¿ETFs de acumulación o distribución? ¿cómo diferenciarlos?

¿ETFs de acumulación o distribución? ¿cómo diferenciarlos?

Los Exchange Traded Funds (ETF) son instrumentos financieros que podríamos considerar un híbrido entre las acciones cotizadas y los fondos de inversión y que tienen como finalidad normalmente replicar un índice. Se trata de una cesta de acciones de distintas compañías, commodities, bonos, o una mezcla de ellos, que cotizan en el mercado, por lo que también se les conoce como fondos cotizados. Los ETFs son valores negociables que tienen asociado un precio en el mercado, lo que facilita su compra y venta en cualquier momento del día; no como en los fondos de inversión en los que hay que esperar al final del día para conocer su valor liquidativo.

Como hemos comentado, un ETF puede estar compuesto por acciones de compañías cotizadas. Estas compañías en las que invierte el ETF, como suele ser habitual, reparten dividendos entre sus accionistas. En este artículo vamos a explicar cuáles son los tipos de ETF que existen según el tratamiento que reciben los dividendos que perciben de las compañías en las que invierten.

ETFs de Acumulación

Los ETF de acumulación se caracterizan por reinvertir los dividendos cobrados por parte de las empresas en las que invierte, sin repartirlos entre los distintos partícipes del ETF. Esos dividendos se reinvierten de manera proporcional entre toda la cesta de activos. Por tanto, el patrimonio del ETF aumentará en el importe de los dividendos recibidos, aumentando de esa forma el valor de las posiciones de los partícipes del ETF.

ETFs de Distribución

Los ETF de distribución se caracterizan por repartir periódicamente, normalmente trimestralmente, los dividendos cobrados por parte de las empresas en las que invierte. De esta forma los participes, reciben una renta, igual que si percibieran los dividendos de una compañía directamente. La cantidad percibida como dividendos por parte del partícipe será proporcional al número de participaciones.

¿Cómo saber de qué tipo es un ETF?

Lo más sencillo para saber si estamos ante un ETF de acumulación o de distribución es fijarse en el diminutivo que hay en el nombre. Si nos fijamos en el nombre del ETF, en muchas ocasiones ponemos encontrar con diminutivos como "(Acc)", que significa que el ETF es de acumulación y "(Dist)" que significa que el ETF es de distribución.

Fuente: Degiro

Si queremos saber si estamos ante un ETF de distribución o de acumulación y no tenemos el diminutivo en el nombre, como es el caso de Vanguard S&P500 UCITS ETF, lo que tenemos que hacer es acudir a su folleto informativo (KIID), que es el documento donde se encuentran los datos esenciales en relación con el ETF en cuestión. Para ello cogemos el nombre del ETF si lo tenemos y buscamos el folleto en la web de la gestora, o más fácil, podemos introducir el "ISIN + folleto" directamente en el buscador y localizar el documento pdf. El resultado es el siguiente:

El ETF en cuestión es de distribución y que en general, reparte los dividendos de forma trimestral

¿Comprar un ETF de acumulación o uno de distribución?

A la hora de elegir qué tipo de ETF se ajusta más a tus necesidades, deberíamos valorar algunos de los factores que comentaremos a continuación.

Objetivo de la inversión

Si tu objetivo de inversión es ir creando "una bola de nieve", es decir, ir aumentando tu capital para cada vez aprovecharte más de la magia del interés compuesto, lo más recomendable sería que utilizaras un ETF de acumulación. Por otro lado, si tu objetivo es ir obteniendo una serie de rentas de tus inversiones para hacer frente a tus gastos cotidianos, lo que más te conviene es un ETF de distribución.

Costes de Transacción

A la hora de querer reinvertir los dividendos en los ETF de distribución puede que tengamos que pagar unos costes de transacción, los cuales no existen en los ETF de acumulación, ya que los dividendos se reinvierten automaticamente sin ningún coste.

Todo lo necesario para aprender qué son y cómo invertir en ETFs en un PDF y de forma gratuita.

 

Fiscalidad

En el caso que elijamos un ETF de distribución, cada vez que se repartan dividendos, estos deberán tributar como rendimientos del capital mobiliario, a un tipo del 19% para una base de 6.000,00 euros; al 21% para la base comprendida entre 6.000,01 euros y 50.000,00 euros; y al tipo del 23% para el importe de la base que exceda de 50.000,00 euros. El importe pagado en impuestos cada año dejará de reinvertirse. Ahí es donde aparece una de las ventajas de los ETF de acumulación, ya que su utilización permite un diferimiento en el pago de impuestos por esos dividendos. De esta forma podemos seguir haciendo cada vez más grande nuestro capital e ir obteniendo cada vez mayores plusvalías hasta el momento que decidamos vender las participaciones, aprovechándonos del interés compuesto. 

Una estrategia que se puede utilizar es la de "dividendos hechos en casa". Al ser los ETFs en general un instrumento financiero muy líquido, podemos utilizar un ETF de acumulación para que se vayan reinvirtiendo los dividendos, y en el momento en el que nos surja la necesidad de disponer de parte del capital se puede vender parte de la posición en el ETF. De esta forma seremos nosotros los que decidamos la cantidad que queramos ir sacando periódicamente y no dependamos de la cantidad de los dividendos repartidos.

Disponibilidad de los ETF

No siempre vamos a encontrar la versión de acumulación o de distribución del ETF que queramos comprar. Por eso, a la hora de escoger un ETF es importante que primero decidamos si buscamos un ETF de acumulación o de distribución, lo que estrechará nuestro abanico de posibilidades y nos permitirá elegir uno que se adapte mejor a nuestros objetivos de inversión.

Listado ETFs de acumulación y de distribución

Finalmente, mostramos ejemplos de algunos ETFs de ambas clases:

Índice ETF Acumulación ETF Distribución

iShares Core MSCI World UCITS ETF USD

IE00B4L5Y983 IE00BKBF6H24 (Hedged)
iShares Core S&P 500 UCITS ETF USD (EUR) IE00B5BMR087 IE0031442068
iShares MSCI Emerging Markets UCITS ETF IE00B4L5YC18 IE00B0M63177
iShares Core MSCI Europe UCITS ETF EUR IE00B4K48X80 IE00B1YZSC51
Global X Telemedicine & Digital Health UCITS ETF IE00BLR6QB00 IE00BLR6QB00
Global X Video Games & Esports UCITS ETF IE00BLR6Q544 IE00BLR6Q544

 

  1. #5
    29/10/20 16:39
    Antes de nada, muchas gracias por el artículo.
    Yo estoy invertido en el iShares Core S&P 500 UCITS ETF USD (EUR) | IE00B5BMR087, de Acumulación, y me gustaría conocer cómo se produce ese efecto acumulativo, es decir, ¿con qué frecuencia los rendimientos de los dividendos se incorporan al valor y saber si lo que hace es aumentar el nº de acciones o es el valor de la cotización el que aumenta? 
    Gracias de antemano.
  2. #4
    03/05/20 20:53
    Muchas gracias me ha sido de gran ayuda este articulo!
  3. #3
    06/03/20 18:49

    Hola! Gran artículo!! Sabes sobre algunos ETF acumulativos para Bonos?

  4. en respuesta a Pepeca52
    -
    #2
    23/08/19 08:34

    Ya está modificado el error, gracias por avisar!

  5. #1
    23/08/19 07:43

    Sí, disculpa, pero los tres primeros que has puesto en el listado no son ETFs.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar