5
Este contenido tiene casi 11 años

Hace unos días, comencé con los tramirtes y todo el papeleo correspondiente al fallcimiento de un familiar. Dejando de lado el drama que ellos supone, y todo lo que puede envolver a un fallecimiento, yo, trabajando en el sector, me pregunto. ¿Uno no se puede morir tranquilo? Pues no, la de "marrones" que dejas detras es increible.
Despues de una conversacion con Jorudu y Avante, este ultimo me dijo "Eso hay que publicarlo, hay que dejar constancia de ello".
El pasado día 22 deje en el blog, mi particular homenaje a Jaime, fallecido el 22/10/2010 en un accidente de moto. Jaime era el marido de mi prima hermana. En un momento dado  me piden ayuda para tramitar todos los papeles que podamos llevar. A lo que accedo gustoso. Sobre todo para descargar de este tedioso trabajo a la familia, y porque desde hace ya un tiempo, asesoro a la Guardia Civil en materia de seguros. Gremio al que pertenecia mi primo politico.
Cuando localizo la compañia en la cual tenia el seguro de la moto, resulta ser L´Equité, que opera a traves de AMV, cuando llamo para dar el parte de siniestro, me preguntan que ha pasado. y digo TEXTUALMENTE "Soy el primo de la viuda del asegurado, que falleció en el accidente" a lo que la tele operadora me responde "¿Cual es el nombre del MUERTO?", despues de unos segundos, le pido un poco de respeto, a lo que respondio ella recriminandome "¿Pero está muerto o no?", despues de los gritos pertinentes, me cambiaron de operadora, la cual, se dusculpó, y ahora si todo a pedir de boca. Una chica comprensiva, educada, incluso diria de trato familiar.
El problema viene cuando a la semana me llaman del departamento de siniestros de L´Equité, desculego y me piden por D. Jaime C M. A lo que le contestos, que no soy yo, le digo que soy primo de la viuda, y el que está tramitando todo el siniestro, puesto que Jaime ha fallecido en dicho accidente. Lo increible de la situacion es que el "señor" que habia al otro lado del aparato me soltó así sin previo aviso "Pues yo tengo que hablar con Jaime". Evidentemente mi silencio y posterior "insulto" (Lo siento pero no lo pude evitar) Hicieron que reaccionara.

Me pregunto,

¿no somos profesionales del sector?
¿Tanto se han acostumbrado ciertas compañias de gestion a traves del telefono, que ya no tienen en cuenta el factor humano?
 

Aqui solo dejo estas "anecdotas", que no hacen más que empequeñecer a nuestro sector.
Como siempre, os pido que participeis en el blog, y acpeto como siempre, criticas constructicas, opiniones y anecdotas.

Como siempre a vuestra disposicion y un placer.

 

  1. en respuesta a Cajero malencarado
    -
    #5
    23/11/10 13:45

    La verdad, rebuscado es, pero bueno, aunque te pares un momento a pensarlo, se saca facil. Tambien es posible que a mi me afecte más por ser familiar del fallecido.
    Pero bueno, es lo que nos toca vivir a todos.

  2. en respuesta a temperatione
    -
    #4
    22/11/10 09:09

    El problema, yo estoy en mallorca, L´Equité tiene unicamente servicio telefonico, AMV solo es la correduria.
    Pero te digo, si es algo que a mi me ha dejado, cuanto menos, sorprendido.

  3. #3
    22/11/10 00:21

    El burofax es un gran invento.

  4. #2
    20/11/10 22:07

    Me he sorprendido mucho con lo que has escrito. Yo la verdad es que intentaría haber hablado en persona para tratar un tema como este ya que no estamos hablando precisamente de un cambio de portabilidad.

    Un saludo.

  5. #1
    20/11/10 21:08

    Quizás me vaya por otros derroteros, pero quiero dejar un comentario:

    La verdad es que decir "primo de la viuda" se me hace enrevesado (más práctico decir familiar del difunto aunque no se ajuste en sentido estricto.) Tengo que pensar un momentito para darme cuenta de lo que estás hablando.

    Entiendo que un primer momento de confusión de los teleoperadores tenga un pase, pero ese que quiere hablar con el fallecido es de nota. También el tema de los eufemismos da para hablar: muerto-fallecido, dar a luz-parir, larga y dura enfermedad-cancer, embarazo-preñez, etc.

    A lo largo de mis años, me he dado cuenta que entre otras cosas, como una asignatura de economía en el colegio, etc, necesitamos tratar con más naturalidad de la muerte y sus consecuencias y ser educados desde pequeñitos para poder enfrentarnos correctamente a ella y todos estos aspectos secundarios como el que has tenido que vivir tú. En definitiva: Poder hablar de la muerte con mayor naturalidad y prepararnos para la muerte de los seres queridos, tanto de padres o de hijos o la propia.

    A estos teleoperadores no les vendría mal una clase sobre ello.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar