Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Qué son las retrocesiones de fondos y cuál será su futuro después de MiFID II

Albert Ricart nos explica que las retrocesiones son una parte de la comisión de gestión de un fondo de inversión, la cual es destinada al comercializador. Es por tanto, una cantidad que la gestora del fondo paga al distribuidor. Este último, a su vez, la distribuye a los diferentes elementos del mercado, como son las entidades financieras, sociedades de valores, agentes financieros, EAFIs, etc. 

En España existen varias plataformas que actúan de intermediarias entre las gestoras de fondos y el inversor. Entre las principales tenemos a Tressis, AndBank, Selftrade, Costal Consor o AllFunds. Como dato, saber que AllFunds concentra casi toda la cuota de mercado, y es propiedad de Banco Santander y Banco Intesa San Paolo.

Pongamos un ejemplo. AllFunds pone en contacto a un inversor con una gestora internacional, por ejempo Robeco. Robeco remunera esta labor de AllFunds de intermediación en forma de retrocesión. 

 

Retrocesiones en fondos de fondos

Las retrocesiones son muy habituales en fondos de fondos. En estos casos, la gestora de un fondo le hace un descuento a la gestora del otro fondo por invertir está última en el fondo de la primera.   

En palabras de Fernando Luque, de Morningstar:

Si un fondo invierte en otros fondos, el fondo en el que invierte le retrocede la comisión de gestión que debería ir a parar al ahorrador y no a la gestora. En algunos fondos extranjeros hay comisiones de gestión y comisiones de distribución, como por ejemplo, en algunos fondos de Templeton. Estas comisiones se retroceden al distribuidor.

Retrocesiones: ¿práctica ética?

El debate en torno a esta cuestión se centra en el hecho de que la mayoría de los inversores ignoran que están soportando este coste, y eso se debe a una falta de transpariencia más que criticable. Las retrocesiones suponen unos ingresos de cerca de dos millones de euros al año para la banca, por los fondos que comercializan.

Además de la cuestionable transparencia, las retrocesiones tienen otro efecto perjudicial para el inversor. Se crea un conflicto de intereses, debido a que las entidades financieras y asesores van a intentar colocar los productos de las gestoras que más retrocesiones paguen, y no los que más convengan al cliente. 
 

Expertos en el tema señalan que constituye una práctica de mercado legítima, pero solo cuando el importe retrocedido se abone al fondo y se aminoren los costes de inversión.

MiFID II: ¿el fin de las retrocesiones?

España es de los pocos países en los que está práctica sigue siendo posible. En otros países europeos (Reino Unido, Holanda o Suiza) está totalmente prohibida.

La normativa MiFID II, que se pondrá en marcha en 2017, tiene como objetivo mejorar la seguridad en los mercados financieros e incrementar la transparencia. De allí que uno de sus puntos principales sea acabar con las retrocesiones, con la intención de fomentar el asesoramiento independiente.

La entrada de esta directiva supone distinguir entre un Asesoramiento Financiero INDEPENDIENTE O NO INDEPENDIENTE. Si la empresa se define como independiente, tendrá totalmente prohibido el cobro de retrocesiones. Como reza el Art. 24 de la Directiva:

Cuando informe al cliente de que el asesoramiento en materia de inversión se presta de forma independiente, la
empresa de servicios de inversión (...) no aceptará y retendrá honorarios, comisiones u otros beneficios monetarios o no monetarios abonados o proporcionados por un tercero o por una persona que actúe por cuenta de un tercero en relación con la prestación del servicio a los clientes. 
Sin embargo si se definen como no independientes, sí que se podrán utilizar las retrocesiones,  pero siempre y cuando se haga con una total transparencia explicándose al cliente. Alt Capital, Ética Patrimonios y Tressis, se han pronunciado en relación a este tema. En palabras de José Manuel, de Alt Capital:
Así, el cliente o inversor deberá escoger entre un modelo u otro, decisión que conllevará el cobro directo al inversor o el cobro de retrocesiones por parte de la entidad de servicios financieros.
Fernando Ibáñez, de Ética Patrimonios, opina que:
Se distingue entre independientes y no independientes en función del cobro o no de retrocesiones. En el asesoramiento independiente existirá un cobro directo al cliente, algo a lo que en España no estamos acostumbrados. Ser independiente no es suficiente para saber si el asesor es el idóneo.
 
Una posible consecuencia positiva puede ser el hecho de que se produzca una bajada de comisiones en los fondos de inversión, debido al hecho de que el inversor sabrá exactamente lo que paga y cómo se reparte ese dinero entre los intervinientes. 
 
Hay que tener en cuenta que los ETFs están creciendo cada vez más, sobre todo en mercados eficientes como el americano.
 
Por otro lado, es de destacar, la fiscalidad de los fondos de inversión que permite el diferimiento de los impuestos hasta el momento del reembolso del capital invertido en estos vehículos de inversión. ¿Seguirá esta ventaja fiscal en el futuro?
 
Albert Ricart, nos ha hablado sobre las retrocesiones y cómo va a afectar la entrada de la MiFID II.
 

¿Qué pasará después de MiFID II?

 

  1. #1

    Geronicbox

    Buenas tardes.

    Perdón si estoy preguntando algo muy básico.

    Si una comercializadora no independiente, por ejemplo cualquier oficina bancaria de toda la vida, comercializa fondos Robeco, Vanguard,.... estará siendo retribuida por Robeco, Vanguard... en forma de retrocesiones, pero entonces el cliente minorista que suscribe ese fondo que otras comisiones le tiene que pagar a la entidad comercializadora?

    Muchas gracias
    Saludos



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar