Las familias pagan 50 veces más impuestos que las grandes empresas

2

Intermón Oxfam en su lucha contra la pobreza y las desigualdades, ha elaborado un informe con el que pretende mostrar a la sociedad las desigualdades que existen en todo el mundo y, especialmente, pone su enfoque en España.

Intermón Oxfam

Según el informe de Intermón Oxfam, en España, las grandes fortunas han tenido acceso a diferentes normativas y mecanismos a través de los que ha conseguido tributar a tipos impositivos casi nulos mientras las familias "normales" han estado pagando la totalidad de sus impuestos.

La recaudación en España

La capacidad recaudatoria del sistema tributario español es muy baja, inferior a la de los países de la Unión Europea y de la OCDE, aun teniendo unos tipos marginales impositivos del IS, IVA e IRPF elevados. Esto es debido a que mientras los ciudadanos con rentas más bajas cumplen con sus obligaciones tributarias, otros aprovechan la multitud de vías de escape que existen en el sistema para no pagar impuestos o pagar los menos posibles.

Estas grietas que existen en el sistema tributario Español, son aprovechadas generalmente por las grandes fortunas y empresas.

La capacidad de recaudación de un Estado se mide por la presión fiscal que ejerce. La presión fiscal se calcula como el total de impuestos recaudados como porcentaje del PIB. La capacidad recaudatoria en España ha estado siempre por debajo de la media europea, en 2012, España recaudó un 7% menos que la media europea

Aunque las reformas de los últimos años hayan situado los tipos marginales, como ya hemos comentado, por encima de la media europea, España es el país de la Zona Euro en el que cayó en mayor medida la presión fiscal entre los años 2007 y 2011, con un descenso del 5,4%.

¿Cómo puede ser que suban los tipos pero baje la recaudación?

El desplome de la recaudación tuvo lugar en los años 2008 y 2009. Hubo algunos impuestos como el IVA y el IRPF disminuyeron su recaudación debido al impacto de la crisis. Por su parte el Impuesto sobre el Patrimonio fue eliminado en 2008 y recuperado más tarde para los años 2012 y 2013, aunque se ha prorrogado para 2014.

Por su parte el Impuesto de Sociedades fue el impuesto en el que se registró un mayor descenso. En parte este descenso fue debido a la crisis y la destrucción de empresas pero, también hay que tener en cuenta que en 2007 entró en vigor la reducción del tipo impositivo pasando a ser del 30% en vez del 35%.

Mientras que la economía descendió un 0,5% entre los años 2007 y 2010, la recaudación del Impuesto de Sociedades cayó un 64%

¿Qué mecanismos utilizaron las empresas para eludir el IS entre 2008 y 2012?

Las empresas han utilizado deducciones y ventajas fiscales con tal de pagar lo mínimo por el IS. Los mecanismos que utilizaron son:

  • Deducción de gastos financieros: entre los años 2008 y 2012, no había límite para la aplicación de esta deducción.
  • Libertad de amortizaciones: en el año 2010 se aprobó dicha libertad sin ningún tipo de requisito con la intención de evitar la fuga de empresas que estaba teniendo lugar.
  • Compensación de pérdidas: consiste en jugar con los ingresos y los gastos, generados correcta o artificialmente, de manera que resulten en pérdidas para que la empresa no deba pagar y, además, dichas pérdidas serían compensables durante los años siguientes.

Privilegios para las grandes fortunas

El sistema tributario español permite que personas con patrimonio individual y rentas elevadas -no procedentes del trabajo por cuenta ajena- apenas paguen impuestos, encauzando su consumo a través de sociedades y acumulando un capital que raramente tributa al tipo nominal que le correspondería. 

A continuación, vamos a recoger en una tabla los diferentes tipos marginales en función del colectivo y lo compararemos con el tipo efectivo.

Colectivo Tipo Marginal Tipo Efectivo Mecanismo
Grandes fortunas 52% 1%

Eliminación Impuesto sobre el Patrimonio.

Inversión en SICAV.

Grandes empresas 30% 17% Aplicación de exenciones
Pymes 25% 17%

Aplicación de exenciones

Multinacionales 30% 3,5% Aplicación de exenciones
Inversiones extranjeras 30% 0% Empresas de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE)

 

Del total de la recaudación, las familias aportan el 90%, y las empresas el 10% restante. Las grandes empresas, menos del 2%. Con lo que, las familias aportan casi 50 veces más que las grandes empresas. Por tanto, es normal que aparezca la siguiente duda:
 

Tanto tienes, ¿tanto pagas?

  1. #2
    31/05/14 11:44

    Ya lo decía el abuelo Buffet: "Claro que hay lucha de clases, y la mía va ganando"
    El trabajo ya no sirve para repartir riqueza, de momento sólo para subsistir (si lo tienes). En el momento en que por seguir sangrando a los trabajadores el trabajo no sirva ni para subsistir, el sistema colapsará.

    Vamos a llegar a un colapso similar al del comunismo en la URSS en teoría por el camino opuesto, cuando el trabajo no se incentiva y se premia, todo el mundo va a hacer lo mínimo y a esforzarse lo mínimo.

    Sin embargo esto puede llevar muchos años, porque aún hay mucha diferencia entre países ricos y pobres, y las grandes empresas explotan eso.

    El capital puede acceder a mano de obra casi gratis deslocalizando la fabricación y/o el diseño. El consumo de los países desarrollados irá disminuyendo a consecuencia de esto, pero a las empresas no les preocupa pues pueden empezar a exportar a los países en desarrollo que se enriquecen al ser la fábrica del mundo y pasan a tener clase media.

    El mundo tenderá a uniformizarse con clases medias/bajas que llegan al nivel de subsistencia en todos los países y grandes corporaciones que acumulen casi todo el capital mundial.
    Acabaremos con la mayor parte de la población semiesclavizada para poder comer (aunque ya casi ningún país pasará hambre) y con una élite que lo tenga todo, hasta el control de los ejércitos.

    Digamos que no habrá primer, segundo y tercer mundo, sino segundo mundo en todas partes con zonas exclusivas y de acceso restringido para que las élites se solacen.

    Parece una novela de Aldous Huxley, pero creo que es hacia donde vamos salvo que se produzca algún avance tecnológico realmente revolucionario (por ejemplo energía casi gratis por fusión nuclear, aunque veo más fácil que me toque la primitiva esta semana a que vaya a ver esto de la energía gratis por fusión nuclear)

  2. #1
    31/05/14 08:36

    Estimado Ciro:

    Permiteme que discrpe con el titulo y la realidad impositiva.

    no quiero entrar en demagogia sino en la aclaracion de conceptos pues muchas veces se crean malas interpretaciones por el uso del lenguaje.

    La realidad impositiva es que las empresas no pagan impuestos, ya que estas repercuten todo en el precio y por ende es el consumidor el que corre con todo siempre. Si una empresa acabase pagando impuestos es o bien porque se usa de pantalla para evadir cargas fiscales de otra empresa, pues de lo contrario indicaria que esta en perdidas y una empresa en perdidas suele cerrar.

    Aclarado el primer termino habria que ir al segundo si las empresas contribuyen como deben con sus beneficios al estado de bienestar y es en este apartado donde se ve un estrepitosos fracaso, por unas normas que las hacen los politicos y que permiten que las sociedades juridicas no paguen lo que les corresponde por los beneficios que tienen.

    Es dentro de este contexto donde existe una enorme dejadez por parte del actual y los anteriores gobiernos. Y en ese sentido debemos de decir que todo nuestro sistema tributario no esta acorde a los tiempos de la globalizacion y necesita una urgente reforma.

    Con 6 millones de parados y con un 70% de mileuristas no se puede seguir gravando el trabajo, pues se desincentiva este. Y es por ello que lo que hay que gravar es la produccion y el consumo. Pues el actual sisema economico se basa en el consumo. Al mismo tiempo que se hace esto es necesario dotar a quien no tiene ingresos de recursos para que puedan subsitir en un sistema social donde cualquier iniciativa empresarial suele requerir de un enorme capital.

    un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar