Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1

robeco

Los problemas que acecharon en 2012 se han contenido en su mayor parte, por ahora. Una recesión global es menos probable, pero el panorama macroeconómico todavía es mediocre, por lo que el crédito, la alta rentabilidad y la deuda emergente son los activos preferidos.
 

Resumen

  • Los problemas que acecharon en 2012 se han ido dominando en gran parte, al menos por el momento.
  • La perspectiva macroeconómica es mediocre, pero el riesgo de recesión global es menor.
  • Los créditos, la alta rentabilidad y la deuda emergente son preferibles a la deuda pública.
  • En renta variable, las regiones preferidas son Norteamérica y los mercados emergentes.
  • La elevada valoración limita las perspectivas del sector inmobiliario, que de otra forma serían atractivas.
 
A principios de 2013, el panorama general de inversión ha cambiado ligeramente. “Diversos problemas que marcaron el 2012 ya no son tan apremiantes, al menos por el momento”, observa el Estratega Jefe Ronald Doeswijk. 
 
¿Por qué? En primer lugar, Japón y Estados Unidos han evitado sus respectivos precipicios fiscales, aunque este último país lo ha hecho solo de manera temporal. Aun así, probablemente se alcance alguna solución de mutuo acuerdo en Estados Unidos. Mientras tanto, en Japón el nuevo primer ministro, Shinzo Abe, ha iniciado lo que Doeswijk denomina una “revolución política”; y lo que es más importante, está ejerciendo mayor presión sobre el Banco de Japón para que flexibilice su política.

 
En segundo lugar, la calma ha vuelto a la Eurozona, aunque solo sea de modo temporal. “Los responsables políticos han hecho lo que han podido para aplazar decisiones importantes hasta después de las elecciones alemanas, en otoño”, afirma Doeswijk. El riesgo de que Grecia salga del euro ha descendido notablemente. Una victoria de centro-izquierda en las elecciones italianas del próximo mes parece probable, lo que apunta a la continuidad de las políticas de austeridad de Mario Monti. E incluso si la crisis se reavivara, el BCE todavía se guarda un poderoso as en la manga: su programa de transacciones monetarias directas (OMT).
 

"La probabilidad de recesión global ha disminuido"

En tercer lugar, se han producido algunas noticias positivas en el frente macroeconómico. La economía china repunta. En Estados Unidos, la reciente e inesperada debilidad del índice PMI manufacturero demostró ser un fenómeno temporal. El mercado inmobiliario continúa recuperándose. “La tendencia subyacente de crecimiento económico en Estados Unidos es moderadamente positiva”, afirma Doeswijk. 
 
En conjunto, estos tres factores tienen un peso considerable. “Gracias al creciente optimismo sobre el crecimiento de China y de Estados Unidos, a las menores tensiones –al menos temporalmente– en la Eurozona y a la revolución política de Japón, la probabilidad de recesión global ha disminuido”, afirma. “Como resultado, esperamos menos nerviosismo entre los partícipes del mercado”. 
 
Más concretamente, el equipo Financial Markets Research cree que la probabilidad de recesión global es tan solo del 15% (anteriormente alcanzó el 25%). Al mismo tiempo, el escenario base del que parte el equipo, de crecimiento por debajo de la tendencia, parece inamovible pues el equipo le da una probabilidad del 70%. 
 

Continúa habiendo nubes en el horizonte 

Sin duda, son buenas noticias, pero no todo es color de rosa. Después de todo, las perspectivas para la economía mundial no pasan de ser mediocres. “Nuestro escenario base es que la economía mundial seguirá manteniéndose para salir del paso”, afirma Doeswijk. 
 
Continúa habiendo grandes preocupaciones; la principal es que las tensiones en Oriente Medio siguen siendo elevadas. No ha surgido una solución permanente y creíble para la crisis de deuda de la Eurozona, mientras que la recesión va ganando terreno en la región. El precipicio fiscal estadounidense solo se ha evitado por un tiempo. Y un resultado negativo en las elecciones italianas de febrero podría dar la vuelta a muchas conjeturas complacientes. 
 

Cifras de la situación macroeconómica mundial 

situacion macroeconomica
 
Aun así, es justo concluir que el panorama macroeconómico mejora, en general. Pero, ¿cómo se traduce ese panorama –donde la economía global lenta y pesada se contrarresta por bancos centrales sumamente acomodaticios y por la mejora de la mayoría de los problemas que han acechado a los mercados financieros en los últimos años– en el posicionamiento de asignación de activos? 
 

Créditos y alta rentabilidad salen favorecidos… 

Ciertamente, eso no quiere decir que la perspectiva para el rendimiento de los activos haya cambiado radicalmente. En el escenario macroeconómico para salir del paso que se nos presenta, el equipo Financial Markets Research mantiene su opinión positiva sobre bonos corporativos, créditos de grado de inversión y bonos de alta rentabilidad. 
 
¿Por qué razón? Es cierto que las rentabilidades actuales son bajas, pero los diferenciales todavía pueden considerarse normales. “Por tanto, los diferenciales podrían seguir disminuyendo, dado que las empresas mantienen la prudencia en cuanto al gasto de capital, se están beneficiando de fuertes flujos de efectivo y cuentan con balances saludables”, explica Doeswijk. 
 

al igual que la deuda de los mercados emergentes 

La deuda de los mercados emergentes continúa siendo atractiva. La afluencia de efectivo en la clase de activo continuará, gracias a las rentabilidades relativamente elevadas y a los saludables fundamentales económicos de la región. “El balance externo de los mercados emergentes frente al resto del mundo continúa siendo positivo, mientras que los índices de deuda pública de la región son estables, por lo general”, afirma Doeswijk. 
 

Pesimistas en bonos del Estado 

Los tres tipos de bonos, añade, podrían superar a los bonos públicos del mercado desarrollado. El equipo basa su posición negativa para los títulos soberanos en la perspectiva moderada para la economía global, y en la pequeña posibilidad de que la inflación se manifieste a corto plazo. Aun así, no parece probable una liquidación espectacular de bonos del Estado, y los tipos de interés van a mantenerse cerca de sus mínimos históricos. 
 

"Nuestro escenario base continúa siendo el de una economía mundial para salir del paso" 

Posición neutral en renta variable 

En renta variable, Doeswijk y sus colegas mantienen una posición neutral. Como aspecto positivo, se ha evitado el precipicio fiscal estadounidense –por ahora– y continúa habiendo amplia liquidez en los mercados, lo que debería mantener la búsqueda de rentabilidad. Ese proceso debería beneficiar a la renta variable. 
 
Como aspecto negativo, el aumento de beneficios parece limitarse a unos cuantos puntos porcentuales. “No es probable una mayor expansión de los márgenes”, afirma Doeswijk. Además, la valoración se encuentra en niveles normales desde el punto de vista histórico. Dada esta situación de pros y contras, un enfoque prudente queda justificado. 
 

En renta variable, las regiones preferidas son Norteamérica y los mercados emergentes 

En renta variable, Norteamérica y los mercados emergentes son las regiones favoritas del equipo. “El menor desempleo y los mayores ingresos, junto con la mejora del mercado inmobiliario, han resultado en una recuperación económica autosostenible en Estados Unidos”, afirma Doeswijk. Sin duda, la región no está libre de problemas: continúa la incertidumbre acerca de los recortes presupuestarios y el techo de deuda, pero lo más seguro es que Estados Unidos mantenga su tasa de crecimiento del 2%. En suma, el riesgo a la baja es limitado, en comparación con otras regiones. 
 
La preferencia del equipo por los mercados emergentes se basa, principalmente, en una leve aceleración del crecimiento económico, combinada con un bajo riesgo de inflación. La valoración es un pequeño punto a favor. 
 

Renta variable de Europa y Pacífico todavía poco atractiva 

Doeswijk mantiene una opinión “algo negativa” sobre Europa, debido al riesgo de decepciones en el terreno económico. “La región se caracteriza por un enorme número de revisiones de beneficios a la baja”, observa. 
 
Por el momento, el equipo mantiene su opinión negativa sobre la región del Pacífico. La perspectiva para la región ha mejorado con la mayor presión sobre el Banco de Japón para insuflar la economía del país, mientras que la debilidad del yen debería favorecer las exportaciones. Pero eso no basta para motivar una opinión más positiva.
“El rendimiento superior que ha experimentado recientemente podría acabar siendo otro acelerón de corto plazo, pues la economía continúa siendo débil”, afirma Doeswijk. 
 

El mercado inmobiliario se mantiene neutral debido a la valoración poco atractiva 

La perspectiva para las empresas del sector inmobiliario que cotizan –fue la clase de activo que mejor rindió el año pasado, con una rentabilidad del 22%– es neutral. A primera vista, esta clase de activo tiene mucho que decir. El crecimiento de beneficios es estable cuando se compara con el de la renta variable. Los niveles de desocupación están descendiendo, y los grandes partícipes deberían seguir disfrutando de menores costes de refinanciación. La expansión monetaria ha incrementado la demanda de bienes inmuebles, debido a su aparente protección contra la inflación. Y la clase de activo debería beneficiarse de la búsqueda de alternativas a los bonos del Estado de baja rentabilidad. 
 
Si esos fueran los únicos factores en juego, observa Doeswijk, el sector inmobiliario estaría por encima de la renta variable. Pero no lo está. La valoración es poco atractiva, por lo que el equipo iguala el sector inmobiliario con la renta variable. 
 

Neutralidad en materias primas 

El equipo mantiene una postura neutral con respecto a las materias primas, pues espera que el petróleo presente una tendencia lateral. El impacto positivo sobre el precio del petróleo debido a la creciente demanda de China y a las tensiones en Oriente Medio podría contrarrestarse por la caída de la demanda en Europa y por el débil crecimiento económico a nivel mundial. 
 
Los precios de los metales industriales parecen estar repuntando debido a la aceleración del crecimiento económico en China, pero el país cuenta con grandes existencias de cobre, su metal más importante. “Dudamos de que el repunte adquiera demasiado impulso”, afirma Doeswijk.
  1. #1
    Franz


    El estratega jefe de Robeco, Ronald Doeswijk deshace un amplio y a la vez informe el cual lo voy a reducir al máximo; comenta los graves problemas que les rondaban en 2012 y han sido en gran medida contenidos, al menos por ahora. Y sigue que este año las probabilidades son pequeñas, pero el panorama macro-económico sigue siendo mediocre por los que sus activos preferidos son el crédito, high yield y los mercados de deuda emergente y no se olvida la renta variable.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar