Las guerrillas electorales

8
Cerró la puerta de su amplio despacho, incomodo, afectado. Aturdido se sentó en su confortable sillón y respiro hondo, ¿cómo podía salir de esta situación? Mientras meditaba alargó la mano y cogió un buen puro, a su izquierda se puso un copa de vino.
Giró hacia la ventana, mientras sorbía y le daba una calada a su habano veía el cielo azul, como volaban los pájaros, y sintió ser libre por un momento. Un constante golpeteo en su corazón le avisaba que las cosas no iban bien, revisaba en su memoria los últimos años, sus vivencias, sus momentos difíciles, sus decisiones precipitadas, el corazón le latía aun más fuerte.
Intentó levantarse, dar una vuelta por su inmenso despacho recorriendolo tranquilo pausado, necesitaba tranquilizar esa alma inquieta, ¿porque había llegado hasta esta situación?, ¿porque se dejó embaucar? Mientras andaba vió una foto.
- Ay! Jose Mari nunca me dijiste lo difícil que era esto, pensar que hace poco tiempo nos creíamos los amos del mundo, eramos la envidia de muchos incluso te atreviste a poner los pies encima de la mesa del señor del mundo.
Siguió recorriendo el despacho, sin dejar de degustar el caldo que llevaba en su copa. De repente su garganta se ahogó.
- Sois vosotros! quienes queréis arrebatarme lo que más aprecio, quienes queréis haceros con mi puesto!!
Se agitó aun más, necesitaba quitarse el nudo de la corbata sus piernas temblaban. Mientras tanto, se vió reflejado en un bonito espejo que le había regalado un antiguo amigo de facultad, y no se conocía, ¿donde estaba aquel que quería cambiar el mundo?
Se sentó, repaso los informes por enésima vez, las cuentas no cuadraban, los números no le favorecían.
Ensimismado en sus pensamientos, oyó unos pasos, eran tres que golpearon la puerta sin ningún rubor.
- Lo tenemos!! Vamos hacer arder el país!! Ahora nadie nos podrá arrebatar la victoria!!
Pobres, siempre entusiastas, ¿no entendían que había perdido ya toda esperanza? Los vió, sus viejos colegas, Juan, Ángel y Eduardo. Reflexionó ¿nadie podrá arrebatarnos la victoria?
- ¿Qué queréis decir con eso? ¿acaso habéis matado al presidente?- dijo de manera pausada, algo que siempre se le caracterizaba.
- Tenemos el anzuelo perfecto para poder apoderarnos de los votos de los mileuristas.- dijo Ángel, con su risita que siempre había odiado.
- ¿Cómo pensáis hacer creer a esos pobres infelices que podemos ayudarles? ¿No recordáis que fuimos nosotros quienes los hicimos mileuristas? ¿No recordáis que fuimos nosotros quienes les hicimos imposible acceder a una vivienda? ¿No recordáis que fuimos nosotros quienes favorecimos la baja de costes salariales para que nuestros amigos pudiesen ganar más?
- Eso no importa, lo que cuenta es el ahora, hay que intentar hacer creer a todos que este gobierno ha destruido aquello que nosotros hicimos, hay que intentar que los mileuristas no participen en las elecciones.
- Mariano, debemos dar un golpe de efecto, algo que sea imprevisible, algo que parezca que hemos improvisado en una cena tranquila.
- ¿Qué es eso que me proponéis?
- Creo que tenemos la solución. Vamos a hacer creer a la sociedad que la economía va mal, por culpa del gobierno que han sido unos ineptos, y da igual que Solbes tenga una buena reputación, vamos a lincharles. Con ello contamos ya con Federico y Pedro J. sabes que siempre te han apoyado en todo, y ahora no va a ser una excepción.
De repente, se le cambió el semblante, ¿porque no entendían que si habían llegado a esta situación justamente ha sido por el apoyo de estos dos? No quería más matones, no quería sentirse acosado por sus propios compañeros, quería por una vez hacer las cosas a su manera. Pero, ¿y si esta vez tenían razón?
-Dime Juan, ¿con que podemos atacar esta vez?
- Sabia que al final te decidirías- sonrió- propongamos a los mileuristas que vamos a eliminarles el IRPF, quedará perfecto, luego incrementaremos los demás impuestos indirectos y la gente ni se entera. Podemos conseguir según estimaciones de los 7 millones, el 30% de esos votos, lo necesario para ganar las elecciones. Luego como la economía irá mal, porque el sector inmobiliario está cayendo, decimos que ahora no es momento de eliminar recaudación. Si total ya estamos en el gobierno que más da, ni se acordaran!
Mariano tenia claro que Juan era un hombre de su más estrecha confianza. podía confiar en él, de hecho su designación como dirigente de la campaña era de las pocas decisiones que había podido tomar en todo este tiempo. Quería sentirse apoyado, vió la cara de los otros dos acompañantes, y prefirió su aprobación. Pero claro, ¿Cómo hacer creer a la sociedad que esta opción es la correcta después de oponerse de manera tan tajante al cheque-bebé? ¿Cómo despistar a la gente por las consecuencias de esta política que podría desestructurar el sistema? Suponía que de eso se encargaría Miguel, sabía que podía confiar en él.
- De acuerdo, que así sea!
Bebió de su copa, se giró de nuevo hacía el cielo azul y sonrió. Por fin, podré tener alguna posibilidad, se dijo a si mismo.

...Continuará?

¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap

  1. #8
    Anonimo
    29/11/07 13:39

    Bueno, Berbis a expresado sus opiniones, que como bien decís es su realidad y ello es subjetivo. Lo que debería hacer es lo que dice en un comentario, escribir ahora para demostrar que no es partidista de las cosas que no le gustaron del mandato de PESOE. También recordemos que existen otros partidos nuestro sistema no es bipartidistas. Que critiques al PESOE no quiere decir que seas votante del PP ni viceversa. Lo que si está claro y es mi opinión, al que hay que criticar es al partido que esta en el poder en ese momento , ya que él es el que puede y debe cambiar las cosas. Por eso yo siempre seré defensor de la oposición, no me vale que digan " esto esta mal por que antes mandaba el PP y lo hizo mal" coño pues cámbialo que para eso mandas tu ahora. Berbis esperamos tu artículo comentando que esta mal y que cambiarais del PESOE y sus secuaces (PNV; Izquierda Unida...) asi demostrarás tu imparcialidad.

  2. #7
    28/11/07 21:53

    Bueno quiero dar las gracias, en primer lugar, a Carolina por entender que el mensaje no es de izquierda y derecha, sino de apremiar aquellas ideas con las que no se está de acuerdo.

    En cuanto a los anónimos, solo me basta decir que no voy a entrar más en la polémica, que se que los temas que afectan al ámbito político tiene siempre una gran controversia. Entiendo que algunos se puedan sentir molestos por esta pequeña novela, pero hablaré desde la total imparcialidad y desde mi opinión y visión de la realidad económica del país en donde resido.

    Ya digo, este es mi ultimo comentario sobre este tema, me da igual todo lo que me critiquéis, estoy en el derecho a pronunciarme sobre cualquier tema, y a quien no le guste yo no obligo a nadie a leer mis posts. Como demócrata convencido, en ningún momento he hecho ninguna clase de censura y he creído oportuno que estos mensajes estén ahí, porque aunque sean algo tendenciosos cada uno se retrata como es, y en esta novela simplemente he retratado la realidad que yo observo día a día.

    Gracias a todos, gracias de forma especial a Carolina por su apoyo, y le digo desde aquí, que mi intención no es criticar al PP y por supuesto estaré muy pendiente de lo que haga y diga el PSOE, porque lo que a mi me motiva es la imparcialidad que me puede dar este espacio para decir aquello con lo que no estoy de acuerdo.

    Gracias a todos, y un saludo.

  3. #6
    Anonimo
    28/11/07 20:30

    Considero que no se puede cuestionar la libertad de expresión, por más que se trate de un blog que se aboca a la discusión y análisis de temas financieros. La libertad de expresión es un derecho fundamental, un derecho reconocido por la Constitución del Estado y ciertamente justifico su abordaje en tu blog Berbis, por cuanto -creo no estar lejos de la verdad- los temas políticos tienen eminentemente una connotación de tipo social y en definitiva, tendrían que permanentemente ser tratados por todos los grupos de nuestra sociedad, habida cuenta que se refieren a conceptos que tocan a las mayorías, que en algunas oportunidades, están desprotegidas.
    Yo, desde luego, no soy especialista en temas políticos, pero de todos modos considero –sin ánimo de generar polémica ni mucho menos- que siempre resulta peligrosa la concentración del poder en pocas manos o en algunos grupos económicos, porque se corre el gran riesgo de generar una especie de centinelas ideológicos del Régimen, que se sientan con el derecho de presionar para la toma de decisiones en uno ú otro sentido.
    Creo sinceramente Berbis, que tu comentario tiene algunas características de horizontalidad, democracia y fundamentalmente libertad de expresión, que desde luego no puede ser criticado tan duramente. Sin embargo y basada en el mismo principio que defiendo sobre la libertad de expresión, creo que hay que tomar las cosas con calma, ya que en definitiva, confío en tu imparcialidad y en tu punto de vista que en todo momento he admirado por su evidente tecnicismo.
    Ahora, en el marco que las críticas hay que hacerlas, pero con la mejor de las intenciones o para mejorar y nunca para destruir, yo te pediría a través de este medio que revises temas relacionados con algunas promesas incumplidas del PSOE como por ejemplo la promesa incumplida de abolir las leyes que van contra el aborto, la promesa que iba a bloquear la reforma del Código Penal y ahora lo impulsa o al menos no hace nada por ello, entre otras.
    Represento a un grupo de profesionales interesados en que nuestra Patria progrese y se ponga a la vanguardia de Europa y es por ello que apuesto por gente que como tú, siempre dirá la verdad con profesionalismo y honestidad. Yo te felicito por ello y te auguro éxitos.
    Finalmente, a ti Berbis y a tus Anónimos, les digo una frase hermosa cargada de un mensaje muy especial y que particularmente me pareció genial y que se la escuché a Zapatero: "PREFIERO JUGAR CON LAS PALABRAS, QUE GOLPEAR CON ELLAS".
    Salud, fuerza y compromiso Berbis.

  4. #5
    Anonimo
    28/11/07 12:44

    Imparcial? Una historia....toda la evidencia de verdad es muy subjetiva tuya.

  5. #4
    Anonimo
    28/11/07 12:03

    Te saludo de nuevo Berbis.

    Tan sólo indicarte que el adjetivo "cobarde" es totalmente inadecuado. Cada uno es muy libre de dar su nombre o no, siempre que exprese su opinión sin faltar a nadie; la cobardía se demuestra de otras maneras. Tu has elegido dar tu nombre y yo no, es simplemente eso, una elección libre que hay que respetar.

    Esta es una de las ocasiones en que el adjetivo "cobarde" define a quien la dice y no a quien la recibe, y deja bien clara tu falta de respeto por los demás, algo muy típico en todos los pensamientos de izquierdas: "soy muy demócrata si piensas como yo, de lo contrario te aniquilo", como hicieron los socialistas a Calvo Sotelo en el 34, lo que dió origen a la Guerra Civil.

    Y, por cierto, si queremos adjetivar, y siempre desde el respeto, hubiera sido muy faácil decir que tu texto es vacío, mal escrito, pesado de leer y, en definitiva, como dice otro anónimo, PA-TE-TI-CO.

    Hasta nunca.

  6. #3
    Anonimo
    27/11/07 16:39

    PA-TE-TI-CO

    Corto y cierro.

  7. #2
    26/11/07 11:24

    Hola anónimo,

    Primero darte las gracias por decidirte a escribir un comentario. Yo entiendo que a algunos les sorprenda que se entre en política desde algunos blogs de rankia. Que decir tiene que se acerca una cita electoral y la politica más que nuca va a estar en boca de todos.

    Dicho esto, entiendo que haya muchos lectores que se puedan sentir ofendidos por la novela que relato. Ya dije en los comentarios sobre la noticia: Las guerrillas electorales que el propósito no era meterme con el PP, sino con aquellas ideas que no compartiese y creyese que no van a dar un buen resultado. Desde aquí digo tajante que también me meteré con el Psoe cuando saque alguna reforma económica con la que no comulgue, porque mi imparcialidad es lo primero.

    También em gustaría que ya que yo me presento a todos con mi nombre y fotografía, que también usted, como crítico que creo que ha sido correcta, admirable y constructiva debería darse a conocer por todos y no firmar como anónimo, no porque crea yo que puede ser de cobardes, sino porque puede dar una imagen al resto de personas que no se adecuen con su capacidad para hacer juicios de valor, al que TODOS tenemos el derecho.

    Yo no hago este blog como un movimiento de masas, ni para que me lea incluso el Para, lo hago para reflejar todo aquello que me result7a interesante. Lo mio no es hacer soflamas como muchos si hacen, en condición de periodistas, yo solo intento marcarme un tema que me gusta, investigarlo y representarlo aquí, utilizo este blog como vehículo para canalizar mis propias dudas.

    S2, y sobre todo, gracias por su aportación, no hago política, hable desde el sentido común, aquel que ese mismo personaje de la historia ha estado machacado a todos durante casi 4 años, ya es hora de que le digamos que los demás también somos gentes de bien, aunque nuestras prioridades sean otras.

  8. #1
    Anonimo
    26/11/07 10:24

    Llevo tiempo como asiduo lector de los blogs de Rankia. Es curioso que nunca había visto ningún comentario político hasta hace una semana. Desde entonces ya he leído dos. Curiosamente, los dos contra el PP.
    Esto me recuerda a las manifestaciones del "No a la guerra" (qué pasa ahora con la de Afganistán?) y todos las demás actuaciones de los titiriteros (perdón por la comparación) antes de las elecciones pasadas. Es muy de izquierdas eso de querer contribuir desde cualquier ámbito a la "derrota del enemigo".
    Creo que lo más sensato sería dejar la política a los políticos y dedicarnos a lo nuestro. Tal y como dije a Rebuzner, hay "asuntos de los que la razón no entiende" y uno de ellos es la política. Por ello, y aunque no debiera ser así, es posible que la gente que te leía y no comulgue con tus ideas políticas, deje de seguirte. Saludos.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar