Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
4 recomendaciones
Contrarian Investing

Ultimamente me pregunto si todas las ideas y conceptos con los que nos vestimos cada día son correctos o han sido tan prostituidos como el concepto de "Cisne Negro". Veamos.

Casi todos los analistas y periodistas económicos han tergiversado el concepto de "Cisne Negro". En verdad no lo han tergiversado, esa palabra no refleja bien lo que han hecho con ese concepto. Por que una cosa es tergiversar y la otra llamar blanco a lo negro o bello a lo feo. Cuando un hecho es llamado por su opuesto yo suelo entender que directamente se está mintiendo.

 

"Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad"

(Goebbels)

 

Queridos escritores, analistas, periodistas o lo que seais. Esto es un Cisne Negro según Nassim Taleb:

Un evento que tiene un gran impacto y constituye una sorpresa para el observador. Y que además, a posteriori, se racionaliza como una ocurrencia que era inevitable. 

Ni más ni menos. Yo me he leído el libro. Se que la gente no gusta de leer los libros. Pero también podéis ir a la Wikipedia y leerlo en 2 minutos. 

Vamos a analizar tan complicada frase ya que parece necesario - a la luz de como se le ha dado la vuelta como un calcetín al concepto - explicarla en detalle:

"Un evento que tiene un gran impacto"

Esto significa que descartamos noticias como que una mosca nos sobrevuele la nariz. Fácil.

"Y constituye una sorpresa para el observador"

Sorpresa significa no previsto. ¿No es difícil de entender no? Imprevisto, no pensado, no estipulado ¿ok? Pues eso sorpresa. Observador es cualquiera que emita un juicio sobre el mundo o sobre algo.

"Y que además, a posteriori, se racionaliza como una ocurrencia que era inevitable".

Algo así como decir tras el 11S, "era lógico que Bin Laden atacara la torres gemelas por que ya se veía venir cuando el ataque a la embajada americana de Kenia". 

Entonces, queridos escritores y opinadores, cuando creo que algo puede ocurrir y que podría tener un gran impacto eso no es sorpresa para mi (el observador) o para cualquiera que formule una determinada hipótesis. 

O dicho de otra forma. Si me  van a hacer una fiesta de cumpleaños sorpresa y mi novia me lo ha dicho, entonces ya no es una sorpresa. Si quieres, para quedar bien podemos decir que lo es, pero la realidad es la realidad.

Por tanto, si uno de los pilares claves del concepto de Cisne Negro es que el evento sea sorpresivo e inesperado para el observador, debemos dejar de hacer "listas de cisnes negros" o de publicar cosas como "los siguientes cisnes negros" por que ¡es un imposible!

 

Lo correcto es decir "he aquí una lista de eventos altamente improbables que pueden tener un alto impacto en nuestras vidas si suceden" (tail risks), pero jamás "he aquí la lista de Cisnes Negros" porque si el periodista o Credit Suisse hacen esa lista, ese evento ya no es sorpresivo para ellos y ya hemos recalcado que ha de ser una sorpresa e inesperado. 

Algunos argumentarán que igual no es sorpresivo para ellos (Credit Suisse) pero sí para nosotros, por tanto aunque para ellos no es un Cisne Negro para nosotros sí. Pero he aquí el error conceptual. Desde el momento en que algo desconocido para mi deja de serlo por que alguien me ha avisado, es imposible que sea un Cisne Negro por que ha perdido el factor sorpresa. Si a posteriori ocurriese ese evento no será una sorpresa. Es como que mi novia me haya advertido de que me están haciendo una fiesta sorpresa de cumpleaños. 

Ergo, ni era un Cisne Negro para Credit Suisse ni lo es ahora para mi. 

Total, que por esa extraña evolución de los conceptos y de las ideas, ahora resulta que para la amplia mayoría de medios y opinadores un Cisne Negro es un evento esperado, altamente improbable, con consecuencias graves y que además lo racionalizamos a priori, cuando un Cisne negro es un evento inesperado, altamente improbable, con consecuencias graves y que además lo racionalizamos a posteriori.

Da miedo pensar que a un concepto que aunque no es nuevo fue puesto de moda por Taleb hace poco tiempo, se le haya dado la vuelta como un calcetín.

¿Por qué miedo? Por que lo primero que pienso tras ver la perversión que se ha hecho del concepto es preguntarme que habrá ocurrido con los demás conceptos que manejamos en nuestra vida diaria. 

¿Qué hay del concepto del matrimonio monógamo? ¿Qué significó en su origen cuando se reguló  y qué significa ahora?

¿Qué hay de la democracia? ¿Qué significó en su origen y que significa ahora? ¿En su origen significó que cualquier patán podía dirigir el país?

¿Qué hay del capitalismo? Que yo sepa lo que los indignados llaman capitalismo, es más bien un sistema socialista avanzado que ha fallado (fabianismo).

Y así, un concepto tras otro deberiamos revisarlo por que la perversión de las masas puede ser infinita. Ya sabíamos que la psicología de una turba es la misma que la psicología de una piara.  

Pero tal vez no sabíamos la facilidad con la que las masas pueden pervertir las ideas y los conceptos.

Por eso, es nuestra obligación ejercitarnos cada día por entender que significan realmente las cosas y no aceptar como verdadera ninguna idea hasta que la hayamos revisado críticamente. De lo contrario corremos el riesgo de vivir en las mentiras creadas por la sociedad. 

Sigan con salud.

 

P.D. Apoya mi grupo "Ferrer Invest" en facebook. ¡Ponle un "me gusta"! Gracias ;-)

  1. en respuesta a Gaspar
    #2
    Mentor55

    En los medios de comunicación se dicen a diario muchos disparates. Por eso, para los aficionados a la bolsa, resulta muy laboriososo distinguir el grano de la paja, y a veces resulta inevitable que nos dejemos influenciar de forma errónea por informaciones carentes del mínimo rigor. Claro, llenar 60 o 80 páginas de un periódico todos los días cuesta y a veces se les va la mano.

    2 recomendaciones
  2. #1
    Gaspar

    Excelente. Yo siempre he creído que es Necesario utilizar las definiciones y conceptos correctamente, porque de otro modo se llega a conclusiones y críticas erróneas y lo que es peor, se populariza una mentira.

    ¿Por qué discutir sobre semántica? Bueno, imagine que tiene neumonía, pero cree que es sólo un resfriado fuerte. Usted, sencillamente, podría no tomar el medicamento correcto, y ciertamente esperaría que su vida vuelva a la normalidad más rápido de lo que realísticamente es posible. Kenneth Rogoff

    Hablando de definiciones, creo que la más acertada para fabianismo es: el continuo desarrollo y evolución del capitalismo hacia el socialismo según Sidney Webb.

    Estoy de acuerdo en que debemos ser críticos y escépticos con la información que recibe y con uno mismo.

    Saludos

    1 recomendaciones

4 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar