4
Este contenido tiene más de 12 años
Los números cantan por si mismos, la economía en términos generales, necesita anestesia ya que el dolor está llevándose las ganas de vivir, o de seguir, con esta sintonía de datos espasmódicos.

Va floreciendo de manera camuflada, la ardua lucha que están llevando a cabo las entidades de crédito, con vestuario oculto, luchan por la supervivencia.
Ampliaciones de capital y fusiones serán los que eliminen la desconfianza, amen de las nuevas inyecciones del estado. Siempre bajo el canto de sirenas del gobierno, rezando para que se insufle en el sistema.

Los datos de los aumentos de los precios de las cosas, no son reales, el IPC armonizado marca una senda, que no es paralela a los precios reales de las cosas.

El desempleo nos está llevando por el camino de la amargura, los datos son desoladores, al igual que las pensiones, que ante tan abrupto recorte de ingresos, se tambalea como una marioneta en el patio de colegio.

El PIB, que marca el crecimiento la economía, an son de los cangrejos, decrecer es malo, pero menos bueno es el efecto arrastre que la senda marca.

Los concursos de acreedores, son más numerosos que los concursos de obra pública del gobierno. Las empresas están tras bastidores reorganizándose, con el capital circulante en mínimos y con unas ventas que marcan los mínimos de su historia.

Los mandatarios y oposición jugando a tirarse bolas de nieve, al son de la inclemencia del tiempo, ¿no tienen nada mejor que hacer?, no saben o no quieren. En ambos casos mejor sería que no hicieran nada y que el dinero, que nos ahorramos de ellos los gastemos en un país anárquico, y neoliberalista.
Espero que el flujo de gas no nos falte, por que el invierno, en contra de los datos facilitados por Al Gore, está siendo muy pero que muy frio. Los ciclos son al igual que en la economía cada vez más fuertes.

¿financiación autonómica?, ya está bien de juegos nacionalistas, cuando el verdadero problema está en la calle mayor, dejémonos de tonterías, y apliquemos el dicho de tanto tienes tanto gastas. Utilicemos las fuerzas en enderezar la economía, que se cae por los cuatro costados(PIB, IPC, desempleo y flujo monetario).

Los impuestos, que si suben que si bajan, con globos sonda, canción oficial del puño y la rosa, pero el problema de la depresión, y no me refiero al hombre cabizbajo, está a la vuelta de la esquina. Cuando se inicia es como un huracán que arrastra a todo el que pille a su paso. Igual pillamos al gobierno haciendo un muñeco de nieve y con los fotógrafos a sus pies.

Siempre es malo el que hace el circo, para tener a la población despistada, pero peor es la comidilla de medios que siguen la representación. Somos un país de soplagaitas que al final acabamos todos ya no solo en el circo, sino haciendo la representación de los payasos.
Saludos y buena semana
  1. #4
    Anonimo
    12/01/09 19:24

    Al Gore,

    Pues como te pases por el mío lloras jeje

    Pero es la realidad, las cosas se van a poner muuuuuuuuuuuy chungas en nuestro país. Espera a ver a final de año por donde anda el paro y el déficit público y me cuentas.

    Jaime

  2. #3
    Anonimo
    12/01/09 16:31

    Genaro, creo que todos sabemos que estamos en crisis. Pero pienso que podías cambiar un poco el tono de tus discursos un poco apocalípticos a mi juicio.
    Respecto a tu comentario de "el invierno, en contra de los datos facilitados por Al Gore, está siendo muy pero que muy frio" lo veo fuera de lugar. No creo que a estas alturas quieras cuestionar el cambio climático.

  3. #2
    Anonimo
    12/01/09 12:55

    Yo creo que si lo ven, pero que el grado de mesianismo que les otorga su llegada a la cumbre de sus partidos les hace pensar que ellos y solo ellos son capaces de solucionar cualquier problema y en el caso de no hacerlo era por culpa del otro.

  4. #1
    Anonimo
    12/01/09 01:50

    Pues sí Genaro,

    La depresión está a las puertas.

    Esto va para largo.

    Los políticos mientras, a lo suyo.

    Yo creo que los de las comunidades, el propio Rajoy y el propio ZP son tan incultos y paletos que no tienen ni la más remota idea de lo que está sucediendo.

    Están a verlas venir. Y el golpe nos lo vamos a llevar en los morros.

    Tenemos unos políticos tan palurdos que no son capaces ni de ver lo que se esta cociendo.

    Dentro de poco llorarán, lloraremos todos.

    Jaime

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar