Rankia España
blog Game over?
Análisis del impacto de las crisis energética, climática y de deuda

Nueva ronda de liquidez. Cuando la excepción se convierte en norma

El inicio a partir de mañana de la QE4, la cuarta ronda de "quantitative easing" por parte de la Reserva Federal de los EEUU cambia una vez más las reglas del juego.

 

La Fed retoma la compra de hasta 60.000 millones de deuda al mes para rebajar las tensiones de liquidez

Las operaciones, anunciadas de forma discreta e insistiendo en que no se trata de una QE, ascienden entre compras de letras del Tesoro y operaciones en el mercado Repo a más de cien mil millones (100 billones americanos) de dólares al mes y se espera que duren hasta mediados del segundo trimestre de 2020, con lo que podrían alcanzar el billón (trillón americano) de dólares.

Son cantidades que marean, y responden a las tensiones por falta de liquidez probablemente debido a las bajas reservas bancarias.

Lo llamativo es que, tal y como advirtieron algunos, las inyecciones de liquidez se vuelven cada vez más normales sin que respondan ya a una situación excepcional. Se han vuelto necesarias de forma preventiva y se demuestra que una vez inyectada, la economía no admite que la liquidez se retire.

Aumenta la presión para que el Banco Central Europeo realice sus propias operaciones de inyección de liquidez para estabilizar el maltrecho sector bancario encabezado por Deutsche Bank, y para evitar una fuerte revalorización del euro que perjudique a la economía. De hecho Draghi lo ha estado defendiendo de cara a su salida del ECB al tiempo que animaba a los estados a usar la política fiscal (gastar dinero o recaudar menos) dado que los tipos de interés ya están en negativo.

Si hace quince años nos hubieran dicho que los tipos de interés se quedarían clavados por debajo de cero, y que se inyectarían billones (trillones americanos) de dólares en el sistema de forma habitual absolutamente nadie se lo hubiera creído.

  • Algunas consecuencias de la nueva ronda de liquidez de la FED se pueden extraer a partir de las rondas anteriores.
  • No va a tener lugar un crack bursátil. La bolsa norteamericana probablemente siga subiendo.
  • Las probabilidades de una crisis económica mundial en 2020 se reducen, aunque no desaparecen.
  • La desigualdad entre los que acceden a la liquidez y los que no va a seguir aumentando. Es ya escandalosa.
  • El petróleo debería subir de precio estimulando la producción. Aunque esto es tan peligroso para la frágil economía real que intuyo que manipularán el precio a la baja vía reducción de la demanda para dar la impresión de que hay más petróleo del que se necesita. Un petróleo a 100 $ barril no es asumible por la economía actual ni siquiera con un dólar débil.
  • El oro debería bajar al reducirse el miedo.

Se resume en lo de siempre. Don't fight the FED.

Otras consideraciones: Los que advertían en los años 80 que el incremento continuado de la deuda no podría sino traer graves problemas de insolvencia  generalizada terminaron teniendo razón, pero tardaron 30 años. La solución dada de aumentar la masa monetaria muy por encima de lo que han aumentado los recursos y la productividad supuso emprender un camino que solo puede desembocar en problemas muchísimo más graves. Las cosas evolucionan cada vez más deprisa y la inevitable crisis monetaria de proporciones inimaginables que nos aguarda en el futuro podría no esperar a la siguiente generación. Casi nadie es consciente ya de que la riqueza no es dinero. El dinero es una fantasía que se sostiene solo porque creemos en él, y las acciones de los bancos centrales tarde o temprano sacudirán esa creencia. No es descartable que nos dirijamos a una crisis monetaria como el mundo jamás ha conocido.

El crecimiento del dinero fiat se ha disparado desde la Gran Crisis Financiera

Y la otra consideración es que la economía real no responde bien a las inyecciones de liquidez. Si lo hiciera Japón no habría tenido una economía estancada durante décadas. Y la economía de Japón es extremadamente fuerte porque son un pueblo trabajador, productivo y ahorrador. Las inyecciones de liquidez no protegen a nuestra economía de entrar en crisis. Cada vez que se aplican el subidón es menor y la resaca mayor. La nueva ronda de liquidez no debería estimular mucho la economía, solo debería hacer que lo que es insostenible se sostenga un tiempo más. Y el día que las inyecciones de liquidez no tengan un efecto positivo nos encontraremos con un problema entre manos que probablemente sea irresoluble. ¿Ha llegado ya ese día? Esperemos que no.

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

  1. #1

    Salva Marqués

    ¿Cuál crees que sería la solución al problema? ¿Todo pasa por cerrar el grifo y esperar que las consecuencias no sean muy muy gordas o hay alguna otra alternativa?

    2 recomendaciones
  2. #2

    Valentin

    en respuesta a Salva Marqués
    Ver mensaje de Salva Marqués

    Hemos pasado a una situación "de No Retorno", no existe Solución equilibrada, sino Una Espera temporal a una probable Consecuencia Catástrofe. Toda esta situación de manipulación de los mercados por parte de los bancos centrales durará tanto como ellos mismos estimen oportuno. Es mi opinión, claro.

    Las QE ya hace años que no conducen a impulsar la economía, sino a sostener el sistema, conduciendo a una inflación de activos.

    Saludos,
    Valentin

    5 recomendaciones
  3. #3

    steelman1234

    Hola Knownuthing, soy quark (foro crashoil).

    Los bancos centrales son conscientes de la imposibilidd de retirar sus inyecciones de dinero. La última prueba realizada por la FED ha acabado mal y se han visto obligados a retirar la QT y bajar tipos. Con el problema de los repos, reinician una QE aunque no quieran llamarla asi.

    Se ha convertido en habitual, financiar los estados emitiendo bonos comprados por los bancos centrales. Los estados pueden pagar pensiones, subir el sueldo a los funcionarios, mejorar la sanidad e invertir en infraestructuras a partir de dinero gratis.

    Todos hacen lo mismo, lo cual evita devaluaciones y mientras tanto, como dice Valentin, patada hacia delante para ganar tiempo.

    El final está claro. Los recursos escasearán y contra eso no podrán hacer nada. La única incógnita es cuando ocurrirá.

    Respecto al oro, me sorprendió la declaración del banco central holandés, que dice literalmente.

    "El oro es ... el ancla de confianza para el sistema financiero. Si todo el sistema colapsa, el stock de oro proporciona una garantía para comenzar de nuevo".

    Un banco europeo con este tipo de declaraciones debería crear un cisma en el BCE.

    Veremos.

    Saludos.

    1 recomendaciones
  4. #4

    Miguel Arias

    Me alegra leerte de nuevo Know. De momento los mercados siguen dopados por los bancos centrales.

    El dinero es una fantasía que se sostiene solo porque creemos en él, y las acciones de los bancos centrales tarde o temprano sacudirán esa creencia. No es descartable que nos dirijamos a una crisis monetaria como el mundo jamás ha conocido.

    ¿Qué piensas del Bitcoin?

    1 recomendaciones
  5. #5

    Knownuthing

    en respuesta a Salva Marqués
    Ver mensaje de Salva Marqués

    En teoría es posible diseñar por acuerdo un nuevo orden económico mundial y cambiar el sistema de crecimiento al tiempo que se resetean las deudas. De hecho algunos líderes como Nicolas Sarkozy lo propusieron en 2008:
    "El mal es profundo, debemos repensar el sistema financiero desde cero, como en Bretton Woods."
    Sin embargo hay al menos dos factores que lo hacen casi imposible:
    - Los anteriores acuerdos monetarios (Bretton Woods, Plaza Accord) resultaron en un claro beneficio para EEUU, con lo que hay mucha desconfianza.
    - Cualquier acuerdo efectivo implica que la mayoría de la población del planeta acepte que nunca va a tener lo que tienen las clases medias de los países desarrollados y que ven a diario por televisión, y al mismo tiempo la población de los países desarrollados debe aceptar que van a tener bastante menos. No va a pasar.

    Lo más probable es que los países adopten políticas de "beggar thy neighbor" (empobrece a tu vecino), tratando de exportar sus males a otros, como están haciendo tanto EEUU como China. Al final el colapso se vuelve inevitable por la propia naturaleza humana y quizá después la gente esté más dispuesta a hacer sacrificios y llegar a acuerdos, o no, igual les da por empezar guerras.

    2 recomendaciones
  6. #6

    Knownuthing

    en respuesta a Miguel Arias
    Ver mensaje de Miguel Arias

    El bitcoin es otra fantasía. Los que crean dinero tienen negocio seguro. Cuando falle la confianza en el dinero respaldado por los bancos centrales y los gobiernos, ¿tú crees que se mantendrá la confianza en un dinero que no respalda nadie o que respaldan unas empresas? De momento lo que hemos visto es que tiene una volatilidad de narices, lo cual no es una característica adecuada para el dinero, aunque sí para un producto de especulación.

    1 recomendaciones
  7. #7

    Strahler

    Mi pregunta es dónde puede estar el límite de todo esto. Si al introducir dinero en el sistema no se producen devaluaciones, ni inflación no da la impresión, aparentemente, de que el problema causado vaya a ser grave.

    Sin embargo, el medicamento tiene que tener un límite, y ya lo dice el autor: cada vez habrá que dar dosis más grandes y más a menudo.

    ¿Pero hay alguna razón para que o pueda sostenerse otros treinta o cuarenta años? ¿Qué alternativa hay? ¿El suicidio para evitar el asesinato, como decía Mark Twain?

    1 recomendaciones
  8. #8

    Knownuthing

    en respuesta a Strahler
    Ver mensaje de Strahler

    Strahler, el límite no sabemos donde está, lo sabremos cuando lo alcancemos. Lo que es importante es que todo lo que es insostenible tarde o temprano no se sostiene y cae.

    La razón por la cual no parece que pueda sostenerse otros 30 años es que está empezando a mostrar síntomas de inestabilidad. Las inyecciones de liquidez, a diferencia de la deuda, tienen efectos negativos desde el momento en que se realizan. Provocan un incremento muy señalado de la desigualdad. Ahora mismo hay media docena de países esparcidos por tres continentes donde jóvenes que llevan una vida que solo cabe describir como acomodada con respecto a la media mundial se han lanzado a las calles a protestar violentamente por detonantes relativamente menores. Los gobiernos observan asombrados que dar marcha atrás en las medidas no desactiva las protestas.

    En el fondo lo que subyace es una juventud que a ojos de generaciones anteriores lo ha tenido todo pero que contempla un futuro muy negro donde se les ha asignado el papel de pagar la factura al tiempo que las élites se hacen obscenamente ricas a costa de incrementarla.

    No existen alternativas. Cuando se decide cabalgar un tigre uno debe cabalgarlo hasta el inevitable fin, porque intentar apearse solo lo precipita, dado que no cabe esperar que el tigre se vuelva vegetariano.

    2 recomendaciones
  9. #9

    Fleischman

    Hola Know, ¡me alegra que resucites el blog!

    Yo también pienso que no hay alternativas, y van a seguir dando patadas palante aunque sean muy conscientes de que están cabalgando un tigre (y creo que lo son).

    Un símil sería la burbuja inmobiliaria. Por mucho que desde 2001 (al menos) ya muchos lo advertían, no se quiso/pudo bajar del tigre.

    Y, por cierto, duró más de lo que muchos (servidor incluido) pensábamos que duraría...

    1 recomendaciones
  10. #10

    Shdfo

    en respuesta a Knownuthing
    Ver mensaje de Knownuthing

    ``Al final del colapso se vuelve inevitable por la propia naturaleza humana´´

    ¿Crees qué es un fenómeno que se ha dado a lo largo de la historia con otros sistemas económicos y de organización de las sociedades, digamos?


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar