El laberinto del Minotauro

8

El laberinto de la situación griega solo puede ser entendido si lo recorremos deseredando una madeja que nos evite perdernos por las muchas ramificaciones que presenta.

 

La historia se repite dos veces. La primera como tragedia, la segunda como farsa
“El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte”
Karl Marx, 1852


La mayoría de los europeos contemplamos atónitos el devenir de los acontecimientos en el último acto de la crisis de deuda de la zona euro, protagonizado una vez más por Grecia.

Observo que como es usual, la gente tiende a tomar postura ante los asuntos basándose en sus convicciones personales, y así están los que piensan que los griegos se han provocado esto a sí mismos, que los compromisos están para cumplirse y que permitir que los griegos fueran recompensados por su comportamiento abriría una caja de Pandora que haría inviable la Unión Europea. También están los que se solidarizan con los griegos y piensan que los acreedores tienen tanta culpa y se están yendo de rositas mientras el pueblo griego sufre bajo imposiciones a la fuerza, puesto que han dejado claro democráticamente que no desean ser "rescatados" en lo que Europa y el FMI entienden por "rescate".

Como suele ser habitual, las cosas no son blancas ni negras y ambas partes tienen razón. Se echa en falta en la prensa un análisis serio de la situación que aclare los puntos fundamentales de lo que es un serio problema sin solución fácil, y que podría dar al traste con la Unión Europea, algo que hoy por hoy se nos antoja inimaginable, a pesar de que la UE se está debilitando a ojos vista.

Todos conocemos las raíces del problema.

  1. Un euro mal diseñado, sin unión fiscal ni bancaria y que ya en su alumbramiento fue anunciado como inviable por los expertos monetarios, algo que no escapaba a sus creadores, que fiaron al futuro el arreglar lo que tan mal se hacía.
  2. Un sistema comercial europeo fuertemente desequilibrado donde el superavit germano y holandés exportaba inflación al sur europeo deficitario, incrementando progresivamente los desequilibrios y las deudas sin que ello pudiera ser aliviado mediante política monetaria (devaluaciones).
  3. Una política de transferencias errónea, que desmanteló la poca industria del Sur de Europa convirtiéndola en proveedora de servicios (turismo) o materias primas (agricultura) ensanchando la división entre el Norte y el Sur.
  4. La incapacidad del Sur de gestionar adecuadamente su enormemente crecida capacidad de endeudamiento, dando como resultado corrupción, malversación, malinversión, burbujas económicas, clientelismo, y en general irresponsabilidad económica.
  5. Unas instituciones comunitarias débiles, presas de los intereses nacionales.
  6. Una unión monetaria viciada, donde el interés de Alemania y Holanda por incrementar mercado llevó a admitir a una Grecia que no cumplía las condiciones mínimas admitiéndose un engaño que a nadie podía engañar.
  7. Una crisis económica muy fuerte agravada por el masivo endeudamiento mundial y el primer coletazo del pico de petróleo, que han mostrado las vergüenzas del emperador.

Así las cosas los griegos se despertaron de su sueño, en el que se podían jubilar a los 50 sin haber pagado impuestos en su vida, a la pesadilla de la realidad de una economía que ha perdido el 25% de su PIB en tan solo 5 años. Lógicamente no están contentos y lógicamente quieren que las cosas cambien. Están desesperados por que cambien.

Llegados a este punto, si me lo permitís, la situación tiene suficientes rasgos de similitud con el mito del Minotauro como para hacer interesante la comparación.

El mito del Minotauro nace de la sumisión que tuvo que sobrellevar la Grecia continental ante la pujante civilización cretense durante el Periodo Minoico, hace la friolera de unos 3700 años, durante una etapa cálida de la Tierra, más cálida que la actual y que se cree que llegó a su fin por el tsunami y el enfriamiento que produjo la erupción de Thera en Santorini hacia el 1600 a.C.

El palacio de Cnosos, con más de 1000 estancias, y residencia del mítico rey Minos, fue posiblemente la inspiración del laberinto, en cuyo centro vivía el Minotauro, criatura terrible que dio a luz la mujer de Minos por castigo de Poseidón, que usó el engaño. Minos era hijo de Zeus y de Europa, y consecuencia del famoso rapto de Europa por Zeus disfrazado de toro.

El Minotauro, un feroz hombre con cabeza de toro, era antropófago, y cuando Minos derrotó a los griegos atenienses en una guerra provocada por el asesinato de su hijo Androgeo tras los juegos olímpicos, les impuso el castigo de presentar un tributo anual de siete doncellas y siete muchachos para alimento del Minotauro.

Podemos ver por tanto al Minotauro, engendrado mediante el engaño por la mujer del hijo de Europa, como la deuda terrible que los griegos tienen contraída con Europa, engendrada en parte también por engaño. El problema comienza para los griegos tras unos juegos olímpicos, las olimpiadas de Atenas de 2004 que fueron epítome del despilfarro y la corrupción, y la deuda-Minotauro exige de los griegos un terrible tributo anual. El laberinto del Minotauro refleja la dificultad para salir de la situación creada por la deuda.

Como entonces, los griegos eligieron a un héroe, Teseo-Tsipras. Teseo es según la mitología el inventor de la democracia puesto que al ascender al trono de Atenas creó las primeras asambleas populares, reservándose para si tan solo el poder ejecutivo. Tsipras a su vez ha sido alzado por la izquierda populista asamblearia.

Teseo-Tsipras se presentó voluntario para matar al Minotauro-Deuda, pero la realidad es más dura que la leyenda. Tsipras no ha contado con ninguna Ariadna, hija de Minos, que prendada de él le haya proporcionado una madeja con la que atravesar el laberinto. Da la impresión de que Tsipras vaga perdido por el laberinto y en cualquier momento se puede llevar una cornada definitiva por parte de la Deuda, o ser destituido por los desilusionados atenienses que siguen teniendo que entregar a sus doncellas a pesar de las promesas y declaraciones de Tsipras. Está claro que nuestros políticos no están a la altura de los antiguos héroes mitológicos.

Y es que el problema está siendo muy mal enfocado por ambas partes. Yo llevo años diciendo que la deuda de Grecia es impagable. La de muchos otros países también, pero ese es otro tema. El Fondo Monetario Internacional así lo ha reconocido hace unos días, I.M.F. Agrees With Athens That Greece Needs Debt Relief. Vaya, finalmente. Parece que tenían la calculadora sin pilas.

Grecia tiene una deuda pública del 170% de su PIB. En mi opinión un 30% de quita sería el mínimo para empezar a hablar de rescate, pero eso aún dejaría a Grecia tremendamente lastrada por un 120% de deuda. Probablemente haga falta una quita del 50% para que Grecia empiece a recuperarse. Obviamente los acreedores y los mercados no quieren ni hablar de algo parecido. Todo lo demás es avanzar hacia la única otra solución posible del problema, una quiebra dura de Grecia con salida del euro.

Durante los 5 últimos años el Eurogrupo se ha estado preparando para el abandono de Grecia del euro y para evitar el contagio. Sin que nadie lo haya votado, la deuda griega ha sido transferida a los ciudadanos de la zona euro. España que no era acreedor de Grecia en 2010 ha pasado a prestar directamente o a prestar o avalar a través de su participación en organismos internacionales más de 28.000 millones de euros (las cuentas). Muchos de los gobiernos del Eurogrupo creen que están preparados para dejar caer a Grecia y asumir las consecuencias. El coste de una salida de Grecia del euro (y posiblemente de la UE) se calcula en 240.000 millones de euros solo en costes directos de deuda impagada. Teniendo en cuenta que los desacuerdos en las negociaciones ascienden a unos 3 mil millones de euros los norteamericanos se hacen cruces de la demencial política de riesgos que practican sus aliados europeos, y junto con Francia e Italia presionan fuertemente para llegar a un acuerdo. Holandeses y finlandeses encabezan el grupo de países del Norte que quiere librarse del problema por la vía rápida, con Alemania deshojando la margarita, sabedora de la impopularidad local de seguir financiando a Grecia pero también del grave precedente de abandonarla a su suerte.

¿Y qué decir de los errores griegos? El gobierno de Syriza es un cúmulo de despropósitos. Aliado en el gobierno con la derecha nacionalista de Anel, con la que solo le une la anti-austeridad, se ha visto obligado a presentar el mayor presupuesto en gasto militar desde 2006, 440 millones de euros, el doble de lo que se ha gastado en ayudar a los pobres. Se dedica a cortejar a Rusia en medio de la crisis de Ucrania y en general tiene un talento innato para cabrear a sus socios comunitarios en un momento en que Grecia necesita toda la buena voluntad que pueda reunir.

Entretanto sus medidas económicas son desquiciadas dada la situación. Incrementar el gasto público todo lo posible, recontratar a todos los empleados públicos despedidos que las arcas permitan, y eliminar el copago sanitario. Medidas populares por supuesto, pero Grecia había conseguido volver a la senda del crecimiento del PIB en el segundo trimestre del 2014 y experimentado un fuerte crecimiento en el tercero. No es solo culpa de Syriza, puesto que solo están desde Enero, pero Grecia ha vuelto a entrar en recesión en Abril, así que claramente no están haciendo bien las cosas desde un punto de vista económico, y no quiero ni pensar lo que el corralito le va a hacer al PIB del tercer trimestre, lo que se añadirá al impago al FMI si no lo realizan antes de 30 días del vencimiento.

La recuperación griega a mediados de 2014 ha demostrado ser flor de un día y Grecia vuelve a estar en recesión. Economist.

El reciente referendum griego es el último grave error de un gobierno ingenuo y peligroso. Su única razón de ser era la de proporcionar una coartada al gobierno ante el mal cariz de las negociaciones. No tiene ningún sentido en medio de unas negociaciones abandonarlas con la última oferta presentada y sin acuerdo previo con el interlocutor llevar dicha oferta, sin nada firmado, ante los ciudadanos. En el momento en que se abandona la negociación esa oferta ya no existe y el cabreo de los interlocutores ante lo que consideran un engaño provoca un empeoramiento en las posturas cuando se reanudan las negociaciones, cosa que estamos viendo suceder, salga lo que salga de las negociaciones.

Ambrose Evans-Pritchard, experimentado editor del Telegraph con más de 30 años de experiencia, y generalmente muy bien informado, afirma que el gobierno de Tsipras esperaba que el pueblo griego votara que sí en el referendum, lo que le proporcionaría la coartada para volver y aceptar unas condiciones que significan un fracaso de su política Europe is blowing itself apart over Greece - and nobody seems able to stop it. Desde luego los gobiernos de la Eurozona esperaban que el pueblo griego votara que sí, dado que el apoyo al euro es del 70% en Grecia. Son unos ingenuos incapaces de calibrar el hartazgo de los griegos con la situación que les ha llevado a dar la victoria a los incompetentes de Syriza y a rechazar cualquier cosa que huela a más de lo mismo.

Ahora Tsipras tiene dos opciones, ninguna buena. Aceptar unas condiciones para Grecia que son peores que las que el pueblo griego acaba de rechazar en referendum o iniciar una huída hacia adelante y declarar la quiebra de Grecia lo que probablemente conlleve su salida del euro.

La extravagante postura negociadora de Syriza vista por el Telegraph.

¿En qué va a acabar esta tragedia convertida a fuerza de repetición en farsa? Yo creo que si aplicamos la lógica descartiana y cortamos todo lo accesorio, lo que queda es sumamente revelador:

1. Grecia es un país absolutamente quebrado y seguirá siéndolo mientras no se aplique una quita brutal. En ese sentido continuará avanzando en su camino de ruina y desolación.

2. Sus acreedores podrían en estos momentos asumir dicha quita con serias consecuencias pero no lo harán. Puede que quieran hacerlo si cambian las condiciones económicas globales, pero entonces no podrían hacerlo. Es decir ahora pueden pero no quieren y si llegara el momento en que quisieran no podrían.

3. Las partes negociadoras acumulan cansancio de una situación que ninguna quiere y cada vez se agrava más. Es inevitable que llegue el momento de la ruptura más tarde o más temprano y que se produzca el fenómeno en el que las naciones se dejan arrastrar por la insensatez y el resultado es algo que nadie quiere, como sucedió en el inicio de la primera guerra mundial, donde un acontecimiento de alcance limitado se llevó a la desproporción total por una política de alianzas mal planificada y unos orgullos nacionales que se hubieron de lamentar.

Mi opinión por tanto es que la salida de Grecia del euro es inevitable a corto-medio plazo. Siempre que el euro sobreviva hasta entonces, claro.

La salida de Grecia del euro y posiblemente de la UE y quien sabe si de la OTAN tiene consecuencias que son difíciles de calcular. Esencialmente para una parte importante de los ciudadanos europeos se convertiría en un pésimo precedente que dañaría quizás de muerte al proceso de construcción europea, que quizá pasara a convertirse en un proceso de deconstrucción. No olvidemos que el referendum griego ha sido aplaudido casi exclusivamente además de por la extrema izquierda por los anti-europeístas del Frente Nacional de Le Pen, del UKIP de Farage y demás capitalizadores del río revuelto.

Para terminar me gustaría añadir que todas las predicciones económicas para los próximos años son papel mojado. El problema griego ha de enmarcarse en una previsión económica correcta, y a eso me refería cuando decía que en el futuro los acreedores de Grecia no podrán permitirse condonar buena parte de esa deuda.

Una correcta previsión económica debe de tener en cuenta que desde al última recesión global finalizada oficialmente en Junio de 2009 han transcurrido 72 meses. Desde 1961 las fases expansivas del ciclo económico han durado una media de 71±36 meses. Las probabilidades indican que ya estamos en fase de descuento para la próxima recesión mundial y que es muy probable que tenga lugar en cualquier momento dentro de los próximos 3 años.

¿Y cómo va a ser esa próxima recesión mundial? Bueno, la valoración del mercado nos muestra que nos encontramos a dos sigmas de la media, en compañía de tan grandes momentos en la historia económica como 1929 y 2000.

Media de cuatro valoraciones diferentes del mercado americano que muestra la rareza del momento tan extraordinario que estamos viviendo. Fuente: Doug Short.

Máximo optimismo por tanto. ¿Y cual es la realidad económica? El Instituto de Investigación del Ciclo Económico (ECRI) nos muestra que la tasa de crecimiento anual de su indicador adelantado (WLI) se encuentra a -1.3%, un valor asociado a momentos de gran debilidad económica, la gran mayoría de los cuales condujeron a una recesión poco tiempo después. Y no hace falta que entremos en la situación de China, cuyo mercado está dando unas señales muy inquietantes de sobrevaloración en la actual situación de disminución de su crecimiento.

El índice adelantado semanal del Instituto de Investigación del Ciclo Económico muestra la precariedad económica del momento. Fuente: Doug Short.

La combinación de máxima valoración en el mercado y pobre situación económica jamás ha tenido un buen final, pero quien sabe, quizás esta vez sea diferente. Cuando se dispare la próxima crisis económica que podría ser aún más fuerte que la del 2008, y que indefectiblemente llegará porque siempre hay crisis, la situación de los países fuertemente endeudados y con escasos ingresos, entre los que nos encontramos, se va a volver insostenible. Nos vamos a encontrar con un montón de Minotauros y ningún Teseo.

P.S. Estoy haciendo un larguísimo curso intensivo que desde Abril me ha dejado sin tiempo para nada. Espero recuperar el ritmo de escritura una vez que finalice a finales de Julio, y dentro de lo que las vacaciones permitan. Muchas gracias por vuestra paciencia.

  1. en respuesta a crates
    #8
    24/07/15 13:05

    A nadie en Europa le gusta lo que está pasando con Grecia, Crates. Cada país está mirando por sí mismo y sus intereses, con una conciencia clara de que Grecia es la punta del iceberg, la parte visible. Por eso Grecia solo encuantra algo de apoyo en Francia e Italia que son países que tienen mucho que perder de la reacción de los mercados a una salida de Grecia. También encontraría más apoyo de España de no mediar la política nacional.

    Ante el problema de deuda griego solo hay tres posibles finales: quiebra, creación de dinero o austeridad. Este último no es viable, porque impone una carga pesadísima sobre la población griega durante décadas que no va a aceptar. La creación de dinero a ese nivel no es aceptable todavía en Europa puesto que supone un gran peligro no solo para el euro sino también para sus economías. Solo se enfrentarán a esa decisión cuando el problema afecte a los países núcleo. Solo queda la quiebra. Puesto que no es aceptable que un país quiebre dentro del euro, para poder quebrar Grecia debe salir del euro.

    Nadie quiere apretar el botón rojo y cargar con la culpa, así que la situación se está dejando pudrir hasta que la provoque la propia Grecia. Hemos estado a punto de verlo suceder esta vez, pero los griegos todavía le tienen más miedo a salir del euro que a su situación.

    Lo que cabe esperar por parte de la Troika es que cuando se le agoten las pilas al último rescate y la situación resurja, a Grecia se la va a invitar cada vez más fuertemente a que salgan "temporalmente" del euro y la UE para poder quebrar y recibir una quita importante. Por ahí va a ir el palo y la zanahoria. No creo que a la UE le importe mucho condonar la mayor parte de la deuda de Grecia, siempre que ésta se salga del euro (y en consecuencia de la UE).

    Así es como veo yo el tema a día de hoy. A Teseo le van a seguir dando palizas invitándole a salir del laberinto por donde entró, con la promesa de no exigirle más doncellas. Pero esta vez la historia la gana el Minotauro.

    Un saludo

  2. en respuesta a Knownuthing
    #7
    22/07/15 02:41

    Pues entonces Know, alguien en la UE nos tendría que explicar a qué coño está jugando la Troika. La estrategia con Grecia ya no tiene lógica, ni social, ni de mercado, ni comunitaria, ni nada. Entonces debe de obedecer a otras causas. Quizá los motivos que explica Claudio en su último artículo?
    Y efectivamente tal y como afirma en él, a lo mejor Varoufakis no desbarró tanto cuando los acusaba de terroristas financieros.
    Vamos, de ser cierto eso que insinúas que la expulsión ya estaba prevista, ya sería para matarlos, vaya.

    Por cierto, muy oportuna la analogía que has hecho con el mito del laberinto del Minotauro. Le viene como anillo al dedo, la verdad.

  3. en respuesta a crates
    #6
    19/07/15 19:14

    Muchas gracias Crates,

    Tu casi homónimo Sócrates, maestro de Platón y fundador de la filosofía moral, tiene entre sus fráses célebres la de que "la verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia", que en inglés se suele traducir como: The only true wisdom is in knowing you know nothing.

    Entre las muy poquitas cosas que yo sé a este caso se aplican dos:

    - Sé que Grecia está quebrada desde hace varios años y contemplo con estupor que solo tras el tercer rescate finalmente vemos al FMI admitirlo y la hipocresía de la Troika al negociar un rescate que no solo no arregla nada excepto la urgente necesidad de dinero de Grecia, sino que empeora la situación de Grecia a medio y largo plazo, que va a estar más endeudada y con menos activos.

    - Desde la fabulosa serie británica de humor "Yes Minister", sé que la primera regla de la política es "nunca te creas nada hasta que sea oficialmente desmentido". Desde que el Eurogrupo desmintió que Grecia pudiera salir del euro y que se estuvieran haciendo planes para ese escenario, podemos dar por seguro que los planes están hechos y que Grecia saldrá del euro.

    18 de Mayo de 2012: Bruselas desmiente a un comisario y dice que no prepara la salida de Grecia del euro

    Un saludo

  4. #5
    18/07/15 12:55

    Hola Know. Una gran alegría comprobar que vuelves a atender tu blog!
    Pienso que a toro pasado, es fácil encontrar las posibles soluciones que hubieran resuelto de otro modo los problemas de la historia.
    Qué hubiera pasado si Europa no hubiera sido tan inflexible con la Alemania derrotada, tras la I guerra mundial?. Y si no hubiera permitido que España fuese el campo de pruebas de los gobiernos fascistas en nuestra guerra?. Y así con todos los dilemas que la historia nos plantea continuamente.
    Algo me dice que en un futuro no muy lejano, Grecia va a ser un punto caliente, y entonces nos preguntaremos por qué no lo vimos venir y actuamos de otro modo con ese país, aunque sólo fuese por el bien común. Pero entonces ya será tarde.
    No se puede humillar de esa manera a todo un país, no importa la incompetencia económica que haya podido demostrar, eso es una irresponsabilidad que la historia nos ha enseñado una y otra vez.

    Hoy me he enterado que China ha tenido que rescatar a la bolsa con 209 mil millones para evitar su colapso.
    Date prisa con el curso Know, que te pilla el toro jeje.
    Un saludo.

  5. en respuesta a mikij1
    #4
    14/07/15 01:10

    Muchas gracias, Mikij1,

    Yo no creo que haya problemas serios mientras continúe la, entre comillas, "bonanza" económica. La lucha en el BCE ha terminado y Draghi está dispuesto a comprar la deuda que haga falta, lo que unido a un moderado crecimiento hace que los problemas de fondo estén enterrados. La prueba de fuego vendrá con la próxima crisis global cuando las cosas se pongan feas de nuevo y las cifras vuelvan a ser insostenibles. Conforme aumente el número de países en situación insolvente, con la probable adición de Francia, el aval de los países todavía solventes, que también estarán en crisis, terminará por no ser suficiente.

    Por supuesto Europa (la media de la Eurozona) no ha recuperado la situación previa a la crisis, así que no es solo España la que sigue sin remontar. Esto hace que esto haya sido el primer peldaño de descenso económico, pues cuando venga la próxima crisis mundial volveremos a bajar otro peldaño.

    La quiebra de España puede tener lugar en muy diversos momentos, pero el más probable es cuando se deshaga el euro, lo que yo pienso que pasará antes de 15 años. Creo que aguantaremos la próxima crisis, pero no la siguiente.

    Un saludo

  6. en respuesta a Beamspot
    #3
    14/07/15 00:56

    Hola Beamspot,

    Coincido plenamente en que hay un esfuerzo muy fuerte por parte de casi todos los países, incluída España, para que el ejemplo Griego sea un ejemplo a evitar, no a imitar. El gobierno de Syriza ha demostrado ser ingénuo y peligroso para los griegos. Es difícil pensar que las cosas se pudieran haber hecho peor en estos 6 meses.

    Los griegos están más desencantados que enfadados, porque realmente habían pensado que servía de algo que votaran que no. Creo que el sentimiento europeísta de Grecia ha sufrido un golpe mortal.

    Es significativo que en la última aparición de Tsipras en el parlamento europeo, ignoró abiertamente a Pablo Iglesias, al que prácticamente dejó con la mano extendida.
    Tsipras ignora a Pablo Iglesias
    Supongo que se ha hecho consciente de que su asociación perjudicaba su posición negociadora. La idea de que el plante griego pueda extenderse a otros países no es nada bien recibida en la UE.

    Un saludo

  7. #2
    13/07/15 17:29

    Que bueno leerte de nuevo. Respecto a lo de Grecia... solo tengo una duda: ¿cuándo nos tocará a nosotros? tengo claro que estamos en la misma situación que ellos: deuda impagable.
    El gobierno solo dice mentiras y nos rebaja impuestos ahora que es año de elecciones pero veremos el próximo año como esa rebaja nos la hacen pagar y con intereses. Se ve en la calle que no hay recuperación alguna. El gobierno habla de "crecimiento" y fin de la crisis... yo solo veo negocios cerrando continuamente.

    Así que la cuestión es: ¿cuando quebrará España oficialmente?

  8. #1
    13/07/15 08:01

    'Bienvenido' de nuevo. Se te echaba de menos.

    Por fin alguien que trae algo de análisis no ideologizado, y quizás uno de los pocos que admiten que la deuda tiene algo que ver con el Peak Oil.

    No entiendo para nada lo que está haciendo Tsipras, pero el culebrón promete 'gastar' varios kilos de palomitas.

    La temporización tampoco es despreciable. Todo me apunta que para las generales de isPain la cosa en Grecia va a favorecer discursos del tipo 'mirad lo que le pasa a los griegos por elegir al amigo de Podemos'.

    También me han dicho que para septiembre podría haber operativos no reconocidos (pero pagados) en Grecia para, ehm, 'favorecer el bien estar'.

    Al final me estoy volviendo seguidor de Martin Armstrong, aunque no esté de acuerdo con algunas de sus posturas. Otoño calentito. Muchos de mi alrededor empiezan a mirar con recelo que lo pasa en Grecia, con sus barbas. Aún es pronto y se está a la expectativa, pero el tiempo da y quita razones.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar