Entrevista Albert Millan (@albertrjf)

Después de algún tiempo ausentes, volvemos con una de las secciones que más os gusta del blog,  en esta ocasión tenemos el placer de tener con nosotros a, Albert Millan. A lo largo de la entrevista tendréis la oportunidad de saber más de él, aunque para la comunidad financiera de tuiter es de sobra conocido por sus detallados análisis de empresas.

Como es habitual en esta sección hablaremos de todo: profundizaremos más sobre su persona, éxitos y fracasos, filosofía de inversión con la que más se identifica y qué pensamientos tiene para lo que queda de 2020 y el próximo año.

 

Muchas gracias por tu tiempo y por compartir tus experiencias y tus ideas con nosotros Albert, es un placer poder hablar contigo de inversión, economía, bolsa y otras tantas cosas; despegamos....

 

  • Háblanos sobre ti. ¿Quién es Albert Millan? Estudios, trayectoria, a que te dedicas.

 

Me llamo Albert Millan y soy de Barcelona. Estudié matemáticas en la Universitat de Barcelona, con una especialización en economía y, como me llamó más esta faceta, pero no tenía claro a qué me quería dedicar, empecé a trabajar en el sector financiero como consultor (Deloitte). Viví en Madrid casi 2 años durante esta etapa por un proyecto; tras estos dos años, pasé a trabajar para una entidad financiera, donde me dedico a realizar Credit Portfolio Management.

 

  • ¿Cómo surgió el interés por la inversión? ¿Con que tipo de estrategia te identificas o te sientes más cómodo?

 

La inversión aúna varíos de los puntos que siempre han formado parte de mi personalidad y aficiones, como el análisis, la curiosidad, interés en el mundo empresarial, posibilidad de crecimiento y mejora de vida…

Me identifico con el value clásico y el espíritu contrarian, puesto que es la filosofía que veo más coherente en visión y estrategia: el mercado, en tanto que formado por personas, es irracional a corto plazo, y valor y precio siempre deben converger a largo plazo. Intento huir de las modas y buscar oportunidades entre los sectores y empresas con peor sentimiento inversor.

 

  • ¿Cuál fue tu primera inversión? ¿Cuál fue el resultado?

 

Mi primera inversión fue en 2017, con la OPA de Abertis por parte de ACS/Atlantia. Compré con los primeros rumores, sobre los 15€/s, y vendí ya al precio de OPA (18.3€/s), por lo que obtuve una rentabilidad del ~20% en algo más de un año.

 

  • ¿Tu mayor éxito como inversor? ¿Y fracaso?

 

Por suerte, mis mayores fracasos, en materia de inversión, se concentran al inicio de mi andadura: compré varios chicharros (como ejemplo, Amper), que aunque con buenos fundamentales, tienen cotizaciones totalmente manipuladas por las manos fuertes, y otras trampas como Santander (sí, yo también caí). Casi todos se encuentran en el mercado Español.

En lo que se refiere a mis éxitos, algunos de los más recientes son la compra (anunciada) de KB Financial Group (~25$/s), demostrando que no todo el sector bancario está condenado, si no únicamente el ultraregulado entorno occidental, o ACS (11.6€/s, ya más que dobladas) y Orpea, un negocio fantástico que nunca se pone a precio, donde saqué rentabilidad más baja pero con seguridad altísima (74€/s, vendidas a 108€/s).

 

  • ¿Cuáles son tus valores nacionales favoritos? ¿Y extranjeros? ¿Por qué?

 

Aunque hay que escoger bien, porque es cierto que hay mucha morralla, existen grandísimas empresas en nuestro país. Mis valores nacionales preferidos son ACS, Catalana Occidente y Cie Automotive. Me llaman la atención por su impecable gestión y remuneración al accionista.

En cuanto a inversión en valores extranjeros, sin duda, mi posición de más calidad es Alibaba. Me gustan mucho otras como Intel o Pax Global Technology, a las que veo mucho potencial. En el caso de estas 3, destacaría su infravaloración respecto a comparables, y los vientos de cola en sus negocios.

 

  • ¿Qué cinco indicadores económicos o características valoras o le pides a una acción para incorporarla a tu cartera?

 

Tienen mucho peso para mi algunos factores cualitativos, como que existan vientos de cola para el sector, que la dirección tenga claro cómo ejecutar y aprovechar esta tendencia, y que trate bien al accionista.

En cuanto a aspectos más cuantitativos, doy mucha importancia al precio y el margen de seguridad. Aunque, como a todos, me gusta y valoro mucho el crecimiento, este es condición necesaria pero no suficiente: no quiero negocios que crecen mucho pero sin perspectiva de ganar dinero o que operan en mercados de winner takes all, donde más que inversiones se realizan apuestas (algún ejemplo de los últimos años son las compañías de delivery). Aprovecho para romper una lanza a favor de un indicador cásico que ahora mismo es muy odiado, creo que por incomprendido, como es el PER, que nos puede dar mucha información.

 

  • ¿Qué estás leyendo actualmente?

 

Los últimos dos libros que he leído son Sapiens y El misterio de la habitación 622 y, ahora mismo, estoy leyendo un clásico de la inversión: Security analysis, de Ben Graham.

 

  • ¿Cuáles son tus libros de inversión favoritos? ¿Por qué?

 

El libro que recomiendo siempre que me piden opinión es “Las cinco reglas para invertir en acciones con éxito: Guía Morningstar para crear riqueza y batir al mercado”, de Pat Dorsey. Una explicación detallada de varios indicadores que sirven para analizar las distintas áreas de una empresa. Es una buena introducción para aquellos profanos en contabilidad que quieren adquirir una base.

También he disfrutado la lectura de “Invirtiendo a largo plazo”, de Francisco García Paramés, aunque de un estilo muy distinto, y más narrativo que técnico, por el sesgo personal que tengo hacía él: es mi gestor preferido. Me parece que tiene muchas de las cualidades del inversor ideal, y una mente muy clara, aunque en su último proyecto (Cobas) sus resultados estén siendo muy pobres.

 

  • El 2018 fue un año bastante malo para los mercados mundiales y en especial para el Ibex, el 2019 ha sido el año de la recuperación, ¿Cómo ves el 2020 con COVID y tras pasar la pandemia?

 

El COVID va a ser un potente catalizador en ambos sentidos: se han cubierto años de trayecto para el mundo digital (e-commerce, conectividad, servicios online…), beneficiando a algunas empresas, y enterrando definitivamente a otros. Aparecen opciones sobre las que, aunque con viento de cola, existe euforia desmedida, dando lugar a valoraciones ridículas (en general, cualquier negocio online “as a service” recibe valoraciones astronómicas, e.g. ZOOM), trampas de valor, que parecen baratas pero no creo que ofrezcan grandes rentabilidades (aerolíneas, por ejemplo) y luego, beneficiadas con valoraciones razonables (e.g, Alibaba, Facebook). Otras opciones estaban, y siguen estando, muy baratas (sector energía).

 

  • ¿Qué consejo le darías a alguien que se inicia como inversor?

 

Solo el paso de decidirse a invertir ya es un gran qué. Recomendaría, aun a riesgo de caer en un tópico FORMACIÓN, y que no se siga a ciegas a supuestos gurús. El estilo de inversión es un tema muy personal, y hay que estar convencido al 100% de una estrategia, para que cuando se tuerzan las cosas (y se van a torcer) tengamos el estómago para aguantar, ampliar, o vender si ha cambiado la tesis, y no cometer errores muy costosos a largo plazo.

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar