Draghi es Aquiles por Alex Fusté

Alex Fusté, este economista que va adquiriendo cada vez más popularidad ya que combina la macro con recomendaciones financieras ha publicado el siguiente post, que reproducimos por su interés. 

Alex Fusté
Alex Fusté

Supongo que ya sabían que Súper Mario, con su tenaz burlona expresión de oficiosidad, está desembarcando en su Normandía particular con sus nuevos y flamantes €60bn mensuales para “caer” encima de la deuda de soberanos y otros bonos.

De lo que no estoy tan seguro es de que hayan considerado los siguientes datos (perdonen mi inmodestia):

1.       La cantidad de dinero creado (y utilizado en la compra de bonos) equivaldrá al 250% de la emisión neta de bonos de “todos” los gobiernos de la eurozona en ese periodo (por eso me rio cuando desde el ECB se sugiere que la medida no afectará los precios de mercado ni supondrá una financiación de los países).

2.       Kaletsky escribía hoy un artículo afirmando que “el programa de Dragui es tres veces mayor en relación al programa de compra de bonos de la Fed” (supongo que medido por emisión neta, etc.…)

3.       … el doble del tamaño del QE en Reino Unido…

4.       … e incluso 1.5 veces mayor al programa del Banco de Japón.

Si a ello le suman el factor amplificador del audaz experimento de poner los tipos de depósito en negativo (algo que nunca ningún gran banco central había hecho hasta la fecha), pues ya tenemos a nuestro Aquiles de la economía para los futuros textos.

Para que todos sepamos de lo que estamos hablando, voy a ser claro y cristalino:

1.       Hoy, el BCE está subscribiendo (financiando) todas la nuevas emisiones de los gobiernos de la eurozona (excepto Grecia)… y por tanto financiando los déficits.

2.       … y monetizando una buena porción del stock vivo de deuda.

3.       El BCE está garantizando que las TIRs a largo plazo de “todos” los gobiernos seguirán cayendo de forma importante y convergirán a cero (sí, 0%). No sé que podrían estar pensando algunos colegas en la institución mientras deciden esperar.

Esto que algunos ven como un paso firme y necesario, yo lo veo como lo que es. La monetización es un fraude y una usurpación al ahorrador (rentista), del inversor extranjero, y lo que es peor, las generaciones futuras. ¿Qué porqué? Miren, uno puede decidir adoptar en la vida unas pautas civilizadas y contraponerlas a unos modales infectos (en todos los aspectos de la vida, también en la economía). Si se opta por lo segundo, eso quedará en la retina del inversor.

Una vez leí de un sabio que la rectitud, como el rigor, no debe dejar espacio a la transigencia, sobre todo con uno mismo. Pues sepan ustedes que monetizar es transigir. Y por lo tanto, lo contrario del rigor. ¿Invertirían ustedes sus ahorros en un emisor poco riguroso?

Aparentemente, se habría conseguido por esta vía alcanzar la tan ansiada mutualización de la deuda (porque aunque sean los diferentes bancos nacionales los encargados de llevar a cabo tal operación, los bancos privados comerciales de la región no va a faltar a la cita). Ésta no es la vía para la mutualización. Me gustaba más la que teníamos antes del anuncio del QE de Draghi. La que no monetizaba. La que entregaba liquidez por reformas. Y en la que el EUR se fortalecía como consecuencia de lo anterior. El resultado estaba viniendo. Miren sino la evolución de las primas de riesgo antes del QE. Todo eso nos llevaba (de forma acelerada) a la mutualización para siempre (no a la mutualización temporal a la que asistimos). ¿Exagero? Ya me lo dirán cuando en 2015 las deudas vuelvan a crecer un 4%-5% en todos los países, y en 2015, y en 2017, etc.…

No obstante, olvídense de esta última parte (quizás) más ideológica. Quédense con los datos que les he reportado al inicio. Eso debe tener implicaciones a nivel de activos (equity, bonos y divisa). Todo bien detallado en nuestro último documento de Opinión Corporativa de abril.

Todo, cortesía de nuestro Aquiles particular en ésta, nuestra epopeya europea, nuestra Ilíada que, como entonces,  ha de ser utilizada a modo de fundamento de la pedagogía.

Saludos

Sus reflexiones nos dan qué pensar. Todos tenemos la palabra.

 
  1. en respuesta a Alcayotico
    -
    #2
    08/04/15 18:08

    La represión financiera hace que paguen justos por pecadores, pobres por ricos,,,etc

  2. #1
    05/04/15 17:47

    Buenos días.Vengo leyendo su blog, pero participo poco porque mis conocimientos en economía son pocos.
    Entiendo que van a imprimir billetes de euro en cantidades enormes y que los intereses bajarán.
    ¿Cómo afectará esto a los consumidores?
    ¿Más subida de precios en la cesta de la compra, electricidad, etc con el mismo sueldo o pensión nominal?
    ¿Otra oleada de españoles que tendrá que elegir entre comer o pagar la hipoteca,aunque trabajen?

    ¿Otra tanda de inmuebles hipotecados a subasta?

    ¿Perjudicará a los ahorradores, cuyo capital perderá valor y obtendrá aún menos remuneración en depósitos a plazo fijo?

    ¿Beneficiará a los que están hipotecados porque (los que puedan) devolverán un dinero cuyo valor real ha disminuido respecto del que recibieron?

    ¿Beneficiará a los que tienen inmuebles porque su valor subirá o hay tantos inmuebles que su precio no subirá a pesar de la pérdida de valor del euro?

    Recuerdo que el Sr Llinares, al que también leo,ya decía que:
    Cuanto antes se le haga ver a la gente la estafa de los papelitos de colores impresos de forma compulsiva, antes acabaremos con este mundo de podredumbre y corrupción. El problema principal de hoy en día es que los mismos ladrones imprimen más dinero o emiten más deuda para poder robar cantidades que serían imposibles de robar si hubiera un dinero que no se puede reproducir de la nada.
    Lo decía en "Carta abierta a Don Amancio Ortega"

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar