El arte de reflexionar sobre el dinero (Kostolany)

4
Este contenido tiene casi 11 años

 

“El arte de reflexionar sobre el dinero”.
Autor: André Kostolany
 
André Kostolany o Kosto como le llamaban sus amigos, es uno de mis autores favoritos. 
 
El título completo de la obra es “El arte de reflexionar sobre el dinero, conversaciones en un café”. Tanto el título como el subtitulo de la obra son un excelente resumen de su recomendación estrella. Su consejo bursátil más conocido consistía en ir a la farmacia, comprar pastillas para dormir y, después de adquirir una cartera de valores internacionales, echarse a dormir durante unos cuantos años. No creía en el análisis técnico, ni en los derivados, tampoco en el análisis fundamental. Su forma de invertir se basaba en el medio y largo plazo, en sentarse a reflexionar durante días y especular con los movimientos futuros de los diferentes activos financieros.
 
 
Estamos ante un libro muy ameno y de fácil lectura, que constituye una obra indispensable para los amantes de la Bolsa. André Kostolany es considerado por muchos como el sucesor de Jesse Livermore y, a diferencia de éste, nos dejó una buena colección de libros, trece en total, de los que se han vendido más de tres millones de ejemplares. Entre ellos destaca “El fabuloso mundo del dinero y la Bolsa”.
 
A Kostolany no le gustaba comprar acciones a crédito, huía del apalancamiento y también de la posición corta. En esta obra narra dos acontecimientos que marcaron su vida y que merecen un breve comentario. En sus comienzos como especulador, André Kostolany dominaba tanto el lado largo como el corto, conocía perfectamente la posición corta y la utilizaba en beneficio propio sin importarle las razones morales que algunos aducían en aquellos tiempos. En el crack bursátil de 1929, había estado en el lado correcto del movimiento, generando unas enormes plusvalías en posición corta, que contrastaban con las pérdidas que habían sufrido muchos de sus compañeros, que, en la mayoría de los casos, se habían arruinado o habían perdido sus empleos. André Kostolany se podía permitir cualquier lujo, cualquier restaurante, cualquier hotel. Sin embargo, ¿con quién iba a compartir esos momentos?, ¿podría sonreír mientras todos estaban tristes y malhumorados? En definitiva, ¿de qué le servía el dinero si no podía disfrutar de él? En aquellos momentos no se atrevía a ser feliz y empezó a dudar de la filosofía de inversión en posición corta. 
 
La gota que colmó el vaso y que le convenció de no volver a especular a la baja sucedió en París.
 
 
Tomó una fuerte posición corta en la compañía sueca Kreuger and Toll, dedicada al negocio de las cerillas. La operación fue todo un éxito para Kostolany, pero la quiebra de la compañía acabó con el suicidio de su dueño, el ingeniero Ivar Kreuger y Kostolany decidió abandonar para siempre la especulación en el lado corto del mercado.
 
¿Cómo le habría ido al bueno de Kosto en el momento actual?, ¿habría sido un especulador de éxito en el siglo XXI? Nadie podrá contestar a esta pregunta. Mi impresión es que el método de inversión que utilizaba nunca pasará de moda, sentarse a pensar y reflexionar sobre los movimientos futuros de los mercados financieros siempre dará sus frutos, aunque también deberíamos tener en cuenta que el autor vivió unos años de grandes oportunidades como fueron los felices años veinte o la reconstrucción europea tras las segunda guerra mundial. Fueron nada más y nada menos que ochenta años de Bolsa. Nació en Budapest en 1906 en el seno de una familia acomodada, siempre elegante e impecablemente vestido; un verdadero gentleman. Conservó su estado físico y mental en plenas condiciones hasta los últimos días de su vida. Falleció el 14 de septiembre de 1998 en París.
 

Alexey De La Loma Jiménez 
[email protected] 
Cursos de Bolsa
www.cursosbolsa.com

  1. en respuesta a Valentin
    -
    #4
    11/07/19 04:37

    "Más vale tarde que nunca" yo añadiría que sí, pero mejor que sea temprano.
    He comenzado a leer este libro...por eso lo digo.
    Sólo añadir que hay un error...Kostolany falleció en 1.999....no en el 98 como pone en el artículo.
    Saludos.

  2. en respuesta a Gaspar
    -
    #3
    28/02/11 12:43

    Estoy encantado con este libro, el mejor de Kostolany, que escribió en sus últimos días, como legado final.

    Mi lema es: En tiempos difíciles, leer a Kostolany. Y ante la duda: releer.

    No hay nadie con una visión tan amplia de las bolsas como Kosto. Hay que reconocer que era muy inteligente; pero no engreído. Ojalá tuviera su visión...

    Creo que estos tiempos le habrían parecido muy interesantes, y no se habría preocupado por nada; pero no habría cumplido 100% su lema "compre, tome un somnífero, duerma 30 años que se despertará muy rico"..., algún ajuste tendría que hacer en su cartera.

  3. #2
    02/11/10 21:43

    Acabo de descubrir este BLOG, muy interesante por cierto. Gracias por las recomendaciones de libros.

    Siempre he creído que en el largo plazo siempre se gana.


    Nuestro periodo favorito de tenencia es para siempre.
    Warren Buffet

  4. #1
    02/11/10 16:31

    A Kostolany le estoy muy agradecido por sus obras. Para mi fue la persona en la que deposité mi confianza en materia de inversiones, lo que me permitió introducirme en el mundo de la inversión.

    Estoy seguro que en el siglo XXI también hubiese tenido éxito en sus inversiones, en parte porque gozaba de mucha experiencia en los mercados financieros, y también porque antes de fallecer, como el mismo decía, disponía de “buenas” acciones en cartera con más de 40 años sin haberlas movido.

    Valentin

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar