Perspectivas macro, los buenos no son tan buenos, ni los malos son tan malos

Parece que en estos días que nos ataca un nuevo virus mortal y asesino, llamado Covid-19 el mundo se va a la mierda. Sería sensato pensar que debemos hacernos con armas, prepararnos para la escasez de productos, medicinas y materias primas, enfrentarnos unos a otros por la supervivencia más elemental y luchar contra el destino de la humanidad, cual distopía hollywodiense digna de Oscar.

Pero como siempre escribo en la mayoría de mis artículos, tomemos perspectiva de la situación y elijamos nuestras armas con sapiencia. Existe, gracias a Warren Buffett, un dicho en la comunidad Value que reza, “se codicioso cuando los demás sean temerosos, y se temeroso cuando los demás sean codiciosos” y llegado el momento parece que Gordon Gekko también tiene su protagonismo, con su célebre frase “la codicia es buena, ahora parece que es legal” pues bien, teniendo en mente a estos dos individuos con sus respectivos aportes a la inversión y el ocio en la inversión analicemos un poco que tenemos en estos momentos.

En lo referente a Mr. Market hemos vivido unas caídas que algunos personajes han tildado de “brutales” pero no lo han sido. Es cierto que mucha gente ha perdido mucho dinero, demasiado para el gusto de algunas facciones del universo de la inversión. Pero no pasa nada, forma parte de la profesión y de la actividad inversora, en ocasiones se gana y en otras ocasiones se pierde. Destacar que aquí el único responsable de perder el capital invertido es el propio inversor, acudir al mundo de la inversión sin unos mínimos conocimientos financieros es equivalente a entrar en un laboratorio donde se está manipulano Ébola, Covid-19, Antrax… en bañador y chancletas. De hecho uno de los elementos que más me gusta de trabajar en los mercados es lo Darwinianos que son, un despistado que no tiene conocimientos pierde su dinero con rapidez, mientras que los hábiles inversores lo ganan a la misma velocidad.

Entremos un poco en materia, qué está ocurriendo en nuestro selectivo, el querido y odiado Ibex 35.

 

Pues la parte de análisis técnico es bastante ilustrativa, cualquiera puede tirar líneas dicho sea de paso, pero tomar la acción y operarlas sin titubear es lo una actividad digna de los más valientes traders, hasta ahora, y lo digo con plena sinceridad, son líneas tiradas allá por 2018, que “oh surprise” se han cumplido, bueno todo se cumple hasta que deja de cumplirse. Por lo que partiendo de esa premisa y algo que debería ocurrir (o al menos así lo creo) es que nuestro índice se dé la vuelta y empiece a recuperar el terreno perdido. Los indicadores técnicos como el RSI y MACD nos parecen indicar todo en este sentido, una zona de sobreventa muy fuerte y una zona por debajo de 0 que hemos visto anteriormente antes de que el mercado se diese la vuelta con fuerza.

Mirando los índices del otro lado del Atlántico nos encontramos una situación idéntica, con una salvedad, DJ y S&P están haciendo los mismo dibujos técnicos, pero allí estamos en plena campaña electoral y la Fed ha decidido esta misma semana reducir los tipos de interés, lo que me lleva a pensar que, al menos antes de las elecciones de noviembre, no tendremos unas caídas imposibles de recuperar.

Volviendo a las palabras de Buffet parece que la gente está siendo temerosa y que el miedo se ha adueñado del mercado, eso me lleva a inferir que a lo mejor es momento de comprar, comprar activos decentes, inelásticos y con un wide moat capaz de resistir un cambio brusco en la macroeconomía.

Nadie sabe qué ocurrirá, pero es muy sensato pensar que al construirnos unas cartera de activos robusta y crearnos una línea de liquidez estable y recurrente podremos enfrentarnos a cualquier evolución del mercado, posicionarnos tanto en el lado largo como en el corto y extraer el dinero que Mr. Market en su esquizofrenia diaria nos ofrece.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar