Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Son los bonos similares a las acciones? ¿Cómo se emiten y cotizan los bonos?

3 recomendaciones

No. La principal diferencia es que el accionista es el propietario de la compañía, por lo que participará de su buena o mala gestión a través de la percepción o no de dividendos y las subidas o bajadas del valor de la compañía en bolsa. Sin embargo, el bonista, como prestamista que es, solo tiene el derecho a percibir los intereses prefijados en una fechas determinadas y el nominal a su vencimiento, salvo que la situación del emisor no le permita hacer frente a esos compromisos (si la entidad que emitió el bono entra en concurso de acreedores o quiebra).

¿Cuál es el riesgo que soporta un bonista y un accionista?

El concepto de renta fija responde a la promesa que se le hace al inversor, por tanto, de recibir una serie de flujos especificados previamente. No obstante, no siempre el emisor paga esos flujos, por lo que hay que asumir que existe cierto riesgo también en este tipo de inversiones. Al riesgo de no percibir los cupones o el nominal a vencimiento se le denomina comúnmente riesgo de crédito.

En consecuencia, el perfil de riesgos de un bonista en relación a un accionista de la misma entidad es muy distinto. El comprador de un bono con un vencimiento de tres años que paga un 5% de cupón anualmente sabe exactamente los flujos que va a recibir de su inversión y en las fechas en las que lo va a recibir (cada año el 5% del nominal comprado; además, el día de vencimiento recibirá el último cupón y el 100% del nominal). La única excepción sería que el emisor incurra en impagos (quiebra o concurso). Por el contrario, un accionista de la misma sociedad que adquiere títulos a 100 euros por acción desconoce los dividendos que va a cobrar, ni siquiera sabe si los va a percibir y, además, tres años después la acción podrá estar cotizando a 20 euros o a 500. 

Por último, incluso en un escenario en que la empresa se haya precipitado hasta la quiebra, el perfil de riesgo de accionistas y bonistas difiere sustancialmente, ya que los accionistas solo percibirán algún tipo de compensación siempre que (cuando se produzca la liquidación de activos del emisor) se haya devuelto todo el nominal suscrito por los tenedores de instrumentos de renta fija (acreedores). Lo habitual en casos de quiebra empresarial es que los accionistas no perciban ninguna compensación y los bonistas sí recuperen parte (en algu-
nos casos buena parte) de su inversión.

¿Cómo se emiten y cotizan los bonos?

Los bonos se emiten y posteriormente cotizan en mercado secundario como un porcentaje de su valor nominal. Es decir, pueden emitirse o negociarse a la par, con prima o con descuento.

Un bono emitido (o negociado) a la par es aquel por el que hay que pagar el valor nominal, es decir, se emite o cotiza al 100 por ciento. Si suscribimos o adquirimos un bono cuyo nominal sea de 1.000 euros, significará que tendremos que desembolsar exactamente 1.000 euros por él.

Que una emisión salga con prima o se negocie con prima implica que habrá que pagar más que el valor nominal para sus cribir o comprar un bono. Su precio será, por tanto, superior al 100 por ciento del nominal. Un bono que se negocie el 112 por ciento cotiza con prima y tendremos que desembolsar 1.120 euros para comprar el bono de nominal 1.000.

Por último, el descuento es lo contrario a la prima. Significa que hay que pagar por un bono menos que su valor nominal. Una cotización al 96 por ciento implicaría un desembolso de 960 euros por cada 1.000 de nominal.

  1. en respuesta a Buso
    #2
    Villafrati
     Hola @zinara y @buso, estaba investigando sobre bonos corporativos (soy totalmente novato en el tema), y encontrado este hilo, me permito consultaros algunas dudas básicas:

    Por ejemplo este bono de Visa (isin US92826CAH51, https://markets.businessinsider.com/bonds/visa_incdl-notes_201717-27-bond-2027-us92826cah51), por lo que veo se emitió el 9nov17, entiendo que cada bono emitido tendría un valor inicial de 100 (¿siempre es así, no?)  y que por tanto cada tenedor del bono cobra 2,75 al año (rent = 2,75%) en concepto de intereses. Si lo aguanta hasta vencimiento en 2027 VISA (emisor) le devuelve sus 100 de principal, pero si lo prefiere lo puede traspasar en el mercado secundario que hay, ahora mismo por ejemplo le pagarían 104,72 luego si vende ganaría 4,72€ más los intereses que ya haya cobrado; por otra parte el que compra ahora ese bono a 104,72 le devolverían 100 a vencimiento (perdería) y mientras sea tenedor cobra los mismos 2,75€ al año (rentabilidad del 2,626%)

    Si todo esto es así y supiésemos con certeza que este emisor no va a quebrar, comprar uno de sus bonos hoy a digamos 90 quedando 7 años hasta el vencimiento podría ser un buen negocio (para el típico cliente que tiene una IPF en el banco al 0,5%, no es mi caso), ¿no? En 2027 habría cobrado los 100 del bono y 2,75x7=19,25 de intereses, es decir una ganancia de 29,25, equivalente a un 29,25% de rentabilidad en 7 años o echando las cuentas un 3,73% anualizado

    ¿son correctos mis planteamientos sobre el funcionamiento de este tipo de productos? Gracias y un saludo!
  2. #1
    Buso

    Los bonos son pasivo (es decir, se paga por adquirir un derecho que es el cobro de cupones) de la empresa mientras que las acciones son activo (es decir, se paga por ser propietario de parte de la empresa y participar de sus beneficios y su pérdidad, pero como decida el Consejo de Dirección que suele ser la parte mayoritaria de la Junta de Accionista).

    El mercado de bonos suele ser complejo y estrecho mientras que el de acciones cotizadas tiene un acceso sencillo y si la empresa en grande el mercado es muy líquido.

    Los bonos pagan un cupón fijo (salvo excepciones, pero en tal caso debe venir estipulado en la emisión cómo varía el cupón). Las accs. pagan un dividendo discrecional.

    Respecto al riesgo de impago, los cupones preceden a las accs. en el orden de prelación pero en caso de quiebra o similar todo es malo; es interesante la lectura de Los bonistas sénior de Popular que no huyeron con Saracho obtienen premio con el Santander, Bolsamanía (16/6/17).


3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar