Rankia España
blog In Funds We Trust
La inversión colectiva desde una perspectiva apasionada

Fondos de Criptomoneda: La lanzada en el costado de los bancos centrales

Decía el romántico francés René de Chateaubriand aquello de:

Las instituciones pasan por tres períodos: el del servicio, el de los privilegios y el del abuso.

Parece mentira que estas palabras fueren escritas hace casi dos siglos, pues su vigencia es más que evidente. Ello, al fin y al cabo, es debido a que la mayor parte de los Estados Modernos se configuraron entre los siglos XVIII-XIX, pese a que Maquiavelo ya empleaba el término en el XVI, y desde entonces las críticas a su esquema organizativo y sus atribuciones para con la sociedad se han sucedido desde cualquier espectro (comunismo, liberalismo y anarquismo principalmente). Si se me permite el particular, mi prisma converge bastante con la teorización estatal de Weber, definiendo a éste como el mayor instrumento de coacción y violencia legitimada, pero convenido al ideario de la Escuela Austriaca y las tesinas del norteamericano Thoreau.

No obstante lo anterior, no es la organización política lo que nos lleva a redactar esta entrada del blog, sino más bien la organización administrativa y muy específicamente el regulador monetario. Bien es sabido que el liberalismo (el auténtico liberalismo) propugna combatir el monopolio de los Bancos Centrales por cuanto coadyuvan al gobierno de turno a resolver de forma torticera y (a largo plazo) poco efectiva sus desigualdades/problemas/crisis, vía devaluación por ejemplo.

Como es prácticamente imposible desmantelar un organismo de tales características, la batalla tradicional ha sido la vuelta al patrón oro, pesadilla de Keynes y de cualquier autoridad política, para poder poner coto al dinero en circulación y con ello al perpetuo déficit. A esto habría que sumar otras iniciativas como la libre emisión de medios de pago, a lo que sin duda alguna favorecen las nuevas tecnologías como el blockchain dando lugar a las llamadas Criptomonedas.

Las criptomonedas, para quien sea profano en la materia, son monedas virtuales “oficialmente inauguradas” en 2009 con el lanzamiento del Bitcoin, la más famosa de todas ellas. Su utilidad aúna transparencia, rapidez y seguridad, ahorra costes de terceros y permite su programación. Además de ello, el empleo del blockchain, una suerte de base de datos abierta que consta de tres factores: transacción, registro de transacción y verificador de transacción, permite un seguridad máxima gracias a que el registro de que dicha operación se efectuó aparece inmediatamente replicada en infinidad de ordenadores.

Lo que en un principio pudiere ser una iniciativa no exenta de suspicacia acabó consolidándose como un valor en alza. Sin ir más lejos, los últimos meses han demostrado que son muchos los inversores que han optado por la inversión en Bitcoin como activo refugio junto al oro, y su escalada ha sido exponencial. Al calor de tal éxito no ha sido raro encontrar diferentes iniciativas que buscan promocionarlo como complemento para las carteras tradicionales.

No obstante, la irrupción en el mercado no es tan sencilla como quisiéramos. Polychain Capital creó a finales de 2015 un fondo de inversión en criptodivisa bajo formato de hedge fund, puesto que sus características legales son las más propicias para la política de inversión; por su parte, la adecuación al mercado de ETF´s sufrió su primer revés a principios del presente año, cuando la SEC rechazó la salida del Winklevoss Bitcoin Trust. Más tarde, en Mayo, ocurrió lo mismo con SolidX, y estos días la casa VanEck se haya inmersa en las mismas negociaciones. Pese a las dificultades de los reguladores, seguramente alimentadas por una connivencia con la autoridad monetaria local, las casas de inversión no desisten y presentan sus propuestas de vehículos cada vez mas depuradas y sofisticadas.

Resulta llamativo a la par que comprensible ver que uno de los países que mayor devoción profesan hacia la moneda virtual es Argentina. No es una plaza financiera de vanguardia como lo fuere la City, Hong Kong o NY, pero en cambio cuenta con una amarga experiencia acerca de la mala praxis monetaria y cualquier iniciativa encaminada a dotar al inversor de cierta “seguridad” cambiaria es bien recibida. Por ello, no es de extrañar que en Julio se presentase en el país una iniciativa local llamada Crypto Assets Fund, enfocado exclusivamente a bitcoins y otras monedas digitales.

En cualquier caso, sea más pronto o más tarde, sea en pugna contra los gobiernos o no, es indudable la progresiva presencia de las criptodivisas en el día a día de los mercados, bien con fines transaccionales o especulativos. Nosotros, anticipándonos al futuro, no perderemos ese tren.

UN FONDO PARA CREER: BITCOIN INVESTMENT TRUST

Creado en 2013, se considera que es el primer fondo de inversión creado para la inversión en criptomonedas y en este caso específicamente en el bitcoin. Su gestor es Barry Silbert, fundador de la compañía Grayscale a la cual se adscribe el fondo, y en sus manos se debate un patrimonio de más de 800 millones de dólares.

Para ser exactos, el Bitcoin Investment Trust (BIT) es un fondo completamente indexado a la fluctuación de la divisa de referencia, por lo que no existe ningún tipo de gestión activa y en consecuencia ningún laudo a favor o en contra del equipo gestor. Cuenta además con la ventaja de ser prácticamente único en su género, por lo que tampoco se puedo comparar con semejantes. Pese a todo ello, saliéndose un poco de la praxis habitual de este blog, no he querido desaprovechar la oportunidad de darlo a conocer como complemento más que interesante a las carteras corrientes.

Eso si, quien invierta en este tipo de vehículos ha de concienciarse de su enorme volatilidad (y retorno). Para hacerse una idea en YTD acumula una revalorización del 557,62% pero sus caídas rara vez no alcanzan el -20%.

A título de curiosidad, la misma gestora, Grayscale, posee otro vehículo que invierte en la otra gran criptodivisa, el Ethereum, con un patrimonio gestionado aproximado de 56 millones de dólares.

Lecturas relacionadas
La Brillantez Boutique, o cómo un fotón se convirtió en un quásar
Timeo hominem unius fundum, o el temor al hombre de un solo fondo
Fe y Finanzas: Todos somos creyentes en mayor o menor medida
  1. #1

    dilbert

    La vuelta al patrón oro no puede "poner coto al dinero en circulación y con ello al perpetuo déficit", ya que los bancos son capaces de emitir pagarés de oro utilizando el mecanismo de la reserva fraccionaria, sin tener realmente el oro físico. Por eso creo que no hay en realidad tanta diferencia entre una moneda fiat o una moneda hard.

    Los bitcoins son otra cosa. Cada uno está identificado y se parece a una moneda física, y lo más importante, no se pueden emitir pagarés ni créditos con bitcoins mediante reserva fraccionaria.

    Las criptomonedas no van a ser la lanzada para los bancos centrales. De hecho hay varios examinando la posibilidad de emitir sus propias criptomonedas soberanas. Pero sí van a ser la lanzada para los bancos y su mecanismo de expansión del crédito, de lo cual me alegro muchísimo.

    2 recomendaciones
  2. #2

    Frangon

    Por complementar el blog, los ISIN de los fondos BIT y ETC son US09173T1088 y US2976441061 y con unas comisiones anuales del 2 y 3% respectivamente.

    2 recomendaciones
  3. #3

    Emilio J. Pérez

    en respuesta a Frangon
    Ver mensaje de Frangon

    Gracias por el apunte Frangon

  4. #4

    Emilio J. Pérez

    en respuesta a dilbert
    Ver mensaje de dilbert

    Gracias por la puntualización.

    En efecto dilbert, el oro papel es tan peligroso como la moneda fiduciaria, por lo que el retorno al patrón oro debiere de ir combinado con un plan más ambicioso. De hecho quienes propugnan esta iniciativa suelen acompañarla de un coeficiente de caja del 100% para evitar los abusos de la reserva fraccionaria.

    Por desgracia no creo que lleguemos a ver cumplida esa esperanza.

    1 recomendaciones
  5. #5

    dilbert

    en respuesta a Emilio J. Pérez
    Ver mensaje de Emilio J. Pérez

    Yo soy de Dinero Positivo. Defendemos las reservas del 100%. En realidad el dinero soberano es algo más allá que las reservas 100%, pero no me quiero extender. Seguimos con mucho interés las criptomonedas, tanto las privadas como las que planean emitir los bancos centrales. Aún no tenemos una opinión formada al respecto. Parece que estas monedas pueden alterar todo el panorama monetaria en poco tiempo.

    Nosotros somos algo más optimistas (alguno diría ilusos) sobre las posibilidades de reformar el sistema monetario. Yo creo que los planetas se están alineando y que en la próxima crisis veremos grandes cambios.

    1 recomendaciones
Autor del blog
  • Emilio J. Pérez

    Historiador del Arte, Máster en Gestión Cultural por la Escuela de Negocios CEU, Programa Avanzado de Análisis y Asesoramiento de Fondos de Inversión por Financial Mind, Postgrado en Asesoramiento Financiero por la FEBF y Programa Directivo de Planificación Financiera por el IEB. European Financial Advisor por EFPA España y Funds Expert Certificated por Financial Mind. Actualmente es gestor de patrimonios para la División de Ahorro & Inversión del Grupo El Corte Inglés.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar