Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

En la primera entrada tratamos de encasillarnos como inversores, conociéndonos mejor, identificando nuestro perfil de riesgo y con qué nivel de exposición nos sentíamos a gusto. A continuación, hablamos sobre los distintos productos de inversión que existen: renta variable o fija, corto o largo plazo, productos para novatos y expertos, y en esta tercera parte vamos a hablar sobre la bolsa, ¿Qué es y en qué consiste?

 

¿QUÉ ES LA BOLSA?

 

La Bolsa es un mercado financiero en el cual tiene lugar la compraventa de acciones y obligaciones. El precio se salida es público, también llamado cotización o cambio, que después de su salida cambia de valor en base a la oferta y la demanda.

 

La bolsa es el lugar al que acuden las empresas en busca de financiación para afrontar distintos proyectos y conseguir sus objetivos. Por otra parte, es el escenario ideal para que los inversores busquen rentabilidad para sus ahorros. A continuación, vamos a detallar los diferentes mercados que podemos encontrar en bolsa:

 

  • Mercado primario de acciones: Este es el lugar en el que aparecen por primera vez las acciones, ya sea a través de una salida a bolsa de una empresa que pasa a ser cotizada o mediante una ampliación de capital, aumentando el número de acciones en circulación.

 

  • Mercado secundario de acciones: Aquí tiene lugar el grueso del volumen de operaciones en la Bolsa, es aquí donde los inversores compran y venden acciones que ya estaban en circulación.

 

 

¿POR QUÉ COTIZAR EN BOLSA?

 

Principalmente las empresas que salen a bolsa lo hacen con el objetivo de conseguir financiación, las principales ventajas que presenta la bolsa, frente a otras alternativas, para obtener dinero son las siguientes:

 

  • Reconocimiento e imagen de marca: Cotizar en bolsa es sinónimo de prestigio y transparencia.

 

  • Financiación propia: A las compañías les es fácil encontrar una fuente de financiación gracias a la ampliación de capital o al proceso de salida a bolsa.

 

  • Valoración objetiva: Las acciones sirven de barómetro de la compañía, si suben significara que sus resultados son buenos y sus perspectivas de futuro son positivas y viceversa.

 

También existen ventajas para el inversor, tales como:

 

  • Protección de la inversión: Las empresas cotizadas han pasado por una serie de procesos para ofrecer garantías al inversor.

 

  • Transparencia: El inversor sabrá en todo momento el devenir de la empresa en la que está invirtiendo.

 

  • Liquidez: Se trata de un activo financiero bastante liquido en relación con otros productos de inversión puesto que resulta relativamente sencillo recuperar lo invertido.

 

Aunque debemos tener presentes los riesgos inherentes a la bolsa:

 

  • Riesgo de mercado: Como ya comentamos el mes pasado, la bolsa se trata de un mercado de renta variable, por lo tanto, las acciones que cotizan en bolsa varían de precio en base a la oferta y a la demanda. Por eso, igual que puedes obtener beneficios, tu inversión puede sufrir pérdidas si el precio de las acciones cae.

 

  • Riesgo de liquidez: A pesar de que las acciones son un activo bastante líquido, existe la posibilidad de que en el momento en el que quieras desinvertir el precio de mercado no cubra el precio al que has comprado y tengas que mantener la inversión o venderla a un precio inferior.

 

¿CÓMO OPERAR EN BOLSA?

 

No todo el mundo tiene la posibilidad de comprar y vender acciones, puesto que es necesario tener una licencia que permita realizar operaciones de corretaje financiero. Por ese motivo, los inversores particulares lo hacen a través de un bróker (Self Bank, Interactive Brokers, ING o Renta 4), que hará de intermediario entre comprador y vendedor a cambio de una serie de comisiones. En lo referente a las comisiones, las podemos clasificar de la siguiente manera:

 

  • Comisión de compra-venta: Coste a pagar cuando se realizan operaciones de compra o venta con las acciones suele depender del mercado en el que se opere y del bróker. Incluye la comisión del bróker y el canon de contratación de la Bolsa.

 

  • Comisión de custodia: Coste que cobra el bróker por hacer de depositario de las acciones, es decir, por mantener las acciones del inversor en cartera. Depende del bróker, los hay que no cobran por este servicio y los hay que aplican una comisión dependiendo del número de operaciones que se hayan realizado.

 

¿DÓNDE INVERTIR?

 

Las acciones de las distintas empresas cotizan en diferentes índices bursátiles. Los índices son un grupo de valores que se utilizan como representación de la evolución de un país, por ese motivo podemos decir que el índice bursátil sirve como medidor de la economía del país que representa. Si hablamos de España, el índice recibe el nombre de Ibex 35.

 

El Ibex 35 agrupa las treinta y cinco empresas españolas más importantes por capitalización bursátil. En estados unidos tienen el Dow Jones formado por 30 empresas o el S&P500 formado por las 500 principales empresas del NYSE.

 

CONSEJOS A LA HORA DE OPERAR EN BOLSA

 

A partir de estas nociones básicas, esperamos que se haya entendido qué es la bolsa, como funciona y podáis animaros a realizar las primeras inversiones para poder así sacar un rendimiento a vuestros ahorros.

 

Para acabar, nos gustaría despedirnos con unos pequeños consejos a tener en cuenta antes de salir al mercado bursátil:

 

  • Crea un hábito de ahorro: Para poder invertir es necesario ahorrar. Es difícil pero no imposible, si generamos un hábito, aunque sea ahorrando una cantidad pequeña, conseguiremos alcanzar nuestros objetivos.

 

  • Implícate en tus inversiones: La buena inversión siempre va a requerir tu participación e implicación a la hora de tomar decisiones.

 

  • Ten claros tus límites: Tal y como exploramos en la primera entrada de esta sección, no todos somos iguales. Unos están dispuestos a exponerse a menos riesgos y otros buscarán mejores rentabilidades. Tu perfil de inversores clave para saber en qué activos invertir.

 

  • Si no estás seguro, no te arriesgues: Antes de invertir tus ahorros en cualquier tipo de activo, piensa en los riesgos a los que expones tu dinero. Si no te sientes cómodo, seguramente es mejor que no inviertas.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar