El pico de petróleo aquí y ahora

14

¿Qué ocurre cuando una fuerza irresistible choca contra un objeto inamovible?

 

 

Cuenta la leyenda que este dilema lógico tiene su origen en China, donde un fabricante de armas presumía de vender las mejores armas del mercado. Sus lanzas eran las más penetrantes, capaces de atravesar cualquier armadura cuando eran empuñadas por un brazo fuerte. Sus escudos eran los más resistentes, capaces de detener cualquier agresión. Un hombre que atendía con interés le hizo ver la contradicción que eso suponía y desde entonces la palabra contradicción en chino se dibujó con los símbolos de la lanza y el escudo, juntos.

 

No sé de la veracidad de esta leyenda, pero sí sé resolver el dilema lógico de lo que sucede cuando una fuerza irresistible choca contra un objeto inamovible, que es la misma respuesta al choque de una lanza que todo lo atraviesa contra un escudo que todo lo detiene. Uno de los dos va a perder el título en el encontronazo.

 

En los dos artículos anteriores de esta serie hemos visto cómo la civilización dependiente del petróleo ha requerido siempre mayores cantidades del preciado oro negro para mantener su crecimiento económico, y cómo en una Tierra limitada, tarde o temprano esa fuerza irresistible se iba a encontrar con los límites del petróleo extraíble. De eso va el artículo de hoy, donde vamos a hablar del momento en el que empieza a haber menos petróleo disponible para la economía, en el pico de petróleo.

 

¿Qué es el petróleo?

 

Para aclararnos, debemos manejar una serie de definiciones, que ya he ido introduciendo sin explicar en los artículos anteriores. Disculpad el tostón. Podéis saltaros el apartado y volver a él si necesitáis alguna aclaración.

 

- Petróleo (Petroleum): Etimológicamente aceite de roca. Es un nombre genérico tanto para lo que se extrae como para algunos de sus productos después del refinado. Es por tanto correcto decir que del crudo se obtiene petróleo, pero no al revés.

 

- Crudo (Crude Oil): Es lo que normalmente entendemos al hablar de petróleo y se refiere siempre a lo que se extrae antes de refinar. Puede ser ligero o pesado, según su densidad (composición en hidrocarburos, medida en gravedad API. Cuantos más grados API más ligero) y dulce o amargo según su contenido en sulfuros. El crudo ligero (40º API) dulce es el de mayor calidad y precio porque requiere menos refinado. El crudo pesado requiere romper los hidrocarburos grandes (hexadecano, por ej.) en otros más pequeños, en refinerías especiales y a mayor coste.

 

Además de que no todos los petróleos son creados iguales y no de todos se pueden obtener los mismos refinados, al perforar lo que sale no es solo crudo, sino una mezcla de crudo y gases.

 

Cuando el yacimiento es de gas, tenemos de más ligero a más pesado:

  • Gas natural: formado por metano.
  • Líquidos del gas natural (NGL, natural gas liquids): son de dos tipos:
  1. Líquidos de gas natural de planta (NGPL, natural gas plant liquids). Hace falta separarlos en planta química, incluye etano, propano, butano y pentano plus.
  2. Condensado de explotación (Lease condensate). Son líquidos a temperatura y presión ambientes, aunque muy volátiles y se separan del gas en la propia explotación. Incluyen pentanos e hidrocarburos más pesados como hexano y heptano.

Cuando el yacimiento es de crudo, tenemos de más pesado a más ligero:

  • El propio crudo
  • Condensado de explotación (Lease condensate). Se separan de la parte gaseosa en la propia explotación. Siguen siendo pentano, hexano y heptano.
  • Gases licuados en refinería (LRG, liquefied refinery gases). De nuevo propano y butano
  • Gas natural.

Pero además tenemos un petróleo mágico, que es la Ganancia de Refinado. Esto es simplemente un incremento de volumen que se produce en las refinerías al refinar el petróleo pesado. Obviamente al medir volumen hay que contarlo, pero es ganancia a posteriori tras el refinado, no es incremento en la extracción.

 

Si todavía no os habéis liado, ahora viene lo más divertido. A la hora de cuantificar el petróleo se hacen categorías. Las categorías incluyen cosas diferentes según quien las haga, y además las categorías han cambiado en ocasiones, lo que hace que no sean comparables a lo largo del tiempo. Si fuera hecho aposta para confundir sería un trabajo excelente.

 

La categoría más restrictiva es la de crudo + condensados (C+C), porque casi nadie cuantifica los condensados por separado del crudo. Lo más gracioso es que hay quien incluye en C+C los condensados del gas natural de idéntica composición pero distinto origen, y quien no.

 

La siguiente categoría es la de crudo + NGL, que incluye la categoría anterior más todos los líquidos producidos por las refinerías provengan del petróleo o del gas o simplemente de ganancia de refinado.  Incluyen por tanto etano, propano y butano, que se usan para calentar casas, pero casi nunca para mover vehículos, y nunca en la gasolina o diesel. Otro problema es que al incrementarse la producción mundial de gas natural, esta categoría está creciendo considerablemente independientemente del crecimiento del petróleo.

 

La última categoría es la de líquidos totales (TL), que incluye todos los anteriores más los biocombustibles de cualquier origen, esencialmente metanol y etanol.

 

A menos que uno sea un experto total, a menudo ni siquiera está seguro de qué es lo que está comparando ya que la misma categoría en el anuario estadístico de BP y en el informe de EIA incluye cosas distintas. Desde mi punto de vista solo tiene sentido hablar de crudo, y dado que eso no es posible hacerlo, hablar de crudo+ condensado, puesto que el resto de los líquidos no cumplen la misma función. Pero a veces no es posible mirando una gráfica saber lo que incluye y lo que no, así que a pesar de todo el cuidado del mundo, a veces se están comparando manzanas con peras.

 

Lo más importante de todo este rollo que os he contado, es que si se quiere engañar a alguien que no sabe, lo más fácil es enseñarle una gráfica de líquidos totales, marcada como crude oil o petroleum y decirle "¿ves? nada que temer. La producción sigue subiendo y lo hará durante siglos". Lo que oculta esa gráfica es que muchos de esos líquidos no sirven para el uso principal del petróleo, producir el combustible que mueve coches, camiones, tractores, barcos y aviones, y que incluye también otros liquidos que ni siquiera tienen nada que ver con el petróleo, sino que son biocombustibles.

 

Producción mundial de líquidos totales. En azul petróleo convencional (crudo + condensados), en amarillo bitumen canadiense (syncrude), en negro petróleo de esquisto norteamericano (tight oil o shale oil), en morado ganancia de refinado, en rojo líquidos del gas natural (NGL) y en verde biocombustibles. Todos juntos constituyen los líquidos totales (TL). Fuente: Energy Matters. Datos: En la gráfica.

 

Una última aclaración sobre el petróleo de esquistos y el petróleo de bitumen. Ambos son petróleos especiales. El petróleo de esquistos también llamado tight oil (petróleo de formaciones compactas) es un petróleo muy ligero con un alto componente en gas y condensados, y lo que queda sigue siendo excesivamente ligero y requiere mezclarse en la refinería con petróleos más pesados para producir los combustibles estándar. El bitumen, también conocido como syncrude o tar sands, tiene el problema contrario, es excesivamente pesado y requiere ser procesado en refinerías especiales para romper los hidrocarburos excesivamente pesados que presenta. Ambos pueden ser considerados petróleos marginales, algo alejados del ideal que requieren la industria y la economía. Mientras constituyan un porcentaje bajo del petróleo total no supone un problema, pero si todo nuestro petróleo fuera de esos dos tipos, tendríamos que cambiar muchas cosas porque no se producirían los derivados del petróleo en las proporciones que nuestra economía se ha acostumbrado a necesitar. Es por ello que algunos los denominan petróleo no convencional, para poder hacer otra categoría, la de petróleo convencional donde no se incluyan.

 

Pico de petróleo convencional en 2005

 

Según como se defina, el pico de petróleo ha tenido lugar ya o está a punto de tener lugar ahora. Si nos fijamos en la categoría de petróleo convencional, que incluye los crudos y condensados exceptuando los de esquisto y bitumen de Norteamérica. La producción mundial de petróleo convencional alcanzó su pico de producción en 2005, y desde entonces está estabilizada en una meseta con altibajos en 73 mbpd. Que durante toda una década la producción de crudo convencional esencialmente no haya cambiado es una demostración muy clara de que se ha alcanzado el límite del que tanto tiempo se habló, y más o menos en el tiempo previsto por los estudiosos del pico de petróleo. Recordad que en 1970 Hubbert predijo un pico de petróleo mundial para el año 2000.

 

El pico ha resultado ser una meseta, gracias al extraordinario esfuerzo de extracción que ha disparado los costes (ver: La oferta de petróleo, ¿un objeto inamovible?). Estaría bien que se pudiese mantener esta meseta largo tiempo, pero no va a ser así. Para conseguir que un yacimiento que decae no lo haga hay que incrementar exponencialmente el esfuerzo y la energía empleados, consiguiendo simultáneamente acortar drásticamente la vida productiva del yacimiento y hacer la inevitable caída de producción mucho más brusca.

 

La producción de petróleo convencional (crudo + condensados menos bitumen y petróleo de esquisto) esta estancada desde mayo de 2005. Fuente: Energy Matters. Datos: En la gráfica.

 

Que el pico de petróleo convencional no se haya convertido en el pico en la producción total de petróleo se debe a la aparición en el mercado de más de 3 mbpd provenientes de una fuente marginal con la que no se contaba al calcular la proximidad del pico de petróleo. Este fenómeno responde a algo que los que no creen en un pico de petróleo próximo han defendido siempre, que cuando los precios fueran suficientemente altos, la industria del petróleo sería capaz de conseguir el petróleo necesario de otras fuentes. Sin embargo es prematuro cantar victoria como se ha hecho porque la historia no está funcionando como debiera. El primer indicio de que las cuentas no son como nos las presentan es que la extracción masiva de petróleo de esquistos solo se ha conseguido en USA. En el resto del mundo donde también hay mucho petróleo de esquistos, no se extrae en cantidades significativas porque no salen las cuentas. Claudio Vargas en su entrada de blog Fraking, Mentiras y Cintas de Vídeo nos alertaba hace un año de que las cuentas no salían. Estamos a punto de contemplar como la burbuja de deuda utilizada para financiar la extracción de petróleo de esquistos revienta y obliga a rescatar a buena parte del sector, al tiempo que su producción comienza a declinar.

 

Hecho: Desde mayo de 2005 la producción mundial de crudo convencional se encuentra estancada con altibajos en torno a 73.4 mbpd.

 

Pico de exportaciones en 2005-2007

 

Pero mirar a la producción mundial de petróleo y ver que la producción no decae no significa que hayamos conseguido esquivar la bala del pico de petróleo ni siquiera momentáneamente. Para un país importador neto de petróleo, como el nuestro, y para sus ciudadanos lo importante realmente es que el petróleo disponible en el mercado no decaiga. Y aquí es donde viene la gran sorpresa, porque nadie nos cuenta lo que está pasando en el mercado mundial de petróleo donde si se ha producido un pico de petróleo. Las cifras del petróleo siempre difieren de una fuente a otra, y en concreto las cifras de exportaciones e importaciones son más difíciles de seguir y suelen aparecer con años de retraso, pero las dos principales fuentes de cifras oficiales, la EIA y la OPEP, con un ligero desfase muestran lo mismo. Entre el 2005 (EIA) y el 2007 (OPEP), el mundo tuvo un pico de exportación de petróleo, y desde entonces las exportaciones se están reduciendo. La caída hasta el 2013 es de unos 2.5 mbpd, que equivalen a un 5.8%. Para que se revertiera esta tendencia haría falta que se incrementara la producción en más de esos 2.5 mbpd, lo cual sabiendo lo difícil que ha resultado aumentar la producción en los últimos diez años, y el efecto que va a tener en la producción el reciente desplome de los precios, se antoja imposible. Es más probable que la tendencia a la reducción de las exportaciones se acentúe en los próximos años.

 

Las cifras de las exportaciones mundiales de petróleo de la EIA y de la OPEP muestran un pico de exportaciones entre 2005 y 2007. Fuente: Peak Oil Barrel

 

Pero para muchos países como España la situación es todavía peor de lo que parece cuando analizamos la producción de petróleo o la exportación de petróleo. Eso se debe a que algunos países importadores de petróleo están aumentando sus importaciones a pesar de que el mercado de petróleo se está haciendo más pequeño. La situación varía de país en país, pero China e India son los países que más han aumentado sus importaciones desde 2005 y si descontamos su porción del pastel del mercado de petróleo mundial, vemos que el resto de los importadores del mundo han visto reducido el petróleo disponible entre 2005 y 2009 de 36 a 31 mbpd, o un 14%. Resulta difícil obtener datos más actuales, y probablemente la tendencia se ha suavizado entre el 2009 y el 2014, pero es innegable que el pico de petróleo ya ha llegado para la gran mayoría de los países importadores de petróleo del mundo y que resulta difícil imaginar que esa tendencia pueda revertirse en un mundo donde la producción del petróleo es cada vez más cara y más dependiente en fuentes marginales para seguir creciendo.

 

La cantidad de petróleo disponible para muchos paises importadores se ha visto reducida en un 14% entre 2005 y 2009. Resulta curioso lo poco que se habla de este pico de petróleo cuando se habla del mucho petróleo que hay en el mundo. Fuente: Crude Oil Peak

 

Podemos ver que esa reducción en la disponibilidad de petróleo en el mercado mundial del crudo se corresponde con el momento en que España deja de aumentar su consumo de petróleo, a partir de 2005, y que después de 2007, cuando más caen las exportaciones, se transforma en un auténtico desplome. No es posible que la caída en el consumo de petróleo sea debida a la crisis económica, puesto que la antecede en un año, sí que es posible sin embargo que la crisis económica se deba, al menos en parte, a la reducción en el consumo de petróleo. Todo periodo de reducción significativa de consumo de petróleo conlleva aparejado una reducción en el crecimiento económico, no solo en España, sino también a nivel mundial.

 

Evolucion del consumo de petróleo (Mega toneladas) y del PIB (billones de euros) de España. A partir de 2005 el consumo de petróleo se estanca y a partir de 2007 se desploma. El PIB cae más tarde, a partir del 2008. Fuente: Manicore. Datos: BP Statistical Review 2013 y Banco de España.

 

Resumiendo, entre 2005 y 2007 se produce un pico en las exportaciones de petróleo, que da como resultado una caída en el petróleo disponible en el mercado mundial de un 6%. Puesto que algunos países como India o China continúan aumentando sus importaciones, el resto de países sufre una disminución del petróleo disponible de más de un 15%. Algunos países, como España, se enfrentan a una drástica caída de sus importaciones de petróleo en un 25%. No solo no hemos esquivado la bala del pico de petróleo, sino que nos ha dado de lleno y sangramos profusamente. Nuestro consumo de petróleo ha caído al nivel de 1996. Si nuestro PIB no ha caído tanto se debe a la tremenda deuda que está asumiendo el estado y a la intervención del BCE.

 

Si alguien pensaba que el pico de petróleo pertenecía al futuro, y que cuando llegara los países se repartirían el cada vez menos abundante petróleo, necesita repensárselo. El pico de petróleo ya está aquí para la mayor parte de los países importadores netos de petróleo, que son la gran mayoría de países, y el reparto del petróleo que queda se está haciendo de manera que muchos países están sufriendo un auténtico colapso en la cantidad de petróleo de la que pueden disponer.

 

Hecho: El pico de exportaciones de petróleo ha tenido lugar entre 2005-7, precediendo al pico de producción de petróleo. El efecto para los países que lo están sufriendo es el que se esperaba para después del pico, grave crisis económica y estancamiento o crecimiento negativo.

 

Pico de producción de petróleo en 2014

 

Como hemos visto, la producción de petróleo convencional alcanzó una meseta en mayo de 2005 y desde entonces no ha sido capaz de seguir creciendo. La situación de escasez de petróleo resultante dio lugar a unos altos precios crónicos, brevemente interrumpidos por unos pocos meses durante la crisis de 2008. Los altos precios, incapaces de elevar la producción de petróleo convencional en un mundo donde se agota, dieron como resultado un incremento de la producción de petróleos marginales de los esquistos y arenas bituminosas en Norteamérica. La industria petrolífera norteamericana cantó victoria prematuramente, como hicieron los que creen que hay petróleo en el mundo para décadas, si no siglos. Los petróleos marginales lo son por algo. Las arenas bituminosas canadienses tienen un ERoEI (tasa de retorno energético) extremadamente bajo y requieren de una gran inversión de dinero, infraestructura, energía y mano de obra. Debido a ello la producción es muy lenta de aumentar y de reducir. El producto final es un petróleo muy pesado, a menudo contaminado y poco deseable, que se ha de refinar en refinerías especiales. El petróleo de esquistos o tight oil (de formaciones compactas) requiere de una gran inversión de dinero e infraestructura y abundante agua que se contamina en el proceso. Requiere perforar horizontalmente multitud de perforaciones, cada una de las cuales produce un pequeño flujo de petróleo que decae a una velocidad tremenda. En tan solo dos años las perforaciones de petróleo de esquistos esencialmente han dejado de producir, así que para mantener la producción hay que perforar constantemente un número creciente de pozos. Las formaciones de esquistos petrolíferos, a pesar de ser muy extensas, contienen muy pocas zonas ricas, que es donde se ha comenzado a extraer por ser más rentable (principio de maximalización de la renta). Al desplazarse hacia zonas menos ricas, se incrementa el número de perforaciones que hay que hacer para extraer menos petróleo. El petróleo de esquistos es excesivamente ligero, con una alta proporción de condensados y no tan deseable como el petróleo convencional.

 

Declive global para todos los pozos excavados en el campo petrolífero Bakken antes de 2011. A pesar de haberse perforado 2.700 pozos, en tan solo un año y cuatro meses la producción ha caido un 40%. Fuente: Econbrowser. Datos: Hughes GSR.

 

La realidad de las reservas, ritmo de extracción y velocidad de decaimiento del petróleo de esquisto, han llevado a la IEA, que siempre es optimista en estas cosas, a revisar drásticamente a la baja sus previsiones para la producción de petróleo en los USA. Ahora ya no piensan que vayan a alcanzar la independencia energética, sino que esperan que el petróleo de USA alcance un máximo de producción en 2016, dentro de dos años. Esta previsión está más en línea con lo que muchos expertos pensaban que el pico de petróleo finalmente se produciría en 2017.

 

La IEA en su informe de 2014, antes del desplome de los precios, pronosticaba que el petróleo (C+C) de USA alcanzaría un máximo de producción en 2016. Fuente: Crude Oil Peak.

 

Y si USA está a punto de llegar a un máximo de producción de petroleo, ¿cual es la situación del resto del mundo?

 

Desde comienzos de 2012 la producción de petróleo mundial descontando a USA parece haber entrado en declive. Fuente: Platts (a través de RTEC). Datos: EIA.

 

Sin embargo el panorama mundial ha cambiado con el desplome del precio del petróleo. Ya os he comentado que la situación actual es similar al gran excedente de petróleo (the big oil glut) que tuvo lugar entre 1981-86 en el que la producción de petróleo mundial aumentó justo en un momento en el que la demanda se hundía, provocando un exceso de petróleo en el mercado que hundió los precios. Los altos precios tienen la virtud de incentivar la producción a nivel mundial, mientras que los bajos precios la deprimen. Durante el gran excedente, no solo la OPEP se vio obligada a recortar la producción, sino que ésta también cayó en USA, que no era un productor bisagra, sino un importador neto. La caída del precio fue muy brusca entonces, de $25/b a $10/b en cuatro meses, al igual que ahora, y la caída de la producción tuvo lugar tres meses después de iniciarse la caída de los precios, descendiendo en 800.000 b en poco más de 6 meses.

 

 

La producción de petróleo en USA en función del precio del petróleo (negro). La producción de petróleo en los 48 estados contiguos (gris) sigue una curva de declive (verde) tras haber pasado su pico en 1970. Entre 1984-86 la producción se aparta de la tendencia, pero el hundimiento de los precios (raya discontínua azul) fue seguido pocos meses después por una caída de la producción de vuelta a la tendencia (primera flecha gris). A partir de 2005 los altos precios vuelven a inducir un aumento en la producción de petróleo tanto convencional (rojo oscuro), como de esquisto (incluido en el total gris) por encima de la tendencia. Es de esperar que el nuevo hundimiento de los precios reduzca una vez más la producción. Fuente: Steven Kopits. Datos: EIA

 

En la situación actual cabe esperar un desplome de la producción de petróleo convencional y de esquisto en USA, de la producción del mar del Norte, que es muy madura y por tanto requiere de mayor gasto, y de los yacimientos de Siberia Occidental en las mismas circunstancias. Puede que la OPEP también reduzca su producción aprovechando los bajos precios, por mucho que haya dicho que no lo va a hacer. Todas estas reducciones tendrán lugar a lo largo de 2015, por lo que la producción ese año será con toda probabilidad sensiblemente inferior a la de 2014.

 

Hecho: El desplome de los precios va a provocar una caída de la producción de petróleo mundial.

 

Creo que no puedo expresar con mayor claridad el dramatismo de la situación. Antes del desplome de los precios del petróleo, el mundo se dirigía hacia un pico de petróleo en torno a 2017 debido a un declive generalizado en la producción del petróleo convencional y a los crecientes y excesivos costes de producción. Debido al desplome de los precios la caída de la producción se va a acelerar enormemente, con lo que el mundo se va a encontrar con mucho menos petróleo del que habría tenido de mantenerse los precios. Esta terrible realidad contrasta profundamente con la euforia de los círculos económicos miopes que piensan que los precios reducidos van a impulsar el crecimiento económico y con la tranquilidad de los consumidores que solo ven precios más bajos en el surtidor para llenar sus depósitos.

 

Los bajos precios infunden una falsa sensación de seguridad. Es como cuando el mar se retira inesperadamente en la playa. Nada en nuestra experiencia nos prepara para el tsunami que esta retirada presagia. Un tsunami capaz de destruir nuestras economías y cambiar nuestras vidas.

 

El pico de petróleo de 2014 es con toda probabilidad el pico de Hubbert, el máximo mundial de producción mundial de crudo y condensados. Aunque los precios se recuperen y suban, una vez que la oferta iguale o esté por debajo de la demanda, es altamente improbable que la producción pueda igualar o superar la de 2014. En su contra juegan dos factores muy poderosos.

 

1) Coste creciente del petróleo. Durante la caída de la producción, el recorte se produce en los petróleos más caros, los marginales, los de yacimientos próximos al agotamiento y los de las zonas más caras de explotar. La producción sin embargo continúa e incluso aumenta en los petróleos más baratos, que ganan cuota de mercado a expensas de los más caros. El efecto es que se extrae más deprisa de las reservas más económicas que por consiguiente se agotan más. Cuando la producción empieza a recuperarse, se enfrenta al doble problema de tener que depender todavía más de petróleos marginales caros de lo que dependía antes de la caída y de que los costes de producción del petróleo han seguido aumentando. Muchos productores, inversores y financieros serán reacios a embarcarse a gran escala en la obtención de petróleos marginales que se demostró ruinosa en el anterior ciclo de precios.

 

2) Capacidad decreciente de las economías. Las economías de muchos países resultarán dañadas por la reducción en la disponibilidad de petróleo que provoca el haber pasado el pico de petróleo. Petróleo decreciente implica economías con serios problemas para crecer, independientemente del precio al que esté. La deuda se hace más gravosa, debilitando aún más a esas economías. Cuando finalmente aumente la demanda, hará subir los precios del petróleo todavía más que en el ciclo anterior, pero las economías debilitadas no podrán permitirse pagar lo que sí podían unos años antes. En consecuencia la demanda volverá a caer antes de que la producción haya superado el pico del 2014.

 

Este fenómeno es lo que Nate Hagens denominó el acordeón del petróleo en "The Oil Drum" en octubre de 2009.

Ahora la economía se puede permitir $100, y las compañías requieren $60.

En el futuro la economía podrá permitirse $90 y las compañías requerirán $70

Después $85 vs. $80 etc.

Esta inversión (que las compañías requieran más de lo que las economías puedan pagar) puede no estar muy lejos.

Conclusión: Hemos llegado al pico del petróleo

 

La fuerza irresistible era nuestra demanda siempre creciente de petróleo. Los economistas, cual astutos vendedores de lanzas, defendían su irresistibilidad diciendo que si se dejaba a las compañías petrolíferas, la dinámica de precios del mercado y el avance tecnológico harían que nos proporcionaran el petróleo necesario durante siglos.

 

El objeto inamovible son los límites de nuestro planeta que hacen que gran parte de las reservas estén fuera de nuestro alcance y que determinan un límite a lo que se puede extraer, aunque no lo veamos.

 

En el choque resultante la fuerza irresistible ha resultado no serlo. Nuestro crecimiento ha chocado contra los límites al crecimiento y se ha parado en seco. Bienvenidos al mundo tras el pico de petróleo. Las consecuencias las iremos viendo en artículos sucesivos.

  1. en respuesta a Akrobata
    #14
    24/12/14 18:53

    En efecto, si compras a través de B.V. es para comprar grandes cantidades de metales que quedan almacenados en las cámaras acorazadas que la plataforma te ofrece; sea Londres, Nueva York, Zurich o Singapur. Siempre habrá gente que no confíe en B.V. o Goldmoney... Aunque sus gestores sean unos goldbugs redomados. Pero tener el oro en casa también tiene sus riesgos, ¿no? En cualquier caso, la compra de plata a través de esas gestoras está bien porque no te cobran el IVA.

    Si quieres comprar físico para guardarlo en tu casa, Llinares podría darte consejos mucho mejor que los míos. Eso seguro. Es un especialista en tema. El metal físico en España se lo compro a "OroExpress". Funcionan muy bien. Vas a su página web, haces el pedido y te llaman por teléfono para confirmar el precio de compra; luego les haces la transferencia bancaria y al cabo de un par de días recibes el pedido en tu casa a través de una empresa de mensajería. No hay más, es bastante sencillo. Ya sabes que el oro no paga IVA (pues es dinero). Hace poco les compré varias monedas de media onza de oro de la Filarmónica de Viena. En su página también puedes ver el precio de recompra en el supuesto que quieras desprenderte de él. Respecto a la plata son un poco "careros". Aunque tampoco importa demasiado hoy en día, vistos los precios actuales.

    También puedes comprar el metal en "Coininvestdirect". Funcionan del mismo modo. Sólo que el metal te llegará desde Alemania. Lástima que los teutones le hayan subido el IVA de la plata del 7 al 21% desde hace 1 años. Pero esto es lo que hay...

    Un abrazo amigo!!

  2. en respuesta a Claudio Vargas
    #13
    24/12/14 17:47

    Hola Claudio,

    ¿Puedo saber donde compras las monedas de oro? Conozco Bullion Vault pero, si no me equivoco, te cobran una comisión del 7% para enviarte el oro a casa, y estaba pensando comprar oro directamente.

    Gracias!

  3. en respuesta a Claudio Vargas
    #12
    18/12/14 11:40

    A perro flaco, todo son pulgas, Claudio.

    El problema del exceso de deuda y del exceso de dinero, que están relacionados, viene justo detrás del problema del defecto de petróleo en cuanto a su capacidad de hacernos daño. Me preocupan menos porque a priori con los temas de dinero sí que existen soluciones mágicas y cuando las cosas se pongan suficientemente feas ya asumirán los acreedores que no van a recuperar lo prestado. Aún así, cuando las cosas se pongan feas no sé como se va a poder evitar una huida del dinero hacia activos tangibles seguida de una pérdida total del valor del dinero fiat, en eso también estamos de acuerdo.

    Un abrazo.

  4. #11
    17/12/14 16:07

    Otro artículo muy bueno, Know.

    Y gracias por citarme... Je je. Bueno, debo de ser de los únicos que están totalmente de acuerdo contigo en todo o casi todo. Pero es que compartimos el mismo punto de vista. Si la economía mundial fuera un paciente, yo diría que le está dando una arritmia. Y más que tendrá. Lo más probable es que en los años venideros entremos en una dinámica infernal de precios muy altos seguidos de periodos de precios extremadamente bajos. Durante ese proceso la producción de crudo caerá y caerá hasta que se líe una "muy gorda". Lo cual es gracioso en cierto sentido, porque los historiadores que todavía se preguntan sobre las circunstancias que provocaron la caída del Imperio Romano de Occidente, sólo tienen que fijarse en la situación macroeconómica y energética mundiales para encontrar esas causas (salvando todas las distancias, claro está, porque en Roma el problema estuvo relacionado con el peak de la agricultura).

    Así que ya ves, el peak oil ya está aquí; y con él, aparecerán varios "peaks" más. Entre los cuáles, sin ninguna duda, está el peak de la deuda y el peak de la población que este planeta puede soportar cuando los recursos naturales se agotan; sean de crudo convencional, minerales, de los acuíferos y demás.

    Ahora todo el mundo habla de Rusia... Y en efecto tienen problemas. Pero es que hablar de los demás siempre es muy conveniente cuando en casa tienes problemas parecidos. La caída de la producción que ya se está produciendo y que se alargará durante el próximo año, se compensará con más QE. Eso creo que está descontado... El problema de los QE, sin embargo, es que distribuye muy mal la riqueza y deprime el consumo de las clases medias. Desde un punto de vista medioambiental, eso no está tan mal porque nos ayudaría a gestionar esos recursos naturales que menguan a toda velocidad. Pero francamente, no creo que la gente esté preparada para vivir como lo hacían nuestros abuelos o bisabuelos. Y luego nos queda el tema de la deuda, claro. Los QE tienen el "inconveniente" de que añaden más deuda; una deuda que jamás podrá pagarse con el exiguo crecimiento económico que nos espera.

    Lo más probable es que el mundo se suma en la estanflación. Como los romanos y que el dinero tienda a su valor real: cero. Parece que los japos están exaustos. Se supone que el BCE tomará el relevo de los QE -si los alemanes les dejan...-; y si no lo hacen ellos, sin duda, lo hará el próximo gobierno republicano en Estados Unidos.

    Menudo follón, ¿no? Recientemente he comprado más moneditas de oro. Está barato, aunque pueda caer más. Eso da igual. El poder de compra de todas las divisas seguirá cayendo. Es algo que la gente tiene que entender!!!

    Un abrazo amigo!!

  5. en respuesta a Demián Mk
    #10
    17/12/14 15:44

    Hola Demián,

    Claro Gail es una referencia desde hace muchos años. A mí me ha abierto los ojos a algunos aspectos, y rara vez estoy en desacuerdo con lo que dice. Uno de los pocos desacuerdos es que ella ve que los precios del petróleo solo pueden ir hacia abajo debido al problema de la deuda, las posibles quiebras y la casi segura deflación.
    http://ourfiniteworld.com/2014/11/05/oil-price-slide-no-good-way-out/
    Ver el apartado Can oil prices bounce back?

    Yo soy de la opinión de que el post-pico va a traer una gran inestabilidad de precios al hacer muy frecuentes los desequilibrios entre oferta y demanda. No descarto en absoluto que en un año o dos los precios vuelvan a estar por encima de $100/b. Es más me extrañaría que los precios se mantuvieran por debajo de $65/b mucho más de unos pocos meses.

    Un saludo

  6. #9
    17/12/14 03:36

    El resumen visual de artículo, el cual está más que claro, es una gráfica que desde hace varios meses viene utilizando Gail Tverberg en su págna Our Finite World
    Donde el descenso de la meseta del petróleo arrastra en una brusca caída a todas las fuentes de energías, comenzando desde 2015.
    https://gailtheactuary.files.wordpress.com/2014/01/tverberg-estimate-of-future-energy-production.png
    Para acercar la lupa de lo que publicaste, iría al último artículo de Gail (traducido en Crisis Energética):
    "Diez motivos por los que un gran descenso del precio del crudo es un problema"
    http://www.crisisenergetica.org/article.php?story=20141208133744418

  7. en respuesta a Knownuthing
  8. en respuesta a mancodelepanto
    #7
    16/12/14 21:29

    Sí, es muy buen artículo, mancodelepanto.

    Todo guarda relación en la macroeconomía. Se llevan tomando medidas desesperadas (atípicas) ya seis años y nada funciona por la falta de petróleo en el mundo. La economía no puede recuperarse sin cantidades crecientes de petróleo a bajo precio. El problema es que estas medidas sostienen el presente a costa de empeorar un futuro que se acerca a gran velocidad.

    Las masas van a ser desposeídas de todo lo que tienen para sostener el tinglado. La noticia de la abolición de Dodd-Frank casa bien con las noticias de que los depositantes de los bancos van a ser considerados acreedores según acuerdo del G20 , como ocurrió en Chipre, lo que significa que su dinero en el banco pasa a ser garantía de que otras instituciones financieras cobrarán cuando el banco falle.
    http://ellenbrown.com/2014/12/01/new-rules-cyprus-style-bail-ins-to-hit-deposits-and-pensions/

    No entiendo porqué nadie va a querer tener su dinero en un banco.

    Un saludo

  9. en respuesta a Parlotides
    #6
    16/12/14 21:01

    Hola Parlotides! Lo mismo digo.

    Pienso como tú, y de hecho todo el follón del shale oil americano apesta a intervención. Las declaraciones de algunos de los principales protagonistas dan que pensar. Parece que todo el mundo sabía que las cuentas no salían pero de alguna manera decidieron ir todos adelante e invertir el 20% de la inversión en capital fijo de todo el país en ese tema. Casi ná. Han conseguido retrasar el pico de petróleo 10 años y darles en las narices a todos los que cantaron pico después de 2005. A qué coste pronto lo veremos. Mucha gente piensa que la principal diferencia entre la situación económica de los USA frente a EU y Japón ha sido la inversión en fracking y ahora se les viene abajo.

    Un saludo

  10. #5
    16/12/14 20:59

    Grande Know,

    me voy a tener que poner en serio, sino no me da tiempo a leerlo todo.

    Hoy me he enterado, de que el lobby bancario americano, se está dando prisa en presionar para abolir la ley Dodd-Frank, para conseguir especular con el dinero de los clientes.

    (Lo he leído en un buen artículo de alguien que postea artículos en Rankia, http://www.antonioiruzubieta.com/maquinacion-bangsters-rublo-venezuela-dow-jones-ibex-35/)

    ¿Podría guardar relación esta presión con las quiebras que veremos próximamente?
    Lo digo porque como mencionas en el artículo, la burbuja está estallando. Se habla desde 550mM$ a 1B.

    Un placer leerte,

    saludos!

  11. #4
    16/12/14 19:12

    Gracias Knownuthing.

    Menos al que, Rajoy dixit, la mayor parte de la crisis ya es historia... si no estaría muy preocupado de cara al 2015. No, en serio: el panorama para el próximo año y siguientes acojona de verdad!

    En fin, como no hay peor ciego que el que no quiere ver, muchísimas gracias por la entrada.

    Saludos cordiales.

  12. en respuesta a Knownuthing
    #3
    16/12/14 17:14

    Saludos amigo:

    Sé prudente, comparto contigo el análisis pero como ya hemos comentado en el pasado "en otro timepo y lugar" la variable que nos suele romper los esquemas es el tiempo, no creo que exista fuerza capaz de cambiar lo que viene, pero si de retardarlo o hacelerarlo, es decir el "TIMING".

    No puedo evitar pensar que encima de muchos despachos hay estudios como el tuyo (BCE,IAE,FED,etc,etc...)y la tentación de intentar pasar el "brown" al que venga después y ahorrarse películas a lo MADMAX ha de ser casi insoportable.

    Muy atentamente:

    p.s. me ha reconfortado volverte a ver en la barricada.

  13. en respuesta a Amparo Sisternes
    #2
    16/12/14 13:24

    Gracias Amparo,

    Ojo con lo que todo el mundo espera, que rara vez se cumple. También se esperaba que el petróleo a $100/b había llegado para quedarse. Mi intuición me dice que la producción va a caer mucho más de lo esperado en 2015. No hay que descartar comodines como que algún país salte por los aires afectando a su producción. El efecto sobre el precio sería instantáneo vía especulación.

    Las dinámicas de coste de producción, producción, crecimiento económico y demanda no auguran nada bueno para el futuro de todos. Los bajos precios son insostenibles más allá de unos meses o un par de años a lo sumo. El verdadero problema es que nuestro estilo de vida es igualmente insostenible a un plazo no mucho más largo.

    Un saludo

  14. #1
    16/12/14 08:48

    Excelente artículo! Coincido con tu opinión, con una sobreoferta de petróleo y unas expectativas de demanda recortadas para el próximo año, no es nada raro ver estos precios en la materia prima. La gran incertidumbre es el rumbo que tomará el petróleo en 2015. Saludos,

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar