla de facilitar la contratación al empresario, equiparar los derechos de todos los nuevos trabajadores y erradicar el fraude de ley. Nadie pierde con un modelo único de contrato. Es más, me parece sospechoso que desde puntos tan dispares como la patronal o los sindicatos se critique la propuesta con tanta contundencia. No entiendo por qué tiene que haber dos modelos de contratos con dos indemnizaciones distintas.Se puede discutir que el coste del despido sea más alto o más bajo pero debería ser el mismo para cualquier contratación, de forma que el criterio que prime en todo caso sea el mérito del trabajador y no el incentivo de unos colectivos sobre otros.

    Ya hablaremos del cheque formativo, es una de mis favoritas.

    S2.

  6. #6

    Macroymicroblogger

    en respuesta a Laura Moreno Anaya
    Ver mensaje de Laura Moreno Anaya

    Laura, me salto la parte de los juicios personales y paso al debate sobre propuestas. El problema de la dualidad no está en que haya varios modelos de contratos, sino en el coste del despido. Tienes razón -y por ahí va la crítica de la patronal- en que hay empleos temporales por naturaleza. Economistas como Luis Garicano argumentan desde hace tiempo que no es necesario mantener un modelo específico para los contratos temporales si el coste de finiquitarlos sigue las mismas reglas que el coste de un despido objetivo. ¿Tú entiendes por qué un fin de contrato cuesta 12 días por año trabajado, mientras que un despido por causas económicas cuesta 20?

    Ciudadanos y UPyD proponen, a instancias de estos economistas, que el coste del despido se calcule como una indemnización creciente en función de la antigüedad del trabajador, con independencia de la naturaleza del contrato. De esa manera, el empresario no tendrá que hacer cálculos absurdos para ver si le "conviene" o no despedir. Le va a costar lo mismo contratar a un temporal que a un indefinido o a un fijo discontinuo. Si realmente necesita reforzar plantilla durante unos meses lo va a poder hacer igual que hasta ahora. Si lo que necesita es personal estable también, pero ya no le saldrá a cuenta cambiar de trabajador cada vez que tenga que "convertirlo" en fijo.

    Por supuesto, existen alternativas a la simplificación de contratos: los liberales puros hablan de libertad de pacto y despido gratuito y sin causa; los del otro lado hablan de incrementar el presupuesto para inspectores. ¿Cuál es tu modelo?

    S2

  7. #7

    W. Petersen

    Mucho "maestro" concentrado veo yo en Podemos, y no es que un maestro no pueda hacer buena política, sin embargo es como en todo, el exceso es malo, una excesiva concentración, puede suponer muy poco reflejo de la sociedad a la que pretenden representar.

  8. #8

    Ismaelramirez

    Ciudadanos es un partido al que le llevo siguiendo desde hace tiempo. Me gusta la evolución que ha tenido y como ha ido ganando adeptos. Sinceramente me parece una opción bastante acertada para recoger votos provinientes de personas descontentas con sus partidos y con la política en general. Me encantaría que todo aquel que esté pensando en votar a Podemos pero que no lo tiene claro vote a este partido. Ciudadanos desde mi punto de vista ofrece medidas reales, que premian al que produce y facilita su labor. Ciudadanos propone lo más parecido a lo que la gente actual y la vida real necesita, medidas creibles pero sin ofrecer regalos a todo el mundo, no veo populismo y veo gente seria en Ciudadanos. Me parece una opción de gobierno.

  9. #9

    Macroymicroblogger

    en respuesta a W. Petersen
    Ver mensaje de W. Petersen

    Más bien son profesores, la palabra "maestro" se la reservan los educadores de infantil y primaria (si no lo digo se me enfadan mis amigos maestros de verdad).

    Totalmente de acuerdo, además no sólo vienen de un gremio concreto, representan a un mundo bastante endogámico, el de la Universidad. Son una élite con ganas de tocar poder, lo cual no quita que han conseguido movilizar a gente de todo tipo.

    S2

  10. #10

    Macroymicroblogger

    en respuesta a Ismaelramirez
    Ver mensaje de Ismaelramirez

    Es curioso, pero yo hace un año escuchaba a Albert Rivera y me parecía que su discurso era demasiado blandito, me parecía el típico político guay que quiere contentar a todo el mundo, aunque sin caer en el populismo de otros. Desde que han sacado ciertas propuestas y han demostrado que saben rodearse de gente buena me tienen enganchado.

    Yo también pienso que pueden llegar lejos, espero no confundir el deseo con la realidad.

    S2

  11. #11

    W. Petersen

    en respuesta a Macroymicroblogger
    Ver mensaje de Macroymicroblogger

    Lo sé, lo sé .... es una forma no despectiva, al contrario, que suelo utilizar para todo el gremio docente, que abarca a todos, incluidos los catedráticos.

    Y tengo familiar directo, que si todo va como debe, será maestra .... dicho ello, el problema del sector, a mi entender, es que toda la crisis que han vivido (al margen de los licenciados que todavía no han conseguido un trabajo), es perder una paga doble, o una y media, y otros que además estamos agradecidos, hemos perdido un 25% del salario, y repito seguimos siendo unos afortunados de poder ir a trabajar a las 8 de la mañana ... crisis la tiene el que la tiene, que se daría con un canto en los dientes si perdiera la paga de navidad y también la de verano, pero conservando el trabajo.

    Y me alegro por "los docentes", sin embargo "este tipo de crisis", supone conocer lo que se conoce de dicha crisis, y a ello les sumas un mundo a menudo excesivamente teórico. Por si fuera poco, concentras a un montón y medio en un partido, donde gentes de otros sectores pues poca, muy poca ....

  12. #12

    Yacare

    en respuesta a Macroymicroblogger
    Ver mensaje de Macroymicroblogger

    El fraude, desgraciadamente no se elimina, se modifica. ¿qué impide a un empresario contratar, despedir y volver a contratar sucesivamente a una persona para evitar que llene su "mochila austriaca"?.
    Al final todo se limita a una correcta inspección y aplicación de las normas. Siempre habrá quién se las intente saltar.
    Veo la ventaja de la simplicidad, pero no muchas más. Yo separaría siempre la mochila en dos, una básica para protección social y otra para capitalización.

    Con respecto a los partidos, les veo a todos un gran déficit. Todos son partidos, que pretenden seguir siendo Partidos. Ninguno apuesta por quitar(se) poder y modificar el sistema electoral para introducir las listas abiertas y corregir la financiación de los partidos. Sin eso, seguimos sin democracia.

    Todos, incluyen en sus listas personas de dudosa ética que el ciudadano no puede eliminar de su opción de voto y todos obligan a pasar por su estructura de partido para poder ofrecer algo a la sociedad, no quiere o que me gobierne un partido, quiero que me gobiernen personas.

  13. #13

    Macroymicroblogger

    en respuesta a Yacare
    Ver mensaje de Yacare

    Hola, Yacare. Lo primero, que el empresario no despide ni comete fraude laboral por deporte, sino por costes. Si el sistema le pone en bandeja un modelo de contrato con un coste de despido claramente inferior lo lógico es que el empleador se salte la normativa. Estamos hablando de elegir entre 12 o 33 días de salario por año trabajado. ¿Alguien puede estar en contra de llegar a un equilibrio?

    Y, de hecho, a pesar de la inspección, no hay forma de probar que la causa del contrato no se ajusta a la modalidad temporal. Bueno, sí, pero tienes que ir a juicio. Es muy raro que el juez no te dé la razón por el principio "in dubio pro operario",pero entonces ya sabes lo que pasa al día siguiente de tu victoria moral.

    No tiene mucho sentido que el empresario despida "para evitar que el trabajador llene su mochila". Hombre, algún enfermo habrá por ahí, pero al empresario le tendría que dar igual llenar tu mochila o la de otro. Le va a costar lo mismo y, además, no va a tener problemas de tesorería por este motivo.

    La idea de la mochila tiene otro aliciente: que el "mochilero" decida libremente lo que quiere hacer con su dinero. Creo que la propuesta va en el sentido que dices: una parte de indemnización y otra de seguro contra el despido, pero no lo tengo claro. Sería bueno que el sistema avanzara hacia una prestación por desempleo individualizada, para que la protección no juegue en contra de la búsqueda de empleo. Que la protección no "caduque" si decides trabajar, vaya.

    El contrato único no sólo introduce simplicidad, también sirve para que las decisiones empresariales sean más coherentes con su realidad. El sentido común dice que si un trabajador funciona se quede en la empresa. Pero si hay discriminación en costes se distorsiona la forma de tomar las decisiones.También se facilita la marcha de los trabajadores quemados, porque no tendrán que provocar su despido para irse.

    Totalmente de acuerdo con el déficit democrático de los partidos. Por definición, se trata de entregar poderes a unos representantes, en la práctica los resortes que deberían limitar esos poderes no funcionan. En fin, veremos qué propone esta gente al respecto.

    S2

Autor del blog

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia· Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar